Diario

Factores de los que dependen la rentabilidad de los fondos de inversión

fondos de inversión

Gran parte de nuestra audiencia conoce ya lo que son los fondos de inversión. De manera rápida y sencilla, podemos afirmar que no son más que vehículos de ahorro que juntan el capital de un universo de inversores para que al invertirlo de manera conjunta tengan la posibilidad de obtener una rentabilidad mayor. En este artículo pretendemos ir mas allá y conocer realmente cuáles son los factores que afectan a la rentabilidad de los fondos de inversión. 

Comenzamos con el que quizás pueda ser el factor más importante, la volatilidad. La volatilidad son las fluctuaciones que sufre el valor liquidativo del fondo (NAV) con el paso del tiempo. De esta manera, la volatilidad afecta directamente a la rentabilidad del fondo. Es decir, cuanto mayor sean las dispersiones entre los valores diarios, ya sea hacia arriba o hacia abajo, mayor o menor será nuestra rentabilidad final.

Los fondos de inversión de Renta Variable suelen tener unos niveles de volatilidad mayores, lo que hace que el inversor obtenga unos retornos o rentabilidades más altas. Por el contrario, los fondos de inversión de Renta Fija suelen tener unas volatilidades bastantes más bajas, especialmente si lo medimos en espacios de corto plazo, lo que también reporta al inversor rentabilidades más moderadas.

Por otro lado, otro de los factores de los que más dependen las rentabilidades en los fondos de inversión son las comisiones de gestión. Las comisiones de gestión pueden generar verdaderos desequilibrios a largo plazo en las carteras de los inversores en términos de rentabilidad por lo que debemos de ser muy cautelosos a la hora de seleccionar un fondo de inversión.

Tenemos que tener muy en cuenta que, por norma general, los fondos de inversión de gestión activa suelen tener unas comisiones de gestión más altas (en torno al 1,5% – 2%) que los de la gestión pasiva; pero esto es debido a que, como norma general, los retornos de los buenos fondos de gestión activa suelen generar retornos más altos. Existen fondos de gestión pasiva que están camuflados como gestión activa para cobrar a los clientes estas altas comisiones pero que en realidad lo que hacen es seguir a un índice, por lo que acabarán siempre con rentabilidades inferiores al índice pero con comisiones muy altas, lo que acaba perjudicando seriamente al inversor. 

Por ejemplo, si tenemos un fondo que realiza una gestión pasiva encubierta en una gestión activa (para cobrarnos una comisión más alta, por ejemplo 1,5%), podemos encontrarnos con que sistemáticamente ese fondo obtenga los mismos resultados que el índice al que habría que restarle la comisión del fondo. Por este motivo es importante saber detectar los verdaderos fondos de gestión activa que generan alpha, que los hay. 

Resumiendo, los principales factores de los que depende un fondo de inversión son dos:

  • Volatilidad: A mayor volatilidad más riesgo pero también más probabilidades de obtener rentabilidades más altas.
  • Comisión de gestión: Saber identificar los fondos con mejor binomio Comisión de gestión/Rentabilidad consistente a largo plazo para que la rentabilidad a largo plazo no se vea mermada por este factor como hemos explicado anteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *