Robo advisor vs. las entidades financieras

Diario, Robo Advisor
Los robo advisor vs. las entidades financieras

Para los estándares de una start-up tecnológica, los Robo Advisor están bien entrados en la edad adulta. Betterment, uno de los primeros en salir al mercado, sigue siendo uno de los Robo Advisor independientes más grandes. Tras cumplir siete años en mayo del año 2017, se coronó como el primer Robo Advisor que superó los 10.000 millones de dólares en agosto de ese mismo año.

Como modelo de negocio es una modesta historia de éxito, ya que existe un número importante de gestores de carteras con un patrimonio mucho mayor. Sin embargo, es difícil ignorar el efecto que este tipo de robots financieros han tenido en la industria financiera de Estados Unidos en particular y del resto del mundo a nivel global.

Robo Advisor: Los costes en el punto de mira

El poner los costes en el punto de mira del sector financiero y la transparencia en el cobro de estos por parte de los Robo Advisor, han forzado a los grandes jugadores de la industria a tener que bajar precios. Este “ajuste” de los costes y la entrada en vigor de MiFID II en Europa ha traído como consecuencia colateral la subida de los importes mínimos de acceso a las bancas privadas, que se han visto obligadas a tomar esta medida para poder cuadrar las cuentas a final de año.

El “advice gap”

Este panorama deja a algunos inversores en “tierra de nadie” en materia de asesoramiento, que es lo que se conoce en el mundo anglosajón como “advice gap”. Como solución y con el objetivo de llegar a estos clientes, algunos Robo Advisor están añadiendo la opción de contar con asesores humanos a cambio de un incremento en sus costes, y las entidades financieras tradicionales están añadiendo software para poder bajar los suyos de tal manera que ambos están convergiendo en un punto intermedio.

Al final, el conflicto que se presuponía que existiría entre los Robo Advisor y las entidades financieras se está convirtiendo en una búsqueda de sinergias entre ambos modelos.

Cómo contratar Feelcapital 50

Diario, Finanzas personales
Cómo contratar Feelcapital 50

Por fin llegó Feelcapital 50. El Plan de Pensiones que busca ser el más barato del mercado español fue aprobado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones a finales de 2017 y entra en 2018 operativo al 100%. Ya está disponible para aportaciones y traspasos, así que no pierdas más tiempo ni rentabilidad y traspasa tu Plan de Pensiones a Feelcapital 50. Te dejamos una pequeña guía con los pasos necesarios sobre cómo contratar Feelcapital 50.

Continuar leyendo “Cómo contratar Feelcapital 50”

¿Hay que invertir en bitcoins?

Diario, Finanzas personales
Invertir en bitcoins

Después de alcanzar los 17.500 dólares a finales del 2017 y de estrenarse en el mercado de futuros de la Bolsa de Chicago, los bitcoins están de moda. Muchos son los inversores atraídos por este activo pero, ¿hay que invertir en bitcoins?

Lo primero sería decir que los bitcoins son una criptomoneda, virtual e intangible. Esto significa que podemos realizar transacciones con ella, pero nunca retirarla físicamente. Esta “divisa” vale lo que la gente esté dispuesta a pagar por ella. No tiene ningún banco central que la respalde. Esta característica lo convierte en un activo muy poco recomendable para la inversión, ya que no tiene ninguna institución que vele por su valor.

Debido a la volatilidad que ha sufrido en los últimos años, muchos consideran su valor una burbuja. Lo malo de las burbujas es que no se ven hasta que explotan, pero los bitcoins están cumpliendo con las características de burbujas anteriores. A muchos les recuerda a la crisis de los tulipanes que se produjo en los Países Bajos en el siglo XVII. Se está inflando el valor de algo que no sirve para nada, y cuyo valor no es más que lo que la gente esté dispuesto a pagar.

Otro problema de los bitcoins es que no pertenecen a nadie. Se guardan en monederos virtuales y en ningún bitcóin vienen los datos de su poseedor. Esto los hace perfectos para el blanqueo de dinero y es por esto que muchos países han prohibido el uso de bitcoins. Del mismo modo, debido a que su valor no fluctúa en un mercado regulado, es fácil para grandes fondos mover el precio de este valor a su antojo. Se piensa que la gran mayoría de movimientos bruscos en el valor de estas monedas ha sido provocado, pero debido a la falta de regulador y a la poca transparencia de este mercado es imposible saberlo con certeza.

No es recomendable invertir en bitcoins. Como inversión especulativa se podría contemplar, pero dado el precio actual del activo, no es recomendable entrar ahora mismo. El gran descubrimiento del bitcóin es su tecnología. La tecnología blockchain supone un gran avance informático, las criptomonedas sin un banco central que los respalde no.

 

¿Sabemos para qué se usa el Big Data en el mundo de la inversión?

Diario
Sabemos para qué se usa el Big Data en el mundo de la inversión

Cada vez más empresas lo usan y se trata de una herramienta fundamental para aumentar las ventas. Este año hemos oído hablar mucho sobre el Big Data en general y el Big Data en el mundo de la inversión en particular, pero si aún no sabes qué es y qué implicaciones tiene, en este post trataremos de resolver tus dudas.

Big Data es un término común bajo el que se agrupan toda clase de técnicas de tratamiento de grandes volúmenes de datos, fuera de los análisis y herramientas clásicas. Es utilizada, por tanto, para describir enormes cantidades de datos. Es decir, permite analizar ingentes cantidades de datos. Pero, ¿por qué está siendo el Big Data tan importante? Existen tres motivos fundamentales:

  1. La disminución de costes.
  2. Se toman mejores decisiones.
  3. Brinda la capacidad de ofrecer nuevos productos y servicios.

Es por esto mismo por lo que las grandes empresas lo utilizan en su estrategia de producto. Y cada vez, nos guste o no, estará más presentes en nuestras vidas. ¿Cómo? Cuando utilizamos internet en nuestro ordenador o teléfono móvil vamos dejando señales (datos) de nuestras preferencias, de lo que nos gusta y de lo que no nos gusta. Estos datos son analizados con un único fin: ofrecer productos que interesan al consumidor. Por ejemplo, si has estado mirando en una tienda online zapatos, acto seguido, te aparecerán en cualquier página web donde haya publicidad muchos anuncios de zapatos. Y esto, es solo un pequeño ejemplo.

Pero, ¿qué implicaciones tiene el Big Data en el mundo de la inversión? Tal y como señalan en este artículo de Funds People, toda revolución tecnológica implica grandes avances en productividad. “La posibilidad de integrar el análisis de vastos volúmenes de datos (lo que se conoce como big data o macrodatos) en las dinámicas industriales y comerciales ofrece un enorme potencial para transformar la economía y las oportunidades de inversión”. Además, supondrá también un gran avance a la hora de la gestión de inversiones ya que estas nuevas herramientas, que ya están incorporadas en la mayoría de gestoras, ayudan a separar las señales reales del ruido.

Por tanto, este concepto que ha sonado tanto en estos últimos años, ya forma parte de nosotros. Supone y supondrá una revolución en todos los aspectos y todos seremos parte de ese gran crecimientos de datos.

La inflación: un motivo para invertir

Diario
La inflación, un motivo para invertir

¿Para qué invertir nuestros ahorros? Es la principal pregunta que debemos hacernos cuando por fin logramos ahorrar parte del dinero del que disponemos. Las inversiones siempre tienen un propósito personal, como pagar una buena educación a tus hijos o jubilarse con comodidad. Sin embargo, aunque no tengas ningún motivo para invertir tu dinero, dejar tus ahorros estancados en tu banco es un gran error.

Continuar leyendo “La inflación: un motivo para invertir”

¿Qué es un paraíso fiscal?

Diario
Qué es un paraíso fiscal

Recientemente el Ecofin, tras dos años de negociaciones, ha publicado una lista negra de “jurisdicciones no cooperativas en materia fiscal”. Esta lista ha levantado ampollas, ya que no incluye a Suiza, Andorra, Gibraltar, ni las islas del Canal de la Mancha. Los parámetros que se utilizan para calificar a un Estado como un paraíso fiscal son varios, pero intentemos simplificar lo que es un paraíso fiscal.

Los paraísos fiscales son territorios en los que la tributación fiscal es especialmente favorable y de la que se aprovechan personas y empresas no residentes, pero a efectos legales domiciliados allí. Estamos hablando de exenciones fiscales desorbitadas, nada que ver con la traspasabilidad de los fondos de inversión. Los paraísos fiscales permiten que personas físicas y privadas tributen en territorios en los que no se encuentran su centro de actividades, pero sí su domicilio social. Burlando, de este modo, sus obligaciones tributarias en el país en el que realmente centran su actividad económica.

A modo de ejemplo, imaginemos una empresa de limpieza cuya sede social esté en Gibraltar, pero que los servicios los presta en las localidades contiguas al Peñón y en suelo español. Este empresa pagará el impuesto de sociedades en Gibraltar (10%) en lugar de pagar el de España (25%), que sería el que le correspondiese debido a que su centro de operaciones se encuentra en territorio español.

Del mismo modo ocurre con las personas físicas. Se compran un inmueble en un paraíso fiscal y establecen allí su residencia habitual. Con tal de que residan un determinado número de días al año (varía en función de cada país), pueden tributar allí aunque su trabajo y su residencia el resto del año se encuentre en un país con mayores cargas fiscales.

No existe una lista cerrada de paraísos fiscales. Hay mucho dinero e intereses en juego. Dependiendo de cada país, se reconocen unos y se protegen otros. Al tratarse de un tema de cargas fiscales es complicado clasificarlos, ya que cada Estado es soberano de establecer las tasas fiscales que crea conveniente. Los paraísos fiscales existen y, aunque públicamente se condenen, son muy difíciles de controlar.

 

Los costes ocultos de los ETFs

Diario
Los costes ocultos de los ETFs

Los Exchange Trade Funds (ETFs) están de moda. La inversión indexada parece la revolución de la inversión patrimonial. Muchos son los que los aclaman como la evolución de los fondos tradicionales de gestión activa, centrando sus argumentos en la rentabilidad y los costes, pero nadie se ha parado a investigar a fondo los costes ocultos de los ETFs.

El éxito de los ETFs nace de los estudios de rentabilidad a largo plazo de los fondos de gestión activa y sus índices. Es cierto que son poco los fondos de gestión activa que superan la rentabilidad de su índice a largo plazo, pero los hay. En cambio, algo que no nos cuentan de los ETFs, es que estos nunca los superan. La rentabilidad de estos productos es la misma que el índice de referencia menos los costes.

Los costes de los fondos de gestión activa se detraen de su rentabilidad. Por lo cual, los costes que asume el cliente no son difíciles de entender: parte de estos costes van dirigidos al comercializador (retrocesión) y parte, a los costes del fondo. Estos últimos se retrotraen del valor liquidativo de las participaciones, por lo que el inversor no lo percibe directamente. Con los ETFs la cosa cambia. Son varios los costes ocultos de los ETFs que no se aclaran cuando se habla de ellos.

Empecemos con los gastos de operativa. Los ETFs cotizan, lo que supone tener que pagar cánones y otros costes al comprar las participaciones en bolsa. También hay que tener en cuenta los gastos de mantenimiento de la cuenta de valores, la comisión del bróker… Todos estos gastos los asume el inversor. Como hemos dicho anteriormente, con la gestión activa estos gastos se detraen de la rentabilidad del fondo. Con los ETFs solo los gastos comunes con los fondos de gestión activa (auditoría, depósito, tasas…) se detraen de la rentabilidad, el resto los paga el inversor de su bolsillo.

Además, en España con los ETFs no existe la traspasabilidad fiscal de la que gozan los fondos tradicionales. Esto supone que cada vez que se necesite rotar posiciones en la cartera habrá que pagar al fisco. Lo que significa menos dinero acumulado a lo largo de la inversión y, por lo tanto, menos rentabilidad. Todos estos gastos a largo plazo se amplifican, alcanzando porcentajes que nos hacen dudar del tan famoso abaratamiento de costes que tienen los ETFs.

Los ETFs no son la panacea. Veamos primero a ver si, como adelantan en la prensa, los igualan fiscalmente a los fondos tradicionales. Es entonces cuando debemos estudiarlos, compararlos y ver si realmente se ajustan a las necesidades del inversor.

Feelcapital 50, la revolución en las pensiones

Diario, Finanzas personales
Feelcapital 50, la revolución en las pensiones

Se avecina una revolución en el mundo de los planes de pensiones con Feelcapital 50. Feelcapital EAFI S.L. ha lanzado recientemente de la mano de Inverseguros-Dunas Capital un plan de pensiones que va a ser asesorado por la EAFI y sus algoritmos. Este plan de pensiones tendrá una comisión de gestión de 50 céntimos al día por partícipe, gracias al abaratamiento de costes que supone el uso del robot de Feelcapital para hacer una gestión totalmente robótica.

Continuar leyendo “Feelcapital 50, la revolución en las pensiones”

La empresa y las pensiones

Diario
La empresa y las pensiones

La población envejece. La pirámide poblacional de la mayoría de países desarrollados se esta invirtiendo, y esto supone un gran problema. Habrá menos jóvenes trabajando para pagar las pensiones de un número cada vez mayor de ancianos. Aún no se sabe cómo afrontarán este desequilibrio las arcas de la Seguridad Social, y por ende las empresas. De ahí este post: La empresa y las pensiones.

Las aportaciones de las empresas son un pilar fundamental de las arcas de la Seguridad Social. Por lo tanto, son responsables del mantenimiento de las pensiones futuras de los trabajadores. De ahí que uno de los supuestos que contemplan las leyes tributarias como retribuciones en especies a los trabajadores sean aportaciones al plan de pensiones de estos. De este modo las empresas pueden contabilizar estas aportaciones como gastos de personal, ya que esta retribución en especie debe estar cuantificada e indicada en la nómina. No obstante, no existe obligación de practicar “ingreso a cuenta” (el empresario está obligado a ingresar un pago a cuenta a la Hacienda Pública por la autoliquidación de la renta que recibe el trabajador) sobre las contribuciones hechas a los planes de pensiones.

En los últimos años, debido a la crisis, estas aportaciones que realizaban las empresas en nombre de sus empleados se han reducido considerablemente. Este dato es muy negativo, ya que no solo se ve reducido el ahorro de los españoles, sino que dirige a la población activa del país hacia una jubilación de pensiones precarias. Es necesario ahorrar para la jubilación y las empresas deberían preocuparse por el futuro de sus empleados. Una Seguridad Social sin dinero para pagar pensiones solo puede sobrevivir aumentando los impuestos y esta subida de impuestos afectará indudablemente al balance de las empresas.

De ahí que la responsabilidad de las pensiones sea de todos: Gobierno, empresas y trabajadores. Todos deben aportar para hacer posible la sostenibilidad de estas en el futuro. Los fondos de pensiones son necesarios y deben fomentarse, si no las pensiones decentes en el futuro son imposibles.

¿Cuáles son los principales cambios en los planes de pensiones?

Diario
Cuáles son los principales cambios en los planes de pensiones

El Ministerio de Economía sacó el día 13 de noviembre a consulta pública un Real Decreto que modificará el reglamento de los planes de pensiones. Será aprobado en los próximos meses por parte del Consejo de Ministros. Pero, ¿Cuáles son los cambios en los planes de pensiones que un partícipe debe conocer?

  1. El dinero aportado en tu PP se podrá retirar a los 10 años sin límites: Ha sido una de las modificaciones que más ha dado que hablar. Lo refleja el artículo 8.8, que ha sido modificado introduciendo la posibilidad de disponer anticipadamente de los derechos consolidados del partícipe del plan de pensiones correspondientes a aportaciones realizadas con al menos diez años de antigüedad. Se añadió una disposición destacando que, todas aquellas aportaciones realizadas antes del 1 de enero de 2016 podrán hacerse efectivas a partir del 1 de enero de 2025. Según Inverco, se trata de una modificación que rompe con la esencia de los planes de pensiones, puesto que están destinados a la jubilación y podría poner en riesgo el modelo de ahorro finalista.
  2. Hacienda podrá embargar los planes de pensiones a los 10 años: Se modifica el apartado 7 del artículo 22 abriendo la posibilidad de que una autoridad administrativa o judicial pueda embargar las cantidades depositadas en el mismo. Sin embargo, no podrán ser objeto de embargo “hasta el momento en que se cause el derecho a la prestación o en que sean disponibles en los supuestos de enfermedad grave o desempleo de larga duración”.
  3. Se te deberá informar sobre tu Plan de Pensiones: El artículo 48, en sus apartados 4 y 7, obliga a la entidad gestora a, primero, remitir a cada partícipe de los planes la certificación sobre el total de las aportaciones realizadas en el año natural y el valor al final del mismo. Segundo, poner a disposición de los partícipes y beneficiarios un informe trimestral que contenga la rentabilidad acumulada en el ejercicio hasta la fecha, así como una relación detallada de las inversiones al cierre del trimestre.
  4. Comisiones máximas: Se modifica el artículo 84 del Reglamento de planes y fondos de pensiones que regula la comisión de gestión y depósito. La de gestión queda de la siguiente manera:
    • Renta fija (sin exposición a renta variable): 0.85%
    • Renta fija mixta (exposición máxima a renta variable del 30%): 1.3%
    • Resto (exposición > 30% y garantizados): 1.5%

En cuanto a la comisión de depósito, se establece como límite el 0.2%. Actualmente es del 0.25%.

Estas son algunas de las modificaciones más destacadas. Los más críticos consideran que son muy insuficientes si el objetivo es aumentar la demanda de planes de pensiones privados ante el peligro que corren las pensiones públicas. Hay que fomentar el ahorro, y cabe recordar las ventajas fiscales que tenían estos productos antes de 2006. Recuperándolas se daría un gran empujón a los planes de pensiones privados. Además, otros países están obligados a informar a sus trabajadores de cuál será la pensión futura que cobrarán. En España no es obligatorio, y sería una buena forma de que los trabajadores tomasen conciencia de la necesidad de complementar esa pensión con su ahorro.

Plan de pensiones: cómo afrontar la jubilación

Diario, Finanzas personales
Plan de pensiones, cómo hacer frente a la jubilación

La jubilación es un tema que nos preocupa a todos (o debería). Supone un cambio en la calidad de vida de los ciudadanos. Para muchos, los gastos que se soportan una vez jubilado siguen siendo los mismos que cuando se pertenece a la población activa, pero los ingresos son inferiores. La pensión pública no compensa ese desfase y es por eso que necesitamos un plan de pensiones privado que compense los ingresos y poder hacer frente así a nuestra jubilación sin ningún estrés económico.

Continuar leyendo “Plan de pensiones: cómo afrontar la jubilación”

¿Cobraré pensión cuando me jubile?

Diario, Finanzas personales
Cobraré pensión cuando me jubile

¿Cobraré pensión cuando me jubile? Esta pregunta se la hacen cada vez más y más españoles. Y es que nos encontramos en un momento delicado para nuestro sistema de pensiones, según un estudio de la OCDE. El envejecimiento y la desigualdad son las dos principales tendencias que están amenazando un sistema de pensiones decente.

Según este estudio, España se encuentra actualmente en una situación buena. El porcentaje de mayores de 65 años respecto a la población activa es del 30%. Pero para el año 2050, se calcula que este porcentaje subirá hasta el 75%. Esto es debido tanto al “baby boom” registrado en la década de los 60, como al aumento de la esperanza de vida. Pero este envejecimiento de la población no es el único problema. Hay que sumarle el hecho de que los ingresos que venían aumentando entre generaciones se han estancado a partir de la década de los 60; y los actuales niveles de paro juvenil.

Los niveles de desigualdad de la riqueza han aumentado y, si no se realizan cambios, se va a traducir en una desigualdad en las pensiones. Varios estudios demuestran que los niños que se crían en familias ricas alcanzan niveles educativos superiores que aquellos que lo hacen en familias pobres, y que la tasa de desempleo de las personas con baja formación sigue siendo muy superior al de aquellas más formadas. El temor de los expertos es que estas desigualdades en el empleo y los ingresos se traduzcan en menores contribuciones a la seguridad social y, por ende, en menores prestaciones durante la jubilación. Lo que producirá, si no se cambia el sistema actual, una gran brecha entre lo que cobrarán los jubilados que más han aportado, frente a los que menos hayan aportado.

Por lo que la respuesta a cobraré pensión cuando me jubile, no está clara. Habrá que realizar varios cambios en el modelo actual para hacer sostenible el sistema de pensiones. Entre las posibles soluciones que contempla la OCDE están: las de subir la edad de jubilación; combatir la desigualdad en etapas más tempranas; que se reduzca el impacto del desempleo de larga duración; y que el sistema de pensiones ejecuten redes de seguridad para que redistribuyan los ingresos.

Habrá que ver qué medidas toma el gobierno respecto a este tema, pero lo que está claro es que debemos empezar a ahorrar para nuestra jubilación. En España hacer falta una mayor cultura financiera para que la población sepa gestionar su ahorro y reaccionar ante estas situaciones. Ya que en el mejor de los casos, vamos a necesitar unos ingresos que complementen nuestra pensión pública para poder mantener el nivel de vida del que hayamos disfrutado en nuestra vida laboral.

Nunca es tarde para abrir un plan de pensiones

Diario
Nunca es tarde para abrir un plan de pensiones

España se convertirá en el año 2050 en el segundo país más envejecido de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), después de Japón. Este escenario amenaza avances en el terreno económico en contra de lo que ha ocurrido en las últimas décadas.

Así lo asegura un informe publicado el 18 de octubre por la OCDE, donde se estudió la proporción de mayores de 65 años respecto a la población de 20 a 64 años. Actualmente, esa proporción es del 30,4% (28% media de la OCDE), es decir, por cada 100 personas en edad de trabajar hay 31 personas jubiladas. Esta proporción pasará en 2050, según lo estimado, al 75,5% (53,2% media estimada de la OCDE en 2050).

Además, a este problema hay que sumarle el que actualmente está aconteciendo en el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, también conocido como la “hucha de las pensiones”. Es un fondo soberano de inversión creado en el año 2000. La finalidad del fondo es garantizar el sistema público de Seguridad Social. Pero este objetivo está en peligro, el máximo histórico de la hucha de las pensiones fue en 2011 con 88.815 millones de euros. En los primeros 11 años de vida no se retiró dinero del Fondo de Reserva. A partir de esta fecha, las retiradas de capitales han provocado que se reduzca hasta los 11.602 millones de euros actuales. Por tanto, se puede afirmar que el sistema de pensiones públicas en España está en riesgo.

Lo más recomendable ante estos datos es invertir en un plan de pensiones privado. No obstante, mucha gente se pregunta si con 45-50 años le puede interesar contratar un plan de pensiones. Antes de contestar a esta duda, tenemos que tener claro qué es un plan de pensiones. Se trata de un producto de ahorro privado orientado a la jubilación, y cuyo objetivo principal es complementar con él la prestación de jubilación a percibir. Es un modo de ahorrar y obtener rentabilidad de cara al futuro. Además, tiene ciertas ventajas fiscales ya que es posible deducirse en la declaración de la Renta las aportaciones que se realicen al plan (hasta 8000€).

Hay que tener una cosa clara cuando abrimos un plan de pensiones: a mayor edad mayor esfuerzo, dado que cuanto antes se comience a aportar a este plan de pensiones se dispondrá de más años para contribuir al mismo. A pesar de ello, sí es recomendable abrir un plan de pensiones a los 45-50 años ya que estos no abandonan su objetivo principal: seguir manteniendo el mismo nivel de vida que el inversor llevaba hasta el momento de la jubilación. Eso sí, habrá que escoger un plan de pensiones acorde a la edad y perfil del inversor. Por lo general, expertos del sector recomiendan que cuanto más cerca estemos de la jubilación habrá que asumir menos riesgos.