Diario

¿Qué pasa con los dividendos en los fondos de inversión?

fondos de inversión

Hemos decidido crear un post referente a este tema porque consideramos que es importante saber cómo se gestionan los dividendos dentro de los fondos de inversión, debido a que mucha gente no tiene muy claro qué es lo que ocurre con los dividendos dentro de estos vehículos de inversión.

Cuando invertimos en acciones percibimos los dividendos de manera automática en nuestra cuenta corriente previa retención de Hacienda, pero en lo referente a los fondos de inversión, con los dividendos pueden ocurrir dos cosas:

  • Que se reinviertan directamente en el fondo y se acumule al valor liquidativo del fondo, aumentando así la revalorización de las participaciones de los inversores y favoreciendo el efecto del interés compuesto.
  • Bien podemos elegir que se cobren repartiéndose entre los partícipes de manera proporcional según sus participaciones dentro del fondo.

Esto nos lleva a que los fondos de inversión pueden tener dos tipos de clases en este sentido, que son las siguientes:

  • Fondos de distribución: Son los fondos que reparten los dividendos que cobran (de los activos invertidos) de manera periódica. Esta periodicidad suele ser mensual (en tipo de rentas), trimestral, semestral, o anual y vendrá especificado de antemano en el prospecto del fondo. El reparto se hace de manera proporcional según las participaciones que tengamos en el fondo.

Obviamente, cuando cobramos estos dividendos, debemos de tributar a Hacienda por ellos una vez cobrados.

  • Fondos de acumulación: Incluyen el importe cobrado en dividendos dentro del patrimonio del fondo, aumentando así los recursos del gestor para que pueda ser reinvertido. La reinversión de los dividendos nos dará la posibilidad a largo plazo de obtener mayores rentabilidades aprovechando el efecto del interés compuesto, haciendo de esta manera mayor la base sobre la que capitalizar nuestro dinero.

Otro factor importante es el punto de vista fiscal. Al no cobrar los dividendos de manera neta en nuestra cuenta, no deberemos de tributar por ellos en ese momento, postergando el pago a futuro, lo que hará más interesante a largo plazo para nuestra inversión ese diferimiento fiscal.

Desde Feelcapital consideramos que mientras seas joven y tengas el horizonte de la jubilación bastante lejos, lo más interesante es optar por la opción de los fondos de acumulación. Nos permitirán capitalizar la inversión de manera más eficiente fiscalmente hablando y hará crecer nuestro patrimonio de una manera más rápida.

La opción de los fondos de distribución solo la recomendamos una vez entrado en el periodo de jubilación como apoyo a la pensión que cobremos. Sería interesante cobrarlo como si fuera una renta (mes a mes) y el resto dejarlo invertido para que nos siga generando un capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *