La empresa y las pensiones

Diario
La empresa y las pensiones
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

La población envejece. La pirámide poblacional de la mayoría de países desarrollados se esta invirtiendo, y esto supone un gran problema. Habrá menos jóvenes trabajando para pagar las pensiones de un número cada vez mayor de ancianos. Aún no se sabe cómo afrontarán este desequilibrio las arcas de la Seguridad Social, y por ende las empresas. De ahí este post: La empresa y las pensiones.

Las aportaciones de las empresas son un pilar fundamental de las arcas de la Seguridad Social. Por lo tanto, son responsables del mantenimiento de las pensiones futuras de los trabajadores. De ahí que uno de los supuestos que contemplan las leyes tributarias como retribuciones en especies a los trabajadores sean aportaciones al plan de pensiones de estos. De este modo las empresas pueden contabilizar estas aportaciones como gastos de personal, ya que esta retribución en especie debe estar cuantificada e indicada en la nómina. No obstante, no existe obligación de practicar “ingreso a cuenta” (el empresario está obligado a ingresar un pago a cuenta a la Hacienda Pública por la autoliquidación de la renta que recibe el trabajador) sobre las contribuciones hechas a los planes de pensiones.

En los últimos años, debido a la crisis, estas aportaciones que realizaban las empresas en nombre de sus empleados se han reducido considerablemente. Este dato es muy negativo, ya que no solo se ve reducido el ahorro de los españoles, sino que dirige a la población activa del país hacia una jubilación de pensiones precarias. Es necesario ahorrar para la jubilación y las empresas deberían preocuparse por el futuro de sus empleados. Una Seguridad Social sin dinero para pagar pensiones solo puede sobrevivir aumentando los impuestos y esta subida de impuestos afectará indudablemente al balance de las empresas.

De ahí que la responsabilidad de las pensiones sea de todos: Gobierno, empresas y trabajadores. Todos deben aportar para hacer posible la sostenibilidad de estas en el futuro. Los fondos de pensiones son necesarios y deben fomentarse, si no las pensiones decentes en el futuro son imposibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *