Diario

Robo Advisor: las grandes tecnológicas apuntan a los beneficios bancarios

robo advisor

Lo que se inició con pequeñas startups financieras  (fintech), como los Robo Advisor, ha derivado en que grandes empresas tecnológicas se están acercando al negocio financiero lo que podría poner patas arribas el sector bancario, según el principal observador del propio sector.

El Consejo de Estabilidad Financiera (FSB por sus siglas en inglés) publica en un detallado informe que la disrupción podría introducir nuevos riesgos en el sistema al forzar a los bancos a reducir sus estándares de riesgo a la hora de prestar dinero y asumir mayor riesgo.

El FSB, que comprende a los bancos centrales y a los supervisores de los países del G20, advierte que compañías como Alibaba, Amazon, Apple o Tencent podrían aprovechar sus bases de datos masivas de clientes para expandir rápidamente negocios de pagos y gestión de patrimonio (Robo Advisor). Esta amenaza competitiva sería doble porque estas empresas ya son punteras en nuevas tecnologías como el Machine Learning y el Big Data, mientras que las entidades financieras están empezando a desarrollarlas.

Ya se están dando movimientos en el sector. Recientemente, Ant Financial, el gigante financiero chino controlado por Jack Ma, ha adquirido la compañía de pagos londinense WordlFirst. La empresa china, que nació como sistema digital de pagos para las plataformas de comercio electrónico de Alibaba, ha crecido hasta convertirse en un gigante financiero con muy pocos equivalentes. Tiene una valoración estimada por Goldman Sachs y Morgan Stanley de 150.000 millones de dólares. Alipay y sus afiliados globales cuentan con más de 1.000 millones de usuarios a cierre de febrero de 2019.

Mientras que un aumento de la competencia puede hacer más eficientes los servicios financieros para los usuarios, el FSB instó a los reguladores a estar atentos a los riesgos asociados y prometió continuar evaluando vulnerabilidades en el sistema financiero.

Este informe refleja la visión de los principales lobbies bancarios, que ya han contactado con los reguladores para asegurarse que estas firmas tecnológicas se enfrentan a las mismas restricciones que las empresas financieras. Una de sus principales quejas es que se está obligando a las compañías financieras a compartir sus datos con estas empresas tecnológicas pero no a la inversa.

Los retos de la digitalización son importantes. Los Robo Advisor ya abrieron una primera brecha en las obsoletas maquinarias bancarias, y las grandes tecnológicas no van sino a aprovechar las arcaicas estructuras tradicionales para, mediante un ahorro de costes y una mayor eficiencia, quedarse con los beneficios que la banca ha peleado por no compartir.

Mientras se cumpla la ley y los reguladores sean capaces de adaptarse con la rapidez necesaria a lo que permiten las nuevas tecnologías, solo veremos beneficios para los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *