Sayonara, Fondos Garantizados

PostEtiquetas , , ,
Fondos-inversion-garantizados-feel-capital
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

A la hora de invertir es vital hacerlo con conocimiento. Los inversores necesitan recibir mensajes adecuados a través de una información clara e inequívoca. Desgraciadamente, esto no es así. Impulsados por la inercia (campañas bancarias para la suscripción de fondos que alentan sustituir la contratación de depósitos con bajas rentabilidades), aumenta el número de inversores con nula o poca cultura financiera.

La falta de conocimiento provoca que los inversores confundan términos e incluso que no acaben de comprender el tándem riesgo/rentabilidad. Las entidades financieras han comercializado productos bajo el lema”invierta sin riesgo pero con más rentabilidad”. Un claro ejemplo lo encontramos con los Fondos Garantizados. ¡Cuidado!

Te ofrecen unos rendimientos maravillosos conservando el capital pero, al final, llegada una fecha determinada, sólo te garantizan la inversión inicial  y, además, te cobran comisiones. Y ojo a la letra pequeña, la “garantía” no es válida en caso de que la emisora de la deuda que compre el fondo sea insolvente.

Es un error optar por Fondos Garantizados cuando se descubre la realidad. Los márgenes entre las estructuras, las comisiones y las rentabilidades que obtiene el inversor son demasiado pequeñas. Si realmente uno quiere dormir tranquilo, debe conocer bien en qué está invirtiendo.  El mayor riesgo lo toma el inversor  cuando se deja llevar por el producto de campaña, porque es más que probable que no se adapte a su horizonte de inversión, solo beneficie a la entidad bancaria y no tenga en cuenta que cada partícipe y sus necesidades son diferentes.

Los Fondos Garantizados no han sido rentables ni cuando los tipos de interés eran altos y  estos eran los fondos más vendidos.¿Por qué los inversores siguen cayendo en la trampa?

En el 2015 empiezan a implementarse medidas ante los cambios regulatorios MIFID 2 y su consecuente reestructuración por la nueva Directiva europea. Mayor oferta de productos y menor número de canales de distribución obligan a las gestoras a especializarse y diferenciarse ¿Cómo lo harán?

Proporcionar información está bien, pero es conveniente ofrecerla completa para poder fomentar el conocimiento y el aprendizaje. Los inversores, a la hora de optimizar sus inversiones y, sobre todo, en Fondos de Inversión, deben conocer bien los riesgos, las comisiones, (el diferimiento fiscal) las ventajas fiscales, los traspasos, las rentabilidades históricas (las curvas de rentabilidad), etc. Con una información incompleta, lo único que se fomenta es la aparición de malas prácticas en las que la Banca sale beneficiada y los inversores perjudicados. Dada esta situación, los inversores quedan indefensos, vulnerables, y toman decisiones infundadas y manipuladas por las entidades bancarias. Estas toman posición y ¡pam!, resultan ser las más beneficiadas por colocar productos sin valor como los Fondos Garantizados.

Resulta evidente la necesidad de crear herramientas que ayuden a los inversores a comparar productos entre los distintos Fondos de Inversión disponibles. Y más importante, es necesario fomentar su educación financiera ya que aún queda mucho camino por recorrer. Por ejemplo, a día de hoy, hay partícipes que piensan que hay productos fiscalmente más ventajosos, como los depósitos. Grave error.

Podemos augurar el fin de los