Diario

¿Cómo podemos aprender a ahorrar?

 

Aprender a ahorrar es una ardua tarea para los españoles, que estamos acostumbrados a gastar sin miramiento y, si nos sobra algo a fin de mes, ya lo ahorramos…Poco a poco, vamos cambiando el chip y vamos cumpliendo pequeños objetivos a corto plazo como tener más liquidez en nuestro día a día o ir amasando un colchón que podamos convertir en nuestro patrimonio.

Aprender a gastar menos y a ahorrar más se traduce siempre en mejorar la vida financiera, y tener liquidez siempre disponible. Estos son algunos consejos que podemos aplicar y regalar a nuestros amigos para alcanzar la tan anhelada libertad económica.

  1. Hacer una lista de las cosas que necesitamos antes de salir a comprar como un loco. Saber lo que necesitamos y no ir sin un orden nos ayudará a no malgastar el dinero en cosas innecesarias. La mentalidad del ahorro no es cohibirse de las cosas que necesitamos, es reducir las compras impulsivas.
  1. Llevar comida desde casa al trabajo. Siempre será más barato y hasta más saludable que comer fuera, pero una o dos veces a la semana podemos salir, claro que sí.
  1. Mantener nuestro nivel de deuda lo más bajo posible. Pagar por el dinero prestado es lo más costoso que hay, además de causar sensación de ahogamiento. Trata siempre de tener dinero a rendimiento y no a crédito.
  1. Cuando recibimos un aumento de sueldo, no debemos salir a gastarnos todo de forma compulsiva. Lo mejor es revisar nuestro presupuesto y aumentar nuestro ahorro, veremos así cómo nos favorece ese aumento para alcanzar metas financieras.
  1. Algo peligroso es dejarse llevar por la publicidad. Las marcas están hechas para hacernos consumir, eso significa gastar más dinero. Tratemos siempre de comparar calidad, precio y tener en cuenta nuestras verdaderas necesidades al hacer compras.
  1. En busca siempre de los mejores descuentos. Comprar productos de última colección es irresistible pero muy costoso. Algunos de ellos, como ropa y accesorios, se pueden comprar fuera de temporada y de esta forma gastar menos.
  1. Ser amigable con el medio ambiente puede hacernos sentir mucho mejor y además ahorrar en nuestra factura. Podemos ahorrar energía tanto en casa como en el trabajo, gastar menos agua, no dejar luces encendidas, reciclar cada día.. Poco a poco podemos convertirlo en un hábito.

Todos estos consejos son solo algunas ideas de ahorro, pero por supuesto lo mejor es que cada persona se marque sus propias pautas y vayamos consiguiendo mantener un colchón de ahorro que vaya creciendo de manera contínua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *