Finanzas personales: Consejos para tener una visión de cuánto gastamos y en qué

Finanzas personalesEtiquetas ,
finanzas-personales

Finanzas personales

En esta vida sin freno en donde el consumismo es el motor de la estabilidad económica, éste también puede llegar a ser la pérdida ineludible de descontrol de la economía familiar y particular de cada individuo si no se analiza y vigila con asiduidad.

En Feelcapital nos servimos de una ecuación matemática basada en algoritmos cuadráticos encadenados, que ayudan a cada persona a darle el control de su dinero en los productos de fondos de inversión. Son instrumentos financieros que sirven tanto para ganar dinero como para ahorrarlo.

Sin embargo, nunca está de más recurrir a los métodos tradicionales para tener siempre un control del dinero que entra y sale de nuestro bolsillo. Sobre todo, teniendo en cuenta que en verano es una de las épocas del año en las que la gente aprovecha para darse sus merecidos caprichos. Estos son algunos consejos básicos para estar siempre a corriente del balance de ganancias y gastos que tiene cada uno:

Tener conciencia de la unidad económica y de tus finanzas personales:

Lo primero que hay que asimilar es la situación en la que se encuentra la familia como unidad económica (ya sea numerosa o unipersonal). Tan importante es saber lo que se ingresa todos los meses como saber cuánto se gasta y en qué. Teniendo conciencia de esto cada uno puede adaptar sus gastos al entorno dentro de sus posibilidades.
Analizar los gastos y los ingresos:

Se trata de hacer sencillamente un listado de conceptos con cantidades que se sumarán a fin de mes. Para ello se pueden utilizar herramientas que todos tenemos a mano, como es un Excel (o similares). Con las hojas de cálculo se pueden hacer infinidad de cosas útiles, y a nivel doméstico son perfectas para llevar la cuenta de los gastos mensuales.

Recopilar toda la información posible:

Si se quieren hacer las cosas bien hay que apuntarlo absolutamente todo. Hay que ser minuciosos. Algo tan sencillo como guardarse todos los recibos que acumulamos con gastos tan simples como la caña del afterwork. Y una vez a la semana, o al mes, introducir en el control de los gastos caseros todos los resguardos que se han ido acumulando.
Toda esta información servirá para ver lo que se ha gastado, en qué concretamente y clasificar los gastos por tipo (alimentación, ocio, hogar, etc.). De esta forma, se ve más claro sobre qué gastos se puede actuar para reducir lo que pagamos cada mes.

Sacar provecho a las nuevas tecnologías

En una era en la que prácticamente todo depende de internet, las aplicaciones están a la orden del día con programas que ayudan a gastar un poco menos o hacerlo de manera más eficiente. Por ejemplo, en nuestro modelo en Feelcapital lo hacemos enfocados enlos fondos de inversión, pero existen otras aplicaciones que sirven como “contable familiar”. Todo es cuestión de buscar y elegir la que mejor se adapte a las necesidades de cada uno.

Clasificar los gastos según su importancia

Aparte de llevar el control de lo que gastamos, es muy útil hacer un análisis sobre la prioridad que tiene cada tipología de gasto. Así, se pueden clasificar los pagos, por ejemplo, entre obligatorios, recomendables y prescindibles para saber la prioridad que se les debe otorgar y si se pueden posponer a un momento más conveniente.

Queremos que el cliente sepa lo que paga por sus fondos de inversión

Fondos de inversiónEtiquetas ,
fondos-de-inversión

Fondos de inversión

Visión Global: Nos encontramos con el CEO de feelcapital.com, Antonio Banda. Bueno, los oyentes tienen muy poco tiempo hoy, pero si alguno quiere intervenir puede hacerlo a través de nuestro teléfono. Mientras tanto, cuéntenos lo último en cuanto a la industria de los fondos de inversión en nuestro país Antonio…

Antonio Banda: Bueno, las noticias han sido muy positivas debido al incremento de flujos. Tenemos la sen-sación en Feelcapital de que estamos llamando la atención , sobre todo la atención a las entidades financieras por hacerles su trabajo, que es un trabajo que tienen que hacer ellas. Hay clientes que nos llaman diciéndonos que han podido crear las órdenes que nosotros les proporcionamos con nuestro sistema y han podido ir a sus bancos a hacer las operaciones. O sea, que en la mayoría de los casos pues sí hay predisposición por parte del banco y no hay ningún problema en tener la cartera que tú quieres, que es una cartera que te está recomendando un asesor independiente.

VG : Cosa que no sucedía antes…

AB: También hemos tenido algunos casos de reclamaciones de los defensores de los clientes de las distintas entidades y algunas las tenemos ya traspasadas a la CNMV. De hecho, nos ha respondido en algún caso que se va a tomar un poco más de tiempo porque estásobrecargada ahora mismo con los temas de Banco de Madrid como con otros temas. Y nos ha dicho que nos va a contestar en un plazo un poco más largo. Desde luego en esos casos las entidades financieras ni siquiera nos lo han justificado, nos han dado el silencio por respuesta y por eso nos hemos ido a la CNMV. Nosotros creemos que es un modelo que tiene que instaurarse, y desde luego las entidades financieras no tienen más remedio que hacer caso a lo que sus clientes quieren.

VG: Bien es cierto que hasta que no ha llegado feelcapital.com han hecho de su capa un sayo… ahora estácambiando esa actuación por parte de los bancos en la sintonía con la CNMV.

AB: El sistema hasta ahora estaba cojo de una pata, que es el asesoramiento. Todo estaba metido en un mismo paquete: asesoramiento, ejecución, la depositaria y eso llevaba unas comisiones que era imposible que el cliente supiese quépagaba por cada cosa. Nosotros venimos a hacer ese diferencial y que el cliente sepa en todo momento por lo que estápagando, como pasa en otras industrias; pero en el sector de los fondos de inversión no ha pasado porque es un sector que genera 5.000 millones de beneficio a las entidades financie-ras, que prácticamente es el importe de todo lo que tenemos en fondos de inversión, puesto que con esa co-misión ya se pueden hacer muchas cosas.

Finanzas personales: Los jóvenes, los más endeudados

Finanzas personalesEtiquetas ,
fondos-de-inversión

Finanzas personales

La actual generación de jóvenes y, en especial los estudiantes universitarios, es las más endeudada de la historia. Los préstamos para Educación Superior en España están convirtiendo a generaciones de jóvenes estudiantes en esclavos de la deuda, la cual ya excede a la de tarjetas de crédito, e imponen una carga de décadas de pagos que sólo beneficia a las instituciones bancarias y al negocio privado de la Educación Superior.

Los datos que ofrece el Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU) son demoledores: aproximadamente dos de cada tres jóvenes españoles de entre 25 y 35 están pagando un crédito, un préstamo personal para estudios, hipoteca, etc… Y, aunque es lógico que sean ellos los que estén más endeudados -sobre todo por el esfuerzo que supone la compra de vivienda-, las cifras son dramáticas.

Uno de cada dos hogares españoles tiene deudas pendientes por la compra de vehículos o vivienda. Actualmente, el esfuerzo que tendría que hacer un joven para comprarse una vivienda se situaría entre el 85,9% y el 130% de su salario.Además, el problema se agudiza al tratarse de uno de los grupos de la población más castigados por el desempleo.

Uno de cada cinco españoles de 18 a 24 años forma parte de un nuevo estrato social, los conocidos como ‘ni-ni’: ni estudian ni trabajan.Con alrededor del 22,4% de los jóvenes en esa situación, España ocupa el quinto lugar entre los países de la Unión Europea y parece que este índice crecerá, teniendo en cuenta la actual crisis económica de la zona euro.

Tirando de tarjeta

La falta de dinero en efectivo hace que se haya disparado el uso de las tarjetas de crédito entre los jóvenes, no solo españoles, sino de todo el mundo.

Los usuarios de este tipo de financiación de entre 21 y 30 años de edad son los más propensos a tener un alto nivel de endeudamiento, al menos así lo indica un estudio de la consultora estadounidense PNC Financial Services Group.

Según esta Consultora, el 60% de los veinteañeros usuarios de tarjetas de los países con mayor índice de desarrollo, entre ellos España, tienen un mayor endeudamiento y menor capacidad de ahorro cuanto más se acercan a los 30 años.

La deuda de estos jóvenes puede llegar a alcanzar los 35.000 euros en las naciones con economías más potentes, como Estados Unidos y la Eurozona, mientras que los niveles en los países en vías de desarrollo rara vez supera los 9.000 euros.

Esto demuestra que el acceso al crédito fácil nubla más el futuro de los jóvenes del llamado primer mundo que el de quienes residen en territorios con un sistema financiero menos desarrollado.

¿Cuál es vuestra opinión? Nos encantaría saber…

Finanzas personales: Inversiones éticas y responsables

Finanzas personalesEtiquetas ,
finanzas-personales

Finanzas personales

Hay personas moralmente exigentes que se preocupan de que su dinero o el de sus clientes se invierta de una manera ética. Esta preocupación, para ellas, es igual o mayor que la de obtener un alto rendimiento. Pero seguramente, estas personas no son la mayoría. La mayoría sólo quiere obtener de sus inversiones una buena combinación de riesgo y rendimiento.

Unos estarán dispuestos a correr mayores riesgos con tal de obtener rendimientos más elevados. Y otros, por el contrario, se contentarán con rendimientos menores con objeto de gozar de más tranquilidad. Pero lo que está claro, es que el ahorrador típico es un inversor racional que querrá que sus inversiones estén colocadas sobre lo que llamamos la frontera eficiente. Además de esta clasificación de personas que se mueven en el plano riesgo-rendimiento, existe el tipo de personas de las que que hablábamos al principio. Estas personas se mueven no en dos, sino en tres planos que une la dimensión ética a su vida económica.

Una inversión se llama ética cuando el motivo del beneficio que se busca en ella no es más fuerte que los criterios éticos de la persona que la adopta. Las inversiones éticas no representan ninguna novedad en el mundo de las inversiones financieras. Simplemente, ahora mismo, son fórmulas de inversión más demandadas por un creciente perfil de inversor, que llamamos inversor ético. Cosa que algunas entidades o instituciones con una buena dosis de marketing, han aprovechado para atraer a esta clientela.

Existen muchos ejemplos de esto. Por ejemplo, el Scottish Equitable Ethical Fund no invierte en sociedades que obtengan más del 10% de sus ingresos a base de casinos, apuestas y máquinas tragaperras. Por su parte, el Credit Suisse Fellowship Trust Ethical no invierte en empresas que obtengan más del 10% de sus ventas a base de bebidas alcohólicas. Y estos son sólo algunos de los muchos ejemplos que existen. Las casi ya extintas cajas de ahorro destinaban como mínimo un 20% de su beneficio a proyectos éticos o sociales sin renunciar a la rentabilidad. Por todo esto, creo que he dejado claro que hay alternativas y vías para invertir de acuerdo a una serie de principios morales, éticos y sociales. Invertir, mejorar las finanzas personales, y ganar dinero no tiene por qué estar reñido con la responsabilidad social.