Gestión de personas y productividad

Finanzas personalesEtiquetas
productividad
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

Tras la crisis ha llegado una oleada de nuevas empresas de las cuales muchas son startups y en las que el componente tecnológico es clave en su negocio.Se ha hecho presente una nueva mentalidad que poco a poco se ha ido introduciendo en el mundo laboral.La productividad (y su aumento) juega un papel clave en el resurgimiento de la economía y por ende, del país.

Cada vez se le da más importancia a la cultura empresarial, bastante más de lo que típicamente se le daba hace un tiempo. Porque resulta clave de cara a una mejora de la productividad en el trabajo. Estamos aconteciendo a una revolución en la gestión de personas, donde la comunicación interprofesional juega progresviamente un papel mayor..

Pero ¿cómo se consigue dar un impulso a la productividad dentro de las empresas?En las startups, por ejemplo, la motivación juega un papel clave. Por un lado, los incentivos económicos son importantes pero dada la situación económica de estas empresas no es posible incentivar tanto por esa vía. Sin embargo y para consuelo de jefes y empresarios, las nuevas generaciones demandan cada día una mayor identificación con el proyecto de cada compañía. Buscan una motivación para trabajar más y mejor.

Gran parte del éxito de los nuevos modelos de negocio que nos traen las startups reside en una gestión del capital humano radicalmente distinta a la que se llevaba tradicionalmente, donde se explota el talento y la cooperación y como fruto se obtiene una mayor productividad.Este modelo de gestión de personas trata de conseguir que los trabajadores se identifiquen con los objetivos empresariales.

Y sí, suena fenomenal, ¿pero cómo se consigue esto?A través de la inteligencia emocional, que juega un papel clave, ya que cada jefe/a/ se encarga de la motivación de los empleados para que ellos se motiven a sí mismos y a otros a su vez. Generando estructuras jerárquicas cada vez más horizontales, donde se democratice más la toma de decisiones y la ejecución de los proyectos empresariales.

Por otro lado, es necesario poner los medios físicos para hacer que la mejora de la productividad sea una realidad. Por ejemplo, diseñando espacios más abiertos y transparentes que permitan mejorar la comunicación y faciliten el trabajo de grupo, poniendo a disposición de los empleados los mejores medios para que realicen su actividad profesional de la mejor manera posible. Además, establecer los mejores medios para que físicamente se esté a gusto en la oficina, con lugares de descanso y de relax donde darse un respiro y volver con más fuerza al trabajo.

En definitiva, generando ambientes que hagan sentir seguros a los empleados, con horarios más flexiblesy en donde se fomente y practique el compañerismo. Todo ello para facilitar la vida al trabajador y que así pueda preocuparse únicamente de aportar todo su potencial a la empresa.

Así es como se potencia la productividad y además de una manera disruptiva e innovadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *