Fondos de inversión, Post

Comparación de los resultados con un índice de referencia

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

 

Una de las decisiones básicas en la elección de la asignación de activos es la selección del  índice de referencia adecuado a la hora de analizar el comportamiento de la cartera gestionada.

En primer lugar, es necesario tener claro lo que es un índice de referencia: es un patrón contra el que medimos los resultados (rentabilidad y riesgo) de la cartera, es el mejor proxy de lo que en CAPM se llama mercado. Un índice de referencia debe tener unas características necesarias para que cumpla su objetivo. Las más importantes son:

  • No ambiguo. Composición claramente definida, tanto en sus componentes como en los pesos correspondientes.
  • Susceptible de invertir. Existe la opción de abandonar la gestión activa y simplemente seguir al benchmark.
  • Es posible medir la rentabilidad obtenida por el benchmark con una frecuencia razonable.
  • Debe ser consistente con el estilo de gestión de la cartera.
  • Adecuado al estilo del gestor.
  • Especificado por adelantado.
  • Construcción de un índice.

A la hora de determinar el benchmark se suelen utilizar índices bursátiles con una alta difusión. Por ello es importante conocer cómo se forman estos índices:

  • Ponderado por capitalización.
  • Ponderado por precio.
  • Ponderado por proporciones constantes.

Las comparaciones de los resultados de una cartera se hacen frente a:

Mercado, representado por índices de referencia o benchmarks (IBEX 35, EUROSTOXX50, S&P 500…). En los índices de referencia de renta variable debemos añadir la rentabilidad de los dividendos, que no es incluida en el precio del índice por la mayoría de proveedores de índices. Así, para una comparación correcta, se han de tener en cuenta los proveedores de información financiera (Thomson Reuters, Bloomberg,…) que facilitan esta información.

  • Cartera normalizada o base, cartera benchmark definida como aquella que se considera la apropiada para alcanzar los objetivos de la cartera. Debe cumplir las mismas características que hemos visto para los benchmarks.

Otros gestores (peers), la muestra de gestores similares no cumple todas las características de un benchmark, pero es muy utilizada. Por ejemplo, rankings de Inverco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *