A favor de Europa

Gestoras
A favor de Europa_Janus Henderson

Europa parece haber alcanzado cierto grado de estabilidad política y económica tras casi una década de incertidumbre, pero esto no parece haberse reflejado en el precio de las acciones de las empresas de la región. Este artículo, el primero de tres, aborda algunas de las principales preguntas que los inversores pueden tener, ofreciendo algunas ideas sobre la mejoría del estado de la economía de la región y por qué Europa puede seguir ofreciendo un valor atractivo.

A favor de Europa: ¿estabilidad política y económica?

Europa cuenta con mercados financieros bien regulados en todos los sectores principales, desde la minería al sector manufacturero, pasando por el sector minorista, la banca y la tecnología. La profundidad y amplitud de los mercados europeos, con sus variaciones entre los diferentes países, proporcionan a los inversores una gran variedad de potenciales oportunidades de inversión.

Europa ha hecho frente a desafíos tanto políticos como económicos desde la crisis financiera mundial, que comenzó con el colapso del mercado de hipotecas de alto riesgo de EE. UU. (un mercado para prestamistas y prestatarios con historiales de crédito no ideales) en 2007. La crisis se extendió rápidamente a Europa, afectando a gran parte de la región, especialmente a países más pequeños con sus propios problemas con la deuda, y de forma destacada a Grecia. Han cambiado muchas cosas desde entonces y los líderes europeos han emprendido acciones decisivas para mejorar las finanzas gubernamentales y aprobar reformas profundas, especialmente en el sector bancario, para reducir la probabilidad de futuras crisis. Una década más tarde, ¿se ha convertido Europa finalmente en una fuente de estabilidad en el mundo desarrollado?

Europa deja atrás a EE. UU.

El progreso económico en Europa sigue estando bien sustentado, con el crecimiento económico en mejoría en la región y con una postura del Banco Central Europeo (BCE) que sigue siendo favorable, tras un período continuado de mínimos históricos de los tipos de interés. En la primera mitad de 2017, Europa creció más rápido que Estados Unidos, superando así a la mayor economía del mundo en 2016. En términos de mercados de renta variable, las valoraciones de valores (el precio de las acciones en una empresa) no son excesivas, ni con respecto al historial de la región ni con respecto a Estados Unidos. La renta variable europea también sigue manteniendo unos precios atractivos (dado el nivel de ingresos potenciales) en relación con los bonos (préstamos a gobiernos o empresas).

Tras las elecciones en Países Bajos y Francia a comienzos de 2017, parece ahora mucho menos probable que Europa experimente el mismo giro hacia el populismo político de extrema derecha que hemos visto en EE. UU. y Reino Unido. Esto supone un fuerte contraste con el inicio del año, cuando se consideraba el contagio político de los partidos de la extrema derecha antieuropea como una amenaza real para el futuro del proyecto de la Unión Europea (UE). Siguen existiendo riesgos y la votación del Reino Unido en junio de 2016 a favor de abandonar la UE (brexit) desvía la atención de las mejoras en la economía. Sin embargo, las negociaciones entre la UE y el Reino Unido se encuentran en una fase temprana y nada ha cambiado todavía. La situación política en Italia cambia constantemente y es impredecible.

 Apoyo sostenido del BCE

El BCE, dirigido por el presidente Mario Draghi, sigue comprometido con una actuación decisiva para estimular el crecimiento económico y la estabilidad en la región, inyectando cantidades de dinero significativas en la economía desde 2007, tal y como muestra el gráfico 1.

Captura de pantalla 2017-09-24 a las 10.29.13

La intervención se ha centrado en utilizar medidas políticas extraordinarias, tales como el actual programa de expansión cuantitativa[1], actualmente de 60 000 millones de euros al mes, que está previsto que finalice o al menos comience a reducirse a comienzos de 2018. La expansión cuantitativa, unida a unos bajos tipos de interés y a los préstamos directos a los bancos ha contribuido a estimular la economía europea, aunque el crecimiento sigue siendo contenido.

La economía no es el mercado de valores

Si bien no hay buenas razones para ser optimista sobre las perspectivas a largo plazo de las empresas europeas, existen riesgos que los inversores deberían tener en mente, incluida la incertidumbre en torno al efecto que el brexit podría tener sobre la economía europea.

El BCE también se enfrenta a desafíos significativos, a medida que busca terminar sus medidas de estímulo y aumentar los tipos de interés sin socavar la confianza en la región. Los mercados de valores en Europa sufrieron un bache temporal en junio de 2017, después de que Draghi insinuase que el BCE estaba considerando finalizar la expansión cuantitativa. Cualquier actuación para que Europa deje de depender de las actuales medidas de estímulo deberá planificarse con cuidado y es probable que sea lenta y prolongada.

Ocurra lo que ocurra, es importante tener en mente que la economía no es el mercado de valores. Encontrar las mejores empresas de las que tener participaciones sigue siendo el principal impulsor de las rentabilidades a largo plazo para los inversores. Europa alberga un diverso abanico de empresas, muchas de las cuales no son bien comprendidas o están poco estudiadas y se usan para operar con cierto contexto político incierto. Muchos negocios europeos que cotizan en Bolsa también obtienen una proporción significativa de sus beneficios de un mercado mundial, lo que quiere decir que dependen menos de la salud de las economías nacionales europeas para tener éxito.


 

Información importante

Las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros. Las inversiones internacionales entrañan cierto riesgo y mayor volatilidad, a diferencia de invertir en el mercado nacional. Estos riesgos incluyen fluctuaciones de divisas, inestabilidad económica o financiera, ausencia de información financiera puntual o fiable o acontecimientos políticos o jurídicos desfavorables. El valor de las inversiones y las rentas derivadas de las mismas puede disminuir o aumentar y es posible que los inversores no recuperen la cantidad invertida inicialmente. Henderson Global Investors es la denominación bajo la que Janus Capital International Limited (número de registro: 3594615), Henderson Global Investors Limited (número de registro: 906355), Henderson Investment Funds Limited (número de registro: 2678531), Henderson Investment Management Limited (número de registro: 1795354), AlphaGen Capital Limited (número de registro: 962757), Henderson Equity Partners Limited (número de registro: 2606646), Gartmore Investment Limited (número de registro: 1508030), (entidades constituidas y registradas en Inglaterra y Gales con domicilio social en 201 Bishopsgate, Londres EC2M 3AE) están autorizadas y reguladas por la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido para comercializar productos y servicios de inversión. Las llamadas telefónicas pueden ser grabadas y supervisadas. © 2017, Janus Henderson Investors. La denominación “Janus Henderson Investors” incluye a HGI Group Limited, Henderson Global Investors (Brand Management) Sarl y Janus International Holding LLC.

 

https://www.janushenderson.com/espi

 

[1] Expansión cuantitativa : medida mediante la cual el banco central crea grandes sumas de dinero para comprar bonos del gobierno u otras formas de deuda, con el fin de estimular la economía.

 

La estrategia del pararrayos

Gestoras
Carmignac_Mercados financieros

Septiembre de 2017

por Didier SAINT-GEORGES – Managing Director y Miembro del Comité de Inversiones

El verano de 2017 no ha asestado a los mercados financieros ningún gran golpe capaz de poner a prueba su fortaleza. Nada de crisis financiera, nada de invasión militar (únicamente algunas provocaciones de Corea del Norte), un contexto económico tranquilo en líneas generales y, por último, una reunión de los bancos centrales, con motivo de su famoso encuentro de Jackson Hole durante el mes de agosto, que destacó por el silencio conjunto con que se despacharon las cuestiones relacionadas con la política monetaria. En suma, nada importante que reseñar.

En los meses de julio y agosto, el Eurostoxx se dejó un 1 %, el índice S&P 500 ganó un 1,8 % y el índice MSCI World avanzó un 2,3 % gracias a la buena marcha de los mercados emergentes. Sin embargo, bajo la superficie de este periodo de tranquilidad, ha continuado la deriva de los grandes equilibrios mundiales (véase nuestra nota de julio, titulada «¿Exuberancia racional?»). De ello da fe la evolución de dos grandes variables: el dólar ha acentuado la caída que inició a comienzos de año, sobre todo frente al euro (la moneda única se revalorizó cerca de un 5 % frente al dólar) y los tipos libres de riesgo han seguido descendiendo. Conviene comprender estos dos comportamientos singulares, ya que han dado cuerpo a los temores de los inversores y, al mismo tiempo, han desempeñado el papel de pararrayos, lo que por el momento ha permitido a los mercados de renta variable y deuda corporativa beneficiarse de los buenos resultados de las empresas y aceptar sus niveles de valoración.

El comportamiento anómalo de la renta fija es cada vez más insostenible

«El Banco Central Europeo ya no podrá justificar durante mucho más tiempo la continuidad de una política monetaria de emergencia»

Desde principios de año, el contraste entre el avance de la economía mundial —sobre todo en Europa— y la evolución de los tipos de interés es impactante.

Durante los primeros meses del año, la incertidumbre política en torno al resultado de las elecciones presidenciales en Francia, la recuperación dubitativa de la economía europea, probablemente afectada ella también por este riesgo político, y las compras mensuales del BCE explicaban que la deuda pública alemana se arrogase una prima excepcional. Los niveles de sus rendimientos anuales, entre el 0,20 % y el 0,50 %, ya eran excesivamente bajos, incluso con una inflación instalada obstinadamente por debajo del 2 %, pero la anomalía podía mantenerse si no cambiaban las circunstancias. Desde este verano, el contexto ha comenzado a cambiar.

Políticamente, Angela Merkel ha consolidado su ventaja en las intenciones de voto de cara a las elecciones generales alemanas de septiembre, lo que refuerza la perspectiva de una nueva dinámica europea, impulsada por un eje francoalemán profundamente reforzado. Entre los posibles beneficiarios de este impulso político figura Italia, a pesar de los últimos sobresaltos mediáticos protagonizados por el viejo líder Berlusconi. El país parece estar dejando atrás progresivamente la decepción provocada por el rechazo de las reformas de Matteo Renzi en el referéndum de diciembre de 2016; así, el índice de confianza económica de las empresas italianas volvió a subir en agosto y alcanzó su nivel más alto desde 2008.

Económicamente, el conjunto de la zona del euro confirma ya la mejora de los indicadores económicos adelantados constatada a comienzos de año: el índice de ventas minoristas subió cerca de un 2 % en agosto con respecto a enero, después de acumular dieciocho meses de descensos. La misma tendencia se observó en la producción industrial.

Además, aunque la expansión de la economía europea sigue siendo modesta en términos absolutos y la tasa de inflación se mantiene por debajo de los objetivos oficiales, el Banco Central Europeo ya no podrá justificar durante mucho más tiempo la continuidad de una política monetaria de emergencia. Por lo tanto, nos parece inevitable que el BCE anuncie en breve una reducción del programa de compra de activos, toda vez que el depósito de activos admisibles para las compras está agotándose rápidamente (observación esta última especialmente cierta en el caso de la deuda pública alemana). Según nuestros cálculos, el rendimiento «normal» de la deuda alemana a diez años debería situarse actualmente por lo menos en el 1 %, algo que el mercado no descuenta en absoluto en estos momentos. Por lo tanto, Mario Draghi podría tener que enfrentarse a esta realidad durante los próximos meses. Se trata de uno de los principales riesgos de mercado y es preciso gestionarlo de forma muy activa, para protegerse también de su efecto sobre las demás clases de activos.

La fortaleza del euro está justificada y es duradera

«La evolución de la moneda estadounidense, la europea y la china encarna el comienzo de un profundo cambio de roles»

El euro se beneficia de su situación en la confluencia de varias grandes tendencias, tanto económicas como políticas. En primer lugar, justo en el momento en el que las perspectivas económicas europeas por fin mejoran, el ciclo económico confirma sus síntomas de agotamiento en EE. UU. El índice PMI adelantado de la actividad industrial estadounidense está cayendo desde comienzos de año y, aunque el consumo aguanta todavía, lo está haciendo a expensas de un importante descenso de la tasa de ahorro de los hogares (ha pasado de un 5,4 % a un 3,6 % en un año) y de un uso cada vez mayor de los créditos al consumo, que están en máximos históricos y están llevando a los bancos a endurecer sus condiciones de financiación.

En este sentido, la evolución del tipo de cambio euro-dólar en 2017 es la inversa de su comportamiento en 2014, cuando las perspectivas económicas de EE. UU. eran ostensiblemente mejores que las de la zona del euro. Además, también es patente en estos momentos que las especulaciones populistas de Donald Trump no han cuajado y han quebrado las esperanzas que albergaba el mercado sobre una gran reforma fiscal. Como mucho, el Congreso controlado por los republicanos tal vez consiga durante el segundo semestre alumbrar un presupuesto 2018 con algunas reducciones de impuestos, bienvenidas pero claramente insuficientes para contrarrestar las fuerzas de la ralentización del ciclo.

En un plano más profundo, Donald Trump está dilapidando de forma duradera el crédito geopolítico de EE. UU. frente al resto de potencias. Al abandonar el Acuerdo Transpacífico (TPP), al sembrar dudas sobre el mantenimiento de la protección del paraguas nuclear estadounidense en beneficio de los miembros europeos de la OTAN, al instalar la improvisación y las contradicciones en el corazón de las decisiones estratégicas, EE. UU. está erosionando su liderazgo mundial y está dando a Europa y a China la ocasión de potenciar el suyo. La respectiva evolución de la moneda estadounidense, la europea y la china encarna en parte el comienzo de este profundo cambio en los roles.

Huelga decir que el precio del oro, última moneda de reserva, se beneficia también de este fenómeno desde comienzos de año. En estos momentos, tiene todo el sentido que los responsables de asignación de activos revisen el peso estructural que desean dar al dólar en sus carteras.

Captura de pantalla 2017-09-15 a las 12.32.22

Las distorsiones de los precios de la deuda pública y el cambio de paradigma del cruce euro-dólar generan importantes perturbaciones en los mercados. La normalización de los tipos de la renta fija, que Mario Draghi no podrá eludir por mucho más tiempo, pondrá en dificultades a los inversores que no se hayan anticipado a esta próxima fase. También afectará invariablemente a la prima de riesgo de las bolsas. El euro podría revalorizarse mucho más allá de la cota de los 1,20 dólares, que apenas refleja su valor teórico en paridad de poder adquisitivo, lo que sería perturbador para los resultados de las empresas de la zona euro. De media, estos resultados deberán revisarse a la baja entre un 5 % y un 8 % por cada subida del 10 % del euro. Pero la cuestión más decisiva es la perspectiva de un choque entre estos dos movimientos: un euro fuerte que endurece las condiciones financieras en la zona del euro y el fin ineludible de una política monetaria excepcionalmente expansiva por parte del BCE. Disponer de pararrayos no exime de consultar el barómetro.

Redactado el 31/08/2017

 

Estrategia de inversión

 

 Renta variable 

Después de tomarse un respiro en julio, la volatilidad rebotó de nuevo en agosto en las bolsas en un contexto marcado por las tensiones geopolíticas. La bolsa estadounidense registró una corrección real durante el mes, mientras que los mercados emergentes aguantaron y cerraron con una marcada subida, sobre todo Brasil, que avanzó más de un 5 %.

La inestabilidad política en EE. UU. suscita dudas sobre la capacidad del presidente Trump para sacar adelante un programa de inversión en infraestructuras y unas rebajas de impuestos capaces de sostener un ciclo económico que envejece. Eso nos lleva a iniciar una reducción gradual de la ponderación de los valores cíclicos en nuestra estrategia en renta variable.

Por consiguiente, hemos reducido nuestras posiciones en compañías aéreas estadounidenses, hemos liquidado nuestra exposición a valores financieros japoneses y hemos recogido una parte importante de nuestros beneficios en los valores bancarios europeos. Estas ventas se han realizado sin reinversión posterior, de manera que la exposición a la renta variable en nuestra estrategia global ha descendido ligeramente.

Renta fija

Aunque los diferenciales de deuda corporativa se mantuvieron estables en líneas generales durante el verano, los tipos de la deuda pública de los países núcleo cerraron por debajo de sus máximos de finales de junio. Así ocurrió especialmente con la deuda pública alemana, cuya valoración está cada vez más desconectada de los fundamentales.

En este contexto, nuestra estrategia en renta fija pública no experimentó cambios. Seguimos buscando rendimientos de forma selectiva en segmentos como la deuda emergente denominada en divisa local (sobre todo en Brasil y Rusia) o la deuda pública italiana (cuyo diferencial frente a la deuda pública alemana alcanzó durante el primer semestre de 2017 su nivel más alto de los últimos tres años). Por otro lado, seguimos muy atentos a la liquidez de nuestros títulos de deuda corporativa, donde hemos reforzado nuestra exposición a los bonos de alta calidad y los vencimientos cortos.

De este modo, nos preparamos para los efectos negativos que podría generar la progresiva normalización de la política monetaria del BCE. Los moderados niveles de inflación fomentan cierta complacencia en los inversores en lo que respecta al mantenimiento de políticas monetarias expansivas en un momento en el que los bancos centrales mundiales se verán cada vez más forzados a normalizarlas. Por último, nos protegemos frente al choque que podría provocar una subida acusada de los rendimientos del Bund manteniendo nuestras posiciones vendedores en deuda pública alemana.

Divisas

La escalada del euro desde finales del primer trimestre continuó durante el mes de agosto. Esta evolución responde principalmente a la debilidad del dólar estadounidense, que incluso está perdiendo su estatus de valor refugio, como atestigua la subida de la moneda europea durante las tensiones geopolíticas vinculadas a Corea del Norte.

Por lo tanto, nuestra estrategia en divisas ha seguido priorizando la moneda única manteniendo la posición vendedora en la libra esterlina. Esta última ha contribuido considerablemente al buen comportamiento de los tipos de cambio en nuestros fondos, ya que durante el mes de julio y agosto se aceleraron las caídas de la divisa británica.

Fuente: Bloomberg, a 31/08/2017

 

Artículo promocional. Este documento no puede reproducirse ni total ni parcialmente sin la autorización previa de la sociedad gestora. No constituye ni una oferta de suscripción ni un asesoramiento en materia de inversión. La información aquí contenida puede ser parcial y es susceptible de modificación sin previo aviso. La mención a determinados valores o instrumentos financieros se realiza a efectos ilustrativos, para destacar determinados títulos presentes o que han figurado en las carteras de los Fondos de la gama Carmignac. Ésta no busca promover la inversión directa en dichos instrumentos ni constituye un asesoramiento de inversión. La Gestora no está sujeta a la prohibición de efectuar transacciones con estos instrumentos antes de la difusión de la información. Las carteras de los Fondos Carmignac podrían sufrir modificaciones en todo momento.

CARMIGNAC GESTION 24, place Vendôme – 75001 París Tel.: (+33) 01 42 86 53 35 – Fax: (+33) 01 42 86 52 10, Sociedad de gestión de carteras (con autorización de la Autoridad de los Mercados Financieros de Francia n° GP 97-08, del 13/03/1997). SA con un capital de 15.000.000 euros – Registro Mercantil de París n.º B 349 501 676 – CARMIGNAC GESTION Luxembourg City Link – 7, rue de la Chapelle – L-1325 Luxemburgo Tel.: (+352) 46 70 60 1 – Fax: (+352) 46 70 60 30 Filial de Carmignac Gestion. Sociedad de gestión de OICVM (autorizada por la Comisión de Supervisión del Sector Financiero de Luxemburgo el 10/06/2013); Sociedad anónima con un capital de 23.000.000 euros – Registro mercantil de Luxemburgo n.º B67549

 

En busca de riesgo infravalorado en un universo global

Gestoras
En busca de riesgo infravalorado en un universo global

Por favor, consulte nuestro glosario si desea obtener información sobre cualquiera de los términos que aparecen en el artículo.

El M&G Global Recovery Fund aplica la probada filosofía de inversión en compañías en «situaciones especiales» (recovery) de M&G a un universo global. El fondo invierte en compañías que están pasando apuros, pero con potencial para autosanearse. Se trata de un enfoque sencillo que llevamos implementando casi 50 años.

Buscamos compañías que estén experimentando dificultades operativas o financieras, y cuya recuperación en el largo plazo apenas tenga valor a ojos del mercado. En pocas palabras, nuestro enfoque busca compañías infravaloradas.

La inversión en «situaciones especiales» es una experiencia emocionalmente difícil, ya que implica hacer lo que otros inversores no hacen o no pueden hacer. Las compañías siempre están en proceso de evolución y adaptación, con lo que incluso las mejores pueden flaquear en algún momento de su desarrollo y requerir un cambio de rumbo o de estrategia.

En el mundo cada vez más acelerado en que vivimos, la enorme cantidad de información disponible puede llevar a los inversores a adoptar una visión cortoplacista, a expensas de un planteamiento paciente y de futuro. El enfoque a largo plazo del M&G Global Recovery Fund nos permite construir posiciones en compañías que se hallan en las fases iniciales de su recuperación, en las que gracias a los comentarios de mercado y a la opinión pública, presentan un punto de entrada atractivo debido a unas valoraciones y cotizaciones deprimidas.

Nuestro enfoque largoplacista se basa en tres componentes críticos: personas, estrategia y flujo de caja. Queremos respaldar a gente capaz y fomentar con ello el éxito de una estrategia sólida. Además, ponemos énfasis en el flujo de caja porque sabemos que cuando una compañía experimenta problemas pero todavía genera liquidez, esta es importante por partida doble: no solo demuestra la fortaleza del negocio subyacente, sino que aporta al equipo directivo flexibilidad a la hora de implementar su estrategia de recuperación.

Captura de pantalla 2017-09-11 a las 13.07.25

También evaluamos el potencial estratégico a largo plazo de un negocio. Invertimos en equipos directivos con estrategias sólidas para mejorar sus compañías, dirigidas a generar un fuerte crecimiento futuro de sus flujos de caja. De lograrlo, ello debería verse reflejado en subidas de sus cotizaciones.

La simplicidad y la naturaleza repetitiva de este estilo ponen de relieve por qué el enfoque de inversión en «situaciones especiales» de M&G ha preservado su identidad única durante tanto tiempo. En el caso del M&G Global Recovery Fund, la capacidad de aplicar esta filosofía en distintas regiones para explotar un amplio abanico de ineficiencias en distintos mercados y sectores específicos es muy atractiva.

La inversión en «recovery» es significativamente distinta a la inversión convencional. Con todo, queremos proporcionar a los inversores una cartera bien diversificada en la que el riesgo en acciones específicas sea el motor de su rentabilidad futura.

El fondo invierte principalmente en acciones de compañías, con lo que es probable que experimente mayores fluctuaciones de precio que aquellos fondos que invierten en renta fija o liquidez.

No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero. Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

El valor de las inversiones y los ingresos que se derivan de ellos provocará subidas y bajadas del precio del fondo. No existe garantía de que se alcance el objetivo del fondo, lo que puede ocasionar que no recupere la cantidad invertida en un principio.


 

M&G Investment Funds están inscritos para su distribución pública en virtud del art. 15 de la Ley 35/2003 sobre instituciones de inversión colectiva del siguiente modo: M&G Investment Funds (12) nº de inscripción 1415. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en alguno de los fondos mencionados en la presente. Las adquisiciones de un fondo deben basarse en el Folleto actual. La Escritura de Constitución, el Folleto, el Documento de Datos Fundamentales para el inversor (KIID), el Informe de Inversión anual o provisional y los Estados Financieros se pueden solicitar gratuitamente al DCA: M&G Securities Limited, Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido; o Allfunds Bank, Calle Estafeta, nº 6, Complejo Plaza de la Fuente, La Moraleja, 28109, Alcobendas, Madrid. Antes de efectuar su suscripción, debe leer el Folleto que incluye los riesgos de inversión relativos a estos fondos. La información que aquí se incluye no sustituye al asesoramiento independiente. Promoción financiera publicada por M&G International Investments Ltd. Domicilio social: Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido, autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en el Reino Unido y su sucursal M&G International Investments Ltd., Sucursal en España con domicilio social en Plaza de Colón 2, Torre II, Planta 14, 28046, Madrid, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al Tomo 32.573, folio 30, hoja M-586297, inscripción 1ª con CIF W8264591B y con número de registro de la CNMV 79.

Lecciones de una crisis financiera: las normas por sí solas no son suficiente

Gestoras
Lecciones de una crisis financiera, las normas por sí solas no son suficiente

Diez años después de la crisis financiera, el peso de la regulación está dificultando el control de los bancos

Por estas fechas de 2007 se empezaba a hacer evidente que algo muy malo estaba pasando en los bancos norteamericanos. El mercado de la vivienda estadounidense estallaba y los bancos nacionales, los proveedores de hipotecas y los intermediaros inmobiliarios se llevaban la peor parte.

Uno de los prestamistas subprime más grandes en Estados Unidos, New Century Financial, se había declarado ya en quiebra. Bear Stearns acababa de rescatar uno de sus hedge funds que estaban expuestos al mercado inmobiliario estadounidense por la cantidad de 3.200 millones de dólares. El banco se vio obligado a liquidarlo hace ya cerca de diez años. Tal y como sabemos ahora, lo que empezó en Estados Unidos se extendería por el resto del mundo.

Parte de la respuesta a la crisis ha sido volver a escribir el reglamento de la banca global. Gran parte de esto ha sido sensible. Esto ha hecho a los bancos más seguros para la clase de fuga de capitales que sufrieron durante la crisis. Las grandes reservas de capital implican que los bancos más grandes no necesitarán recurrir a los contribuyentes si se repiten las condiciones de la crisis financiera.

La regulación también ha obligado a un cambio cultural sobre los bancos. Quienes dirigían los bancos en el camino hacia la crisis eran personas arriesgados por naturaleza. Dick Fuld, que llegó a lo más alto de Lehman Brothers hace cerca de 40 años, representaba la cultura bancaria en la medida en que era un producto de la misma. Ahora, toda la cultura gira en torno a la responsabilidad.

El interés de los reguladores y accionistas está generalmente alineado con lo anterior: interesa a todo el mundo evitar que se repita la crisis financiera. Y está claro que los accionistas generalmente no hicieron un gran trabajo actuando en favor del mejor de sus intereses a largo plazo antes de la crisis. Pero lo que es bueno para los reguladores –la minimización del riesgo a cualquier coste- no siempre va a ser del interés de los accionistas. Por el momento, la voz de los reguladores parece anteponerse a la de todos los demás.

Esto no es un argumento a favor de menos regulación. Pero la regulación tiene que tener sentido. Por ejemplo, los requisitos de transparencia de los bancos crean enormes cantidades de trabajo y material pero no obtienen necesariamente el resultado deseado. Proceden de Pilar III de los acuerdos de Basilea y obligan a los bancos a dar detalles exhaustivos sobre los instrumentos que poseen. La idea es que poniendo toda esta información en el dominio público se mejorará la vigilancia. Pilar III se basa en la suposición de que el escrutinio del mercado ayudará aplicar más disciplina en la toma de riesgos de los bancos. Pero no parece ser lo que está pasando.

Estas divulgaciones son en realidad enormes conjuntos de datos que pueden llegar a las 150 páginas, generalmente publicadas a la vez pero separadas del informe anual. El trabajo de bucear entre los datos es muy complicado. Pero no está claro quién está haciendo este análisis. Que los datos simplemente estén ahí no quiere decir que alguien se esté fijando en ellos.

Los bancos, los inversores, las agencias de calificación, los reguladores y los bancos centrales se culparon entre ellos durante la crisis financiera. Esto se debió en parte a que cada uno de ellos pensó que era responsabilidad de los demás entender los riesgos del sistema.

Tanto si se miran los datos como si no, el puro peso de la publicación también hace que sea más difícil detectar los problemas, que habitualmente quedan escondidos a la simple vista. Las publicaciones bancarias son ahora como una librería en incesante crecimiento en la que cada vez es más complicado encontrar qué libro está fuera de su sitio.

También hay una cuestión más amplia sobre cómo las partes interesadas de los bancos son escuchadas. En términos absolutos, los reguladores tienen una influencia mucho mayor sobre lo que hacen los bancos que sobre lo que hacen los accionistas. De nuevo, parte de esto es cierto. Los bancos, como todas las compañías, necesitan rendir cuentas más allá que a sus accionistas. Pero para los bancos, hay una parte interesada preeminente: la pura presión de la adherencia regulatoria está expulsando a todas las demás voces.

La voz de los reguladores no solo se escucha en los consejos. Cada vez más, están físicamente presentes en los consejos y dejan claro lo que quieren escuchar cuando están allí. Son activos en el diálogo a todos los niveles de las organizaciones, especialmente con aquellos individuos sujetos a responsabilidad personal. En comparación, la voz de los accionistas está silenciada. Aunque los inversores de los bancos también necesiten ser capaces de dialogar con los equipos directivos y ser capaces de impulsar el cambio cuando consideran que favorece los intereses de sus clientes.

Siempre se pueden burlar las reglas y generalmente tienen consecuencias inesperadas. Esto se debe en parte a que las normas son por definición muy estáticas: algo se permite o no se permite. En cambio, el discurso de los accionistas se puede adaptar mucho más fácilmente a condiciones cambiantes. Las reglas de una industria tampoco discriminan entre compañías. Los accionistas impulsarán el cambio en los bancos por las características particulares de un banco. Su voz no debería ser silenciada.

Los bancos están en mejor forma que hace diez años. Pero la crisis se debió a errores colectivos. Fueron errores de los bancos, los inversores, los reguladores y los bancos centrales. Los inversores, como los reguladores, aprendieron importantes lecciones. Nadie debería ejercer una influencia desproporcionada sobre cómo se gestionan actualmente los bancos. La voz de los accionistas debería ser escuchada.

 

Paul Lee, Director de Gobierno Corporativo en Aberdeen Asset Management

 

 

Cómo aprovechar las oportunidades que ofrecen las bolsas europeas

Gestoras
Cómo aprovechar las oportunidades que ofrecen las bolsas europeas

La renta variable global sigue registrando nuevos máximos, liderada por Estados Unidos y los mercados emergentes. Sin embargo, la bolsa estadounidense produjo un retorno negativo en euros, ya que la divisa europea se fortaleció significativamente. Las bolsas europeas registraron resultados mixtos, a pesar de que los indicadores de confianza económica alcanzaron sus niveles máximos en una década. Obviamente, el fuerte incremento en el euro está comenzando a tener un impacto en los mercados europeos, especialmente en los mayores exportadores.

Por su parte, el BCE se ha vuelto un poco más contundente en sus comunicaciones, alimentando la incertidumbre respecto a un posible tapering en las compras de activos hacia el final del año. En el lado político, las negociaciones del Brexit comenzaron con mal pie, mientras en Estados Unidos el presidente Trump sigue atascado en peleas políticas internas y no logró sacar adelante su reforma del sistema sanitario. En la renta fija, el rendimiento del bono alemán siguió aumentando y los diferenciales de la deuda periférica siguieron estrechándose, con un mejor resultado para los mercados español e italiano. El mes también estuvo marcado por el fuerte rebote del precio del petróleo.

A nivel sectorial, los materiales se beneficiaron de la estabilización en los precios de las materias primas y la recuperación en las acciones de compañías del acero y la minería, mientras el sector financiero contó con el apoyo del incremento de los rendimientos de los bonos. Los servicios de telecomunicaciones y la energía también estuvieron entre los mejores. Los sectores defensivos, como el consumo básico, la sanidad y los exportadores en general sufrieron. Los estilos cíclicos y factores como valor, alto riesgo y small-caps tuvieron un mejor rendimiento, mientras las acciones con alto rendimiento por dividendos tuvieron un momento más difícil debido al aumento de los rendimientos de los bonos y las grandes compañías de consumo básico y sanidad sufrieron con la fortaleza del euro.

En este contexto, el fondo DPAM Equities L Europe Behavioral Value tuvo otro mes fuerte en julio y superó al índice de referencia, MSCI Europe Net Return Index. También superó el índice equivalente value gracias a su mejor asignación por sectores y selección de compañías. El fondo se benefició principalmente de su selección de acciones en consumo básico, industria y el sector financiero. En general, la selección de acciones en cada sector contribuyó positivamente excepto para nuestras posiciones en servicios de telecomunicaciones, un segmento que tuvo un rendimiento relativamente plano para nosotros.

El objetivo de DPAM Equities L Europe Behavioral Value es el crecimiento del capital a largo plazo, invirtiendo en renta variable europea. La política de inversión se adhiere a los principios de las finanzas conductuales (Behavioral Finance), un campo académico basado en la psicología para el análisis de los mercados financieros. El fondo invierte en acciones que se consideran infravaloradas y muestran un buen precio.

La estrategia de inversión está guiada por la implementación estricta y disciplinada de una valoración propia y el momentum de los beneficios empresariales en cada grupo sectorial. El objetivo es estar completamente invertido (máximo 3% de efectivo), diversificado en cada sector e industria y respetar la disciplina de compra y venta del proceso. En lo que respecta al factor value, las evoluciones recientes de los mercados han empujado la dispersión en las valoraciones (esto es, el diferencial en la valoración entre la acción más cara y la más barata de cada sector) a niveles históricamente atractivos.

Philippe Denef, gestor de Degroof Petercam Asset Management

Resumen mensual de mercados

Gestoras
Informe de los mercados en julio de 2017

Informe de los mercados en julio de 2017

Conforme avanzábamos hacia la mitad del verano, nos hemos encontrado con rentabilidades generales tan agradables como las temperaturas de los meses veraniegos. Aunque la Reserva Federal estadounidense (la Fed), el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BdJ) no variaron sus respectivos tipos de interés en julio, ello no implica que la retórica de los máximos organismos monetarios vaya a dejar de ser uno de los principales temas en los mercados en lo que resta de ejercicio. A lo largo del mes, tanto la renta variable como la renta fija proporcionaron resultados positivos con avances del 1,5% en las bolsas de los mercados desarrollados y del 1,7% en los mercados de bonos mundiales. Mientras los inversores digerían los acontecimientos de la escena política y mundial a ambos lados del Atlántico, el S&P 500 registraba cifras récord (superiores a los 2.400 puntos) y obtenía una rentabilidad de más del 2% en el mes. En lo que respecta al espacio de la renta fija, el crédito corporativo evolucionó más favorablemente que la deuda pública a lo largo de julio.

Captura de pantalla 2017-08-12 a las 18.19.19

MERCADOS DESARROLLADOS

En Europa, el tema macro prosiguió con su impulso positivo. Los índices de directores de compras (PMI) del sector de la fabricación en la región se mantuvieron en su mayoría en niveles elevados y alcanzaron cotas del 58,1 y el 54,9 en los casos de Alemania y Francia, respectivamente. Por su parte, los indicadores de confianza empresarial del Ifo alemán registraron máximos históricos.

Captura de pantalla 2017-08-12 a las 18.23.48

Dentro de la zona euro, la inflación se mantuvo por debajo del objetivo del 2% fijado por el Banco Central Europeo al marcar un 1,3% interanual. Pese a que el incremento de los tipos de interés por parte del máximo organismo monetario europeo se encuentra aún lejos, prevemos que el BCE anunciará reducciones en su plan de expansión cuantitativa (QE) durante el otoño. A lo largo del mes las tires de la renta fija en el bloque de la moneda única experimentaron un ajuste, y pese a los riesgos euroescépticos que las elecciones del próximo año plantean en Italia, los bonos soberanos del país reportaron la mayor rentabilidad del conjunto de la renta fija europea. Dentro del G4, el euro fue la divisa que se apuntó la mejor evolución al apreciarse un 1,9% frente al dólar y cerrar el mes en 1,18. Sin embargo, esta fortaleza de la moneda europea podría constituir un problema futuro para algunos valores de renta variable del viejo continente en términos de divisa local. El MSCI Europe ex-UK Index, por su parte, tuvo un comportamiento favorable en términos de USD al avanzar un 3,2%, porcentaje que contrasta con el 0,5% alcanzado por el índice en términos de divisa local.

En EE. UU., los temas representados por la expansión en el sector de la fabricación y la solidez del empleo prosiguieron a lo largo del mes y, en el caso de este último, el informe sobre solicitudes iniciales de prestación por desempleo más reciente confirmó el buen estado continuado del mercado laboral nacional. La encuesta del ISM al sector de la fabricación estadounidense continuó arrojando buenas cifras y el IPC general se situó en un 1,6% (interanual), cifra inferior al objetivo del 2% establecido por la Fed. En su comparecencia ante el Congreso, Janet Yellen esbozó que la debilidad en la inflación se debía a una “serie de reducciones poco habituales”, pero se mostró optimista acerca de la evolución del mercado laboral. Según nuestras previsiones, la Fed anunciará el comienzo de la reducción de su balance en el mes de septiembre. En julio, el Banco de Canadá se convirtió en la primera autoridad monetaria del G10 en incrementar los tipos de interés tras la Reserva Federal estadounidense.

Dentro de la renta variable, la temporada de ganancias arrancó sólidamente tanto en EE. UU. como en Europa y, en el momento de redactarse este informe, cerca del 60% de las empresas ya habían declarado sus beneficios para el 2T. El crecimiento de las ganancias ha sido positivo hasta la fecha, siendo la expansión del BPA interanual del 9% en el S&P 500 y del 13% en Europa e incluyendo en ambos casos a las empresas del sector de la energía.

En el Reino Unido, la cifra de inflación del 2,6% fue más suave de lo previsto y proporcionó un cierto alivio de la acendente tendencia del IPC que se venía observando desde el último ejercicio. Actualmente, las expectativas de los mercados de que el Banco de Inglaterra incremente los tipos de interés durante este año son inferiores al 50%. Tras las elecciones generales de junio y las oscilaciones en la libra esterlina, julio trajo consigo un moderado repunte del 1,5% en la moneda británica frente al dólar estadounidense. Pese a la fortaleza de la libra, que en ocasiones ha supuesto un obstáculo para el índice debido a su amplia proporción de ingresos procedentes del extranjero, el FTSE 100 obtuvo una rentabilidad del 0,9% durante el mes.

Captura de pantalla 2017-08-12 a las 18.25.49

En Japón, la reunión del BdJ finalizó sin que resultase de ella ningún dato con repercusión sobre los mercados. Sin embargo, el organismo realizó un cambio sustancial en su retórica al retrasar de 2018 a 2019 el año en el que espera que la inflación del país alcance su objetivo del 2%. En julio, el yen cedió un 1,7% frente al dólar, lo cual contribuyó a que el TOPIX registrase un muy ligero avance del 0,4%. Actualmente, los datos económicos en Japón están siguiendo una tendencia favorable, y la publicación más destacada de julio fue la relación entre el número de solicitantes de empleo y los puestos de trabajo disponibles. La cifra, que alcanzó el 1,51 durante el mes, marcó así su cuarto mes consecutivo de tendencia alcista y constituye un indicador del ajustado mercado laboral del que disfruta el país.

MERCADOS EMERGENTES

Durante julio, China publicó cifras de crecimiento sorprendentemente sólidas en las que el PIB se situó ligeramente por encima de las previsiones al registrar un 6,9% (interanual). Las ventas minoristas y la producción industrial también se adelantaron a las estimaciones marcando un 11% y un 7,6%, respectivamente. El MSCI Emerging Markets Index fue el mejor índice de renta variable del mes en términos globales al anotarse un resultado del 5,0%, al cual siguió muy de cerca el 4,7% obtenido por el MSCI Asia ex Japan Index. Por su parte, las materias primas cerraron julio con un avance del 2,3%. El petróleo ha retrocedido hasta una cota superior a los 50 USD/ barril, y las fluctuaciones en los precios han estado muy ligadas a los niveles de oferta. De hecho, el mínimo registrado por el crudo Brent en julio fue ligeramente superior a los 46 USD/barril, si bien los precios volvieron a incrementarse debido a que las cifras de producción de petróleo de esquisto estadounidense descendieron y los inventarios se redujeron en 10,2 millones de barriles. Otro factor que influyó notablemente sobre la oferta fue el hecho de que la OPEP reiteró su compromiso de controlar los suministros limitando sus exportaciones a EE. UU.

Captura de pantalla 2017-08-12 a las 18.27.06

Captura de pantalla 2017-08-12 a las 18.27.20

Captura de pantalla 2017-08-12 a las 18.27.45

Inflación: Global, no local

Gestoras
Inflación, global no local

Ante la constante acumulación de capacidad instalada, la inflación permanecerá baja durante algún tiempo. ¿Qué significa este entorno de inflación persistentemente baja para la política de los bancos centrales y las valoraciones de los bonos?

Fundamentales

La evidencia del fenómeno mundial de la “desaparición de la inflación” quedó reforzada a lo largo de la semana, ya que los datos de inflación en el Reino Unido sorprendieron a la baja; el índice de precios al consumo (IPC) subyacente subió un 2,4 % interanual en comparación con las expectativas de aumento del 2,6 %. Los indicadores de inflación en Estados Unidos y la zona euro también continúan su tendencia descendente: el IPC subyacente estadounidense cedió por cuarto mes consecutivo y se situó en el 1,7 % interanual, mientras que el IPC subyacente de la zona euro se mantuvo en torno al 1 %. ¿Cuál es la explicación de este entorno persistente de bajos niveles de inflación? Los datos pueden desglosarse en subcomponentes, que muestran debilidad en los sectores de ocio y transporte en el Reino Unido e inflación de los costes inmobiliarios atendiendo a los precios del alquiler en Estados Unidos, aunque creemos que el motor subyacente es la cantidad de capacidad instalada todavía presente en el sistema. Si bien nuestros principales indicadores económicos sugieren que la economía global está (y ha estado) creciendo por encima de la tendencia, el retroceso de la capacidad instalada global ha quedado limitado por los mercados emergentes. La inflación es cada vez más un proceso global; el conjunto de capacidad instalada en los mercados emergentes y el rápido ritmo de innovación tecnológica están suprimiendo la inflación de bienes y servicios. Podría ser bien entrado 2018 cuando comience la disminución de la capacidad instalada de la crisis financiera de 2008.

Los mercados emergentes han limitado el retroceso de la capacidad instalada global

Captura de pantalla 2017-07-26 a las 11.16.20

Valoraciones cuantitativas

Incluso con la inflación atascada en niveles bajos, todavía es necesario que los inversores consideren el universo de inversión dentro del contexto de la inflación. En cuanto a la deuda pública en Europa, el bajo nivel de inflación todavía supera con creces las tires de la deuda pública: en comparación con el IPC subyacente, situado en el 1,1 %, la tir de los títulos alemanes a 10 años es del 0,55 % e incluso la tir de los títulos franceses a 10 años es solo del 0,82 % (a 18 de julio). Mientras tanto, el crédito investment grade estadounidense casi duplica a la inflación, con el IPC subyacente en el 1,7 % y una tir sobre el índice del 3,1 %. Si bien existe una dispersión significativa entre los países de mercados emergentes, Brasil, que tiene una tasa de inflación del 3 % y una tir de la deuda pública a 10 años del 10,1 %, ofrece a los inversores una tir real superior al 7 %.

 

Factores técnicos

Las nuevas tendencias de emisión de deuda han sido ampliamente favorables en todos los sectores de renta fija, con disminución de la oferta bruta y neta en el momento central del verano. En relación con la deuda corporativa estadounidense investment grade, parece que los valores financieros han concentrado la emisión en la primera mitad del año, y la financiación de adquisiciones ha disminuido un 40 % interanual. Aunque la actividad de fusiones y adquisiciones ha repuntado en Europa, está subiendo desde un nivel extremadamente bajo, y la emisión general de investment grade ha bajado un 12 % en comparación con 2016. La deuda pública europea sigue estando respaldada por niveles negativos de emisión nueva neta, ya que el programa de compra del Banco Central Europeo (BCE) absorbe cualquier oferta. Si bien las expectativas de consenso apuntan a que el BCE comience a disminuir estas compras en algún momento de los próximos seis meses, continuará apoyando al mercado a medida que amplíe su balance.

 

¿Qué significa esto para los inversores en renta fija?

Estimamos que la capacidad instalada en el sistema hará que la dinámica de baja inflación persista durante algún tiempo, lo que debería reforzar el tema de “más bajos por más tiempo”. Aunque creemos que la Reserva Federal puede seguir aumentando los tipos al medido ritmo actual, dado que no se trata de combatir los niveles elevados de inflación, sino más bien de normalizar los tipos, es posible que el tipo cuando finalice el ciclo de subidas sea menor que en el pasado. Además, cabe afirmar que es más importante centrarse en el nivel absoluto de las medidas de relajación de los bancos centrales, más que en la dirección de las mismas: aunque es posible que los bancos centrales sean menos flexibles en conjunto, están pasando de niveles de emergencia a niveles de relajación moderados de política monetaria, por lo que es poco probable que los tipos de interés se muevan al alza drásticamente. En este entorno, vamos a seguir el tema del crecimiento y a centrarnos en las partes del mercado que ofrecen altos rendimientos reales, como la renta fija privada y los mercados emergentes.

La situación financiera ya no es un motivo de preocupación para Europa

Gestoras
La situación financiera ya no es un motivo de preocupación para Europa

Con Reino Unido preparándose para abandonar la UE, la necesidad de relanzar el proyecto europeo nunca ha sido tan importante. Y, a pesar de los profetas de la condenación, el Brexit parece haber galvanizado la opinión pública y forjado una notable unidad de propósito entre los 27 países miembros de la UE sobre qué principios y prioridades destacar en las discusiones que se están llevando a cabo con Londres. Al mismo tiempo, la elección de Donald Trump y las subsecuentes incertidumbres geopolíticas, han enfriado en general el fervor atlanticista en Europa y han propiciado llamamientos para que vuelvan a mirar a esa noción siempre recurrente, la iniciativa de defensa europea. Además, las condiciones políticas y económicas no han sido favorables en 10 años.

Sin embargo actualmente, la situación económica está cambiando. La eurozona creció un 1,9% en 2015 y un 1,7% en 2016. Nuestro departamento de análisis económico espera que crezca un 1,7% este año y un 1,8% en 2018. Las ventas de automóviles, la construcción, la inversión y los indicadores avanzados se han recuperado. La UE es el mayor exportador mundial y se está beneficiando en gran medida de la mejora que se está produciendo en los países emergentes.

Todavía persisten las dudas sobre Grecia e Italia, pero países como Irlanda, España y Portugal, que se vieron gravemente afectados por la crisis europea, han hecho progresos estructurales. La política presupuestaria ha eliminado gran parte del sesgo de austeridad observado en años anteriores y los presupuestos en algunos países como los Países Bajos incluso han contribuido al crecimiento. Incluso Alemania está ahora abogando por un enfoque más flexible y el aumento del gasto público (aunque se niega a abordar la cuestión de su superávit presupuestario).

Mientras tanto, la política monetaria sigue fuertemente sesgada hacia el aprovechamiento de la liquidez y los bajos tipos de interés para apoyar el crecimiento. Aunque el BCE ha reducido sus compras de bonos gubernamentales y corporativos de 80 a 60.000 millones de euros al mes, ha ampliado el programa a 2018, por lo menos. Y como resultado de sus esfuerzos en los últimos cinco años, las tensiones financieras prácticamente se han evaporado y los tipos de interés han caído. Los bancos comerciales han registrado la evolución más destacable: aunque todavía tienen elevados niveles de créditos morosos, han limpiado en gran medida los balances y han vuelto a su papel tradicional de financiar la economía. Después de la alerta de 2016, incluso los problemas bancarios de Italia ahora se ven bajo control.

En conclusión, la UE está disfrutando de un período de confianza. Es cierto que el desempleo sigue siendo elevado, pero ha pasado de unos máximos del 11% al 8% y, para la zona del euro, del 12% al 9,5%. Y en un signo de una lenta recuperación, los niveles de confianza de los hogares están flirteando con los máximos previos a la crisis y los niveles de confianza de las empresas también se han recuperado. En cualquier caso, la situación económica y financiera ya no es motivo de preocupación, lo que constituye un obstáculo menos en el camino de las reformas europeas.

Philippe Uzan, director de inversiones en Edmond de Rothschild Asset Management


 

December 2016. Non-binding document. This document is for information only.Edmond de Rothschild Fund Global Healthcare is a sub fund of the Luxembourg-regulated SICAV which is approved by the CSSF and approved for marketing in Austria, Belgium, Switzerland,Germany, Spain, France, UK, Italia and Luxembourg.

The fund managers may change during the product’s life. Edmond de Rothschild Fund SICAV CNMV number is n.229. For further details and information about the fund, consult the fund prospectus, bylaws and financial reports, all of which are available from any authorised distributor or from the CNMV.

The sub fund is a category 6 (over a scale from 1 to 7) or high risk/return fund profile which reflects its ability to be up to 110% exposed to equity markets. The risks described below are not exhaustive: it is the responsibility of investors to analyse each investment’s risk and to come to their own opinion: capital loss risk, equity risk, discretionary management risk, risk associated to small and mid-capitalizations, currency risk, interest rate risk, credit risk, risks associatedwith financial contract exposure and counterparty risk, risk linked to derivative products, risk associated with investments in the healthcare sector, risks associated with investing in emerging markets.

Disclaimer: Information on stocks may not in any way whatsoever be construed as an opinion of Edmond de Rothschild Asset Management (France) on future price trends in the said companies, nor, where applicable, on the likely price trend of the financial instruments that these companies might issue. Any information herein cannot be interpreted as a solicitation to buy or sell these stocks.

The data, comments and analysis in this bulletin reflect the opinion of Edmond de Rothschild Asset Management (France) and its affiliates with respect to the markets and their trends, their regulation and tax treatment, on the basis of its own expertise, economic analysis and information currently known to it. However, they shall not under any circumstances be construed as comprising any sort of undertaking or guarantee whatsoever on the part of Edmond de Rothschild Asset Management (France). Potential investors should consult their service provider or advisor and exercise their own judgement independently of Edmond de Rothschild Asset Management (France) on the risks inherent to each investment and its suitability to their own personal and financial circumstances. To this end, investors must acquaint themselves with the key investor information document (KIID) that is provided before any subscription and available at http://funds.edram.com or on request from the head offices of Edmond de Rothschild Asset Management (France) and Edmond de Rothschild Asset Management (Luxembourg).

 

GLOBAL DISTRIBUTOR

 

EDMOND DE ROTHSCHILD ASSET MANAGEMENT (FRANCE)

 

47, rue du Faubourg Saint-Honoré, 75401 Paris Cedex 08

 

Société anonyme governed by an executive board

 

and a supervisory board with capital of 11,033,769 euros

 

AMF Registration No. GP 04000015 – 332.652.536 R.C.S. Paris

 

MANAGEMENT COMPANY

 

EDMOND DE ROTHSCHILD ASSET MANAGEMENT (LUXEMBOURG)

 

20, Boulevard Emmanuel Servais, L – 2535 Luxembourg

 

SUB INVESTMENT MANAGER

 

EDMOND DE ROTHSCHILD ASSET MANAGEMENT (FRANCE)

 

47, rue du Faubourg Saint-Honoré, 75401 Paris Cedex 08

 

EDMOND DE ROTHSCHILD ASSET MANAGEMENT (FRANCE),

 

SUCURSAL EN ESPAÑA

 

Paseo de la Castellana 55 – 28046 Madrid – Spain

 

T + 34 91 789 32 21 – contact-am-es@edr.com

 

es.edram.com

Los mercados emergentes presentan buenas perspectivas

Gestoras
Los mercados emergentes presentan buens perspectivas

Le remitimos al glosario para una explicación de los términos de inversión empleados en este artículo.

Tras proporcionar rentabilidades decentes durante gran parte de 2016, los activos de mercados emergentes (EM) perdieron el favor de los inversores nada más anunciarse el resultado de las elecciones en Estados Unidos en noviembre. No obstante, fue alentador constatar que los bonos y las acciones del universo emergente repuntaron y registraron máximos de rentabilidad durante el primer trimestre de este año.

Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

Los comicios en Estados Unidos centraron la atención en los riesgos potenciales de una presidencia de Donald Trump para el universo emergente, como por ejemplo un mayor proteccionismo comercial y su efecto potencialmente adverso sobre la exportación de los EM, medidas contra la inmigración, mayores niveles de endeudamiento de Estados Unidos e incertidumbre en torno a la política exterior del nuevo gabinete. Además, la Reserva Federal ha comenzado a subir los tipos de interés estadounidenses.

Aunque los inversores hacen bien en considerar las repercusiones de estos factores, los movimientos repentinos y pronunciados de los mercados financieros pueden crear oportunidades de compra a precios más atractivos. Cabe destacar, por ejemplo, que pese a la venta generalizada de activos en los EM tras la victoria de Trump, algunas economías emergentes tienen vínculos comerciales o de inmigración relativamente débiles con Estados Unidos, como la India y Brasil. De igual modo, países de Europa del Este como la República Checa, Hungría y Rumanía dependen mucho más de Europa que de Estados Unidos a nivel de exportación y mercados financieros. Al mismo tiempo, por supuesto, se prestará mucha atención a las relaciones entre Estados Unidos y China, un ámbito en el que la posible imposición de aranceles comerciales ha sido una de las cuestiones clave para los inversores.

Un enfoque flexible de inversión en deuda de EM

A la hora de invertir en bonos de los mercados emergentes, elegir la combinación adecuada de emisiones soberanas y corporativas denominadas en moneda local y en divisa «fuerte» (como por ejemplo el dólar) y efectuar una selección cuidadosa de países y valores individuales son factores clave para maximizar la rentabilidad. A este respecto, el fondo M&G Emerging Markets Bond se ha beneficiado de su flexibilidad para invertir sin restricción alguna en todas estas subclases de activos, mediante un proceso que combina consideraciones macroeconómicas con un análisis en profundidad de emisiones individuales.

El fondo permite el extenso empleo de instrumentos derivados.

Al mismo tiempo, el gestor trata de construir una cartera concentrada en sus mejores ideas de inversión, asignando capital en aquellas áreas que en su opinión ofrecen el mayor valor relativo, y evitando la exposición a bonos y divisas de los EM cuyas perspectivas considera menos favorables. Además, la posibilidad de invertir en deuda corporativa de los EM aumenta de forma significativa el conjunto de oportunidades para los inversores en la clase de activos, pues esta área ha experimentado un fuerte crecimiento en la última década. Actualmente, los bonos corporativos de los mercados emergentes ofrecen una gran variedad de emisiones tanto a nivel regional, sectorial, de calidad y vencimiento. El gráfico 1 muestra esta diversidad por regiones e industrias.

Captura de pantalla 2017-07-11 a las 11.09.48

Oportunidades atractivas para los inversores selectivos

La gama de oportunidades para los inversores en acciones de los EM también es muy amplia. El universo de inversión es grande y variado por países y sectores. Aunque existen compañías de los EM de talla mundial, extremadamente dinámicas y muy competitivas, también existen compañías mal gestionadas. Esta disparidad pone de manifiesto la importancia de aplicar un enfoque de inversión activo y selectivo para identificar las oportunidades más prometedoras.

El fondo M&G Global Emerging Markets se concentra en los méritos subyacentes de cada compañía para evaluar su potencial a largo plazo. El gestor cree que la cotización de una acción acaba por reflejar el desempeño de la compañía en cuestión, y en particular la rentabilidad de su negocio. Así, se centra en encontrar empresas cuya rentabilidad futura está infravalorada por el mercado, así como compañías gestionadas con los intereses de todos sus inversores en mente, por líderes concentrados en maximizar la rentabilidad para los accionistas.

El fondo invierte principalmente en acciones de compañías, con lo que es probable que experimente mayores fluctuaciones de precio que aquellos fondos que invierten en renta fija o liquidez.

Aunque la transformación a largo plazo de los países emergentes en economías desarrolladas y orientadas al consumidor ha atraído mucha atención, el gestor cree que la tendencia de mejora de la cultura corporativa tiene un potencial significativo para los inversores. A medida que las compañías se gestionan mejor, emplean el capital con mayor eficiencia y potencian su rentabilidad, las cotizaciones de sus acciones deberían subir. De este modo, cabe afirmar que los mercados emergentes representan una fuente atractiva de oportunidades para inversores pacientes y con enfoques de selección disciplinados.

Los fondos invertirán en mercados emergentes que tienden a sufrir mayores aumentos y caídas de los precios que los mercados más desarrollados. Los mercados emergentes generalmente son más pequeños, con inversiones que son más complicadas de comprar y vender y son más sensibles a los cambios económicos y políticos. Las condiciones políticas y de mercado adversas en un país emergente podrían extenderse a otros países de la región. En circunstancias inusuales, los fondos pueden encontrar dificultades al comprar y vender estas inversiones, incluyendo transferir el producto o cualquier ingreso obtenido, y/o al valorar las inversiones. Tales dificultades pueden dar lugar a una suspensión temporal de las negociaciones en las acciones de los fondos.

No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero. Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

El valor de las inversiones y los ingresos que se derivan de ellos provocará subidas y bajadas del precio del fondo. No existe garantía de que se alcance el objetivo del fondo, lo que puede ocasionar que no recupere la cantidad invertida en un principio.


 

M&G Investment Funds están inscritos para su distribución pública en virtud del art. 15 de la Ley 35/2003 sobre instituciones de inversión colectiva del siguiente modo: M&G Investment Funds (3) nº de inscripción 391 y M&G Investment Funds (7) nº de inscripción 541. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en alguno de los fondos mencionados en la presente. Las adquisiciones de un fondo deben basarse en el Folleto actual. La Escritura de Constitución, el Folleto, el Documento de Datos Fundamentales para el inversor (KIID), el Informe de Inversión anual o provisional y los Estados Financieros se pueden solicitar gratuitamente al DCA: M&G Securities Limited, Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido; o Allfunds Bank, Calle Estafeta, nº 6, Complejo Plaza de la Fuente, La Moraleja, 28109, Alcobendas, Madrid. Antes de efectuar su suscripción, debe leer el Folleto que incluye los riesgos de inversión relativos a estos fondos. La información que aquí se incluye no sustituye al asesoramiento independiente. Promoción financiera publicada por M&G International Investments Ltd. Domicilio social: Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido, autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en el Reino Unido y su sucursal M&G International Investments Ltd., Sucursal en España con domicilio social en Plaza de Colón 2, Torre II, Planta 14, 28046, Madrid, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al Tomo 32.573, folio 30, hoja M-586297, inscripción 1ª con CIF W8264591B y con número de registro de la CNMV 79.

 

 

Un buen momento para las compañías europeas

Gestoras
Un buen momento para las compañías europeas

La mayoría de los mercados europeos de renta variable finalizaron mayo al alza, tomándose un respiro después de varios meses de fuertes ganancias. Los inversores habían anticipado ampliamente la victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas. Al mismo tiempo, los indicadores económicos se han mantenido en modo expansionista en Europa. En el lado corporativo, la temporada de publicación de resultados del primer trimestre cerró con buena nota, con 10 de 11 sectores publicando más resultados por encima de las previsiones del consenso que por debajo.

Con las elecciones en Francia y Países Bajos ya pasadas, los obstáculos políticos importantes han sido superados en la zona euro. Además, la posibilidad de un resultado sorpresa en las elecciones de Alemania, previstas para otoño, cada vez es más baja.

Fuera de Europa, el impulso está reduciéndose en Estados Unidos y China. El presidente estadounidense, Donald Trump, se está enfrentando a retrasos en la aprobación de sus reformas, lo que está haciendo retroceder la agenda reflacionaria. Por su parte, las autoridades chinas mantuvieron el endurecimiento de la política monetaria, mientras el gasto fiscal ha dejado de acelerar. A nivel global, se espera que la inflación retroceda ya que los precios de las materias primas están dándose la vuelta.

En este contexto, nos centramos en compañías que tengan previsiones de beneficios superiores gracias a los vientos de cola temáticos o a través de posibles fusiones y adquisiciones o reestructuraciones. Siguiendo esta línea, Degroof Petercam AM cuenta con DPAM Invest B Equities Euroland. El fondo aplica una estrategia activa, seleccionando y combinando valores de calidad, tanto por su estabilidad en resultados, su gestión y su ventaja corporativa.

En mayo, la clase F del fondo avanzó un 2,89% frente al 1,56% del índice de referencia (MSCI EMU Net Return) y acumula un 14,08% desde el comienzo del año hasta cierre de mayo frente al 11,26% del índice. La asignación por sectores realizó una contribución positiva, principalmente debido a nuestra sobreponderación al sector tecnológico y al menor peso de los materiales. Junto con el efecto positivo de esta asignación por sectores, tuvimos una gran contribución de nuestro stock-picking.

Creemos que la recuperación de los beneficios empresariales continuará para las compañías europeas, con volúmenes más elevados que a su vez se traducirán en un mejor apalancamiento operativo. Sin embargo, un frenazo en el resto del mundo claramente no será de ayuda.

 

Guy Lerminiaux, gestor de Degroof Petercam AM

Los inversores en bonos extranjeros y Estados Unidos siguen siendo muy buenos amigos

Gestoras
inversores en bonos extranjeros

Si analizamos las entradas de dinero en deuda corporativa este año, resulta evidente que el crédito sigue siendo una clase de activo muy popular. En particular, el mercado americano ocupa la primera posición acaparando la mayor parte de los activos globalmente. Una pregunta que a menudo recibimos es, ¿quién es el dueño de este mercado inmenso y cuáles son los motores detrás de esta globalización en la asignación de activos?

Se estima que el tamaño total del mercado de bonos corporativos a nivel mundial asciende a más de 20 billones de dólares, y el mercado de bonos corporativos estadounidenses supone más de la mitad de dicha cantidad. El mercado de crédito corporativo norteamericano ha crecido de forma significativa en la última década, alimentado por el interés de inversores no americanos, cuya cuota de mercado ha crecido desde el 12% en 1990 hasta el 30% en 2016, según Morgan Stanley Research. El segundo gran propietario en el mercado corporativo estadounidense (y que anteriormente ocupaban el primer puesto del ranking) son las compañías de seguro con un porcentaje de cerca del 22%, seguido por los fondos de inversión (15%) y fondos de pensiones (11%).

El crecimiento experimentado en el porcentaje de inversores no norteamericanos es el fenómeno más interesante. Dentro de este grupo de inversores el principal interés procede de países europeos como Reino Unido, Alemania y Suiza. El otro gran grupo de inversores corresponde a clientes asiáticos, en particular de Japón y Taiwán. En concreto en este último caso, algunas grandes compañías de seguros de vida taiwanesas han aumenta de forma consistente su exposición tras un impulso regulatorio que alentaba las asignaciones en bonos extranjeros. Por su parte en Japón, los gestores de activos, como el Fondo de Pensiones del Gobierno, han anunciado un aumento en las asignaciones a bonos internacionales, incluyendo los bonos corporativos norteamericanos.

Ahora la principal duda radica en si estos flujos pueden continuar. En nuestra opinión este crecimiento está motivado por tendencias tanto seculares como cíclicas. Las tendencias seculares se ven impactadas por la naturaleza cada vez más global de la base de inversores a lo que se suman las tendencias demográficas a largo plazo. Esto debería seguir atrayendo fondos hacia los mercados corporativos globales, en especial al mercado estadounidense, ya que este es considerado como el mercado de bonos corporativos más amplio y líquido.

El motor más cíclico se encuentra en la falta de rendimiento a nivel general en los mercados desarrollados, lo que ha empujado a los inversores hacia el mercado americano. Tradicionalmente el tipo de cambio y los niveles de los rendimientos relativos han sido factores clave en la determinación de la dirección y la fortaleza de la demanda de los inversores no americanos. El diferencial de rentabilidad en los rendimientos estadounidense frente a otros mercados como el japonés o el europeo debería mantenerse en el futuro cercano y, por tanto, debería respaldar la actual demanda por bonos corporativos estadounidenses. Tras un largo período de estabilidad en los tipos de cambio, la volatilidad está aumentando y por ello es probable que más inversores cubran sus posiciones en divisa extranjera. Sin embargo, incluso aunque los elevados costes de las coberturas podrían reducir la demanda de crédito estadounidense, los flujos actuales siguen siendo sólidos. De hecho, en lo que llevamos de año, los flujos han sido importantes, situándose en 119.000 millones de dólares (Well Fargo).

Por tanto no caben dudas de que Estados Unidos tiene unos amigos muy poderosos dispuestos a comprar bonos estadounidenses. Esto ha dado lugar a inmensos flujos de capital y a un cambio en la estructura de propiedad del mercado de bonos corporativos estadounidense. En nuestra opinión, no se trata de un fenómeno temporal. Por el contrario, es un cambio estructural en el que los inversores están buscando liquidez y rendimientos a nivel global y, en este sentido, el mercado de crédito corporativo estadounidense seguirá siendo uno de los principales beneficiarios.

Christian Hantel, gestor del fondo Vontobel Fund- Global Corporate Bond Mid Yield en Vontobel AM

Zona euro: el despertar de la inversión

Gestoras
Zona euro, el despertar de la inversión

Julien-Pierre Nouen, jefe economista-estratega de Lazard Frères Gestion

Los datos macro que se van conociendo muestran un nuevo buen trimestre para la inversión. El crecimiento anual de la inversión es ahora de un 6%, lo que supone el mayor nivel desde 2007 y un nivel históricamente elevado.

Captura de pantalla 2017-06-23 a las 10.59.31

Tras haberse apoyado principalmente en el consumo, la recuperación económica en la zona euro ahora también se ve impulsada por la inversión. Se trata de una evolución importante, ya que la inversión contribuye a incrementar el PIB potencial de la economía, lo que genera círculos virtuosos. De hecho, el crecimiento del PIB de la zona euro del primer trimestre se revisó al alza situándose en 2,3% frente al 1,8% anualizado.

Por otro lado, los indicadores de negocios siguen mejorando y son consistentes con un alto nivel de actividad. Según los últimos datos de PMI adelantado, la actividad del sector privado de la eurozona se mantuvo en mayo en máximos de los últimos seis años, situándose por segundo mes consecutivo en 56,8 puntos, lo que sugiere una expansión del PIB de la región de entre el 0,6% y el 0,7% en el segundo trimestre.

Captura de pantalla 2017-06-23 a las 10.59.49

Las buenas perspectivas de crecimiento y un incremento de los beneficios de las empresas deberían permitir que continúe esta tendencia.

Además, con este impulso en la inversión y el consumo algunos sectores que todavía se habían quedado retrasados por la crisis, ahora están mejorando, como es el caso de la construcción. Esta ampliación de la recuperación es importante para mejorar la calidad de este ciclo de crecimiento.

Confiamos en una próxima normalización de la política monetaria europea, que debería conllevar una apreciación duradera del euro. Tras haber pasado ligeramente por debajo de los 1,05 USD a finales del año 2016, el EUR osciló entre 1,06 y 1,08 antes de subir a partir de mediados de abril hasta estabilizarse alrededor del 1,12 desde hace algunas semanas. De este modo, el EURUSD se sitúa en la parte alta de la senda en la que evoluciona desde hace cerca de dos años.

Captura de pantalla 2017-06-23 a las 11.00.00

La esperanza de nuevas medidas de relanzamiento tras la elección de Donald Trump llevó a los inversores a prever un endurecimiento más rápido de la política monetaria de la Fed y, por lo tanto, unos tipos a corto plazo más elevados. Sin embargo, el cambio de esta perspectiva, las cifras de inflación inferiores en Estados Unidos y una convicción algo mayor sobre la cercanía de la normalización de la política monetaria en la zona euro, han terminado por debilitar el dólar frente al euro.


 

Acerca de Lazard Frères Gestion (a 31/12/2013) 

 

Lazard Frères Gestion es una entidad de gestión de activos francesa que pertenece al grupo Lazard fundado en 1848 en Nueva Orleans (representa en diciembre de 2013, 187.000 millones de dólares de activos gestionados en el mundo). La entidad cuenta con los medios y el alcance de un gran grupo internacional: cubre todo el espectro de activos, tiene presencia en las principales zonas geográficas y cuenta con un equipo de investigación a nivel mundial compuesto por más de 100 analistas especializados en la gestión de activos. Con más de un centenar de colaboradores, Lazard Frères Gestion gestiona en Paris 14.100 millones de euros por cuenta de inversores institucionales y privados. La gestión financiera y el asesoramiento sobre inversiones constituyen el corazón de su expertise.

 

Lazard_about

 

 

 

 

 

 

Una revolución silenciosa de mil millones de personas

Gestoras
Una revolución silenciosa de mil millones de personas

Aadhaar es una palabra hindú que significa “base” o “fundamento”. Conviene asimismo decir que Aadhaar es también el nombre de un programa de identificación biométrica que supone la base de una revolución silenciosa en India.

India está empleando la última tecnología para superar décadas de una inversión deficitaria que ha llevado a registros oficiales incompletos, un gran analfabetismo y a que millones de personas hagan sus vidas al margen de la economía oficial.

La incapacidad de identificar la identidad de una persona impide que se realicen las tareas más básicas –abrir una cuenta corriente, presentar declaraciones fiscales o reclamar asistencia gubernamental- que la población de países más ricos dan por garantizadas. Los registros deficitarios allanan el camino para abusos como el robo de identidades o el fraude.

Durante los últimos años, el país ha estado elaborando una base de datos que asigna un número de identificación único de doce dígitos a cada persona, vinculado a información biométrica como las huellas dactilares y escáneres de iris. Más de 1.100 millones de personas, de una población de cerca de 1.300 millones, ya han sido registradas.

Aunque en un primer momento fue voluntario, la verificación Aadhaar es un requisito necesario para firmar un contrato de telefonía móvil, comprar un billete de tren e incluso solicitar alimento gratuito en el colegio.

Un analista elogió a este sistema como la primera ‘infraestructura digital nacional’ del mundo, un éxito a la altura de la construcción de los ferrocarriles británicos durante la Revolución Industrial, o de las autopistas interestatales que contribuyeron a la pasión de Estados Unidos por los coches.

La esperanza es que este sistema finalmente cree la base de la próxima generación de servicios financieros digitales –posibilitando pagos digitales a través de diferentes plataformas, abriendo cuentas bancarias con un ‘selfie’ u otras cuestiones que todavía no han sido ni soñadas-.

Las start-up tecnológicas, los bancos internacionales y compañías de capital riesgo han dicho que están promoviendo la investigación de nuevos servicios que pueden aprovechar la base de datos. Si triunfa, India se convertiría en el inesperado campeón de una nueva economía digital global.

Todavía es muy pronto para decir si el sistema cumplirá con las expectativas, pero es un buen ejemplo de cómo un país con limitación de recursos puede utilizar tecnologías novedosas y asequibles –Aadhaar ha costado cerca de 1.000 millones de dólares, una cantidad que haría funcionar al National Health Service de Reino Unido durante menos de tres días- para solucionar lo que parecía ser un problema sin solución.

Las autoridades señalan que ya están apreciando los beneficios. Por ejemplo, hay informes de que las inscripciones escolares se han desplomado ya que los estudiantes fantasmas pensados para reclamar subsidios gubernamentales adicionales han desaparecido ante el escrutinio renovado.

Sin embargo, los críticos han denunciado que la base de datos es una gran invasión de la privacidad, en medio de preocupaciones relacionadas con que los datos personales puedan haber sido mal gestionados y que una protección inadecuada haya podido permitir que algunas personas se registren con nombres falsos. Algunos escáneres no han sido capaces de leer las huellas digitales de trabajadores manuales al tenerlas demasiado desgastadas.

Ningún sistema es perfecto, especialmente uno creado a tal escala. En una época en la que la vigilancia masiva se está volviendo más frecuente, los críticos están naturalmente recelosos. Pero cuando los gobiernos de cualquier parte recaban habitualmente información personal para emitir documentos de identidad, números de la seguridad social y carnets de conducir, ¿es realmente lo que propone India tan intrusivo o poco razonable?

El país todavía sufre de un problema de imagen más allá de sus fronteras. Es cierto que la pobreza absoluta, la burocracia excesiva, las infraestructuras poco fiables y el inmovilismo social son problemas profundamente arraigados que no se van a solucionar pronto. Pero Aadhaar es un ejemplo brillante de la otra cara de este país –una cara que demuestra la tremenda habilidad de su sensacional población y que les permite distinguirse a pesar de los obstáculos-.

Nuestros compañeros de renta variable han estado invirtiendo en India desde principios de los noventa, cuando empezaron a ver lo que podía lograrse cuando un poco de espíritu emprendedor contaba con el respaldo del sector privado y no tenía barreras burocráticas.

Nos ha emocionado el progreso que se ha logrado con reformas que, junto a la gestión sensata de la economía, podrían reducir la inflación estructural de los bienes. Ya ha sido una noticia fantástica para el mercado de bonos del país.

Kenneth Akintewe, gestor senior de inversiones en Aberdeen Asset Management

El fin del riesgo sistémico en España: el caso de Banco Popular

Gestoras
El fin del riesgo sistémico en España, el caso de Banco Popular

Scander Bentchikou, gestor-analista de renta variable europea de Lazard Frères Gestion

François Lavier, gestor-analista de tipos y deuda híbrida financiera de Lazard Frères Gestion

Los fondos de Lazard Frères Gestion no están expuestos a la liquidación del Banco Popular, por lo que no nos afecta a los fondos de renta variable, deuda híbrida financiera subordinada, ni a los mandatos o fondos dedicados. Este acontecimiento demuestra una vez más la importancia de la selección de títulos dentro de un sector complejo, con unas características financieras y normativas muy específicas, donde la calidad de los balances y los modelos de negocio son muy heterogéneos.

Hacía mucho tiempo que Banco Popular había dejado de cumplir nuestros criterios de inversión basados en el balance, dada la insuficiencia de sus dotaciones a provisiones por cuentas de dudoso cobro (12.100 millones de euros), su tipo de cobertura demasiado bajo (45%), el elevado volumen de activos inmobiliarios embargados (18.000 millones de euros) aprovisionados a un 38% solamente (frente a una media del 53% en España y del 63% del mejor banco), y por tanto un déficit de recursos propios que estimábamos en al menos 5.000 millones de euros, cifra muy superior a su capitalización bursátil. A todo esto se sumaban el riesgo jurídico asociado a las condiciones de ejecución de la última ampliación de capital, y unos resultados bajo presión.

Por decirlo en términos sencillos, la deuda pendiente no rentable y sin provisionar del Banco Popular cuadruplicaba los fondos propios básicos del banco. A finales de marzo de 2017, los Recursos Propios de Nivel 1 del banco (fully loaded) solo alcanzaban el 7,3%. Es importante recordar que las cuentas del primer trimestre nunca se someten a una auditoría en profundidad.

Considerábamos que el deterioro de la capacidad del banco de generar beneficios no permitía sanear un balance tan difícil en un plazo aceptable. La huida de los depositantes firmó el acta de defunción del banco.

Los hechos:

Acciones = 0 €, AT1 = 0 €, Nivel 1 Heredado = 0 €, Nivel 2 = 0 €, deuda privilegiada = preservación

La decisión de la Junta Única de Resolución de transferir todas las acciones y rentas subordinadas del Banco Popular al Santander ha sido la primera operación de resolución de la Junta Única de Resolución europea y pensamos que ha sido un éxito. También lo ha sido por la calidad de la franquicia intrínseca del Banco Popular. En este caso concreto, se ha logrado encontrar un comprador y evitar una nacionalización.

  • Con la adquisición de Banco Popular por Banco Santander por 1 € simbólico:
    • Se expropia a los accionistas del Banco Popular sin compensación.
    • Los créditos de los acreedores de AT1 y Nivel 1 Heredado (1.250 millones de euros) se reducen a cero: no se han activado las cláusulas de conversión en acciones de los títulos AT1.
    • Los títulos de los acreedores de Nivel 2 se convierten en acciones (pese a la ausencia de cláusula contractual a tal efecto), pero dado que el Banco Popular se ha comprado por 1 € simbólico, en la práctica el coeficiente de recuperación es cero (igual que para los acreedores de Nivel 1)).
    • Los acreedores privilegiados se salvan.

 

Acerca de Lazard Frères Gestion (a 31/12/2013) 

 

Lazard Frères Gestion es una entidad de gestión de activos francesa que pertenece al grupo Lazard fundado en 1848 en Nueva Orleans (representa en diciembre de 2013, 187.000 millones de dólares de activos gestionados en el mundo). La entidad cuenta con los medios y el alcance de un gran grupo internacional: cubre todo el espectro de activos, tiene presencia en las principales zonas geográficas y cuenta con un equipo de investigación a nivel mundial compuesto por más de 100 analistas especializados en la gestión de activos. Con más de un centenar de colaboradores, Lazard Frères Gestion gestiona en Paris 14.100 millones de euros por cuenta de inversores institucionales y privados. La gestión financiera y el asesoramiento sobre inversiones constituyen el corazón de su expertise.

Lazard_about

 

 

 

 

Invertir en Europa

Gestoras
Invertir en Europa

El mayor crecimiento económico, la mejora de los beneficios empresariales y la reducción del riesgo político hacen que muchos inversores estén mirando a Europa más que nunca.

En Gesconsult vemos potencial a la renta variable y, en concreto, a la renta variable europea, que cotiza con descuento frente a otras y confiamos que se tienda a ajustar. Nos encontramos ante un escenario de repunte del crecimiento económico en la Zona Euro, con países como España liderándolo y creciendo a tasas del +2,6% 2017 estimado.

Los buenos datos macroeconómicos tienen su reflejo en las bolsas europeas, así lo muestra el EuroStoxx 50 en el gráfico.

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 11.37.27

Además el riesgo político se ha reducido en Europa tras el resultado de las elecciones francesas.

Por el lado de las valoraciones, las bolsas europeas, en concreto el EuroStoxx 50 y el Ibex 35, tienen más potencial que el S&P500, un índice que vemos más ajustado por valoración.

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 11.37.41

El comportamiento de los índices europeos en 2017 ha superado al de la mayoría de los índices mundiales pero muy especialmente a los norteamericanos y, en los próximos meses, pensamos que este mejor comportamiento relativo debería continuar gracias al potencial de recuperación de sus beneficios y valoraciones.

Estas oportunidades de mercado sabemos cómo capitalizarlas y Gesconsult Crecimiento Eurozona es el fondo para ello. Creemos que en entorno actual es el fondo perfecto para beneficiarse del potencial de la bolsa francesa, una vez despejada la incertidumbre política, y de otras plazas europeas.

Gesconsult Crecimiento Eurozona está gestionado por Lola Jaquotot desde 2009.

Del fondo destacamos lo siguiente:

El fondo alcanza una rentabilidad en el año del +11,65%, batiendo a su índice de referencia, EuroStoxx 50, que alcanza en el año una rentabilidad del +10,68% (datos a 15 de mayo 2017). Destaca que desde 2009, cuando Lola Jaquotot toma la gestión del fondo, acumula una rentabilidad del +64,71% frente al +49,86% del EuroStoxx 50. La volatilidad a 5 años del fondo es del 18,03% frente al 21,97% de su índice de referencia.

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 11.37.55Actualmente, el fondo tiene alrededor de un 41% de la cartera de renta variable invertida en valores franceses. Por valoración encontramos compañías atractivas y baratas en este mercado, sobre todo vinculadas al sector de consumo cíclico. Alemania, España y Portugal pesan alrededor de un 10-11% en cartera. Destaca que en Portugal encontramos oportunidades en el sector materiales vía papeleras y el perfil de inversión en Alemania es más industrial.

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 11.38.09Por sectores. El sector más ponderado en la cartera de Gesconsult Crecimiento es el de consumo cíclico y es que la recuperación ha venido vía consumo y consideramos este es el sector con mayor potencial al alza. Además, confiamos en empresas de tipo industrial, donde cabe resaltar la fortaleza del sector exportador alemán, y es que nos encontramos ante un escenario con cifras récord de PMIs en Europa. Por otro lado, la inversión en el sector financiero se apoya en una subida de tipos de interés y un mejor entorno económico.

Captura de pantalla 2017-06-02 a las 11.38.21Gesconsult Crecimiento tiene actualmente una posición del 40% de su cartera en pequeñas y medianas compañías. La tendencia es que el fondo esté cada vez más invertido en empresas pequeñas y medianas donde encontramos valor.

 

Behavioural finance: el papel de las emociones y de la memoria en los mercados financieros

Gestoras
Behavioural Finance_M&G

Le remitimos al glosario para una explicación de los términos de inversión empleados en este artículo.

A algunas personas, el aplicar conceptos de behavioural finance al mundo de la inversión tal vez les suene como un enfoque excesivamente académico. Para el equipo Multi-Activos de M&G, se trata de un concepto muy sencillo que puede tener un valor inestimable a la hora de comprender cómo se mueven los mercados financieros y dónde pueden surgir riesgos y oportunidades. Esencialmente, el behavioural finance –o psicología del comportamiento financiero– reconoce un hecho vital: que los inversores son seres humanos.

Y como tales, es poco probable que se comporten siempre de forma racional y lógica. Al fin y al cabo, todos somos vulnerables a la influencia de nuestras emociones a la hora de tomar decisiones. Esto puede ser muy peligroso al invertir, al permitir que la intuición y las emociones como el miedo o la avaricia nos distraigan de los hechos subyacentes o de los principios fundamentales que rodean a un activo.

Explotar sesgos emocionales

El behavioural finance identifica que cuando estos errores los repite toda la comunidad inversora, provocan movimientos ilógicos (y habitualmente transitorios) en las cotizaciones. Estas ineficiencias pueden ofrecer una ventana de oportunidad a quienes reconocen cuáles son los motores de estos movimientos de precios y desarrollan estrategias para explotarlos.

Tomar decisiones opuestas a la visión de consenso puede ser difícil: a corto plazo puede darnos la sensación de estar «cometiendo un error», lo cual le resulta incómodo a cualquiera. No obstante, el equipo considera necesario no permitir que este malestar emocional le impida actuar en base a sus convicciones. Dicho esto, el behavioural finance no trata de ignorar el factor humano; más bien pretende reconocerlo, confirmar su importante influencia, y a continuación eliminarlo del proceso analítico a fin de invertir con éxito.

Un ejemplo ilustrativo

Un aspecto particularmente útil de este proceso es que es aplicable a todas las clases de activos globales y a lo largo del tiempo. Podemos remontarnos al crash de Wall Street de los años veinte, o incluso a la burbuja de los tulipanes en la Holanda del siglo XVII, para ver cómo las emociones humanas han provocado desde siempre movimientos irracionales de los mercados.

Un ejemplo más reciente lo aporta la caída pronunciada de las bolsas europeas en las semanas previas a la primera ronda de las elecciones presidenciales francesas, celebrada el 23 de abril de 2017, y su fuerte repunte tras un resultado percibido como «favorable para el mercado».

Captura de pantalla 2017-05-30 a las 11.38.25

Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

El caso es que los inversores intentaban pronosticar el resultado y sus consecuencias a corto plazo para el mercado, algo notoriamente difícil de lograr de forma consistente. En lugar de ello, el equipo considera más importante concentrarse en los hechos observables por los inversores en ese momento: la economía europea llevaba un tiempo creciendo, y los precios de las acciones todavía ofrecían valor en ese contexto. Esto no quiere decir que la política francesa no hubiera tenido un efecto sustancial en los mercados europeos de haberse dado otro resultado electoral; era imposible conocer de antemano dichos efectos o saber por qué motivo pudieran habido materializarse. Todo inversor que vendiera acciones en compañías europeas con anterioridad a la votación, por mero nerviosismo ante la incertidumbre reinante, se perdió las ganancias registradas en las semanas siguientes al acontecimiento.

Mantener la cabeza fría

A la hora de invertir, es muy importante no confundir las emociones con el conocimiento. Por consiguiente, al tomar decisiones de inversión, el equipo considera importante no solamente comprender los hechos sobre distintos activos en el contexto económico prevalente, sino también entender sus propios impulsos emocionales (y los de los demás).

El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial.

No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero. Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments Ltd. Domicilio social: Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido, autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en el Reino Unido y su sucursal en España con domicilio social en Plaza de Colón 2, Torre II, Planta 14, 28046, Madrid, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al Tomo 32.573, folio 30, hoja M-586297, inscripción 1ª con CIF W8264591B y con número de registro de la CNMV 79.

 

 

¿Es el proteccionismo una amenaza para la globalización?

GestorasEtiquetas
Es el proteccionismo una amenaza para la globalización

Philippe Uzan, Director de Inversiones de Edmond de Rothschild Asset Management (France)

La nueva administración Trump ha decidido moverse claramente hacia el proteccionismo. Después de abandonar el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, Washington está analizando de forma crítica el Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre EEUU, Canadá y México y amenaza con abandonar también la Organización Mundial del Comercio. ¿Significa esto que los regímenes comerciales establecidos por los principales tratados multilaterales después de la guerra están a punto de romperse? ¿Y la reciente caída del comercio internacional sugiere que la globalización será reemplazada por la desglobalización?

Entre 1985 y 2014, la expansión del comercio internacional superó el crecimiento económico. Los países emergentes, y China en particular, se beneficiaron de unos mercados globales más grandes, al igual que lo hicieron algunos países desarrollados como Alemania. El aumento de las importaciones provocó una importante remodelación de la cuota de mercado, una evolución que jugó un papel relevante en el descenso de la inflación durante ese periodo. La competitividad en los precios de los países exportadores fue el factor crucial, pero las inversiones directas de las compañías también realizaron una gran contribución. Las empresas aumentaron significativamente su presencia en los países donde la demanda de bienes y servicios estaba creciendo rápidamente, pero donde el poder adquisitivo interno era demasiado bajo para tener a su alcance bienes de los países desarrollados. La captación de esta demanda significó la creación de instalaciones de producción en los países emergentes, impulsando el crecimiento y la creación de empleo y aumentando los ingresos.

Sin embargo, el ímpetu del comercio ha descendido en los dos últimos años. El comercio internacional sólo se ha incrementado un 2% en un año, menos que el 3,5% alcanzado por el crecimiento mundial. Esto se debe a la desaceleración de la economía china, pero también a una cierta estabilización del mercado mundial. El comercio también se ha visto reducido por la producción local de las empresas extranjeras, que ha sustituido algunas de sus exportaciones. Y el porcentaje de servicios en el PIB ha ido creciendo constantemente. Los servicios representan ahora el 25% del comercio mundial, aunque la mayor parte del sector, por ejemplo los hoteles y la distribución, no están preocupados por el comercio exterior.

La inversión directa de las empresas de los países desarrollados es también un factor esencial en la globalización, pero las compañías de los países emergentes han seguido el ejemplo. En 2016, la inversión directa mundial volvió a la media de los últimos cinco años de 1,5 billones de dólares, aunque esta cifra fue un 13% inferior a los 1,7 billones de 2015. Si la demanda interna es fuerte, la inversión directa es una forma de gestionar o reducir el riesgo del tipo de cambio. Las herramientas de cobertura de divisas proporcionan sólo protección a corto plazo. Producir localmente implica una exposición al riesgo operativo y de valor de activo, pero la financiación de la deuda, sujeta a los movimientos cambiarios, proporciona una especie de herramienta de cobertura a largo plazo. Y una presencia local también ofrece protección contra los aranceles.

Sin embargo, acontecimientos como el Brexit o las iniciativas de Trump han creado incertidumbres sobre las reglas del comercio mundial. Sin embargo, en el pasado, los intentos de los países para cerrar sus escotillas han tenido resultados negativos. La interdependencia y la integración comercial entre países nunca han sido tan elevadas y las medidas proteccionistas probablemente serán contraproducentes. A pesar de ello, dado que Trump pone un gran énfasis en los símbolos, existe la posibilidad de que se pierdan el realismo y el pensamiento racional y no podemos descartar un error en la política económica de EEUU. Además, sería arriesgado apostar a que los socios de EEUU no vayan a reaccionar o a tratar de organizar una oposición conjunta.

Irónicamente, el resurgir del proteccionismo podría incluso provocar la oposición. Países como México ya se han puesto en contacto con la UE. Como el mayor mercado y exportador del mundo, la UE está interesada, obviamente. Y la reacción también podría estar respaldada por países como China que están buscando una cierta legitimidad y una mayor influencia.

El libre comercio ha ayudado a acelerar la integración económica, de modo que ahora es parte integral del sistema económico mundial. Y la circulación de datos está consolidando rápidamente el proceso. Los gobiernos son responsables de las personas y los sectores más frágiles de la sociedad, pero el proteccionismo no es la mejor solución para las víctimas de la globalización.

 


December 2016. Non-binding document. This document is for information only.Edmond de Rothschild Fund Global Healthcare is a sub fund of the Luxembourg-regulated SICAV which is approved by the CSSF and approved for marketing in Austria, Belgium, Switzerland,Germany, Spain, France, UK, Italia and Luxembourg.

The fund managers may change during the product’s life. Edmond de Rothschild Fund SICAV CNMV number is n.229. For further details and information about the fund, consult the fund prospectus, bylaws and financial reports, all of which are available from any authorised distributor or from the CNMV.

The sub fund is a category 6 (over a scale from 1 to 7) or high risk/return fund profile which reflects its ability to be up to 110% exposed to equity markets. The risks described below are not exhaustive: it is the responsibility of investors to analyse each investment’s risk and to come to their own opinion: capital loss risk, equity risk, discretionary management risk, risk associated to small and mid-capitalizations, currency risk, interest rate risk, credit risk, risks associatedwith financial contract exposure and counterparty risk, risk linked to derivative products, risk associated with investments in the healthcare sector, risks associated with investing in emerging markets.

Disclaimer: Information on stocks may not in any way whatsoever be construed as an opinion of Edmond de Rothschild Asset Management (France) on future price trends in the said companies, nor, where applicable, on the likely price trend of the financial instruments that these companies might issue. Any information herein cannot be interpreted as a solicitation to buy or sell these stocks.

The data, comments and analysis in this bulletin reflect the opinion of Edmond de Rothschild Asset Management (France) and its affiliates with respect to the markets and their trends, their regulation and tax treatment, on the basis of its own expertise, economic analysis and information currently known to it. However, they shall not under any circumstances be construed as comprising any sort of undertaking or guarantee whatsoever on the part of Edmond de Rothschild Asset Management (France). Potential investors should consult their service provider or advisor and exercise their own judgement independently of Edmond de Rothschild Asset Management (France) on the risks inherent to each investment and its suitability to their own personal and financial circumstances. To this end, investors must acquaint themselves with the key investor information document (KIID) that is provided before any subscription and available at http://funds.edram.com or on request from the head offices of Edmond de Rothschild Asset Management (France) and Edmond de Rothschild Asset Management (Luxembourg).

 

GLOBAL DISTRIBUTOR

EDMOND DE ROTHSCHILD ASSET MANAGEMENT (FRANCE)

47, rue du Faubourg Saint-Honoré, 75401 Paris Cedex 08

Société anonyme governed by an executive board and a supervisory board with capital of 11,033,769 euros

AMF Registration No. GP 04000015 – 332.652.536 R.C.S. Paris

MANAGEMENT COMPANY

EDMOND DE ROTHSCHILD ASSET MANAGEMENT (LUXEMBOURG)

20, Boulevard Emmanuel Servais, L – 2535 Luxembourg

SUB INVESTMENT MANAGER

EDMOND DE ROTHSCHILD ASSET MANAGEMENT (FRANCE)

47, rue du Faubourg Saint-Honoré, 75401 Paris Cedex 08

EDMOND DE ROTHSCHILD ASSET MANAGEMENT (FRANCE),

SUCURSAL EN ESPAÑA

Paseo de la Castellana 55 – 28046 Madrid – Spain

T + 34 91 789 32 21 – contact-am-es@edr.com

es.edram.com

España lidera el crecimiento económico en Europa y la bolsa española también

Gestoras
Gesconsult

Nos encontramos ante un escenario de repunte del crecimiento económico en la Zona Euro, con países como España liderándolo y creciendo a tasas del +2,6% 2017 estimado.

En Gesconsult pensamos que la mejora de la actividad se trasladará a un mayor crecimiento de los beneficios empresariales y este será el verdadero motor de las bolsas.

Por el lado de las valoraciones, nos encontramos que tanto en PER como en beneficios esperados, el Ibex 35, tienen más potencial que el S&P500, un índice que vemos más ajustado por valoración.

Además el riesgo político se ha reducido en Europa tras el resultado de las elecciones francesas.

Un mejor escenario relacionado con los tipos interés significa que los bancos van a poder mejorar sus márgenes muy deteriorados tras la política monetaria ultra laxa del Banco Central Europeo. Tras muchos años de caídas en beneficios y en los que la banca ha tenido que solucionar sus problemas de solvencia, en Gesconsult vemos un punto de inflexión con una mejora en márgenes y volúmenes. En 2017 el sector financiero cotiza ya las mejores perspectivas de tipos (ver gráfico con alta correlación con tipos de interés) así como las mayores perspectivas de inflación.

Relación Sector bancario y Tipos de interés

En Gesconsult, somos una gestora que damos importancia a la macro en tanto en cuanto ésta se acaba filtrando a la micro, a las compañías, pero fundamentalmente somos selectores de compañías y nos parece vital elegir bien cuáles serán las ganadoras en un mercado que discrimina. La clave son los beneficios empresariales y como éstos se trasladan a su cotización en bolsa. Por ello seleccionamos compañías con buenos fundamentales.

Estas oportunidades de mercado sabemos cómo capitalizarlas y Gesconsult Renta Variable es el fondo para ello. Creemos que en entorno actual es el fondo perfecto para beneficiarse del potencial de la bolsa española.

Además del sector financiero, otras de las principales temáticas en cartera son las compañías cíclicas e industriales y tenemos importantes posiciones en Europac, Acerinox o Miquel y Costas que se benefician de la mejora la situación económica.

Gesconsult Renta Variable, nuestro fondo de renta variable española, acumula en el año una subida de 16,22% (a 5/5/2017). Destaca que Gesconsult Renta Variable es uno de los nueve fondos de renta variable española que cuenta con calificación de 5 estrellas por Morninstar.

 Éstas son nuestras principales posiciones en la cartera de Gesconsult Renta Variable

  • EUROPAC
  • CAIXABANK
  • CATALANA OCCIDENTE
  • ACERINOX
  • MIQUEL Y COSTAS

Gráfico a largo plazo del fondo frente al índice IBEX-35 (a 10 años):

Gesconsult Renta Variable

 

El inmobiliario cotizado está bien preparado frente a los tipos de interés

Gestoras
Inmobiliario cotizado

Durante los últimos años, el sector inmobiliario cotizado europeo se ha beneficiado de los vientos de cola que le han proporcionado los bajos tipos de interés. Si los tipos de interés empiezan a moverse hacia arriba, este nuevo escenario será más desafiante para el sector inmobiliario, pero las compañías inmobiliarias cotizadas están bien preparadas para afrontar un escenario potencial de este tipo.

El entorno de bajos tipos de interés ha impulsado los NAV hacia un cambio de rendimiento y las compañías del sector han podido beneficiarse de un ahorro sustancial en los costes por intereses, refinanciando la deuda antes de lo previsto. Esto ha permitido un crecimiento externo sostenible a través de nuevas emisiones de acciones y deuda para financiar sus adquisiciones. La mayor parte del sector utilizó este apoyo para desapalancar los balances, extender los vencimientos de la deuda y racionalizar las carteras deshaciéndose de los activos no core. Como resultado, el sector está en buena forma y los resultados de 2016 fueron bastante buenos.

El equipo de gestores de Degroof Petercam AM ha demostrado su capacidad para superar continuamente al sector durante los últimos 17 años. En 2016, los fondos europeos y de la zona euro que gestionamos estuvieron una vez más entre los mejores de Europa, en comparación tanto con los índices como con sus pares. Seguimos buscando inversiones con un buen retorno de riesgo y centrándonos en la calidad para su menor coste de capital y potencial expansión. Asimismo, buscamos compañías con balances fuertes y preferimos las compañías con un crecimiento por encima de la media en el flujo de caja y NAV, siempre y cuando confiemos en su gestión y veamos que la implementación de su estrategia se adecua al plan.

En un entorno de tipos de interés cambiantes, estamos convencidos de que nuestro criterio principal de buscar compañías que generen un fuerte crecimiento en el flujo de caja por acción sigue siendo el más adecuado. Este criterio debería proporcionar retornos totales atractivos para los accionistas.

Esta visión se aplica a la gestión de los fondos DPAM Invest B Real Estate Europe y DPAM Invest B Real Estate Europe Dividend, que invierten en compañías del sector inmobiliario cotizado europeo. DPAM Invest B Real Estate Europe invierte fundamentalmente en acciones de sociedades de inversión inmobiliaria (REITs) que cotizan en las bolsas europeas, empleando una estrategia activa, mientras DPAM Invest B Real Estate Europe Dividend tiene como objetivo principal proporcionar al inversor una ‘renta’ con menor volatilidad con respecto al resto de la bolsa, procedente de los alquileres y revalorización de los inmuebles.

Después de varios años con buenos rendimientos absolutos y relativos, el inmobiliario cotizado se tomó un respiro en la segunda mitad de 2016. Tras una corrección y con los sólidos fundamentales actuales encima de la mesa, creemos que podemos ser constructivos respecto al sector de cara al futuro, con la previsión de retornos elevados de un dígito para 2017 y 2018.

 

Olivier Hertoghe, gestor de Degroof Petercam AM

Por qué America First Energy Plan de Trump tendrá un efecto limitado

Gestoras
America First Energy Plan

Trump ha firmado una orden ejecutiva por la cual daba marcha atrás en la mayor parte del Plan de Energías Limpias (CPP por sus siglas en inglés) de Obama y extendía los apoyos para la minería del carbón. El objetivo del CPP era reducir las emisiones de CO2 procedentes de la generación de energía eléctrica en un 32% para 2030 frente a los niveles de 2005. Esto se iba a conseguir principalmente gracias al cierre de plantas que emplean combustibles fósiles y mediante el empleo cada vez mayor de energías renovables para sustituirlas.

A pesar de que podría parecer que las intenciones de Trump van a suponer un freno para las perspectivas de crecimiento del sector de energías renovables y servicios públicos en Estados Unidos, hemos detectado cinco importantes razones que nos llevan a pensar que su impacto será limitado:

1 – Precio y capacidad de las energías renovables: el precio de la energía solar y eólica sigue reduciéndose rápidamente y además en muchas regiones de Estados Unidos estas energías ya ofrecen mejores características económicas en comparación con otras fuentes tradiciones de energía. Dado que los precios del gas se encuentran también en niveles muy bajos, la mayor parte de las adiciones de capacidad a gran escala a día de hoy en Estados Unidos proceden de tres mercados principales: solar (8GW), gas natural (9GW) y eólico (9GW) que en conjunto supusieron el 93% de las adiciones en 2016. Por el contrario, solo se han añadido 20GW de nueva capacidad en carbón en los últimos 15 años, menos de 1GW en cada uno de los últimos años.

2 – Las grandes empresas respaldan las energías renovables: las motivaciones económicas de compañías como Google o Apple, por citar solo algunos ejemplos, también están detrás de los proyectos corporativos de energías renovables, que se han convertido en un importante motor para la industria en los últimos años.

3 – Contradice la iniciativa de Trump para devolver puestos de trabajo y crecimiento a Estados Unidos: la creación de puestos de trabajo ha sido una de las promesas más importantes de Trump. En este sentido, sería un gran error ignorar la industria de energías renovables, sobre todo porque ha supuesto una importante fuente de empleo en muchos de los estados republicanos que han apoyado la campaña de Trump. A finales de 2016, la industria de turbinas eólicas norteamericana contaba con 102.000 trabajadores (un crecimiento del 16% en términos anuales) y la industria solar doblaba esta cifra. Esto contrasta con los menos de 66.000 trabajadores de la industria del carbón.

4- Los beneficios a largo plazo de los proyectos de energías renovables: las centrales energéticas son proyectos muy intensivos en lo que se refiere a consumo de capital y cuentan con una vida muy larga, por ejemplo un parque eólico puede funcionar al menos 25-30 años. Por tanto, las decisiones de inversión deben tomarse a partir de una opinión razonada y a largo plazo y no en función de un ciclo político de cuatro a ocho años. Sobre todo porque es poco probable que los cambios en las políticas climáticas del gobierno vayan a detener la reducción de los costes de las energías renovables. La empresa pública americana Xcel Energía supone un claro ejemplo dado que acaba de anunciar una inversión de 4.000 millones de dólares en energía eólica en diferentes estados norteamericanos. En base a sus planes de energías renovables, Xcel espera que se produzca una reducción de al menos el 45% en las emisiones de dióxido de carbono para 2021 frente a los niveles de 2005, al mismo tiempo que se espera que los proyectos eólicos permitan a los consumidores de la región ahorrar más de 4.000 millones de dólares de su recibo eléctrico durante la vida del proyecto.

5-Apoyo regulatorio bipartito. La orden ejecutiva de Trump no apuntaba a ningún cambio ni en los actuales créditos fiscales a la inversión ni en los créditos fiscales a la producción que constituyen los dos mecanismos federales más importantes de apoyo a las energías renovables en Estados Unidos. Con un amplio respaldo de los dos partidos, ambos incentivos han sido prorrogados durante varios años a finales de 2015. Junto con estas medidas federales, la mayoría de los estados han definido objetivos a largo plazo específicos de cada estado que requieren una producción cada vez mayor de energía procedente de fuentes renovables, por ejemplo California se ha fijado un objetivo del 50% para 2030.

El efecto inmediato del nuevo orden de cosas es que quizás algunas centrales de carbón, que estaban abocadas al cierre en los próximos años, podrían continuar con sus operaciones. Para los inversores, esto quiere decir que habrá más ruido que impacto real. Creemos que los fundamentales de las compañías en las que invertimos se mantienen intactos y no vemos ningún motivo para pensar que las perspectivas de crecimiento de la industria se van a deteriorar, ni ahora ni en futuro cercano.

Christian Rath, analista temático en Vontobel AM