Asesoramiento en Inversiones

Asesoramiento: La represión financiera y Feelcapital

Somos especialistas en asesorar en fondos

El modelo de asesoramiento busca el que cada uno de nuestros clientes tenga su propia cartera y que esta cartera responda a todas las necesidades financieras y de inversión. La represión financiera comienza como consecuencia de una larga crisis que no se soluciona solo con tomar medidas de ahorro y control del gasto.

La represión financiera consiste en que los tipos de interés libres de riesgo se sitúan en niveles de cero o incluso en tipos negativos (más de 6 países europeos ya tienen tipos de interés negativos) y, por lo tanto, el inversor tiene que asumir riesgo para poder obtener rentabilidad en sus inversiones. Algo a lo que no están acostumbrados los ahorradores españoles después de haber vivido más de una década sin asesoramiento y con tipos de interés extratipados, es decir, que los bancos pagaban intereses por encima del tipo del dinero para evitar la quiebra de su balance que estaba claramente inflado.

Las entidades financieras nos han metido en un entorno de inversión que difícilmente puede estar al alcance de personas normales, que llevan toda su vida financiera fiándose de los bancos y resistiéndose a formarse. Ya les forma el banco con su banca de producto y su endose de fondos a medida de la necesidad del banco, no del inversor. Ante ello, solo podemos permitirnos decir que las cosas están cambiando. Los clientes empiezan a sufrir la represión financiera y la rentabilidad de sus inversiones se acerca más al lado negativo que a una cifra que pueden considerar suficiente para solventar su futuro económico.

El asesoramiento en fondos automático

¿Qué hacemos ante esto? Claramente el futuro de la inversión es el cambio necesario para que cada uno de los inversores sepa dónde está su cartera y qué puede pedir de ella. El futuro ha llegado y las herramientas de asesoramiento financiero automático van a traer un cambio en la industria que provocará que no la conozcamos en su nueva versión, ni siquiera los más antiguos partícipes. Estos cambios tecnológicos, a los que también se unirán los cambios regulatorios, permitirán que cada uno de los inversores conozca y gestione su dinero como un profesional, que sepa los riesgos que le rodean y que le pueden afectar; y además será partícipe constante de los sentimientos del mercado, que pueden hacer que sus inversiones se muevan en una u otra dirección.

El cambio ha llegado. El conocerte a ti mismo, el no tener miedo a la inversión, las ventajas fiscales, la trasparencia de la información y, sobre todo el no sentirse alejado de tu futuro financiero dejándolo en manos de alguien que solo piensa en la cuenta de resultados de su banco, se ha acabado.

Queremos que el mundo de los fondos sea un lugar mejor para invertir y que este objetivo llegue cada vez a más inversores dispuestos a cambiar nuestro mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *