¿Por qué no puedo confiar la inversión de mis ahorros a mi banco?

Diario, Finanzas personales
Por qué no puedo confiar la inversión de mis ahorros a mi banco
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

Casi todos los días llama algún cliente contándonos lo mismo. “Yo tengo fondos de inversión que adquirí porque tenía unos ahorros, y en mi oficina bancaria me dijeron que estos productos financieros eran la mejor opción para mí y para mi dinero. Llevo 3 años con mi dinero invertido y no he obtenido apenas rentabilidad, y he oído hablar de Feelcapital y me gustaría probar cómo funcionáis”.

Este discurso nos entristece muchísimo. En España hemos dejado que las entidades bancarias se encarguen de gestionar nuestros ahorros, cuando en el fondo, el móvil de estas entidades financieras no ha sido otro que colocar la mayor cantidad posible de sus productos financieros para así embolsarse las comisiones. Fondos garantizados, fondos de rentabilidad objetivo, fondos de fondos de la entidad… Es interminable la lista de productos financieros de escasa calidad que se han estado comercializando en España a través de las entidades bancarias. Productos que se caracterizaban principalmente por dos cosas: muchas comisiones y poca rentabilidad.

Y nos preguntamos, si es tan evidente ¿cómo ha podido ocurrir? La respuesta es muy fácil: debido a la falsa creencia de que en nuestra entidad bancaria nos asesoran de manera gratuita. Nadie da un servicio gratis y mucho menos las entidades financieras. Con este señuelo, el del asesoramiento gratuito, conseguían un flujo constante de capitales para sus productos financieros. Lo que se traduce en un flujo constante de comisiones que embolsarse.

Ahora llega MiFID II, y con la nueva directiva comunitaria una extensa regulación sobre la comercialización de productos financieros. Esta directiva busca evitar que se sigan cometiendo estos abusos de los que hemos hablado. Pero hecha la ley, hecha la trampa. Y es por eso que los únicos que pueden evitar que esto se siga produciendo son los inversores.

Es necesaria una mayor cultura financiera en España, es necesario personal cualificado que asesore a los inversores y es necesario que los inversores conozcan bien los riesgos que asumen con su inversión y que su perfil de riesgo se adecúe a dicha inversión. Cuando consigamos todo esto podremos decir que los ahorros de los inversores están asegurados y que, aunque esto último no sea cierto del todo ya que toda inversión conlleva un riesgo, tendremos la certeza de que la inversión se adecúa a sus necesidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *