¿Puede un Robo Advisor llegar a ser un Unicornio?

Robo Advisor
Robo Advisor Unicornio
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

Para responder a esta pregunta lo primero que tenemos que saber es, exactamente, qué es un “Unicornio tecnológico”.

Se llama Unicornio tecnológico a aquellas empresas de reciente creación o “startups” que alcanzan en un impasse de tiempo pequeño los 1.000 millones de valoración. Este termino lo acuñó por primera vez en 2013 el fundador de Cowboy Ventures, Aileen Lee, ya que en aquel entonces se trataba de una auténtica rareza en el mundo del capital riesgo.

¿La lista incluye algún Robo Advisor?

Según las últimas valoraciones a las que hemos tenido acceso sobre Robo Advisor, los americanos Wealthfront y Betterment estarían valorados en 700 y 500 millones, respectivamente, lo que las sitúa por debajo del umbral para ser consideradas como Unicornios.

Teniendo en cuenta que la estructura de costes de los Robo Advisor es baja y el potencial de crecimiento es muy amplio, no podemos descartar que en un futuro cercano alcancen la lista de Unicornios.

Según la revista Fortune, la primera vez que ellos elaboraron una lista de Unicornios, el 22 de enero de 2015, había más de 80 empresas que cumplían el criterio, además de 8 “Decacornios” (aquellos cuyas valoraciones superan los 10.000 millones). Sin embargo, a día de hoy podemos encontrar más de 140. Viendo estos números tal vez el nombre de Unicornio (por lo raro que era que alcanzasen estas valoraciones) se haya quedado un tanto desfasado. Aunque también puede ser que estemos ante una burbuja similar a la de las empresas puntocom.

¿Por qué un Robo Advisor no es un Unicornio?

Es evidente que las valoraciones de estas empresas están creciendo a un ritmo inferior de lo que lo hacían hace seis meses. En noviembre, la empresa de e-commerce Jet (competencia de Amazon), anunció que había conseguido levantar 350 millones de dólares de financiación, elevando la valoración de la empresa a 1.500 millones de dólares. Una cantidad más que importante para una startup que todavía no cuenta con beneficios, aunque sensiblemente inferior a las primeras estimaciones. Airbnb, que consiguió 100 millones más de financiación, mantuvo su valoración en los 25.000 millones.

En el último trimestre varios fondos de inversión han bajado la valoración de algunas de las compañías tecnológicas no listadas que tienen en sus carteras. Por ejemplo, Fidelity bajó Dropbox un 20%, Snapchat un 25% y MongoDB, un 50% más o menos.

Los fondos de inversión no han hecho declaraciones sobre el porqué de esta bajada de valoración, pero se cree que estas empresas no han cumplido con sus objetivos de crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *