Aprovechando para comprar

Gestoras
Cartesio

Los activos de riesgo en Europa se dejan las buenas rentabilidades obtenidas en la primera mitad del año en dos meses. Cartesio Y baja un 3,1% en Septiembre y acumula una rentabilidad positiva del 3,4% en el año mientras que el Cartesio X baja un 1,7% en el mes y lleva una rentabilidad positiva del 1,2% en 2015.

Desde su inicio (31 de Marzo 2004), el Cartesio Y ha obtenido una rentabilidad anual del 6,2% (99,8% acumulada) con una volatilidad del 9,9% mientras que el Cartesio ha obtenido una rentabilidad anual del 5% (76% acumulada) con una volatilidad del 3,2%.

Un Septiembre que confirma la tendencia negativa en los activos de riesgo a nivel global.

Los datos y los temores sobre la economía china y su impacto sobre el crecimiento global se han agudizado. La corrección en bolsa ha sido mayor de la que esperábamos y creemos el mercado puede estar exagerando el impacto negativo en beneficios y actividad económica en las economías desarrolladas proveniente de la crisis en emergentes.

Es probable que el crecimiento global sea menor de los esperado hace unos meses, pero gran parte del impacto se concentra en sectores y economías específicas donde es razonable pensar algo esté ya descontado en el precio de los activos. El buen comportamiento de los mercados hasta finales de Julio y una valoración que considerábamos ajustada han sido las principales razones para reducir riesgo en la primera parte del año y para no aumentarlo durante el verano.

Tras las caídas recientes creemos que el panorama empieza a ser más propicio para aumentar riesgo, algo que ya hemos comenzado. La tendencia será la de seguir aumentando riesgo en la medida que el mercado siga corrigiendo. La posición de liquidez y el buen comportamiento de la cartera han permitido al fondo amortiguar bastante las fuertes pérdidas de la renta variable en estos dos últimos meses.

 

Buscando rentabilidad: los fondos Multi Activos Income pueden ser la respuesta

Gestoras
BNP Paribas logo

Los fondos multi activos income son una buena solución para inversores que buscan dividendos pero a la vez muestran cautela con las valoraciones en algunas clases de activos.

Adentrándonos en la búsqueda de dividendo 

Actualmente, para la obtención de un dividendo atractivo y regular, es necesario ampliar la clase de activos e incluir en las carteras títulos diferentes a los bonos gubernamentales. Para un inversor acostumbrado a  inversiones que ofrecen seguridad y liquidez, introducir una clase de activo más atractiva en términos de dividendo significa un aumento significativo del riesgo. Un fondo con enfoque multi activo, con una cartera bien diversificada que incluya clases de activos con mayor riesgo y dividendos más elevados, ofrece un dividendo regular y atractivo (entre 3 y 5% en la mayoria de los casos ) sin tomar un riesgo excesivo.

Estos fondos invierten en un amplio universo de inversión incluyendo acciones, bonos coporativos  high-yield e investment grade, Real estate listado etc… , con un proceso flexible de asignación de activos, lo que les  permite capturar las oportunidades que ofrecen esta variedad de clases de activos pudiendo reducir la volatilidad cuando los mercados aumentan el riesgo.

Fondos Multi Activos : el equilibrio de la búsqueda de dividendo con un nivel razonable de riesgo.

Bajo nuestro punto de vista, los fondos Multi-activos no deberían perseguir rentabilidad a cualquier precio, deben buscar el equilibrio entre dividendo y riesgo. La volatilidad de los retornos depende de las estrategias de inversión seleccionadas. Y deben mantener en todo momento el objetivo de generar retornos que resulten atractivos para inversores que buscan dividendos sin llevarles a una cartera concentrada en las clases de activos más volátiles.

Pensamos que los fondos flexibles multi activos  equilibran el riesgo inherente por su exposición a diversas clases de activos y están bien posicionados para generar dividendos sostenibles y atractivos.

 

INTL Beyond Bulls & Bears: Solidificar un caso en busca de alternativas líquidas

Gestoras
Franklin Templeton

David Saunders, director ejecutivo fundador de K2 Advisors, presenta una breve introducción a las alternativas líquidas y cuatro estrategias de cobertura comunes utilizadas para lograr lo que muchos pueden considerar un objetivo sorprendente: reducir el riesgo de la cartera. 

David Saunders

Director Ejecutivo Fundador

K2 Advisors

Franklin Templeton Solutions


Algunos inversores consideran un misterio los  fondos hedge, inversiones gestionadas de forma agresiva que pueden ser demasiado arriesgadas para la cartera convencional. Sin embargo, los escépticos pueden llevarse una sorpresa al descubrir que la mayoría de los gestores de  fondos hedge,  se centran en proporcionar valorización del capital con menor volatilidad que los mercados más amplios. Al fin y al cabo, el Merriam-Webster define “Hedge” como una barrera o límite, así como un objeto destinado a restringir algo, como los riesgos en una cartera, en este caso.

A pesar de los conceptos erróneos, la popularidad de los  fondos hedge, sigue creciendo. Los activos de los  fondos hedge, han aumentado de 38.000 millones de USD en 1990 a 2,8 billones de USD en 2015,[1] lo que representa un gran cambio en la asignación de activos, quizás el más significativo desde que muchos inversores comenzaron a trasladar su dinero de bonos a acciones a principios de la década de los ochenta.

Cabe señalar que no solo los inversores institucionales están cambiando activos a estrategias de cobertura, sino que los inversores individuales también se están trasladando al espacio. La llegada de estructuras de fondos de alternativas líquidas, que ofrecen estrategias de cobertura mediante un vehículo de fondos mutuos, ha contribuido a impulsar este cambio. Estas estructuras proporcionan un mayor acceso a las estrategias de cobertura y pueden ofrecer beneficios potenciales en cuanto a liquidez, comisiones y transparencia.

En términos generales, el acceso tradicional a los  fondos hedge, a través de vehículos de asignación privada solía traducirse en una menor liquidez, con periodos de reembolso restringidos a periodos de uno o tres meses. Asimismo, la visibilidad de las participaciones en la cartera (o la transparencia) era limitada. Por el contrario, las alternativas líquidas ofrecen liquidez diaria, transparencia a nivel de valores y comisiones que suelen ser menores que las relacionadas con los vehículos de  fondos hedge, tradicionales.

A diferencia de los fondos hedge,, las estrategias alternativas líquidas en Estados Unidos, por ejemplo, deben respetar los mismos requisitos legales que los fondos mutuos registrados en dicho país, compartiendo información que las colocaciones privadas no están obligadas a divulgar. Esta liquidez, flexibilidad y transparencia han convencido a un gran número de inversores para que utilicen estrategias de cobertura como complemento para carteras más tradicionales.

Últimamente se ha intensificado el interés en las estrategias de cobertura. Creo que se debe a que los inversores se están enfrentando a un dilema. Están buscando rentabilidad, pero los tipos de interés derivados de productos de renta fija suelen ser bajos, por lo que temen que los mercados de renta variable se estén acercando a un periodo de gran volatilidad. Asimismo, muchos inversores están buscando una mayor diversificación en sus carteras (es decir, una menor correlación[2] a las clases de activos tradicionales, como acciones y bonos gubernamentales). El uso de estrategias no correlacionadas en una cartera puede contribuir a allanar el camino cuando una clase de activos o estrategia concreta esté sufriendo un periodo de volatilidad. Además, los gestores de estrategias de cobertura pueden adoptar posiciones cortas que se beneficien de los declives del mercado, amortiguando así la cartera tradicional a largo plazo.

Imagen1

 

 

Renta variable a corto y largo plazo

Las estrategias de inversión de los  fondos hedge, son diversas y sus rentabilidades suelen provenir de fuentes no tradicionales. En general, pueden tratar de beneficiarse de las ineficacias del mercado, como las diferencias de precios y las discrepancias relativas entre valores como acciones y bonos, movimientos técnicos del mercado, análisis profundos de valoración fundamental y otras tendencias cuantificables o contradicciones. La mayoría de las estrategias de cobertura tratan de obtener beneficios de las ineficacias del mercado mientras intentan reducir la exposición del mercado.

Las cuatro estrategias utilizadas por los gestores de  fondos hedge, son: renta variable a corto y largo plazo, valor relativo, impulsado por acontecimientos y macro mundial.

A la hora de utilizar una estrategia de renta variable a corto y largo plazo, los gestores de los  fondos hedge,  adoptan una posición larga en una acción que prevén que superará la rentabilidad, al mismo tiempo que acortan las acciones[3] que creen que no van a superar la rentabilidad.

Un ejemplo hipotético: Si está previsto que aumenten las ventas de tabletas y que caigan las ventas de ordenadores de escritorio, un gestor de  fondos hedge, comprará acciones de una empresa que desarrolle tabletas y venderá acciones prestadas de una empresa que fabrique ordenadores de escritorio. El gestor de  fondos hedge, trata de beneficiarse del aumento previsto en ventas de tabletas, así como cualquier aumento correspondiente del precio por acción de la empresa de tabletas, a la vez que aprovecha una caída prevista de las ventas de ordenadores de escritorio y cualquier descenso resultante del precio por acción del fabricante de ordenadores. Dentro de la estrategia de renta variable a corto y largo plazo hay generalistas, especialistas en geografía, como los mercados emergentes asiáticos, y especialistas en sectores, como  fondos hedge, del sector tecnológico y del sector de servicios sanitarios. La estrategia de renta variable a corto y largo plazo suele obtener buenos resultados en mercados de renta variable en aumento impulsados por fundamentales empresariales.[4]
Valor relativo

La estrategia de valor relativo abarca una amplia gama de técnicas de inversión que se centran en las ineficacias de los precios entre dos valores parecidos. En ocasiones, los gestores de  fondos hedge, utilizan bonos convertibles para implantar esta estrategia. Los bonos convertibles, que son bonos intercambiables por una cantidad concreta de acciones de una empresa en el futuro, pueden valorarse equivocadamente, en comparación con el valor de las acciones de una empresa o sus bonos directos. Si todo fuese igual (si, en otras palabras, los cupones fuesen iguales), si las duraciones[5] fuesen iguales, un bono convertible debería valorarse a una prima a deuda directa ya que, supuestamente, hay valor en el potencial para la opción de renta variable subyacente integrada en el convertible.

Un ejemplo hipotético: Durante la crisis financiera de 2008, los convertibles de un gran fabricante estaban obteniendo una rentabilidad del 14%, mientras que su deuda directa registraba un 11%. Este escenario presentaba una oportunidad de valor relativo, puesto que el mercado estaba valorando el convertible a 300 puntos básicos por debajo (3%) que la deuda directa de duración equivalente. Los gestores de valor relativo habrían adoptado una posición larga simultánea en los bonos convertibles del fabricante y la habrían compensado con una posición corta en la deuda directa de duración equivalente para obtener la diferencia de precio de 300 puntos básicos.

La estrategia de valor relativo suele obtener buenos resultados durante periodos de incertidumbre del mercado de renta variable y se mantiene sin cambios en los mercados de bonos en crecimiento.[6]

 

Impulsado por acontecimientos 

Los inversores impulsados por acontecimientos invierten en valores de empresas en medio de acontecimientos empresariales como quiebras, cambios en la estructura del capital o fusiones y adquisiciones.

Por ejemplo, cuando una empresa anuncia que planea adquirir otra empresa, las acciones de la empresa objetivo aumentarán su valor, mientras que las de la empresa compradora caerán, normalmente debido a la incertidumbre que rodea a cualquier tipo de adquisición y a que el comprador normalmente tiene que pagar una prima sobre el valor de la empresa objetivo. El gestor impulsado por acontecimientos adoptará una posición larga en las acciones de la empresa objetivo y venderá al descubierto las acciones de la empresa compradora.

Tenga en cuenta que la actividad comercial comenzará tras el anuncio, no debido a la especulación por rumores de los gestores. El riesgo principal de dicha posición es que el acuerdo no salga adelante. Las estrategias impulsadas por acontecimientos tienden a registrar mejores resultados cuando los mercados han repuntado, pero también pueden funcionar cuando hay una alta actividad empresarial.[7]

 

Macro mundial

Las estrategias macro mundiales se centran en oportunidades macroeconómicas descendentes con numerosos mercados e inversiones, incluidas divisas y materias primas. A la hora de considerar sus elecciones de inversión, los gestores macro mundiales tienen en cuenta muchos factores, entre los que se encuentran los indicadores económicos del país o la región, así como las tendencias y divergencias del mercado central.

Una temática popular para los gestores macro mundiales en 2014 podría resumirse con el título “Los mercados desarrollados sienten el estruendo del desplome de los mercados emergentes”. Por su parte, el gestor macro global habrá adoptado una posición larga en un fondo cotizado en bolsa (ETF) MSCI World Index y una posición corta en un ETF MSCI Emerging Markets Index.[8]

La estrategia macro global puede utilizarse junto con las otras tres estrategias descritas, y normalmente obtiene buenos resultados en periodos en que los mercados han marcado tendencias, ya sean alcistas o bajistas.[9]

 

Enfoque multigestor

Mientras que las estrategias utilizadas por los gestores de  fondos hedge, son diversas, los  fondos hedge, tradicionales suelen ofrecer un solo gestor y una sola estrategia. Sin duda, algunos gestores de  fondos hedge, pueden invertir en numerosas estrategias, pero, al final, un inversor se queda con el estilo de un solo gestor. Por el contrario, muchos fondos alternativos líquidos son fondos multiestrategia que invierten en distintos gestores con la misma estrategia, o distintos gestores con estrategias distintas.

Un enfoque de multiestrategia lucha por proporcionar un nivel constructivo de diversificación dentro de una cartera.[10] Una mayor diversificación mediante la selección de varios gestores dentro de cada estrategia puede contribuir a mitigar los riesgos vinculados a los gestores. Los gestores pueden tener diversos estilos o enfoques dentro de la misma estrategia de cobertura, con experiencia en un sector determinado (como la región, el sector o el instrumento financiero). Entre los distintos tipos de estrategias de cobertura, cada una puede comportarse de forma distinta en un entorno de mercado específico, por lo que creo que es fundamental contar con profesionales con experiencia inclinados hacia estrategias que tengan la mayor oportunidad para obtener rentabilidad en un entorno de mercado tanto actual como futuro.

Los comentarios, las opiniones y los análisis de David Saunders constituyen opiniones personales, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento individual para inversión ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información proporcionada aquí es válida a la fecha de esta publicación, puede cambiar sin previo aviso y no es un análisis completo de cada hecho material en relación con ningún país, región, mercado o inversión. 

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna por la pérdida que surja del uso de esta información, y la confiabilidad en los comentarios, las opiniones y los análisis del material es a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI y/o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte con su propio asesor profesional para obtener más información sobre la disponibilidad de productos y servicios en la jurisdicción en la que se encuentra.

 

Reciba más perspectivas de Franklin Templeton Investments en la bandeja de entrada de su correo electrónico. Suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para conocer noticias de inversión oportunas, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn. 

 

¿Cuáles son los riesgos? 

Todas las inversiones implican un riesgo, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede experimentar oscilaciones al alza o a la baja, y cabe la posibilidad de que los inversores no recuperen el capital total que invirtieron. Los valores de mercado de los títulos mantenidos en la cartera sufrirán oscilaciones, en ocasiones de forma rápida o impredecible. La rentabilidad de la cartera depende de las habilidades del gestor en seleccionar, supervisar y asignar activos a los subasesores. La cartera está gestionada de forma activa y podría sufrir pérdidas si el criterio del gestor de inversiones y los subasesores acerca de inversiones concretas realizadas para la cartera no fuese el correcto. Hay subasesores con poca o ninguna experiencia en gestionar los activos de una empresa de inversiones registrada. Las inversiones extranjeras están sujetas a un mayor riesgo de inversión, tanto político, económico, crediticio e informativo como de fluctuaciones de divisas. Las inversiones en derivados implican gastos y crean apalancamiento económico, lo que puede dar lugar a una importante volatilidad y provocar que la cartera sufra pérdidas (u obtenga beneficios) que superen de forma significativa la inversión inicial de la cartera. Los valores de deuda con menor calificación o de alta rentabilidad implican un mayor riesgo crediticio, incluida la posibilidad de default o quiebra. Las estrategias de gestión de divisas podrían provocar pérdidas para la cartera si estas no obtienen los resultados esperados por el gestor o el subasesor. La cartera puede adoptar ventas de valores cortas, lo que se traduce en un riesgo de que las pérdidas puedan superar el importe invertido inicialmente. Las inversiones en arbitraje de fusiones se arriesgan a sufrir pérdidas si se vuelve a negociar o se anula una reorganización propuesta en la que la cartera invierte. El riesgo de liquidez surge cuando aumenta la dificultad de venta de valores (o cuando ya no se pueden vender) al precio que fueron valorados.

 

[1] Fuente: © HFR, Inc., HFR Industry Reports, enero de 2015, www.hedgefundresearch.com.

[2] La correlación oscilará entre 1 (correlación positiva perfecta, hacia la misma dirección) y -1 (correlación negativa perfecta, hacia direcciones opuestas).

[3] Una venta corta es una venta de un valor que el vendedor ha tomado prestado, normalmente de un agente, y que promete devolver en el futuro. El agente vende las acciones prestadas y los beneficios se ingresan en la cuenta del vendedor. En una fecha futura establecida, el vendedor deberá comprar el mismo número de acciones que ha tomado prestadas y devolvérselas al agente. Si el precio por acción ha caído durante ese periodo, el vendedor podrá volver a comprar las acciones a un coste menor y obtener beneficios de la diferencia de precio. Si el precio por acción aumenta en ese periodo, el vendedor pagará un precio mayor por las acciones, lo que le supondrá una pérdida.

[4] La rentabilidad pasada no es garantía de resultados futuros.

[5] La duración es una forma de medir la sensibilidad de un bono, o una cartera, a los movimientos de los tipos de interés. Mide el número de años necesarios para recuperar el coste real de un bono, teniendo en cuenta el valor actual de todos los cupones y los principales pagos que se recibirán en un futuro. En general, cuanto más alta sea la duración, más caerá el precio del bono (o el valor de la cartera) mientras que los tipos suben debido a la relación inversa entre la rentabilidad y el precio de los bonos.

[6] La rentabilidad pasada no es garantía de resultados futuros.

[7] Ibíd.

[8] Los índices no son regulados y no se debe invertir directamente en uno.

[9] La rentabilidad pasada no es garantía de resultados futuros.

[10] La diversificación no garantiza beneficios ni protege frente al riesgo de pérdida.

Desorden

Gestoras
Financiere Logo high resolution

Imaginemos dos gases en un recipiente separados por una barrera estanca. Retire la barrera de separación con sumo cuidado: los gases se mezclan sin aporte de energía externa. El experimento en sentido contrario resulta más difícil, pues se requiere una gran cantidad de energía para volver al estado inicial y separar los dos gases. Esto ilustra de manera sencilla el segundo principio de la termodinámica: sin aporte de energía externa, el desorden de un sistema («entropía», por utilizar el término correcto) solo puede aumentar.

En estos últimos días, los mercados han ofrecido un ejemplo mucho más claro e ilustrativo de este segundo principio de la termodinámica. La entropía de un mercado (es decir, su desorden) se mide en función de su volatilidad. En este sentido, la última semana del mes de agosto retomó el camino marcando niveles récord.

Así pues, si sumamos el conjunto de fluctuaciones de la semana experimentadas por el índice CAC 40, obtenemos alrededor de 2.000 puntos. Para un índice cuya cotización suele situarse en unos 4.700 puntos y que avanzó un modesto 1% en la última semana de agosto, estos datos suponen una gran diferencia entre sí. El ratio equivale prácticamente al de Estados Unidos: el Dow Jones «recorrió» 8.000 puntos en una semana.

Se han señalado muchas razones para justificar esta situación: la ralentización del crecimiento de la economía china, la escasa liquidez durante el periodo estival, la influencia de los autómatas, las liquidaciones de fondos cotizados (ETF), etc. No obstante, la cuestión de los autómatas resulta cada vez más recurrente, primero porque están ganando cuota de mercado a un ritmo vertiginoso (en la actualidad, más del 60% de las órdenes diarias son enviadas por máquinas) y, segundo, porque estos autómatas suelen ser procíclicos, por lo que acentúan las fluctuaciones de los mercados.

Tras esta semana de locura, el consejero delegado de Virtu, sociedad estadounidense especializada en trading de alta frecuencia, declaró haber cosechado ganancias históricas. Con un tono ligeramente triunfalista, recordó que su empresa estaba «hecha» para este tipo de mercados. Podríamos sucumbir a la tentación de dar la vuelta a sus declaraciones y afirmar que son empresas como Virtu las que «hacen» estos mercados tan erráticos. Nadie sabe cuál es el sentido de la relación de causalidad. No obstante, algo que sí está demostrado es que, una vez que se rebasa el umbral de agitación, el desorden aumenta, conforme al principio de la termodinámica mencionado con anterioridad.

¿Qué se puede hacer en este desorden imperante si uno no es adepto a la alta frecuencia? Quedan dos referencias a nuestra disposición: la valoración y la medición de la tensión reinante. Las valoraciones en Europa se encuentran en niveles normales y no emiten señales evidentes de moverse ni en una u otra dirección. En cuanto a la tensión reinante, esta se desvió rápidamente de los límites habituales. El lunes 24 de agosto, el VIX (medida de la volatilidad de la renta variable estadounidense) alcanzó brevemente el nivel de 50 puntos. Para poner este dato en perspectiva, cabe recordar que el VIX se situaba entre 12 y 15 a principios de mes, y que la cifra de 50 corresponde al nivel de tensión alcanzado en septiembre de 2001, una cota que en los 20 últimos años solo se superó en 2008.

Sin duda alguna, esta es la noticia más alentadora de este final de agosto: en los próximos días, no nos obcecaremos en la tasa de crecimiento chino, si bien los mercados ya descuentan una gran parte de esta incertidumbre.

Marc Craquelin

CIO La Financière de l’Echiquier

 

El mercado de las pequeñas & medianas capitalizaciones es estructuralmente rentable

Gestoras
Groupama

Para crear valor en nuestro patrimonio, hay que volver a lo que debería ser la esencia de la inversión en acciones, o lo que es lo mismo, a la selección de los mejores modelos de negocio en una perspectiva de largo plazo. Hay que concentrarse, a través de un proceso de análisis riguroso, en la identificación de las mejores estrategias industriales, fuera de cualquier otra consideración, con el objetivo de acompañar a estas empresas en su desarrollo durante varios años … y mantenerse alejado de los ruidos del mercado.

El universo de las pequeñas y medianas capitalizaciones da acceso a una gran diversidad de modelos económicos y mercados orientados al crecimiento a través de posicionamientos en mercados y productos nicho y/o un desarrollo internacional.

Las small&mid caps, en contra de lo que a primera vista nos podamos imaginar, son mucho menos sensibles al ciclo. Esto es debido a que son negocios que en su amplia mayoría todavía están en fase de expansión, sectores o microsectores poco maduros, de modo que van a seguir expandiéndose en el futuro con un grado de correlación con respecto al ciclo económico inferior al de las large caps, dado que éstas últimas son más dependientes de que haya un crecimiento notable para poder aumentar sus ventas.

Es por este motivo, por el que considero que en el entorno actual, las small&mid caps son una alternativa indispensable a la hora de configurar una cartera de renta variable con exposición a Europa. Evidentemente, un escenario de crecimiento sostenido también ayudaría como catalizador exponencial en los resultados de las small&mid, pero el elemento claramente diferenciador es la menor correlación con respecto a las large caps. 

En un entorno macroeconómico, social y político complejo, la identificación de temáticas de inversión y la selección de modelos de negocio que crean valor para los accionistas es la estrategia más apropiada para identificar el mejor desempeño en el medio plazo y largo plazo.

La proximidad a las compañías es esencial para un justo entendimiento de los vectores de creación de valor: posicionamiento en los mercados de crecimiento y con potencial de desarrollo fuera de las fronteras locales, mejora de los márgenes, acumulación de fondos propios y mejora de los ratios de valoración.

 

Diversifica tu cartera de inversión, incluye el Crowdlending como activo descorrelacionado

Gestoras
arboribus logo

Diversificación y gestión de la correlación son claves para preservar el capital 

Cuando un inversor quiere tomar una decisión de inversión debe tener en cuenta el valor esperado en el futuro, y éste depende principalmente de los beneficios futuros esperados y de su valor actual. Por lo general, en la mayoría de activos (renta variable, renta fija corporativa, deuda pública, etc) la valoración del valor futuro está sujeta a predicciones de variables económicas inciertas, por lo que es importante valorar la correlación de nuestras inversiones con estas variables y con los demás activos de la cartera.

Por tanto, diversificar adecuadamente la cartera de inversión e incluir activos con una correlación negativa es fundamental para preservar el capital invertido. De esta forma podemos corregir las caídas de unos con subidas de otros, suavizar la curva de resultados y ser rentable en regímenes bursátiles y económicos diversos.

Después de varios años con rentabilidades al alza tanto de la renta variable como de la renta fija, ahora están comenzando a verse síntomas de agotamiento en la rentabilidad de estos activos, en especial los de renta fija. Lo que está llevando a inversores institucionales a variar la estructura de sus carteras de inversión de los últimos años y buscar activos no tradicionales dentro de sus actuales decisiones.

El entorno actual, por tanto, está acentuando la importancia de la gestión de la correlación y la diversificación dentro de una cartera de inversión cuyo objetivo sea la preservación de capital.

El crowdlending: rentabilidad, diversificación y correlación

La aparición del crowdlending (préstamos directos a pequeñas y medianas empresas) como alternativa de inversión, tanto para los inversores particulares como los institucionales, ofrece la posibilidad de invertir en un nuevo tipo de activo que, además de aportar una rentabilidad atractiva, permite diversificar la cartera de inversión con activos descorrelacionados.

Con rentabilidades entre el 5% y 8%, lo importante es entender como minimizar y gestionar el riesgo de la inversión: el impago.

Con el objetivo de preservar el capital, el sistema permite una buena diversificación de cartera de préstamos (diluyendo el impacto de un posible impagado), y la devolución mensual de cuotas constantes de capital e intereses también disminuye el riesgo y ofrece una cierta liquidez por si nuestras preferencias de inversión cambian.

Incluir por tanto, el activo “crowdlending” en una cartera nos permite invertir en activos descorrelacionados que contribuyen a conseguir la rentabilidad absoluta de una cartera, que no es otra cosa tan deseable que obtener rentabilidad positiva todos los años, independientemente de cómo se comporten otra clase de activo, lo que finalmente contribuye a la tranquilidad de nuestros inversores.

 

El ciclo está mutando

Gestoras
fidentis1

 

Efectivamente, la economía mundial está pasando por un periodo de  reajuste que está provocando unas consecuencias muy importantes en diferentes partes del mundo. Por un lado tenemos las economías de los países desarrollados, que están inmersas desde 2008 en un súper ciclo de desapalancamiento de largo plazo, y que seguramente tardará todavía varios años en terminar de limpiarse. Este grupo de países, con Estados Unidos a la cabeza está poco a poco mostrando mejores datos de crecimiento. En USA la salida de esta crisis ha sido ardua y lenta pero parece ser que por fin la FED se muestra más segura a la hora de empezar a colocar el nivel de tipos de interés en unos niveles más normales. En un ciclo normal, ahora estaríamos viendo seguramente signos más evidentes de fortaleza económica, pero el hecho diferencial esta vez es el mencionado excesivo apalancamiento que tenemos en el mundo desarrollado y que lastra de manera importantísima la demanda tanto en el sector público como en el privado.

Por el otro lado, estamos viendo desde hace ya varios trimestres una gradual desaceleración de la economía China. Es la primera vez desde hace 25 años, cuando el país cambio su modelo económico e inicio un periodo de crecimiento espectacular, que el gigante asiático está dando muestras de debilidad. Estos periodos de ajuste son muy normales dentro de procesos de desarrollo similares (Estados Unidos sufrió varias recesiones fortísimas durante la segunda mitad del siglo XIX cuando el país era por entonces la CHINA actual y ello no le impidió seguir  progresando de manera importantísima a lo largo de todo ese siglo). No sabemos todavía cuánto tiempo y cuan profundo será este periodo de ajuste de la economía China, puede durar varios trimestres o varios años, lo que no me queda ninguna duda es que el país continuará siendo un factor cada vez más importante dentro de la economía mundial. Pero esta debilidad actual de China, está teniendo unos efectos devastadores sobre muchos productos y sectores que dependían en gran medida de su demanda. Todos los sectores relacionados con materias primas (no tanto alimentación y energía, porque estos no son tan dependientes de las exportaciones a ese país)  sobre todo las materias primas empleadas en procesos industriales (cobre, hierro, aluminio, nickel  etc) han visto caer de media un 50% sus precios. Esto está afectando sobre todo a los países exportadores de todo este tipo de materiales (África y Latinoamérica son los continentes más expuestos por poner un ejemplo, el 30% de las exportaciones chilenas es Cobre o el 65% de las exportaciones brasileñas son materias primas). Todos estos países han visto un crecimiento  importantísimo durante los últimos 15 años gracias a los diferentes programas de inversión en infraestructuras Chinas. Una vez que esta fiesta se ha terminado, toca ahora el momento de la resaca para todos esos países e industrias dependientes de esa demanda. Además  y tras ver las recientes devaluaciones del Renminbi, no me extrañaría que volviéramos a hablar de presiones deflacionistas en un tiempo no muy lejano.

Curiosamente, la economía Europea tiene las  mejores perspectivas  que ha  visto en mucho tiempo.  El viento le sopla a favor en varios aspectos, el euro se ha depreciado contra el dólar, haciendo sus productos más atractivos contra los  mismos  denominados en dólares. Asimismo todas las ventas y beneficios de empresas europeas en USA suben al trasladar estos a euros. También, con la caída de las materias primas (sobre todo los precios energéticos) son un  menor coste para el tejido industrial y los consumidores europeos. Una vez que nos hemos quitado (de momento)  la incertidumbre  sobre la permanencia de Grecia en el Euro, el panorama en Europa pinta mucho mejor. Como casi siempre, tenemos un de calaje de unos 18 a 24 meses con Estados Unidos y todavía nos queda mucho camino por recorrer en cuanto a limpieza de la economía y reformas se refiere, pero parece que todos los pasos se van dando en la dirección adecuada.

Por ultimo nuestro comentario de la perspectiva de la situación económica en nuestro país es muy constructiva. La crisis y la corrección en costes y precios  de activos fue muy dura. Pero quizás gracias a que la situación era bastante critica hace 3 años,  las medidas adoptadas por el gobierno pudieron ser lo suficientemente profundas como para hacer a nuestra economía competitiva otra vez tras mucho tiempo arrastrando un endémico déficit comercial. Ahora (y con la bajada de un 33% de los costes laborales en los últimos 7 años) nos hemos convertido en una máquina de exportar. Las exportaciones representan en estos momentos un 32% del total de la economía (máximo histórico) y creciendo, claro signo de fortaleza y competitividad. Quedan todavía muchas cosas por hacer , lo más importante a mi entender es darle una vuelta de tuerca más a la reforma laboral para simplificar y flexibilizar el mercado, y por ultimo atajar de manera importante la administración pública, para hacerla más pequeña y eficiente.

Desgraciadamente, tenemos ante nosotros un otoño lleno de incertidumbres ante la convocatoria de elecciones aquí en España. Esperemos que gane quien gane sea lo suficientemente sensato como para no desandar lo ya andado, solo el tiempo lo dirá.

Álvaro Llanza Figueroa

 

Mercado de capitales – Agosto 2015

Gestoras
Allianz

Desapalancamiento, ¿qué desapalancamiento?

Hay muchas probabilidades de que por lo menos nos estemos encaminando hacia el fin de un periodo de caída de los rendimientos de los bonos de los países industrializados que dura ya 30 años, aunque esto no significa ni mucho menos que la situación volverá rápidamente a la normalidad. Mientras que los mercados de deuda pública de EE. UU. comienzan a prepararse de cara a una subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal, los rendimientos de gran parte del mercado de la deuda pública de la zona del euro y otros países se han mantenido en territorio negativo.

La tragedia es que ha continuado la tendencia mundial al endeudamiento, a pesar de que las condiciones de refinanciación casi nunca han sido tan buenas, por lo que existe margen para reducir la deuda. En la zona del euro, por ejemplo, los tipos de interés implícitos de la deuda pública ascienden solo a alrededor de la mitad del nivel que registraban al comienzo del milenio. Por lo que respecta al mercado alemán y su función de índice de referencia, actualmente apenas superan el 2 %. Las ratios mundiales de endeudamiento (es decir, la deuda de los sectores público y privado en relación con el producto interior bruto) han seguido aumentado, una tendencia a la que han contribuido especialmente los países emergentes en los últimos años. En algunos países, no solo en los mercados emergentes pero sobre todo en ellos, la deuda del sector privado en relación con el producto interior bruto se sitúa ya muy por encima de

la tendencia de los últimos 35 años. Por otra parte, sorprende que en los países industrializados el sector privado haya logrado un desapalancamiento considerable, aunque el proceso probablemente no ha concluido, o al menos no desde el punto de vista histórico.

Los países que han registrado una subida más pronunciada de sus ratios de endeudamiento en los últimos años han soportado también, en muchos casos, una fuerte subida de los precios inmobiliarios reales como, por ejemplo, Singapur, Brasil y

Hong Kong.

En este sentido, desde el punto de vista de los inversores, cabe tener en cuenta dos aspectos principales:

  1. En el pasado, las altas ratios mundiales de endeudamiento han indicado frecuentemente una tendencia futura de menor Se trata de un supuesto básico que llevamos incluyendo en nuestras previsiones de crecimiento desde hace tiempo.
  2. Los inversores en bonos del Estado de emisores con buenas calificaciones crediticias se han convertido hasta cierto punto en benefactores, especialmente en los países del mundo con tipos de interés

Por tanto, no hay otra opción: en su búsqueda de primas de riesgo, los inversores deben seguir subiendo por la escalera del riesgo.

Hans-Jörg Naumer.

Imagen1

 

 

 

 

Imagen11

Imagen32

Imagen4

 

Perspectivas para el mercado chino: ¿dónde encontrar valor?

Gestoras
vontobel

 

A pesar de los numerosos titulares acaparados por China en las últimas semanas, lo primero que hay que tener presente es que en realidad la economía de China ya se había ralentizado de forma considerable antes de la caída de las bolsas desde hace un mes. Por tanto, como inversor, la cuestión radica más en cómo conseguir gestionar las expectativas. De todas formas,  hay que ser conscientes de que no era razonable esperar que el PIB de China continuase eternamente con una tasa de crecimiento de dos dígitos. Un crecimiento más moderado es saludable y, además, positivo para el país.

El fuerte rally registrado por el mercado chino en los últimos 12 meses ha estado impulsado principalmente por la liquidez y el entusiasmo de los inversores minoristas. De hecho, si se analizan los datos de márgenes y otros indicadores, según Rajiv Jain, co-CIO de Vontobel AM, se ve claramente que se trata más de un rally basado en la especulación que de un movimiento que venga respaldado por una mejora de la economía. Por ello, aunque no podemos predecir cuánto durará esta tendencia en el mercado de valores chino, definitivamente esto no va a cambiar nuestra forma de invertir: buscamos compañías con sólidos fundamentales, que disfruten de ventajas competitivas y de  un crecimiento sostenible. Somos conscientes de que esta forma de inversión nos puede llevar a obtener rendimientos más modestos, en términos relativos, en los momentos de tendencia claramente alcista en los principales mercados mundiales. Sin embargo, en el largo plazo, creemos que es fundamental mantenernos firmes en nuestras convicciones y en nuestra  filosofía de inversión tanto para proteger nuestras inversiones frente al riesgo de caída como para alcanzar el rendimiento, en términos absolutos, que pretendemos conseguir.

Habida cuenta de este escenario, en términos generales, continuamos siendo muy cautos con las acciones chinas, con la excepción de las compañías que operan dentro del segmento de Internet. Las empresas chinas activasen el comercio electrónico se están aprovechando de la aceleración de la capacidad de transmisión con la llegada de las redes 4G. Además, comparadas con las compañías norteamericanas, las empresas de comercio electrónico de China poseen tasas de crecimiento más elevadas.Por otra parte, se trata de empresas que tienen una clara ventaja frente a las estadounidenses: están poco expuestas a la competencia externa. Google fracasó en China y a Facebook el gobierno le ha prohibido su implantación. No cabe duda de que esta política podría ser cuestionable, pero desde la perspectiva deun accionista, es más bien una ventaja. El Gobierno chino quiere mantener el control sobre las empresas de Internet chinas, lo que supone una ventaja competitiva para las empresas locales frente a sus homólogas extranjeras.

 

 

Important Legal Information:

Past performance is not indicative of future results.  Any companies described in this interview may or may not currently represent a position in our client portfolios.  Also, any sector and industry weights described may or may not have changed since this interview. The information and methodology described in this interview should not be construed as a recommendation to purchase or sell securities.

Any projections, forecasts or estimates contained in this interview are based on a variety of estimates and assumptions. There can be no assurance that the estimates or assumptions made will prove accurate, and actual results may differ materially.

For information about how any contribution was calculated for any such securities, or to obtain a list showing the contribution of each holding to overall performance, please contact a Vontobel representative.

 

This interview is for information purposes only and is not intended as investment advice. It is directed only at recipients who are eligible counterparties or professional clients, as definedby Markets in Financial Instruments Directive 2004/39/EC (“MiFID”). Any investment or service to which this communication relates is only available to and will only be engaged in with such persons. Any other persons who receive this communication should not rely on or act upon this communication.

Please refer for more information on the Vontobel Fund, a regulated collective investment scheme under Luxemburg law, to the latest prospectus, annual and semi-annual reports as well as the key investor information documents (KIID). Interested parties may obtain these documents free of charge from the Vontobel Asset Management SA, Madrid Branch, Paseo de la Castellana, 95, Planta 18 – 28046 Madrid or electronically from ezcurra@vontobel.es

The Fund and its subfunds authorized for distribution, are recorded in the register of foreign collective investment companies maintained by the Spanish CNMV (under number 280).

 

Flexibilidad y gestión activa, un binomio crucial para invertir en renta fija

Gestoras
Oyster

Ha sido difícil buscar un lugar donde esconderse en los mercados financieros los últimos meses, especialmente para los inversores europeos. Desde mediados de abril, la bolsa, los bonos soberanos y el crédito han caído, además de haberse depreciado el dólar frente al euro. Sin embargo, los datos macroeconómicos alientan las esperanzas de la recuperación. La desaparición de los temores deflacionistas y la mejora de los indicadores económicos en la zona euro, han provocado un rebote de los tipos a largo plazo en Europa desde los mínimos históricos que se tocaron en las primeras semanas cuando comenzó el QE. En Estados Unidos, por su parte, la esperada aceleración del crecimiento, tras un débil invierno apoya el hecho de que la Fed vaya a aumentar probablemente los tipos antes de finales de año.

A pesar de este renovado optimismo, lo cierto es que en los mercados no hay que dar nada por seguro, por lo que en la coyuntura actual la flexibilidad y la gestión activa se han convertido más que nunca en dos características casi imprescindibles para un fondo de inversión, independientemente del activo en el que invierta. Si lo que se pretende es invertir en deuda, uno de los productos que cumple perfectamente estos requisitos es Oyster European Fixed Income, un fondo de renta fija flexible que combina en la cartera bonos soberanos y corporativos con el objetivo de obtener rendimientos estables.

Para lograr dicho objetivo, se lleva a cabo un análisis top-down que comienza con una evaluación del entorno macroeconómico actual y su pronóstico para los próximos 3-6 meses. Se analizan tanto los datos macroeconómicos como los indicadores de sentimiento, lo que permite a Fabrizio Quirighetti, gestor del fondo, combinar las evidencias empíricas con su conocimiento de los mercados financieros para tratar así de comprender el contexto y anticipar la tendencia del crecimiento económico, la política monetaria y la inflación. El resultado de este análisis permite posicionar la cartera en términos de duración, asignación de activos e identificar posibles oportunidades fuera del mercado de los bonos denominados en euros.

A partir de ahí selecciona los bonos en función de las oportunidades que surgen en el mercado primario, de la identificación de bonos infravalorados, emisiones que no han sido bien comprendidas por los inversores o que permitan tener una posición estratégica en la curva de rentabilidad. La cartera suele componerse de entre 30 y 150 posiciones y puede invertir hasta el 50% de los activos en deuda corporativa. Dichas emisiones tienen que tener un tamaño mínimo de 500 millones de euros.00

En la cartera, la deuda financiera suele tener un papel protagonista, pero centrándose centrarse en emisiones senior y evitando la deuda subordinada. Además, estas posiciones suelen tener una duración más corta que la de otros sectores. Además, tampoco invierte en instrumentos complejos u otras modalidades como ABS o MBS. En cuanto a la calificación crediticia, el fondo no puede invertir más de un 10% en emisiones que no sean grado de inversión o que no cuenten con calificación.

 

Las acciones Europeas gozan de viento en sus velas

Gestoras
BNP Paribas logo

Nos gustan las acciones europeas. Actualmente identificamos varios factores muy positivos que proporcionan un potencial de subida de valoraciones a medio y largo plazo

1.- Precios bajos del petróleo (alrededor de 60USD barril Brent, habiendo caído un 40% desde el inicio del año) lo que reduce los costes de producción y deja más dinero en manos del bolsillo del consumidor.

 

Cuadro t 1: precio del petróleo (crudo Brent, contratos de un mes) durante el periodo de m 07/07/2010 a 07/07/2015.

Imagen1

 

  1. Depreciación del EURO- El Euro ha perdido valor significativamente contra el USD. El tipo de cambio EUR / USD está cotizando actualmente a 1.10 lo que supone una caída del 20% desde el 1.36, cotización que tenía hace una año. Una depreciación de esta magnitud desde nuestro punto de vista potencia significativamente las exportaciones desde la Eurozona hacia el mercado norteamericanos.

 

Gráfico 2 La cotización del Euro frente al USD (USD por 1 Euro) durante el periodo 07/07/2010 a 07/07/2015

Imagen2

 

  1. El programa cuantitativo del Banco Central Europeo (BCE): potencia el crecimiento del crédito particularmente para pequeñas y medianas compañías…
  2. Recuperación de beneficios: los beneficios de las empresas integrantes del MSCI EMU han subido de media + 9.5% en el primer trimestre de 2015.

La situación de Grecia genera incertidumbre y volatilidad a corto plazo. A pesar de ello la caída del MSCI EMU ha sido muy limitada en el segundo trimestre – 4.9%. Esta caída refleja una toma de beneficios después de un primer trimestre extraordinario (+ 18.7%). Los índices han registrado durante los primeros seis meses del año una subida de +12.8% en euros.

Por todos estos factores estamos positivos en la renta variable de la zona euro en el medio y largo plazo.

La exposición a Grecia de los fondos de acciones europeas de BNP Paribas Investment Partners es insignificante. Esto refleja el hecho que MSCI excluyó a Grecia de sus índices de países desarrollados en 2013.

Si los inversores lo desean, pueden aprovechar estas buenas perspectivas a través de dos fondos de inversión, con cinco estrellas Morning Star. Uno es Parvest Equity Best Selection Euro, fondo de grandes capitalizaciones y el otro es Parvest Equity Europe Small CAP fondo de pequeñas compañías. Además, creemos que los títulos de pequeña capitalización deberían salir especialmente favorecidos ya que pueden aprovechar mejor la recuperación económica interna que los de gran capitalización, aparte de su mayor exposición a los ingresos domésticos y de contar con una exposición más elevada a sectores cíclicos tales como el del consumo discrecional.

 

Las estrategias Multi Activos las que más éxito están teniendo en el actual entorno de tipos bajos

Gestoras
NN investments logo

Según una encuesta realizada por NN Investment Partners entre más de 225 inversores institucionales europeos, más de la mitad creen que las estrategias Multi Activos como los fondos mixtos y productos de retorno absoluto, son los más favorables en términos de rentabilidad/riesgo.  La encuesta revela que el 57% de los inversores prefieren invertir en Multi Activos, frente al 55% que lo prefiere hacer en renta variable y el 27% que se decanta por los Hedge Funds.

En el actual entorno de tipos bajos, los inversores buscan mitigar el riesgo intentando no renunciar a rentabilidades atractivas. Por este motivo, no es de extrañar que se decanten por estrategias multi activo que les ayudan a diversificar las fuentes de rentabilidad y a crear una red contra caídas de los mercados.

NN Investment Partners cuenta con uno de los equipos más grandes en la gestión de Multi Activos y con mayor trayectoria (más de 20 años). En los últimos años, el equipo ha recibido numerosos premios de Morningstar y Lipper. En concreto en España, los fondos NN (L) Patrimonial Balanced y NN (L) Patrimonial Aggressive han recibido este año el premio Morningstar al mejor fondo mixto moderado y agresivo respectivamente, en  euros. La boutique, liderada por Valentijn van Nieuwenhuijzen, está formada por 20 profesionales con más de 13 años de experiencia media y cuenta con alrededor de 25.000 millones de euros en activos bajo gestión.

La tan galardonada gama de fondos NN (L) Patrimonial incluye tres perfiles de inversión: Defensivo, Balanceado y Agresivo. Los tres Fondos son 5 Estrellas Morningstar y se sitúan en el 1er cuartil a 1, 3 y 5 años en sus respectivas categorías. La asignación táctica de activos es el resultado de un profundo análisis macroeconómico llevado a cabo por la boutique.

 

Imagen1

 

El objetivo de los fondos NN (L) Patrimonial es batir al índice de referencia a 3 años. Se miden contra un índice formado por el Barclays Euro Aggregate (en el caso de renta fija) y el MSCI World (en el caso de renta variable).

Para aquellos inversores que prefieran estrategias de retorno absoluto, NN Investment Partners cuenta con el NN (L) First Class Multi Asset. Este fondo, gestionado por la misma boutique tiene un objetivo de rentabilidad de Euribor + 3% con una volatilidad del 5%. El fondo que ya ha superado los tres años de vida, cuenta con cerca de 700 millones de activos bajo gestión.

 

Imagen2

 

A finales de junio, el fondo arrojaba una rentabilidad neta del 7,05% anualizada a tres años con una volatilidad del 4,18%.

Si aún se está dispuesto a asumir un poco más de riesgo, existe la versión más agresiva de este fondo: NN (L) First Class Multi Asset Premium que acaba de cumplir un año.

 

Contacto:

 

NN Investment Partners

Iberia & Latin America

 

T        +34 91 769 41 01

E        iberiaandlatam@nnip.com
W      www.nnip.com

NN Investment Partners
NN Investment Partners es la gestora de NN Group N.V. una sociedad que cotiza en bolsa. NN Investment Partners tiene su sede en La Haya, Holanda. NN Investment Partners cuenta con cerca de 203 mil millones de euros* (218 mil millones de dólares) en activos bajo gestión de instituciones e inversores privados de todo el mundo, más de 1.100 empleados y está presente en 16 países en Europa, Oriente Medio, Asia y EE.UU.

 

Desde el 7 de Abril, ING Investment Management cambió su nombre a NN Investment Partners. NN Investment Partners es una sociedad que cotiza en Bolsa y forma parte de NN Group N.V.. NN Group está actualmente participada en un 38,2% por ING Group. ING tiene la intención de desprenderse de la participación restante en NN Group antes del 31 de diciembre de 2016, en línea con los tiempos acordados con la Comisión Europea .”

 

* Datos a 31 de marzo de 2015

 

Invertir en Acciones cotizadas del sector inmobiliario

Gestoras
AXA

Hechos destacados

  1. Los datos históricos demuestran que las acciones cotizadas del sector inmobiliario han registrado elevadas rentabilidades, superando las de las acciones generales y las de los bonos a largo plazo.
  2. Las acciones del sector inmobiliario cotizadas han aportado a los inversores un atractivo rendimiento por dividendo, superior al de los bonos del tesoro a 10 años, junto con un crecimiento de las rentas, la mayoría de las veces por encima de la inflación.
  3. Las acciones globales cotizadas de bienes inmuebles permiten construir una exposición diversificada al sector inmobiliario en el momento adecuado, y obtener acceso a activos institucionales de calidad en las principales ciudades en crecimiento de todo el mundo.
  4. Las acciones inmobiliarias cotizadas y la inversión directa en inmuebles han demostrado una elevada correlación en el largo plazo: por ello invertir en acciones cotizadas de bienes inmuebles ofrece el beneficio de una inversión directa, junto con la ventaja de un título líquido cotizado.

Las acciones inmobiliarias cotizadas ganan impulso

El crecimiento de la titulización de las acciones inmobiliarias, junto con la fuerte rentabilidad del mercado inmobiliario subyacente ha conducido a un rápido crecimiento del sector de las acciones inmobiliarias cotizadas en los últimos 15 años. Desde el año 2000, el mercado de las acciones inmobiliarias cotizadas – que engloba más de 500 compañías inmobiliarias en 37 países – ha registrado un crecimiento superior al triple, hasta lograr una capitalización de mercado de más de 1.100 millones de USD en febrero de 2014, como muestra el Gráfico 1.

 

Gráfico 1: Capitalización de Mercado de la Renta Variable del sector inmobiliario cotizado

Imagen1

Fuente: UBS, febrero de 2014.

Además de esta evolución, las acciones globales del sector inmobiliario cotizadas han registrado un sólido rendimiento del 8,2% anualizado a lo largo de los últimos 20 años – superando los rendimientos de los bonos, de la renta variable y de la inversión directa en inmuebles, como muestra el Gráfico 2.

 

Gráfico 2: Rendimiento de las Acciones Inmobiliarias cotizadas respecto al de otras Clases de Activos

Imagen2


Bonos Globales: Global JP Morgan Bonds
Nota: Rendimiento total anual a 20 años en divisa local

Renta Variable Global: Global FTSE

Inmobiliario Global: Índice definido como índices ‘total return’ sobre la base de las Transacciones NCREIF a nivel del sector (para Estados Unidos) + índices a nivel del sector “total return” Investment Property Databank (IPD) para el Reino Unido + índices “total return” global Investment Property Databank (IPD) para Australia.

Acciones Globales Inmobiliarias admitidas a cotización: índice FTSE EPRA/NAREIT Developed

La rentabilidad pasada no es un indicador de rentabilidades futuras

Fuente: Eurostat, JP Morgan, FTSE, IPD, Bloomberg, EPRA, NAREIT a 31 de octubre de 2013.

 

 

Las Acciones Inmobiliarias Cotizadas

Una compañía inmobiliaria es una empresa que obtiene la mayoría de sus ingresos de la compra, posesión, la promoción o la venta de activos inmobiliarios. La mayor parte del universo de las acciones inmobiliarias admitidas a cotización[1] lo componen compañías de alquiler de propiedades cuyos ingresos proceden de la recaudación de los arrendamientos sobre los activos que poseen. Los flujos de ingresos por arrendamiento son bastante estables a lo largo del tiempo ya que provienen de contratos de alquiler a largo plazo generalmente indexados a la inflación, aunque la duración del alquiler varía según los tipos de propiedades y su situación geográfica.

La parte restante de este universo se compone de empresas promotoras que obtienen sus ingresos de la venta de los activos que construyen. Estas compañías tienden a ser más cíclicas debido a su modelo inherente de negocio. Los promotores se localizan en su mayor parte en los mercados asiáticos.

La aparición de los REITs

Los Fondos de Inversión Inmobiliaria (Real Estate Investment Trusts – REITs[2]) ofrecen una exposición fiscalmente eficiente al mercado de las acciones inmobiliarias cotizadas. El 76% de las compañías de bienes inmuebles cotizadas operan bajo un status de REIT, lo cual significa que los ingresos y las plusvalías de su negocio cualificado de arrendamiento de propiedades están exentos del pago de impuestos de sociedades; esto sitúa a los accionistas en un nivel de igualdad de condiciones similar al de los inversores que son directamente propietarios inmobiliarios. Por ley, están obligados a distribuir la mayor parte de sus beneficios entre los inversores en forma de dividendos (una amplia mayoría de los REITs son compañías de alquiler de propiedades).

El estatus de REIT fue creado por primera vez en 1960 a través de la legislación aprobada por el Congreso de Estados Unidos, que abrió el camino para que los nuevos inversores obtuvieran acceso a las carteras diversificadas y a gran escala de las inversiones inmobiliarias rentables. Actualmente existen REITs en más de 30 países y otros 7 están considerando aprobar estructuras similares a los REITs con el fin de promover el acceso de los inversores al mercado de la propiedad (Gráfico 3).

 

Gráfico 3: La respuesta a la Legislación sobre los Fondos de Inversión Inmobiliaria (REITs): ejemplos

Imagen3

Fuente: www.REIT.com

 

Exposición global y diversificada al sector inmobiliario

Las compañías de bienes inmuebles cotizadas presentan una amplia gama de subsectores inmobiliarios y geográficos, y por ello ofrecen a los inversores una exposición diversificada al sector inmobiliario comercial[3] en numerosas economías desarrolladas. Como se muestra en el Gráfico 4, el sector inmobiliario comercial representa el 86% de las acciones de bienes inmuebles admitidas a cotización, mientras que el sector inmobiliario residencial supone el 14% restante. Cada subsector tiene sus propias características y sus propios motores económicos. El mercado de las oficinas es un subsector más cíclico, influido por el crecimiento del empleo y de la actividad comercial – mientras que el sanitario es sensible a las tendencias demográficas a largo plazo y a los cambios de la regulación.

 

Gráfico 4: Desglose de las acciones inmobiliarias por sector

Imagen4

Desglose según el índice FTSE EPRA/NAREIT Developed. Fuente: EPRA a 31/12/2013.

 

El Gráfico 5 muestra la distribución geográfica de los activos de las compañías inmobiliarias en todo el mundo. Sobre la base de la capitalización de mercado, Norteamérica representa el 48% de las compañías inmobiliarias cotizadas, Asia-Pacífico el 37%, Europa el 13% y Oriente Medio el 2%.

 

Gráfico 5: Desglose de las acciones de compañías inmobiliarias cotizadas por situación geográfica

 

Imagen5

Motores de Rentabilidad

Las acciones cotizadas de bienes inmuebles encuentran sus fuentes de creación de valor en factores de rentabilidad claves como los ingresos por arrendamiento, las plusvalías, el apalancamiento y las estrategias de valor añadido. Los ingresos por arrendamiento son los ingresos generados por los espacios de alquiler, que dependen de las fluctuaciones de la oferta y la demanda en el mercado subyacente de los alquileres inmobiliarios. Las plusvalías son el resultado de la venta de un activo, y por tanto guardan una relación estrecha con la evolución de los precios de los bienes. Las estrategias de valor añadido se basan en la capacidad de la dirección de una compañía inmobiliaria para gestionar de manera efectiva los activos mediante promociones, las iniciativas para aumentar los activos, la rotación de activos, y mejorar la combinación de inquilinos. La mayoría de las compañías inmobiliarias utilizan el apalancamiento – aproximadamente un ratio del 40% del préstamo sobre el valor[4] del inmueble (LTV por sus siglas en inglés) para las compañías inmobiliarias europeas y en torno al 35% para las compañías inmobiliarias estadounidenses – lo cual amplifica el rendimiento. Una utilización sensata del apalancamiento financiero a lo largo del ciclo inmobiliario puede constituir una fuente de valor añadido para los inversores. Por el contrario, un elevado apalancamiento en un contexto de precios inmobiliarios a la baja puede poner en riesgo la rentabilidad de una compañía inmobiliaria.

 

Elevada distribución de rentas

Las compañías inmobiliarias admitidas a cotización ofrecen un dividendo notablemente más elevado que otros títulos. Como se muestra en el Gráfico 6, en torno al 60% del rendimiento de las compañías inmobiliarias cotizadas procede de la distribución de dividendos, mientras que ésta sólo representa el 40% del rendimiento de la renta variable en general. Esto se debe principalmente a su modelo de negocio orientado a los flujos de caja, lo cual genera márgenes operativos elevados. Por ejemplo, el margen operativo medio de las compañías inmobiliarias cotizadas en Estados Unidos se sitúa en torno al 70%. Otro motivo es que los REITs, que constituyen la gran mayoría de las compañías inmobiliarias cotizadas, están obligados a distribuir la parte principal de sus ingresos recurrentes, como se ha indicado antes.

 

Gráfico 6: Rendimientos de la Renta Variable Inmobiliaria cotizada Global frente a los rendimientos de la Renta Variable Global

 

Índice FTSE EPRA/NAREIT Developed

Imagen6

Rentabilidades pasadas no son un indicador de rentabilidades futuras.
Fuente: AXA Investment Managers, Datastream a 31 de diciembre de 2013.

 

Crecimiento de los dividendos superior a la inflación

En mercados como Estados Unidos, los REITs han registrado históricamente un crecimiento de los dividendos por acción superior a la inflación, conforme a las mediciones del índice de precios al consumo, IPC. El Gráfico 7 muestra cómo el crecimiento de los dividendos por acción de los REITs ha superado a la inflación en 18 de los 20 años examinados. Eso se debe en parte a la estructura de los contratos de alquiler, que normalmente contienen cláusulas de indexación a la inflación que vinculan los arrendamientos a las subidas de la inflación.

El único año en que el crecimiento de los dividendos fueron negativos fue en 2009, cuando debido a la crisis financiera mundial, las compañías inmobiliarias cotizadas tuvieron que recortar sus dividendos con el fin de desapalancarse y de recuperar su solvencia.

Gráfico 7: El crecimiento de los dividendos por acción de los REIT supera la inflación

En %

Imagen7

Nota: Sobre la base de los rendimientos mensuales.

Fuente: NAREIT, U.S. Department of Labor.

 

Compañías del sector inmobiliario: ¿Más propiedades o más acciones?

A corto plazo, las acciones de las compañías inmobiliarias cotizadas guardan una fuerte correlación con los principales valores bursátiles. Los estudios realizados por la Asociación Europea de Compañías Inmobiliarias Públicas muestran que a medida que el período de tenencia de las acciones de compañías inmobiliarias cotizadas se prolonga en el tiempo, éstas muestran una mayor correlación con la inversión en propiedades inmobiliarias directas y una menor correlación con el resto de las acciones tal y como se indica en el Gráfico 8. Además, a diferencia de los activos inmobiliarios directos, las compañías inmobiliarias admitidas a cotización se negocian en mercados de valores y sus precios reflejan cualquier nueva información en el mercado de manera oportuna. En otras palabras, los inversores en acciones de compañías inmobiliarias cotizadas están expuestos a la beta de los mercados de renta variable.  Según Alan Patterson, Director de Análisis y Estrategia de AXA Real Estate, “las acciones de compañías inmobiliarias cotizadas se consideran, no obstante, inversiones fundamentalmente en propiedades y, a largo plazo, deberían comportarse en línea con los activos subyacentes: en caso contrario, constituirían una oportunidad de arbitraje”.[5] Esta fuerte correlación a largo plazo entre las acciones inmobiliarias cotizadas y las acciones inmobiliarias directas hace que las primeras sean una representación justa de las segundas — lo cual apoya la idea según la cual para la mayor parte de los inversores las compañías inmobiliarias cotizadas constituyen un método sólido para obtener acceso a los mercados inmobiliarios.

Gráfico 8: Incremento de la correlación de las acciones inmobiliarias cotizadas respecto a las acciones inmobiliarias directas a lo largo del tiempo

Imagen8

Fuente: Informe anual del mercado de la EPRA de diciembre de 2013.

Nota: El VL desapalancado de la EPRA es el valor inmobiliario cotizado corregido por liquidez y apalancamiento

 

La función de las acciones inmobiliarias cotizadas en una cartera

Sería muy costoso para un inversor lograr una exposición similar que fuese global y diversa en el mercado inmobiliario mediante una inversión directa en propiedades, puesto que ello requeriría la compra de una cartera de propiedades en todo el mundo – el capital necesario para esta inversión normalmente sólo estaría disponible para los mayores inversores institucionales. En comparación, el precio de entrada, o la inversión mínima de capital requerida, para invertir en compañías inmobiliarias cotizadas es mucho más bajo, y por tanto más accesible para una gama más amplia de inversores. Debido al alto precio de entrada para poseer compañías inmobiliarias directas, los inversores en activos inmobiliarios directos tienden a tener carteras de propiedades concentradas con un gran peso a favor de sus mercados de propiedades domésticos – exponiendo potencialmente a estos inversores a un mayor riesgo idiosincrático del que sería deseable de otro modo. Para estos inversores en participaciones inmobiliarias directas, las acciones de las compañías inmobiliarias cotizadas pueden ofrecer ventajas de diversificación. Además, las acciones de compañías inmobiliarias cotizadas aportan a los inversores significativos beneficios de liquidez en comparación con las inversiones en activos inmobiliarios directos.

 

Riesgos relacionados

Aunque los inversores considerarán probablemente atractivos los rendimientos históricos de las compañías inmobiliarias cotizadas y el incremento de los dividendos por encima de la inflación, es importante recordar que estas ventajas tienen también riesgos asociados. El precio de las acciones inmobiliarias fluctúa con el tiempo y las pérdidas de capital son posibles.

Al invertir en acciones de compañías inmobiliarias cotizadas, los inversores se exponen a riesgos relacionados con el precio y el rendimiento por arrendamiento de los títulos inmobiliarios subyacentes. Los datos muestran que el crecimiento económico, la demanda de propiedades inmobiliarias comerciales y aspectos fundamentales como las tasas de ocupación, los FFO[6] y los ingresos por alquiler están en gran medida ligadas a la rentabilidad de las acciones de las compañías inmobiliarias cotizadas.

Otro riesgo clave que deben afrontar los inversores en acciones inmobiliarias cotizadas guarda relación con el recurso al apalancamiento, y por tanto su sensibilidad al ciclo del crédito. Si los mercados de deuda se paralizasen – como ha ocurrido durante la crisis financiera mundial – las compañías inmobiliarias con un fuerte apalancamiento se verían forzadas a emitir acciones o a vender activos a precios bajos con el fin de refinanciar su deuda[7], lo cual podría ser perjudicial para el valor de los accionistas.[8] Además, en caso de una subida de los tipos de interés, sus rentas netas resultarán afectadas de forma negativa. Un entorno de tipos de interés relativamente altos puede hacer que sea más complicado para las compañías inmobiliarias adquirir propiedades o promover en condiciones atractivas.

Finalmente, las acciones inmobiliarias cotizadas registran históricamente una elevada volatilidad[9] en comparación con las de las compañías inmobiliarias directas – en parte debido al hecho que poseen mucha mayor liquidez y cotizan en bolsa en tiempo real, a diferencia de las inversiones en propiedades directas.

 

La importancia de la Gestión Activa

Cuando los inversores adoptan la decisión de incluir en sus carteras acciones de compañías inmobiliarias cotizadas, normalmente pueden decidir entre estrategias activas o pasivas de inversión. Las estrategias pasivas intentan replicar los rendimientos del mercado, mientras que las estrategias activas intentan obtener ‘alfa’, es decir, rendimientos superiores a los del mercado. Como muestra el Gráfico 9, se ha producido una importante dispersión de rentabilidades entre las compañías inmobiliarias cotizadas. Por ejemplo, en 2009, podemos observar una diferencia de más del 100% entre compañías del primer cuartil y del cuarto cuartil. Por definición, los inversores deberían seleccionar antes las compañías del primer cuartil para sus carteras de inversión y evitar las compañías del último cuartil. Aunque las diferencias de rentabilidad observadas en 2009 podrían ser en cierto modo extremas, las diferencias de dispersión tienden a ser la norma. Entre 2010 y 2013, la dispersión media entre las compañías del primer y del cuarto cuartil alcanzó el 50%. Esto demuestra que las compañías inmobiliarias cotizadas constituyen normalmente un sector en el que la gestión activa puede añadir valor. Un gestor activo cuenta con una amplia gama de posibilidades para mejorar el potencial de rendimiento, incluyendo el ajuste de las ponderaciones del sector, un posicionamiento a favor de tendencias seculares, así como la selección de títulos.

Gráfico 9: Dispersión de Rendimientos de las compañías inmobiliarias cotizadas

Imagen9

Fuente: Factset, AXA Investment Managers a 31/12/2013, resultados ‘rentabilidad total’ en USD

Contactos

Frédéric Temple

Head of Listed Real Estate, AXA Framlington

+33 1 44 45 77 41

Frederic.Tempel@axa-im.com

 

Matthew LOVATT

Global Head of Business Development, AXA Framlington

+44 20 7330 6541

Matthew.Lovatt@axa-im.com

 

Próximo artículo sobre los títulos inmobiliarios cotizados:  la función de los títulos inmobiliarios en una cartera más amplia de valores y bonos.

ADVERTENCIA LEGAL

Este documento tiene únicamente fines informativos y no constituye, por parte de AXA Investment Managers, una oferta de compra o de venta, una solicitud ni un consejo de inversión, y en ningún caso está dirigido a clientes particulares y/o a inversores finales. La información contenida en este documento se destina a clientes profesionales y a contrapartes elegibles, tal como se definen en los Artículos 78 bis y 79 ter de la Ley española del Mercado de Valores, que por tanto se supone que cuentan por ello con la experiencia, los conocimientos y la capacidad para adoptar sus propias decisiones de inversión y evaluar adecuadamente sus riesgos y sus clientes. Sobre la base de los datos se han formulado proyecciones, previsiones, anticipos e hipótesis que son subjetivos. Sus análisis y conclusiones constituyen la expresión de una opinión, fundamentada en los datos disponibles en una fecha específica.

Debido al carácter subjetivo e indicativo de estos análisis, llamamos su atención sobre el hecho de que la evolución real de las variables económicas y de los valores de los mercados financieros podría diferir de manera significativa de las indicaciones (proyecciones, previsiones, anticipos e hipótesis) que se incluyen en este documento.

Además, debido a la simplificación, la información incluida en este documento sólo puede ser considerada como subjetiva. Este documento puede ser modificado sin aviso previo y AXA Investment Managers puede, aunque no está obligado, actualizar o modificar de otra forma este documento.

Toda la información incluida en este documento se ha establecido a partir de datos específicos hechos públicos por proveedores oficiales de estadísticas económicas y de mercado. AXA Investment Managers declina cualquier responsabilidad relacionada con una decisión basada en o debido a su confianza en este documento. Todos los gráficos incluidos en este documento están actualizados en la fecha de publicación de este documento, a no ser que se indique lo contrario.

Además, debido a la naturaleza subjetiva de estos análisis y opiniones, estos datos, proyecciones, previsiones, anticipos, hipótesis y/u opiniones no son necesariamente seguidos o utilizados por los equipos gestores de AXA IM o por sus filiales, que pueden actuar basándose en sus propias opiniones y como departamentos independientes dentro de la Compañía.

Al aceptar esta información, los destinatarios de este documento acuerdan que utilizarán la información únicamente para evaluar su interés potencial en las estrategias descritas en este documento y no con otros fines, y que no divulgarán esta información a otras partes. Cualquier reproducción de esta información, ya sea una parte o en su totalidad, está prohibida, a no ser que haya sido autorizada de otra forma por AXA IM.

Ni MSCI ni cualquier otra parte implicada o relacionada con la recopilación, la redacción o la creación de datos de MSCI realiza ninguna declaración ni aporta ninguna garantía, ya sean expresas o implícitas, con respecto a estos datos (o sobre los resultados que puedan obtenerse a partir de estos), y todas estas partes declinan expresamente por el presente documento toda responsabilidad en relación con la originalidad, la exactitud, la totalidad, la comercialización o su ajuste con un fin particular con respecto a cualquiera de estos datos. Sin limitación de lo anteriormente expuesto, en ningún caso MSCI, cualquiera de sus filiales o cualquier tercera parte implicada o relacionada con la recopilación, la redacción o la creación de los datos, podrán ser considerados responsables por cualquier perjuicio ya sea directo, indirecto, especial, ejemplar, consecuencial o cualquier otro (incluida la pérdida de beneficios), aún cuando haya sido notificada la posibilidad de dicho perjuicio. No está permitida la distribución ni la divulgación de los datos de MSCI sin la autorización expresa, previa y por escrito de MSCI.

Editor: AXA INVESTMENT MANAGERS, una sociedad constituida conforme a las leyes de Francia, con sede social en Cœur Défense Tour B La Défense 4, 100, Esplanade du Général de Gaulle 92400 Courbevoie, inscrita en el Registro Mercantil y de Sociedad de Nanterre con el número 393 051 826.

© AXA Investment Managers 2014

[1] El 82% según el informe mensual de EPRA a enero de 2014.

[2] Las referencias a los REITs en este documento engloban los REITs en Estados Unidos y las estructuras similares a los REITs que encontramos en otros países.

[3] El 86% de este universo está en el sector inmobiliario comercial, y el 14% en el sector inmobiliario residencial.

[4] Valor del préstamo en comparación con el valor de la propiedad.

[5] Patterson añade que “la validez de esta declaración se demuestra mediante la reversión media respecto al “descuento sobre el VL” para los mercados y los títulos, que indican una relación a largo plazo.”

[6] Fondos procedentes de operaciones.

[7] “REIT and Commercial Real Estate Returns: A Post Mortem of the Financial Crisis.” Sheridan Titman and Garry Twite (McCombs School of Business); Libo Sun (Universidad Politécnica del Estado de California). Abril de 2013.

[8] La emisión de acciones puede ser dilutiva para los accionistas existentes por cuanto que la venta de activos a precios bajos destruye el valor del accionista.

[9] Volatilidad del 19,79% durante 10 años. Datos a 31/12/2013. Índice definido como índices ‘total return’ sobre la base de las Transacciones NCREIF a nivel del sector (para Estados Unidos) + índices a nivel del sector “total return” Investment Property Databank (IPD) para el Reino Unido + índices “total return” global Investment Property Databank (IPD) para Australia.

 

Gestión activa de la Renta Fija

Gestoras
Invesco

A principios de año, muchos clientes nos preguntaban en qué medida debían estar presentes en renta fija en 2015. En ese momento vivíamos en un entorno de TIRs de los bonos en mínimos históricos (incluso negativos para ciertos plazos en varios países) y con un futuro de incertidumbre, en parte por las previsiones de subidas de los tipos de interés en Estados Unidos en el primer semestre y en parte por el escenario de tipos planos para Europa y Japón, con programas de recompra de bonos en ambos países que podían alterar el normal funcionamiento de los mercados de renta fija.

Hoy, la situación de los mercados sigue generando ciertas dudas en los inversores. Las TIRs han rebotado con fuerza desde sus mínimos, con una subida inusitada en un corto periodo de tiempo, a pesar de que en términos absolutos siguen en niveles muy bajos históricamente hablando. Grecia ha complicado el escenario –especialmente para la renta fija europea- y la previsible y esperada subida de tipos por parte de la Reserva Federal se ha retrasado hasta después del verano… como mínimo.

Con todo esto, los inversores siguen preocupados sobre la presencia que deben mantener en el mercado de renta fija, si hay todavía potencial de obtener rentabilidades interesantes. Nuestra respuesta es la misma que a principios de año: si, hay que tener una presencia significativa en renta fija porque es un activo imprescindible en una cartera diversificada. Y también respondo afirmativamente a la pregunta de si es posible obtener una rentabilidad relativamente atractiva en este activo (teniendo en cuenta, claro está, que en el escenario actual es impensable ver retornos como los vividos en los últimos años).

La fórmula mágica para lograrlo está formada por dos componentes básicos. En primer lugar, el equipo de gestión. Hay que apostar por gestores con una larga experiencia a sus espaldas, que hayan demostrado sobradamente su valía en distintas fases del ciclo de mercado y que sepan reaccionar con prontitud a las condiciones cambiantes del entorno. Obviamente, esto implica una gestión activa y dinámica que permita identificar las oportunidades de inversión cuando aparezcan y que gestionen los riesgos (duración y universo de Renta Fija), de forma activa. Y por último, es imprescindible invertir en fondos muy flexibles, que puedan variar la composición de la cartera si las condiciones del mercado lo requieren, como ha sucedido en esta primera mitad del año y como me temo va a seguir sucediendo en lo que queda de 2015.

 

Iñigo Escudero, Director de Ventas de Invesco para Iberia y Latinoamérica

Invertir en deuda de alto rendimiento a través de Petercam

Gestoras
Petercam

Los bajos tipos de interés y las bajas remuneraciones que ofrecen los activos considerados “más seguros” han propiciado que los inversores tengan que ampliar su universo de inversión para obtener mayores rentabilidades. En este sentido, dentro del mercado de renta fija, el segmento de deuda de alto rendimiento ofrece buenas oportunidades, aunque por supuesto entraña un riesgo mayor que la deuda con grado de inversión. No obstante, existen fondos, como los de Petercam, que permiten invertir en high yield con una baja volatilidad y un sesgo hacia la preservación del capital.

Petercam L Bonds EUR High Yield Short Term es un fondo que invierte en deuda de alto rendimiento, sin restricciones sectoriales ni geográficas, con un vencimiento residual inferior a cuatro años en el momento de su adquisición. Tiene una volatilidad muy baja, con un sesgo defensivo, que trata de preservar el capital, y puede presumir de no haber registrado ningún impago en su cartera desde que fue lanzado en 2010.

Si lo que se pretende es aprovechar las oportunidades en bonos más largos está el Petercam L Bonds EUR Corporate High Yield. Fondo que invierte en papel global de alto rendimiento en euros con una duración modificada de 4,27%. Está pensado para inversores que tengan un horizonte temporal de al menos cuatro años y que quieran aprovechar el potencial de la deuda corporativa, excluyendo la del sector financiero.

O si se prefiere aprovechar todas las divisas en High Yield, incluyendo las regiones emergentes una opción es Petercam L Bonds Higher Yield, un fondo fondo Multiestrategia Total Return pionero en el universo de High Yield global, con sesgo hacia emisores europeos. Lanzado hace 15 años, captura la prima de riesgo sobre bonos soberanos en periodos largos, con inferior volatilidad a largo plazo. Está específicamente diseñado para inversores y ahorradores con base en euros, que tengan un horizonte temporal de entre tres y cinco años. Su estrategia de inversión se basa en una gestión activa diversificada, un buen análisis de crédito y una estrecha relación con el equipo analista de crédito, que añadido a un análisis macroeconómico, permite hacer una mejor selección/diversificación de los activos y divisas globales.

La oferta de fondos High Yield de Petercam permite por tanto acceder al mercado de deuda de alto rendimiento y elegir el riesgo que se quiere asumir sin tener que renunciar a la rentabilidad y a una gestión activa.

 

Resumen mensual de los Fondos Cartesio X y Cartesio Y

Gestoras
Cartesio

 

Cartesio X

Aguantando el envite…

Cartesio X sube un 0,19% en Mayo y acumula una rentabilidad del 4,63% en el año. Desde su inicio (31 de Marzo 2004), Cartesio X ha obtenido una rentabilidad anual del 5,51 % (81,96 % acumulada) con una volatilidad del 3,2%.

Es pronto para saber si la expansión monetaria del Banco Central Europeo está dando sus frutos y si efectivamente el miedo a la deflación va a desaparecer en Europa, pero por lo menos parece que la renta fija ha dejado de ser una opción obvia para el que no quería sobresaltos: la renta fija Europea a largo plazo (EUG4TR) ha caído un 1,5% y acaba con casi toda la rentabilidad acumulada en el año.

Nuestro fondo se ha comportado bien gracias a una baja duración y a una baja exposición a la renta fija (37%). Nuestra renta fija está más expuesta al riesgo de crédito que al de duración ya que, además de ofrecer éste una mayor rentabilidad esperada, es una opción consistente con nuestra visión de normalización de beneficios y desapalancamiento gradual del sector privado en Europa.

Seguimos constructivos en Europa y dispuestos a subir el nivel de inversión en renta variable (actualmente en el 14%) en caso de que veamos una corrección. Mantenemos el nivel de renta fija ya que aún estamos lejos de plantearnos asumir más riesgo de duración.

 

Cartesio Y

Turbulencias tras el despegue…

Cartesio Y sube un 0,89% en Mayo y acumula una rentabilidad del 11,9% en el año. Desde su inicio (31 de Marzo 2004), el fondo ha obtenido una rentabilidad anual del 7,15% (116,3% acumulada) con una volatilidad del 9,8%. Otro mes en el que el mercado sigue digiriendo las fuertes subidas de principios de año. Si bien hemos cerrado el mes en positivo, el final del mes ha estado marcado por las correcciones motivadas por la situación en Grecia y las renovadas dudas sobre el crecimiento en Estados Unidos y en Europa.

Creemos que el riesgo de Grecia está relativamente acotado y que la política monetaria del BCE puede estar dando sus frutos si efectivamente el miedo a la deflación ha pasado a un segundo plano. Por otro lado, más allá del debate de cuándo se producirá la primera subida de tipos en Estados Unidos, no vemos tal subida como algo necesariamente negativo. Creemos que supondrá una normalización desde niveles anormalmente bajos y no un intento de frenar una economía que se sobrecalienta.

El fondo se está comportando bien en las correcciones gracias al buen comportamiento de la cartera y al haber reducido en Marzo nuestro nivel de exposición a renta variable. Seguimos constructivos en Europa y dispuestos a volver a subir el nivel de inversión en caso de que las correcciones se intensifiquen.

 

La influencia de las emociones humanas en los precios de los activos y en la evaluación del riesgo

Gestoras
M&G

 

Juan Nevado, cogestor del fondo M&G Dynamic Allocation Fund

 

A algunas personas, el aplicar conceptos del campo de behavioural finance al mundo de la inversión podría sonarles como un enfoque excesivamente académico. En mi opinión, se reduce a un concepto muy sencillo que puede tener un valor inestimable a la hora de comprender cómo se mueven los mercados financieros y dónde pueden surgir riesgos y oportunidades. Esencialmente, el behavioural finance –o psicología del comportamiento financiero– reconoce un hecho vital: que los inversores son seres humanos. GG

Las teorías financieras «tradicionales», como por ejemplo la hipótesis del mercado eficiente (según la cual los mercados son plenamente eficientes y no se les puede ganar, ya que los precios de los activos reflejan toda la información relevante), asumen que los inversores siempre se comportan de forma lógica y racional. Como todos sabemos, este no es el caso de la naturaleza humana. Como seres humanos, todos somos vulnerables a la influencia de nuestras emociones a la hora de tomar decisiones. Esto significa que nuestras decisiones suelen basarse en impulsos irracionales, alimentados por características psicológicas del ser humano que conducen a varios tipos de sesgos cognitivos o emocionales. Esto puede ser muy peligroso al invertir, pues permite que la intuición y las emociones como el miedo o la avaricia nos distraigan de los hechos subyacentes o de los principios fundamentales que rodean a una inversión.

El behavioural finance identifica el hecho de que las personas cometen sistemáticamente errores de apreciación a la hora de tomar decisiones de inversión. Cuando estos errores los repite toda la comunidad inversora, provocan movimientos ilógicos en los precios de los activos. Estas ineficiencias pueden ofrecer una ventana de oportunidad a quienes reconocen cuáles son los motores de estos movimientos de precios y desarrollan estrategias para explotarlos.

Este concepto es la piedra angular de la filosofía de inversión del equipo Multi-Activos de M&G. En nuestra opinión, estas situaciones surgen con relativa frecuencia; de hecho, las emociones humanas y el «ruido» que conllevan determinan un porcentaje considerable de los movimientos bursátiles, imponiéndose a los atributos fundamentales de una inversión. Esto puede provocar periódicamente anomalías transitorias en los precios, que podrían ofrecer oportunidades de inversión: nuestra creencia es que los fundamentales son el principal motor del verdadero valor de un activo en el largo plazo, con lo que estas anomalías acabarán corrigiéndose. No obstante, aplicar un enfoque basado en el behavioural finance no es siempre tan fácil como suena.

Tomar decisiones opuestas a la visión de consenso puede ser difícil: a corto plazo puede dar la sensación de ser «erróneo», lo cual le resulta incómodo a cualquiera; pero si uno toma decisiones sobre la base de hechos fundamentales, no debería dejar que este malestar emocional le distraiga de sus convicciones. No obstante, hay que destacar que un enfoque basado en la psicología del comportamiento financiero no es lo mismo que un enfoque «contrarian». El behavioural finance no consiste en ir a contracorriente, ni en afirmar que uno sabe más que los demás sobre el futuro; más bien lo contrario: es crucial reconocer que sabemos muy poco sobre el futuro y así evitar predecir o pronosticar los movimientos del mercado. En lugar de ello, pensar en el behavioural finance nos anima a distinguir entre qué aspectos de nuestra visión inversora son atribuibles a hechos que podemos conocer, y cuáles se basan en nuestras emociones. De este modo, nos ayuda a evaluar en qué medida las emociones de las demás personas han distorsionado los precios, para a continuación integrar esta información en el proceso de toma de decisiones.

En última instancia, el behavioural finance no trata de ignorar el factor humano; de hecho pretende reconocerlo, confirmar su importante influencia, y a continuación eliminarlo del proceso analítico con el fin de tomar decisiones de inversión con éxito.

En mi opinión, el panorama de inversión actual ofrece un entorno fértil para quien sea capaz de reconocer el considerable efecto que las respuestas emocionales del ser humano pueden tener sobre los precios de los activos. Creo que las influencias conductuales siempre desempeñan un papel importante en los mercados financieros, pero cuando los inversores experimentan un golpe tan duro como la crisis financiera de 2008, recordamos lo potente que puede ser esta influencia.

Un factor emocional que ha sido particularmente evidente desde 2008 es el papel de la memoria en la evaluación del riesgo por parte de los inversores. Creo que las valoraciones actuales, tanto de la renta variable como de los bonos, sugieren que los inversores continúan traumatizados por su experiencia y que son excesivamente adversos al riesgo, comprando activos que perciben como «seguros» a cualquier precio. Por este motivo, la mayoría de los bonos soberanos me parecen caros; en cambio, y pese a las fuertes subidas experimentadas recientemente por las acciones, todavía existen mercados de renta variable que presentan valoraciones razonables.

Esto puede presentar oportunidades atractivas en un mundo post-crisis, a medida que estos recuerdos se difuminan y los activos de riesgo vuelven inevitablemente a subir de precio. No obstante, el camino puede ser muy accidentado y deberíamos anticipar periodos de considerable turbulencia en los precios de los activos. 

 

El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial.

M&G Investment Funds están inscritos para su distribución pública en virtud del art. 15 de la Ley 35/2003 sobre instituciones de inversión colectiva del siguiente modo: M&G Dynamic Allocation Fund nº de inscripción 843. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en alguno de los fondos mencionados en la presente. Las adquisiciones de un fondo deben basarse en el Folleto actual. La Escritura de Constitución, el Folleto, el Documento de Datos Fundamentales para el inversor (KIID), el Informe de Inversión anual o provisional y los Estados Financieros se pueden solicitar gratuitamente al DCA: M&G Securities Limited, Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido o Allfunds Bank, Calle Estafeta, nº 6, Complejo Plaza de la Fuente, La Moraleja, 28109, Alcobendas, Madrid. Antes de efectuar su suscripción, debe leer el Folleto que incluye los riesgos de inversión relativos a estos fondos. La información que aquí se incluye no sustituye al asesoramiento independiente. Promoción financiera publicada por M&G International Investments Ltd. Domicilio social: Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido, autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en el Reino Unido y su sucursal M&G International Investments Ltd., Sucursal en España con domicilio social en Plaza de Colón 2, Torre II, Planta 14, 28046, Madrid, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al Tomo 32.573, folio 30, hoja M-586297, inscripción 1ª con CIF W8264591B y con número de registro de la CNMV 79.

  

Glosario:

Riesgo: La posibilidad de que la rentabilidad de una inversión acabe siendo distinta de la esperada. El riesgo incluye la posibilidad de perder parte de la inversión original.

Activo: Cualquier elemento con valor comercial o de intercambio, que es propiedad de una empresa, una institución o una persona.

Valoración: El valor o la valía de un activo o una compañía en un momento dado.

Renta variable: instrumento financiero cuya rentabilidad no está definida de antemano, sino que depende de distintos factores entre los que destacan los beneficios obtenidos y las expectativas de negocio de la sociedad emisora.

Bono: Un bono es un título de deuda, con frecuencia a una empresa o gobierno, normalmente a un tipo de interés fijo por un plazo determinado, al final del cual es reembolsado.

Deuda pública (bonos soberanos): Títulos de deuda (letras, bonos y obligaciones) emitidos por un gobierno.

 

Mercados: lo que nos espera en lo que queda del 2015

Gestoras
Schroders

Schroders

 

Mercados: lo que nos espera en lo que queda del 2015

El año 2015 ha empezado con resultados dispares para las diferentes clases de activos y regiones, por lo que resulta difícil realizar una previsión única para lo que queda de año. A continuación, tenemos las perspectivas de distintos expertos de Schroders: Keith Wade, economista jefe, Rory Bateman, responsable de renta variable europea y Gareth Isaac, gestor de fondos de renta fija.

 

Economía global – Keith Wade

La visión sobre la economía global de Keith Wade es muy positiva, aunque existen varias fuentes con potencial para generar volatilidad en el mercado o malestar económico. Uno de los temas clave que genera expectativas positivas para el crecimiento mundial es el bajo precio del petróleo, cuyos efectos están todavía por ver. Evaluar estos efectos significa, en realidad, ser capaz de identificar el lapso de tiempo que transcurrirá hasta que éste tenga un efecto directo en los consumidores. Hay que ser conscientes de que el precio del petróleo es menor y de que se va a mantener así hasta que el consumidor cambie su comportamiento, pero todavía no ha llegado a este punto.

Aunque las expectativas iniciales de los inversores de que la caída del precio del petróleo conllevaría presiones deflacionistas están justificadas, los temores de cara a una tendencia deflacionista permanente están fuera de lugar. Estamos entrando en deflación, pero no es algo malo. Todos consumimos energía y la caída en los precios de la energía actúa como una rebaja de impuestos, lo que será beneficioso.

Un acontecimiento menos positivo para los mercados sería una subida de los tipos de interés por parte de la Fed, prevista para este año. La tasa de desempleo en Estados Unidos se ha reducido de manera significativa. Actualmente se sitúa en el 5,4%, lo cual es coherente con la denominada NAIRU [Non-Accelerating Inflation Rate of Unemployment (tasa de desempleo no aceleradora de la inflación)], o el punto de equilibrio del desempleo. Cuando el desempleo se sitúa por debajo de la tasa NAIRU, se acelera el incremento de los salarios y esto es exactamente lo que está pasando. El banco central tiene que tomar nota de esto.

Un desvío en la línea dura de la política de la Fed podría dar lugar a episodios significativos de volatilidad en los mercados globales, a los que los inversores deberán prestar atención. Sin embargo, mientras que la apertura de un ciclo de ajuste ha llevado históricamente a reveses en el mercado a corto plazo, una vez que los inversores se posicionan en la temática de crecimiento impulsada por el aumento de los tipos de interés, los mercados tienden a funcionar bien.

 

Renta variable europea– Rory Bateman

Con unos beneficios del 15% en lo que va de año, el mensaje de Rory Bateman para los inversores en renta variable europea también es positivo, pero con un poco de precaución. Muchos inversores siguen estando totalmente a favor de posicionarse en acciones europeas durante 2015, pero Bateman cree que podrían estar adelantándose. Las valoraciones fundamentales han impulsado el atractivo de los mercados europeos en los últimos tres años, pero ahora estamos presenciando cómo la diferencia de valoraciones con otros mercados está desapareciendo.

La diferencia entre el mercado estadounidense y el europeo se refleja en el diferencial de beneficios y el de beneficio por acción. En Estados Unidos, los beneficios por acción han alcanzado su máximo. En Europa, no se ha presenciado un aumento en los ingresos en los últimos seis años ni se ha dado una recuperación en los beneficios.

Así, los inversores tienen que creer en la temática del crecimiento de los beneficios para ser partícipes de la misma a partir de ahora. La buena noticia es que existen varias ventajas. La debilidad de la moneda única es un catalizador considerable de la rentabilidad. Esto, junto con el descenso del precio del petróleo, las políticas monetarias acomodativas y las condiciones de concesión de crédito deberían tener repercusiones positivas en los beneficios, lo que ya está empezando a reflejarse en los números.

Según Bateman, durante el primer trimestre EE. UU. sufrió caídas generalizadas, pero en Europa se ha vivido un aumento de los beneficios por primera vez en cuatro años. Con la excepción de los sectores relacionados con las materias primas, que presentan problemas, prevemos un crecimiento de los beneficios del 15% para este año.

 
Renta Fija – Gareth Isaac

Gareth Isaac concuerda con la opinión de Wade de que la economía global parece cada vez más estable, pero advierte que, precisamente por esto, algunos de los segmentos del mercado de bonos podrían presentar más riesgo del que los inversores tienen en cuenta. Según Isaac, la reciente volatilidad del mercado de bonos debería estabilizarse a la baja a corto plazo. No obstante, recomienda que los inversores no se acomoden demasiado.

Durante los últimos veinte años aproximadamente, la rentabilidad de los bonos, en general, ha caído. La inflación se ha mantenido a la baja y las últimas políticas aplicadas por los bancos centrales han fomentado la caída de las rentabilidades de la renta fija hasta niveles nunca vistos. Sin embargo, Isaac considera que las rentabilidades ya han tocado fondo. Con la subida de tipos por parte de la Fed a la vuelta de la esquina, podría ser un buen momento para que los inversores reevalúen sus posiciones en renta fija.

La percepción de los inversores sobre los bonos ha sido, durante mucho tiempo, que el riesgo crediticio, históricamente asociado a la inversión en renta fija, es el único riesgo que puede perjudicar al capital invertido. No obstante, la tasa de inflación y el riesgo de tipos de interés también se deben tener en cuenta. La deuda pública, incluso la considerada «refugio», como los bonos del Tesoro o los Gilts británicos, presentan más riesgo de lo que muchos creen. Los inversores se posicionan en estos activos sin darse cuenta de qué parte de su capital puede estar en riesgo.

Isaac no cree que el reciente revés del mercado haya marcado el inicio de un mercado bajista, ni que se darán revalorizaciones con la primera subida de tipos de la Fed. Los activos monetarios no son una alternativa para la mayoría de los inversores. Sin embargo, en 2016, cuando, según Isaac, los tipos básicos habrán aumentado hasta un nivel más normalizado, los mercados de bonos podrían enfrentarse a obstáculos reales».

 

 

“Los expertos de Schroders han expresado sus puntos de vista y opiniones en este artículo y estos pueden cambiar. Los pareceres y opiniones de nuestros expertos no representan necesariamente las opiniones expresadas o reflejadas por Schroders en otras comunicaciones, estrategias o fondos.

La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido.”

 

Deudas subordinadas financieras: un segmento con gran potencial en un contexto de tipos bajos

Gestoras
Lazard

 

Las inyecciones masivas de liquidez del BCE (se esperan cerca de 1,5 billones de euros a través de las diversas TLTRO y del plan de flexibilización cuantitativa) van a mejorar la estabilidad financiera, reforzando en esa misma medida el exceso de liquidez de los bancos en Europa.

Paralelamente, el plan de compra de activos del BCE llevará a los inversores a reequilibrar sus carteras hacia activos más arriesgados, como las acciones y el crédito financiero – un movimiento que debería favorecer a las deudas subordinadas y a los bonos convertibles contingentes – o los títulos denominados en divisas distintas del euro.

François Lavier, gestor-analista de Objectif Crédit Fi., comparte su análisis con nosotros y nos expone sus perspectivas para 2015.

 

¿Cómo se posicionan las deudas subordinadas financieras en Europa?

El mercado de renta fija europea tiene un volumen de cerca de 17 billones de euros, y consta de tres grandes segmentos: 1/ Soberana (53%) 2/ Financiera (33%) 3/ Corporativa (14%). Entre los valores financieros, la deuda subordinada (648.000 millones de euros) constituye un segmento de nicho en comparación con la deuda pública, pero aún así representa el doble que el segmento High Yield o 6 veces más que el de las obligaciones convertibles. Señalemos que la deuda subordinada financiera a menudo está infraponderada en las asignaciones de los inversores, erróneamente a nuestro modo de ver.

 

¿Cuál de sus fondos juega con esa estrategia de nicho?

Efectivamente, ofrecemos un fondo gestionado con una estrategia de rentabilidad total: Objectif Crédit Fi., invertido en su mayor parte en Tier 2. Este fondo se caracteriza por una gestión de convicción, sin restricciones o imperativos asociados a un índice de referencia. Se basa en una gestión fundamental que se apoya en el conocimiento del sector, los emisores, el mercado y las emisiones, y en la capacidad de analizar las cláusulas específicas complejas vinculadas a la deuda subordinada; de hecho, para consolidar esa pericia, hemos construido herramientas de análisis interno. Finalmente, gestionamos activamente nuestros diversos riesgos de crédito, de tipos y de cambio (multidivisas € / $ / £).

 

¿Qué nivel de solvencia presentan los emisores y las emisiones en cartera?

El fondo está expuestos en un 60% al sector bancario, y en un 40% al de seguros.

Construimos una cartera sólida, con calificaciones aptas para la inversión; los emisores tienen notas de solvencia altas, centradas en torno a A para el fondo en cuestión. En cuanto a las emisiones, Objectif Crédit Fi. es BBB.

 

¿A quién se dirige ese tipo de inversión?

Objectif Crédit Fi. se dirige a los inversores que buscan rendimiento en soportes de renta fija emitidos por bancos o aseguradoras con niveles de calificación aptos para la inversión, que ofrecen un rendimiento superior (3-6%) y presentan una mayor volatilidad (2-4%) que los fondos de renta fija clásicos.

Desde principios de año*, genera rentabilidades apreciables, del +3,8%. Su rendimiento actuarial a finales de marzo es del 3,5%.

*A 31 de marzo de 2015

 

¿Cuáles son sus perspectivas respecto a esta clase de activos?

Pensamos que su potencial de rentabilidad en los próximos 12 meses se sitúa en un rango del +5% al +10%, con una volatilidad razonable que debería rondar el 3-4%. A nuestro modo de ver, el posicionamiento actual de las carteras debería permitir que los inversores se beneficien de:

  • la suscripción temporal con altos rendimientos actuariales (3-6%)
  • una inminente contracción de las primas de riesgo, que siguen siendo altas
  • los tipos bajos, pero con una protección en caso de que vuelvan a subir a medio plazo (los títulos de los fondos deberán estar reembolsados o los cupones reajustados a ese horizonte)
  • la bajada del euro frente al dólar y la libra esterlina
  • y nuestra selección de valores.