Planes de pensiones de empleo: asegurar el futuro de los trabajadores

Diario
Planes de pensiones
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

Estamos en un momento donde se está poniendo en cuestión el sistema público de pensiones. Entre las muchísimas críticas y reproches pocos son los que se atreven a proponer soluciones a esta problemática que va a afectar a los más jóvenes. No obstante, van tomando fuerza aquellos que reclaman aumentar el ahorro de los españoles mediante el fomento de productos de inversión privados. En este post analizaremos uno de ellos: los planes de pensiones de empleo.

Los planes de pensiones de empleo son sistemas de previsión, promovidos por una empresa o institución pública, en beneficio de sus empleados. Básicamente, planes de pensiones promovidos por una empresa para sus trabajadores. Actualmente, según datos de Inverco, hay 2 millones de partícipes suscritos a un plan de empleo. Teniendo en cuenta que hay 19 millones de personas trabajando en España, algo menos de un 10% de la población activa ocupada posee un plan de empleo. Datos que sin duda señalan que hay mucho terreno por recorrer en el denominado “segundo pilar del sistema de jubilación”.

Entre algunas de sus ventajas: es la herramienta ideal para fomentar el ahorro sistemático, son muy flexibles, la mayoría de ellos ofrecen comisiones bastante atractivas respecto su riesgo y tienen ventajas fiscales. Este último es muy atractivo ya que ofrecen, para los partícipes, al igual que en un plan de pensiones, un descuento de hasta 8,000 € al año de la base imponible del IRPF. Para la empresa, contará como gasto deducible en el impuesto de sociedades. No obstante, en el tema fiscal aún queda mucho por hacer para que se pueda seguir incentivando la contratación de este tipo de productos.

¿Qué pasa en Europa? La mayoría de los países de nuestro entorno sí que llevan fomentando este sistema desde hace tiempo. Sin ir más lejos, para países como Holanda o Dinamarca son la clave donde se asientan su sistema de pensiones.

Con todo ello no queremos decir que este sea el remedio definitivo para arreglar el complejo problema actual que sufren las pensiones públicas. Lo que pretendemos es dar voz a una alternativa muy interesante que no consigue hacerse un hueco en el debate político, siempre encasillado en el continuo enfrentamiento entre sistema público o privado y obviando un escenario donde ambos sistemas coexistan.

Lo único claro es que el sistema público de pensiones no es sostenible y que los planes de empleo bien implementados son productos que aumentarán la tasa de ahorro y complementarán la pensión pública de la mayoría de los trabajadores. Así ha quedado demostrado en países de nuestro entorno.

Al final, el objetivo último es que nadie vea con incertidumbre o preocupación cómo va a vivir su jubilación, y qué mejor forma de hacerlo que contratando un plan de empleo para tus trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *