Cómo afectan a nuestra jubilación las decisiones de inversión irracionales

Diario
Cómo afecta a nuestra jubilación las decisiones de inversión irracionales
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

Las finanzas conductuales (Behavioral Finance) introducen la psicología al mundo económico. El último premio Nobel de Economía, Richard Thaler, fue galardonado, precisamente, por sus grandes aportaciones teóricas en este campo. Este profesor de la Universidad de Chicago se llevó el premio gracias, en parte, a su libro Nudge, donde nos cuenta las razones y efectos de los comportamientos irracionales en los mercados financieros y nos ilustra cómo afectan a nuestra jubilación.

Una muestra más de esta irracionalidad la podemos ver en este artículo de opinión: Cuál es el mejor día para hacer aportaciones al plan de pensiones. Se habla de cómo los españoles, o la mayoría de nosotros, solo aportamos dinero a nuestro plan de pensiones los últimos meses del año. Una conducta irracional por parte de los inversores puesto que, a pesar de que estadísticamente está demostrado que es más rentable hacerlo a final de cada mes, la mayoría del patrimonio en fondos sigue entrando a finales de año. Esto se debe al diferimiento fiscal que supone. Al inversor parece importarle más los 8.000€ que puede retrasar en impuestos que la rentabilidad que podrían haber generado durante el año. Y dejar aparcado tu plan de pensiones hasta el último mes del año es, sin duda, un comportamiento irracional.

Las razones que se dan en el artículo son dos:

  1. Limitar las aportaciones a solo el mes de diciembre supone asumir un gran riesgo de mercado y jugarse toda la inversión a un solo contexto. En cambio, aportando en 12 momentos estarás diversificando en distintos instantes del mercado y, por tanto, reduciendo tu riesgo.
  2. Pierdes el efecto de capitalización. Este efecto solo se consigue invirtiendo periódicamente y desde muy temprana edad.

Además, se señala la importancia de hacer estas aportaciones nada más cobrar la nómina, cuando, normalmente suele ser al revés. Cambiar este mecanismo, y tomárnoslo como un recibo más, hará que sea más fácil el proceso de invertir en nuestro plan de pensiones.

Por otro lado, e insistiendo en el factor psicológico en lo referente a nuetras inversiones, Thaler hace hincapié en la formación de expectativas; mencionando ciertos condicionantes que afectan a esta, como la confianza en nosotros mismos, el optimismo, nuestro conservadurismo, etc.

Lo importante de este estudio al final es demostrar que la economía no es una ciencia exacta y que los economistas sí serán capaces de explicar el pasado, pero nunca el futuro ya que existen muchísimos condicionantes psicológicos que ningún modelo económico podrá tener en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *