Gestoras

A la caza de rendimientos en el sector inmobiliario

Sector Inmobiliario

 

El sector inmobiliario europeo vuelve a presentarse como una opción atractiva para los inversores. El compromiso de los bancos centrales de apoyar un crecimiento económico esquivo y mantener la deflación a raya y sus divisas débiles se mantiene firme. Recordemos que el Banco de Inglaterra descartó una subida de los tipos de interés en el corto plazo, mientras el Banco Central Europeo rebajó en su reunión de marzo los tres tipos de interés principales, expandió su programa de flexibilización cuantitativa – tanto en volumen como en la lista de activos, añadiendo los bonos corporativos – y lanzó una nueva oleada de TLTRO.

El sector inmobiliario cotizado europeo ha tenido de nuevo el mejor comportamiento sectorial en marzo 2016 respecto a un plano Stoxx Europe 600. La actividad corporativa en el sector inmobiliario europeo continua intensa con nuevas salidas a bolsa, fusiones y colocaciones. Para aprovechar esta ventaja, Degroof Petercam AM cuenta con el fondo Petercam Real Estate Europe Dividend, que bate al índice europeo de referencia FTSE EPRA con inferior volatilidad, a través de una gestión activa de la cartera, ofrece una exposición a los títulos más representativos del sector inmobiliario europeo. El objetivo principal del fondo es proporcionar al inversor una ‘renta’ con menor volatilidad con respecto al resto de la bolsa, procedente de los alquileres y revalorización de los inmuebles. Por regiones, la zona euro acapara la mayor parte de las inversiones de la cartera, especialmente Francia.

El rendimiento medio del 4,97% en los dividendos de Petercam Real Estate Europe Dividend todavía es relativamente atractivo, en comparación con otros activos como los bonos corporativos con grado de inversión. Aún vemos un buen interés en el mercado de inversión directa y ésta sería una de las métricas clave para ver si el volátil entorno macroeconómico afecta a los valores de los inmuebles. Hasta ahora, no lo ha hecho. La todavía importante brecha de rendimiento o prima de riesgo entre los rendimientos de propiedad y los costes de financiación es un amortiguador para absorber las posibles subidas de los tipos de interés por parte de los bancos centrales, que todavía están relativamente lejos.

Consideramos que actualmente las compañías están cotizando por debajo de sus NAV (Net Asset Value) estimados. Todavía encontramos huecos por debajo del crecimiento medio en el flujo de caja y el NAV y preferimos estas compañías, siempre y cuando confiemos en la gestión y veamos que la implementación de su estrategia va por el buen camino. En este contexto, continuamos buscando buenas proposiciones de retorno de riesgo.

En un entorno con tipos de interés cambiantes, seguimos convencidos de nuestro criterio principal de buscar compañías que generen un crecimiento saludable en flujo de caja por acción. Este criterio debería dar como resultado un retorno total atractivo para el inversor. También buscamos bonos adicionales de compañías inmobiliarias. Cuando compramos, somos disciplinados en el nivel de entrada para mantener un rendimiento por dividendo relativamente alto en el fondo.

 

Olivier Hertoghe y Damien Marichal, gestores de Petercam Real Estate Europe Dividend

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *