Robo Advisor: La revolución del asesoramiento financiero

Asesoramiento en Inversiones
Robo Advisor, la revolución del asesoramiento financiero
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

 

Desde hace relativamente poco ha llegado una corriente a Europa que va a revolucionar el mercado del asesoramiento financiero: los Robo Advisor.

El Robo Advisor no es más que el asesoramiento financiero automático. El cliente solo debe introducir sus datos, responder a un breve cuestionario, y un programa informático le crea una cartera a su medida.

Tras los primeros intentos en EEUU, la tendencia de los Robo Advisor se ha extendido como la pólvora: Australia, Reino Unido, Alemania, Francia… y en España llegó en 2014 de la mano de Feelcapital.

Este estilo de asesoramiento financiero sirve para cualquier vehículo de inversión (acciones, bonos, ETFs, fondos…). Sin embargo, dependiendo del régimen fiscal de cada país, es más común el uso de uno u otros. Por ejemplo, en España lo más habitual es el uso de fondos de inversión traspasables debido a que no hay que pagar a Hacienda hasta una vez vendidas las participaciones.

La gran ventaja de este modelo de asesoramiento financiero es su bajo coste. Abre un abanico de oportunidades para inversores con poco volumen de capital. Aquellos que antes de la aparición de los Robo Advisor solo podían contar con los productos financieros que les vendían los bancos comerciales y que, ahora, pueden construir sus carteras a medida desde cualquier lugar.

El impacto de la tecnología en nuestras vidas no para de sorprendernos y los Robo Advisor marcará un antes y un después en las inversiones de las personas físicas. Poco a poco dejarán atrás los depósitos y demás productos financieros bancarios que cobran grandes comisiones sin apenas aportar ningún tipo de valor añadido, para dar paso a estas nuevas plataformas de asesoramiento financiero, más baratas y eficientes.

A partir de ahora se acabaron los clichés que aseguraban que para tener un asesor financiero hacía falta una gran fortuna. Con los Robo Advisor, quien no tiene es porque no quiere.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *