Fondos de inversión para 2016: los nuevos propósitos para el Año Nuevo

Diario, Fondos de inversión

¿Por qué los Fondos de Inversión deberían ser mi prioridad para 2016?

Siempre que iniciamos un nuevo año lo hacemos llenos de ilusión, buenos propósitos y buenas intenciones pero rara vez incluimos entre estos propósitos nuestra salud financiera y, más concretamente, nuestras decisiones sobre fondos de inversión.

Del Fondo de Reserva de la Seguridad Social (lo que conocemos comúnmente como la hucha de las pensiones) se han retirado desde 2012 un total de 37.701 millones de euros y, si las previsiones que se hicieron para 2015 se cumplen (estimaban usar en total 8.500 millones), a cierre de año esta hucha habrá decrecido hasta los 34.700 millones de euros.

Esta situación invita a los expertos a afirmar que no se podrán garantizar los niveles de las pensiones tal y como están actualmente, o lo que es lo mismo, que no tenemos la pensión asegurada.

Fondos de Inversión y Planes de Pensiones

Esto nos obliga, desde ya, a tener que trazar un plan o guía para poder disponer de dinero en el momento de la jubilación y, por la ventaja fiscal que ofrecen los fondos de inversión, de la que ya hemos hablado en este blog, se convierten en el activo a tener en cuenta para planificar nuestra jubilación.

No sólo de fondos de inversión vive el ahorrador y puesto que ya existen vehículos de ahorro/inversión destinados a las pensiones como son los Planes de Pensiones, ¿por qué no invertir directamente y en exclusiva en estos?

Los Planes de Pensiones tienen otra ventaja fiscal que consiste en el diferimiento fiscal de una cantidad de hasta 8.000 € al año (hasta la fecha de escritura de esta entrada es así) pero tienen varios inconvenientes. Entre ellos destaca su problema de liquidez. Esto significa que no puedes recuperar tu dinero hasta que te jubiles o cumplas con alguno de los supuestos que establece la ley.

Entonces, ¿Planes de Pensiones o Fondos de Inversión?

Los dos. Una buena combinación de ambos activos (recordemos que ambos tienen ventajas fiscales), es lo ideal para ir haciendo crecer nuestro patrimonio y poder disponer de una jubilación cómoda.

Como siempre, lo ideal es contar con tu asesor financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *