Planes de pensiones: ¿qué ha pasado con la hucha de las pensiones?

Diario
planes de pensiones
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

En esta ocasión hablaremos sobre el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, comúnmente conocido como la hucha de las pensiones o hucha de los planes de pensiones. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social atribuye su creación “como consecuencia de la exigencia institucional para el sistema de Seguridad Social de establecer fondos especiales y reserva destinados a atender las necesidades futuras en materia de prestaciones”. En otras palabras, se trata de un colchón de seguridad que tiene como objetivo atender los pagos a los que se enfrenta la Seguridad Social.

En los últimos años, la polémica ha crecido en torno a este fondo de reserva debido a que desde 2010 se ha tenido que utilizar en repetidas ocasiones para hacer frente a los pagos comprometidos con los contribuyentes. La elevada tasa de paro es el factor explicativo a que la hucha de las pensiones haya caído más de un 50% en los últimos 3 años, quedando actualmente en 8.095 millones de euros. Al problema del paro hay que sumarle además, el envejecimiento de la población originado por la baja natalidad.

Pero, ¿cómo se llena el fondo? Los ingresos que recibe el fondo se llena con los excedentes de la Seguridad Social, el excedente derivado de la gestión por parte de las mutuas de accidentes de trabajo e incapacidad temporal y de los beneficios que obtenga la inversión del fondo en deuda soberana.

El fondo invierte ese patrimonio en una serie de activos para aumentar su dotación. Eso sí, no puede correr riesgos. La inversión está restringida únicamente a activos de muy alta calidad crediticia. Los criterios de inversión del último año disponible son de 2016, donde se señala que invirtió en deuda pública española, alemana, francesa y de los Países Bajos, así como en activos emitidos por el ICO.

En definitiva, la hucha de las pensiones ha servido para suavizar la complicada situación a la que tuvo que hacer frente el anterior gobierno en la Seguridad Social, permitiendo pagar las pensiones en una época de crisis económica. No obstante, el sistema de pensiones públicas tiene fecha de caducidad y no ya por una crisis económica, sino demográfica. El número de cotizantes es cada vez menor y es mayor el número de pensionistas. Debido a esto, cada vez son más los ahorradores que deciden asegurar su futuro e invertir en un fondo de pensiones privado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *