Fondos de inversión: comisiones y ventajas

Diario, Fondos de inversión
Fondos de inversión comisiones y ventajas

 

Los fondos de inversión son instituciones de inversión colectiva que, con el capital invertido por personas físicas o jurídicas, compran diferentes instrumentos financieros y delegan la gestión de los mismos a un banco o institución financiera. Ese patrimonio constituido por los partícipes es administrado por una Sociedad Gestora, y los instrumentos financieros son custodiados por una Entidad Depositaria que ejerce funciones de garantía y vigilancia de las inversiones.

Los fondos de inversión se dividen en participaciones, las cuales varían en función de cómo se desarrollen las inversiones del fondo. Diariamente se calcula el valor liquidativo de las participaciones, dividiendo el patrimonio del fondo entre el número de participaciones en circulación.

Comisiones de los fondos de inversión

Vamos a dejarlas claras porque luego los bancos dicen que los fondos son gratuitos.

  1. Comisión de gestión: es exigida por la gestora por su labor y a pesar de que se exprese como un porcentaje anual sobre el patrimonio, se descuenta diariamente y automáticamente del valor liquidativo del fondo de inversión.
  2. Comisión de depósito: la comisión de depósito es la comisión que cobra la entidad depositaria por su labor. Al igual que la comisión de gestión, se cobra como un porcentaje sobre el patrimonio del fondo y se descuenta diariamente del valor liquidativo.
  3. Comisión de suscripción: solo se cobra una vez cuando el partícipe compra participaciones. Generalmente se cobra un porcentaje sobre la cantidad invertida, y nunca podrá superar el 5% del precio de las participaciones.
  4. Comisión de reembolso: al igual que la de suscripción solo se cobra una vez, y como porcentaje sobre el precio de las participaciones (5% máximo) y generalmente varía en función del tiempo que el inversor haya mantenido sus participaciones (cuanto más tiempo, menor comisión de reembolso).

Ventajas de los fondos de inversión

Entre las ventajas que nos ofrecen los fondos están:

  1. a) Un bajo umbral para la realización de la inversión, ya que la rentabilidad es la misma sea cual sea tu inversión.
  2. b) Mayor seguridad de nuestra inversión, ya que en cualquier modalidad de fondos el patrimonio se encuentra diversificado en un gran número de activos, además de estar gestionado por un profesional.
  3. c) Fiscalidad ventajosa, debido a que los rendimientos obtenidos no tienen repercusión fiscal hasta que no reembolsemos parte o la totalidad de la inversión.
  4. d) Seguridad jurídica, ya que la participación que un partícipe tiene en un fondo es en todo momento propiedad del mismo, no forma parte del balance de la gestora, depositario o banco matriz y, por tanto, pase lo que pase con cualquiera de estas entidades, su dinero no corre peligro. e) Liquidez, ya que podremos deshacer nuestra inversión en cualquier momento.
  5. f) Variedad, debido a la enorme cantidad de fondos y de modalidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *