Gestoras

Las pequeñas y medianas compañías europeas: inversión estructural en una cartera diversificada

Afrontamos un 2021 también histórico para nuestra humanidad, después de dejar atrás 12 meses de verdaderas trasformaciones estructurales sociales y económicas. Cambiamos hábitos de consumo, de como nos relacionamos y, también y no menos importante, de como invertimos. En esta línea, donde la disrupción tecnológica nos ha enseñado que atravesamos cambios relevantes y estructurales, desde LONVIA Capital, estamos convencidos de que un posicionamiento basado en calidad, crecimiento y alta especialización ofrecerá sostenibilidad de resultados en el largo plazo.

En LONVIA Capital somos unos fieles convencidos de que, para aportar valor a nuestro patrimonio, los inversores tienen que volver a lo que es la verdadera esencia de la inversión en renta variable, o lo que es lo mismo, a la selección de los mejores modelos económicos en una perspectiva de largo plazo. Es decir, aquellas compañías que son capaces de generar beneficios sostenibles en el largo plazo.

Las small & mid caps presentan una serie de ventajas y factores estructurales, frente a las de gran capitalización, que las hacen muy atractivas. Eso sí, siempre con un horizonte temporal a largo plazo.

El universo de las small & mid caps da acceso a una gran diversidad de modelos económicos y mercados orientados al crecimiento. Es el lugar para la innovación donde se crean y desarrollan nuevos modelos económicos en campos como la industria, tecnología y servicios.

Las small & mid caps no tienen por qué ser startups ni empresas de reciente creación, en muchos casos se trata de empresas con una larga trayectoria que compiten y dominan un nicho de mercado, con barreras de entrada muy altas, donde no hay competidores y son líderes, que con el tiempo van creciendo y generando beneficios de manera sostenible.

Identificamos todas estas características con el objetivo de subrayar la importancia de incluir el segmento de pequeñas y medianas compañías europeas como parte estructural de un inversor de largo plazo. Pero, además, creemos que estas compañías canalizan y se aprovechan de estos cambios estructurales que hablamos al principio del artículo.

El hecho de invertir gran parte de sus beneficios netos en innovación, tecnología o lo que es lo mismo, un su desarrollo orgánico, les hace jugar con ventaja en un mercado donde quien pueda ser más ágil, rápido y eficiente se aprovechará directamente de estas tendencias globales que han llegado para quedarse.

Autor: Iván Díez Sainz. Socio y Director de Desarrollo de Negocio de Lonvia Capital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *