Fondos de inversión: ¿puedo perder todo mi dinero?

Diario, Fondos de inversión
fondos de inversión

Aún existen muchas dudas sobre los fondos de inversión y su funcionamiento. En repetidas ocasiones los clientes nos preguntan si hay riesgo de perder la inversión que han hecho en sus fondos de inversión. Y, aunque pueda parecer algo muy obvio para muchos inversores, trataremos de responder a todas las dudas poniéndonos en diferentes escenarios.

¿Qué pasa si mi gestora de fondos de inversión quiebra?

La actividad de las gestoras está fuertemente regulada por la ley y, por tanto, la quiebra de alguna de estas es bastante improbable. No obstante, en el supuesto de que la gestora de alguno de los fondos en los que se está invertido quiebre, no tendría efecto sobre el inversor, debido a que el partícipe es el propietario en todo momento de la inversión final del fondo en su parte correspondiente (determinado por las participaciones que posea del fondo). Además, si nos ponemos en el peor de los casos y la gestora tuviese problemas para liquidar dichas posiciones, toda sociedad gestora debe estar adherida a un fondo de garantía que asegure la devolución del dinero a los pequeños inversores (inversiones menores o iguales a 100.000 €).

¿Y si es mi banco el que quiebra?

Por mucho que un banco pueda quebrar, tanto los planes de pensiones como los fondos de inversión no tienen por qué verse afectados. La CNMV indica que “si fuera la entidad depositaria de los valores en los que invierte el fondo la que se viera en un proceso concursal, la normativa de aplicación establece que la CNMV podrá disponer, de forma inmediata y sin coste para la institución, el traslado a otra entidad, habilitada para desarrollar esta actividad, de los valores depositados.”

En un fondo tradicional es muy difícil perderlo todo. Para ello, tendría que ocurrir que todas las inversiones que ha realizado el fondo acabasen valiendo cero, lo cual es una hipótesis que solo sería posible si hay una quiebra total de nuestro sistema. Recordemos que los fondos deben cumplir un principio de diversificación.

En resumidas cuentas, el inversor puede estar tranquilo. Entre las muchas ventajas de los fondos de inversión podemos destacar que se trata de un producto muy seguro: transparencia, gran regulación, principio de diversificación, elevada liquidez… Por tanto, la clave está en cómo evolucionan los activos en los que el fondo está invertido. Como recomendamos siempre en Feelcapital, hay que conocer siempre los productos financieros en los que vas a invertir y los riesgos que supone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *