Diario

¿Por qué los jóvenes no buscan asesoramiento financiero?

asesoramiento financiero

Cuando el mundo del asesoramiento financiero hace hincapié en el eslogan “No somos el típico asesor financiero” es porque los jóvenes desconfían de los asesores financieros tradicionales e incluso, en la mayoría de los casos, no tendrán suficiente dinero para poder contratarlos.

Una de las principales claves para conectar con estos potenciales inversores es ahorrarse las charlas condescendientes sobre el ahorro para la jubilación desde el día 1 o evitar decirles que no se gasten el dinero en gastos cortoplacistas como viajes.

La nueva realidad de las familias jóvenes

Hay que entender que la nueva realidad de familia es de dos cónyuges trabajadores que intentan formar una familiar y ahorrar para una casa. Cuentan con menos capacidad económica y tienen problemáticas muy distintas a las de sus padres, como puede ser la fertilidad.

Han empezado su andadura profesional a la sombra de una de las mayores recesiones económicas de los últimos tiempos y sufren las consecuencias como el estancamiento de los salarios. Hace 50 años las familias podían vivir con un salario mientras que ahora como mínimo uno de los dos salarios de las unidades familiares se destina íntegramente al coste de la vivienda y de los hijos.

¿Qué buscan los jóvenes?

Lo que no buscan es que se les dé la “brasa” con la jubilación, que la perciben todavía muy lejana. También tienen objetivos financieros a corto plazo.

Esto no significa que el asesoramiento financiero que se les dé no busque un equilibrio entre ingresos y gastos tanto a corto, medio como largo plazo, pero centrarse en hitos más manejables puede significar el punto de partida para la creación de una estructura de inversión y ahorro duradera.

Pese a todo, algo con lo que cuentan los jóvenes es con tiempo. Si empiezan a ahorrar de manera regular, aún cantidades pequeñas, están a tiempo de llegar a cumplir sus necesidades financieras futuras.

Consejos para jóvenes

– Utiliza la gamificación: Prémiate por cada logro de ahorro que consigas. Ejemplo: Si ahorro tanto este mes me voy a hacer esto.

– Crea un fondo de emergencia: Tener ahorrado unos meses de gastos puede permitirte hacer frente a gastos inesperados sin necesidad de salir de tu inversión a largo plazo, con el riesgo asociado que conlleva.

– Planes de pensiones: Si tu empresa te iguala la contribución a un plan de empleo, aprovecha la oportunidad. Si tu empresa no lo hace, siempre puedes invertir en un plan de pensiones del sistema privado con un ventaja fiscal de hasta 8.000€, que se descontarán de la base imponible de tu IRPF, y más ahora que podrás disponer de tu dinero en 10 años si lo necesitas.

– Plantéate si de verdad necesitas comprar una casa: Con los precios tan elevados que está alcanzando el mercado inmobiliario de las grandes ciudades, es difícil dar la entrada para una casa. No es siempre la inversión óptima, ya que tiene menos sentido pagar cada mes la hipoteca que construir tu fondo de emergencia o contribuir a tu plan de pensiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *