Nuestra misión es democratizar el Asesoramiento Financiero

Finanzas personalesEtiquetas
asesoramiento-fondos
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

El mundo de la inversión ha evolucionado desde el principio de los tiempos. La valoración del dinero y de su uso ha traído grandes puntos de vista a la vida social. Pero el dinero ha sido una de las principales razones para cambiar la forma de ver el propio dinero.

Qué usamos, cómo lo usamos, dónde lo usamos y para qué han sido las preguntas que se han hecho tanto los inversores como los que reciben esas inversiones. La teoría del uso del dinero ha llenado libros, películas y miles de horas de charla. Pero en realidad, en España el dinero siempre ha guardado silencio, las grandes entidades financieras han dominado desde el principio del siglo pasado la voluntad de los inversores.

Tenemos una de las más avanzadas redes de comercialización bancaria del mundo. Los bancos han hecho grandes inversiones en preparar la información que suministran a sus clientes y han sabido controlar cómo alimentar a sus clientes con esa información. Somos el país más avanzado en tecnología, pero esa tecnología no se ha puesto al servicio del cliente sino al servicio del producto.

La banca española ha sido desde siempre una banca de producto y no una banca de clientes. La razón ha sido que pesa más la cuenta de resultados de las entidades financieras que la preocupación por dar un buen servicio al que lo necesita. Ahora somos un país de Bancas Privadas y no de Banca Humana, por eso acudimos a algo como los “Robo Advisor”. Queremos que mediante el uso del asesoramiento automático los usuarios de banca empiecen a ser más humanos.

Puede ser una contradicción, pero los algoritmos de Feelcapital lo que consiguen es que cada persona tenga su propia cartera de inversión y que la personalización en banca llegue a todo el mundo.
Nuestra misión como Asesor Automático es que por fin llegue la democratización al asesoramiento financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *