Tipos de instrumentos financieros: los derivados

Diario, Finanzas personales
Tipos de instrumentos financieros, los derivados
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

Los derivados son instrumentos financieros que utilizan los inversores profesionales para reducir o eliminar su exposición ante posibles movimientos de los mercados. A algunos les sonará las posiciones long/short. El valor de un derivado, como su propio nombre indica, “deriva” del valor de un activo o el retorno de un tipo de interés.

Existe gran variedad de tipos de instrumentos derivados, ya que dependiendo del mercado en el que se intercambien (organizados u OTC) pueden construirse contratos a medida para las partes. Los principales son los siguientes:

  • Futuros/forward: son un tipo de acuerdo en el que una parte se compromete a comprar, y la otra a vender, un activo a un precio determinado y en una fecha futura. La diferencia principal entre los futuros y los forwards es que los primeros se intercambian en mercados organizados (como MEFF) y los segundos, en mercados OTC. Por lo cual, los primeros son contratos estandarizados, en el que no existe riesgo de contrapartida, ya que en los mercados organizados existe una cámara de compensación que evita que se pueda producir un default.
  • Las opciones: son un acuerdo entre las partes en la que una de ellas paga una comisión a la otra por el derecho (no la obligación) de poder comprar o vender un activo, a precio predefinido, durante de un periodo de tiempo futuro. Las opciones se dividen en call y puts. Las opciones call son derechos de compra y las put, derechos de ventas.
  • Swaps: son permutas financieras, acuerdos entre las partes para intercambiar flujos en el futuro de acuerdo a unos parámetros preestablecidos. Se pueden contratar sobre tipos de interés, divisas, etc. Debido a que son contratos a medida, puede aplicarse prácticamente a cualquier tipo de activo.

Dada la flexibilidad de estos contratos, podemos encontrar infinidad de variables, como los FRAs (Forward Rate Agreetment), los CDS (Credit Default Swap), etc. Debido al volumen de contrataciones, algunos se confunden y lo consideran otra tipología de derivados, cuando en el fondo no son más que variaciones de forwards y swaps.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *