Contexto Macroeconómico : Nuestras convicciones y escenarios

Gestoras
Amundi

Resumen de nuestro escenario central y nuestros escenarios alternativos.

Escenario central (75% de probabilidades): continua expansión de la actividad global.

Resincronización global: el crecimiento global se ha acelerado desde el principio del año y seguirá siendo dinámico en 2018. Las economías avanzadas (con la destacada excepción del Reino Unido) seguirán registrando un crecimiento superior al potencial. Las grandes economías emergentes también seguirán creciendo a un ritmo sostenido. El continuo reequilibrio de China sigue adelante sin hacer ruido, hasta tal punto que la desaceleración parece bajo control. La recuperación en la mayoría de las economías obedece a la demanda interna y observamos una recuperación en muchas regiones (Estados Unidos, Europa, Japón, Asia). La resincronización del ciclo global genera «efectos multiplicadores» —mediante el comercio– que respaldan la recuperación a escala global y la fortalecen.

Comercio mundial: el comercio mundial se recuperó con fuerza en 2017 (más del 5% en un año), al seguir alentado por la resincronización del ciclo global y la inversión en bienes de capital fijo. Sin embargo, se espera que ese efecto disminuya gradualmente este año: prevemos una estabilización de la relación entre el comercio mundial y el PIB mundial en el futuro.

Estados Unidos: el crecimiento está sólidamente afianzado al arrancar el año. La mayoría de las encuestas siguen mejorando. Según las previsiones de las Fed regionales, en el cuarto trimestre el crecimiento se mantuvo por encima del 3% en términos interanuales, por tercer trimestre consecutivo. La baja inflación, la continuación de las condiciones monetarias y financieras flexibles (a pesar de la subida prevista del tipo de los fondos federales) y el estímulo fiscal aprobado en diciembre reducen significativamente el riesgo de una recesión en 2018-2019.

Zona euro: la recuperación es generalizada, con un repunte de la inversión en la mayoría de los países. El crecimiento obedece principalmente a la demanda interna, pero también se beneficia de un contexto global muy sólido. El riesgo político ha disminuido significativamente y ha pasado a ser más local (la situación de Cataluña en España es fundamentalmente una cuestión interna; los partidos contrarios al euro no tienen posibilidades de obtener la mayoría absoluta en las elecciones italianas previstas para el 4 de marzo). Es probable que la reducción de las compras de activos del BCE venga acompañada de una subida tanto de los tipos de interés a largo plazo en los países del núcleo central como del euro. Por tanto, se espera un ligero descenso del crecimiento en 2019. Sin embargo, con las condiciones crediticias aún muy flexibles, el crecimiento probablemente seguirá siendo muy superior al potencial en 2018 y 2019.

Reino Unido: en diciembre, los países de la UE siguieron las recomendaciones de la Comisión según las cuales se habían logrado «avances suficientes» para abrir las negociaciones comerciales entre el Reino Unido y la UE. Además, los países de la UE aceptan ahora el principio de un periodo de transición por un periodo limitado, hasta finales de 2020, durante el cual el Reino Unido mantendría el acceso de facto al mercado único. Asi, la amenaza de un Brexit duro ya no es inminente, al menos en 2019. Evidentemente, la incertidumbre va a seguir lastrando la economía británica, aunque de forma más imprecisa. Esperamos que el crecimiento se estabilice en 2018-2019 al 1,5%, claramente por debajo del potencial de crecimiento del Reino Unido, pero sin ninguna caída repentina.

China: el crecimiento ha sido mejor de lo esperado. La reducción del exceso de capacidad ha reducido los riesgos bajistas. Los motores de crecimiento de la economía son ahora más diversificados. La deuda sigue siendo fundamentalmente interna y manejable. Esperamos que continúe la desaceleración gradual del crecimiento y un lento reequilibrio (menos crecimiento, menos deuda). La transición parece bajo control. Sin embargo, no hay que bajar la guardia.

Inflación: en 2018 se espera una recuperación gradual de la inflación subyacente, en niveles sumamente bajos en esta fase del ciclo (especialmente en las economías avanzadas). No obstante, la ralentización de la inflación de los últimos años es fundamentalmente estructural (ligada a los factores de la oferta), mientras que el componente cíclico de la inflación se ha debilitado (aplanamiento de la curva de Phillips). Aunque el repunte de la inflación subyacente promete ser modesto, las probabilidades de una «sorpresa inflacionista» están aumentando al desaparecer los excesos de capacidad en todo el mundo (estimamos que la brecha de producción global se cerrará en 2018 por primera vez desde la gran crisis financiera). El riesgo es más fácil de ver en Estados Unidos, dado que la economía registra casi pleno empleo y algunos factores pasajeros (como la caída de los precios de los servicios de telefonía móvil en la primavera de 2017) han desaparecido, lo que proporcionará un impulso automático a la inflación al final del primer trimestre de 2018 (efecto básico).

 Precios del crudo: creemos que los precios del petróleo (Brent) van a caer ligeramente desde su nivel actual. A 67 dólares (Brent), ahora el riesgo nos parece desigual (más riesgo de que los precios caigan que no que suban). De hecho, si los precios se mantienen muy por encima del punto de equilibrio para los depósitos de petróleo de EE. UU., la producción de ese país terminará aumentando considerablemente.

Políticas fiscales: dos países se sitúan en el foco este este año: Estados Unidos y Alemania. En EE. UU., las rebajas del impuesto sobre la renta y del impuesto de sociedades (entre otras medidas) aprobadas por el Congreso en diciembre han entrado en vigor con el comienzo de año, lo que supondrá un impulso para el crecimiento en los próximos 18 meses. En Alemania, también hay previstas rebajas fiscales para 2018. En general, las políticas fiscales tendrán un efecto neutral o incluso ligeramente expansionista en los grandes países avanzados.

En 2018, los bancos centrales seguirán reduciendo sus políticas monetarias flexibles, que son excesivas si tenemos en cuenta la recuperación actual. La Fed seguirá subiendo su tipos de interés oficiales (ahora esperamos tres subidas de 25 pb en 2018) y reducirá su balance al ritmo anunciado (evitando sustituir de forma gradual el papel que venza); mientras tanto, el BCE podría poner fin a su programa de expansión cuantitativa ya en el cuarto trimestre de 2018, lo que podría dejar la puerta abierta a la primera subida del tipo de depósito a principios de 2019. A pesar de esto, las políticas monetarias seguirán siendo muy laxas en general, ya que aunque en unos meses veamos una cierta inflación cíclica, la inflación se mantendrá muy por debajo de su media histórica por las razones estructurales que hemos mencionado (aplanamiento de la curva de Phillips, continua presión a la baja sobre los precios de muchos productos y servicios).

 

Texto Amundi: DIDIER BOROWSKI, Director de análisis macroeconómico y PHILIPPE ITHURBIDE, Director global de análisis.

Oportunidades en deuda corporativa europea con Degroof Petercam AM

Gestoras
Deuda corporativa europea

La deuda corporativa europea es una opción atractiva para los inversores que buscan rendimientos dentro del universo de la renta fija gracias a varios factores. Estos activos cuentan con el apoyo tanto de la buena situación en que se encuentra la economía del Viejo Continente como del programa de compra de deuda corporativa (CSPP) del Banco Central Europeo. Además, se prevé que las tasas de impago de los emisores europeos sigan siendo bajas.

Las previsiones apuntan a que nos encontramos en una tendencia alcista, en la que aumentarán los diferenciales. No obstante, también se espera un incremento de la volatilidad cuando el BCE ponga fin a sus compras de deuda corporativa, previsiblemente en septiembre. Aunque Mario Draghi fue algo más agresivo en su comparecencia tras la reunión de marzo, creemos que el BCE continuará en su línea acomodaticia, ya que los datos apuntan a que la inflación se mantendrá en la misma tendencia y no veremos un repunte significativo de los precios en la zona euro.

Para aprovechar las oportunidades que presenta la inversión en deuda corporativa europea, en Degroof Petercam AM contamos con DPAM Bonds L Corporate EUR Opportunities, que invierte principalmente en deuda corporativa con grado de inversión emitida en euros. La cartera también incluye bonos con rating BB o BB+ y bonos de emisores no calificados por las agencias de rating. En el caso de estos títulos, nuestro equipo de expertos se encarga de realizar un análisis riguroso para identificar oportunidades en compañías de calidad con un modelo de negocio estable.

DPAM L Bonds Corporate EUR Opportunities tiene una rentabilidad media del 2,43% anual y del 1,36% a tres años anualizada. Nuestro proceso de inversión combina una visión bottom-up y top-down, aplicando siempre una gestión muy activa. La selección de los bonos se basa en un análisis en profundidad de las compañías a lo largo del ciclo. La generación de flujo de caja libre es muy importante y el riesgo de financiación es crucial a la hora de escoger las compañías.

Empleamos herramientas de gestión de riesgo para mantener un equilibrio en el perfil riesgo/retorno en el conjunto de la cartera. A la hora de configurar nuestra asignación, buscamos una diversificación muy amplia, por lo que el peso máximo que puede tener cada emisor está limitado en función de su calificación, con un máximo del 6% en el caso de los emisores con grado de inversión y del 3% para aquellos que pertenecen al segmento del high yield.

Marc Leemans, gestor de Degroof Petercam AM

Oro como cobertura frente a acontecimientos extremos e imprevisibles de mercado

Gestoras
Oro como cobertura frente a acontecimientos extremos e imprevisibles de mercado

Equipo Gobal Value de First Eagle Investment Management

Una asignación en oro como parte de una estrategia de inversión diversificada puede proporcionar protección frente a acontecimientos extremos e imprevisibles de mercado

El oro ha sido un metal precioso valioso y deseado a lo largo de la historia, utilizándose como reserva de valor incluso mucho antes de la invención del papel moneda. Hoy muchos inversores consideran el oro como el último refugio frente a acontecimientos inesperados que pueden causar el desplome de los mercados.

Una de las razones de que el oro se esté haciendo cada vez más popular como cobertura frente a caídas de los mercados de acciones es que la deuda pública, que tradicionalmente se ha utilizado para compensar el riesgo de la renta variable, proporciona hoy retornos insignificantes. En Julio de 2016 el gobierno alemán colocó, por primera vez, bonos a 10 años con rendimientos negativos. En el pasado, algunos inversores no tenían en cuenta el lingote de oro como inversión porque no proporciona rendimiento, pero hoy tampoco lo hace gran parte de la deuda soberana global.

El equipo de inversión del First Eagle Amundi International Fund cree que una asignación en oro como parte de una estrategia diversificada puede ayudar a proteger una cartera durante acontecimientos extremos e imprevisibles de mercado. Con una trayectoria de más de 20 años, el fondo ha demostrado su estabilidad tanto en mercados bajistas como en periodos de elevada volatilidad.

La escasez de la oferta sostiene los precios del oro

First Eagle no hace previsiones sobre el precio del oro, porque hay demasiadas variables implicadas. La firma considera que los inversores que poseen oro por las razones adecuadas y en la cantidad adecuada no deberían tener problemas si el precio del oro cae. Históricamente cuando esto ha ocurrido la renta variable u otras partes de la cartera se han comportado bien. Como en muchos aspectos, la clave es el equilibrio y la moderación.

Al mismo tiempo, el equipo de inversión es consciente de determinados factores sobre la oferta que pueden sostener el precio del oro. Se han producido escasos descubrimientos de oro desde los años 90, e incluso si la demanda es volátil y difícil de predecir, la oferta limitada de nuevos lingotes de oro debería sostener los precios durante los próximos años.

Existen dos maneras principales de invertir en oro. Una de ellas es comprar el interés en el metal titulizado en forma de un ETF o ETC. La segunda es comprar acciones de compañías mineras o de royalties, financiando estas últimas explotaciones de oro o minería que cobran normalmente según la cantidad de oro extraído.

Reducir el riesgo a través de la diversificación

Al invertir en minearía de oro, First Eagle se mantiene centrada en su filosofía de comprar compañías de calidad que cotizan con descuentos significativos respecto a su valor intrínseco estimado. En otras palabras; acciones que ofrecen “margen de seguridad”. A través de un cuidadoso análisis fundamental de los balances, generación de flujos de caja y otros criterios, el equipo de First Eagle busca descubrir puntos de entrada atractivos.

Una de las principales acciones relacionadas con el oro es una compañía minera que cuenta con un buen potencial de exploración, muy baja estructura de costes, baja intensidad de capital, fuerte generación de flujos de caja libres, bajo endeudamiento y excelente gestión. Otra cuenta con una producción significativamente creciente, costes operativos excepcionalmente bajos y enormes terrenos en propiedad. Otra ha firmado una operación de royalties de elevada calidad, mantiene una baja estructura de costes y muy poca deuda.

Una asignación aproximada entre un 5% y un 10% permite a First Eagle reaccionar rápidamente en un momento dado vendiendo oro y comprando acciones cuando hay oportunidades de comprar valor al precio adecuado. En este sentido, el oro actúa como una poderosa herramienta que reduce la volatilidad a través de la diversificación y ayuda a preservar el capital a largo plazo.

Autor: Jan Vormoor

Consultor de First Eagle Investment Managers

Incluso si la demanda es volátil y difícil de predecir, la oferta limitada de nuevos lingotes de oro debería sostener los precios en los próximos años.


 

Disclaimer

First Eagle Amundi International Fund es un subfondo de First Eagle Amundi, sicav registrada en CNMV nº 111. Fondo sin garantía de capital ni de rentabilidad. Rentabilidades pasadas no son garantía de resultados futuros. Consulte el Folleto y DFI del fondo en www.amundi.es. Invertir implica riesgos, debe asegurarse de que comprende si el fondo es adecuado a su perfil inversor. Consulte a su asesor financiero.  

 

Un fondo para todos los entornos

Gestoras
Fondos de inversión

Phil Cliff, gestor del M&G Pan European Dividend Fund

Consulte nuestro glosario para una explicación de los términos de inversión empleados en este artículo.

La ansiada recuperación económica europea ofrece oportunidades de inversión únicas a los selectores experimentados, capaces de navegar un entorno de mercado en pleno cambio. Creemos que las estrategias concentradas en el crecimiento del capital y el dividendo son las más adecuadas para sacar el máximo partido de la recuperación del beneficio que está teniendo lugar en Europa.

 A la hora de gestionar el M&G Pan European Dividend Fund, estoy convencido de que los beneficios corporativos pesan más que el sentimiento de los inversores a lo largo del tiempo. Asimismo, pienso que los dividendos deberían utilizarse como pista para identificar a compañías con buenas perspectivas de crecimiento y una gran disciplina financiera: con el tiempo, tienden a crecer a mayor ritmo que el resto. La clave es comprar estas acciones a una valoración atractiva, cuando el mercado todavía no percibe plenamente su potencial.

Tenga en cuenta que el valor de las inversiones y los ingresos derivados de las mismas aumentarán y disminuirán. Esto provocará que el precio del fondo, así como cualquier ingreso que pague, sufra caídas y aumentos. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y puede que no recupere la cantidad invertida en un principio.

Un proceso de inversión sólido

El primer paso en nuestro proceso es la identificación de oportunidades en acciones de calidad infravaloradas (partiendo de un universo potencial de 800 compañías). A continuación, analizamos el posicionamiento de mercado de cada compañía y su salud financiera (lo cual reduce el universo potencial en el que invertir a 170 acciones). Por último, incorporamos a la cartera las mejores ideas de inversión (típicamente de 30 a 40 posiciones).

La concentración del fondo me permite llevar a cabo un proceso intensivo de due diligence antes de invertir, pero también un seguimiento muy estrecho de una compañía una vez hemos invertido en ella. A este respecto, nos beneficiamos de un nivel excepcional de interacción con los equipos directivos de las compañías en cartera. En mi opinión, el primer unique selling point (USP) –factor diferenciador- del fondo es su concentración exclusiva en las mejores ideas del equipo (¿por qué íbamos a diluirlas?). No obstante, la construcción de cartera persigue una exposición adecuada a distintos países y mercados a fin de gestionar el riesgo. La calidad e intensidad de nuestro proceso de selección y monitorización constituyen el segundo USP del fondo, junto a su concentración en la reinversión de dividendos.

Idoneidad para el actual contexto macroeconómico

Creemos que las acciones de compañías europeas ofrecen una alternativa atractiva a sus homólogas estadounidenses y a la renta fija, dos mercados que en nuestra opinión presentan valoraciones elevadas tras haber registrado subidas impresionantes.

Además de ofrecer valor, creemos que las acciones europeas estarán bien respaldadas durante 2018 por buenos informes financieros de las empresas, a medida que los efectos de la recuperación económica global comienzan a manifestarse en otras áreas y la recuperación doméstica se afianza en Europa. La expectativa de consenso es que el beneficio corporativo en la región crecerá a un ritmo del 10% al 15% en 2018. Esto debería dar un fuerte impulso a los llamados «dividend achievers» (compañías con un largo historial de crecimiento sostenido del dividendo) que cotizan en niveles atractivos.

No obstante, la selección de valores será crucial a la hora de obtener rentabilidad, pues observamos una disparidad considerable en términos de valoración dentro del universo de inversión del fondo. Nuestra capacidad para evitar negocios con oportunidades de crecimiento limitadas y seleccionar compañías –de tamaño medio o grande– con perspectivas claras de crecimiento también debería resultarnos útil.

El fondo ha generado rentabilidad en distintos entornos (mercados al alza y a la baja, brexit y las elecciones en Estados Unidos). Con ello se ha colocado en primer cuartil de rentabilidad durante el mandato del gestor, en el primer percentil a uno, tres y cinco años, y ha registrado rentabilidades del 10,3% por año desde que el gestor asumiera su gestión. Creemos que la cartera está bien posicionada para generar rentabilidad en distintas condiciones de mercado, gracias a la solidez fundamental de las compañías en las que está invertida, y a la tranquilidad adicional aportada por sus considerables flujos de dividendo.

Rentabilidad anual, periodo de los últimos 5 años, a 28 de febrero de 2018 (%)

Captura de pantalla 2018-03-23 a las 13.19.06

Prima de rentabilidad por dividendo y renta creciente

Captura de pantalla 2018-03-23 a las 13.20.10

El fondo invierte principalmente en acciones de compañías, con lo que es probable que experimente mayores fluctuaciones de precio que aquellos fondos que invierten en renta fija o liquidez.

No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero. Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.


M&G Investment Funds están inscritos para su distribución pública en virtud del art. 15 de la Ley 35/2003 sobre instituciones de inversión colectiva del siguiente modo: M&G Investment Funds (7) nº de inscripción 541. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en alguno de los fondos mencionados en la presente. Las adquisiciones de un fondo deben basarse en el Folleto actual. La Escritura de Constitución, el Folleto, el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID), el Informe de Inversión Anual o Provisional y los Estados Financieros se pueden solicitar gratuitamente al DCA: M&G Securities Limited, Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido; o Allfunds Bank, Calle Estafeta, nº 6, Complejo Plaza de la Fuente, La Moraleja, 28109, Alcobendas, Madrid. Antes de efectuar su suscripción, debe leer el Folleto que incluye los riesgos de inversión relativos a estos fondos. La información que aquí se incluye no sustituye al asesoramiento independiente. Promoción financiera publicada por M&G Securities Limited. Domicilio social: Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido, autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en el Reino Unido. Registrado en Inglaterra con el número 90776.

 

Generado income a partir de bonos corporativos emergentes

Gestoras
Generado income a partir de bonos corporativos emergentes

Las compañías de mercados emergentes son ampliamente conocidas para la mayoría de los inversores a través de la renta variable. Sin embargo, en los mercados emergentes, así como en los desarrollados, el mercado de valores no es el único lugar para que las empresas puedan conseguir financiación. Además, como los tenedores de bonos están por encima de los accionistas en el orden de prelación de pagos, el coste de financiación asociado con los bonos es inferior para las compañías que si se financiasen a través de renta variable. A esto se suma que los inversores que opten por los bonos corporativos de mercados emergentes obtienen exposición a compañías emergentes con altas tasas de crecimiento a las que habitualmente no tienen exposición a partir del mercado de acciones.

Dado que el marco institucional del mercado doméstico en mercados emergentes a menudo no está lo suficientemente establecido como para atraer inversores extranjeros y que los mercados locales no son lo suficientemente profundos para proporcionar financiación suficiente, muchas compañías emergentes dependen del mercado internacional de bonos y por ende emiten deuda bajo la legislación internacional y en divisa extranjera. Esto quiere decir que los inversores en bonos corporativos emergentes no están expuestos de forma directa al riesgo de divisa local. En un entorno de mercado sediento de income, los bonos corporativos emergentes siguen siendo un segmento que ofrece a los inversores retornos elevados para un nivel de riesgo razonable. Asimismo, en un momento en el que la subida de tipos preocupa a muchos inversores, la baja sensibilidad de esta clase de activo a los tipos de interés supone un beneficio adicional.

Sin embargo, a pesar de su evidente atractivo, no se trata de una clase de activo que haya contado mayoritariamente con el favor de los inversores. Con un tamaño de 2 billones de dólares, el universo de bonos corporativos emergentes ofrece diversificación tanto geográfica como sectorial, pero desafortunadamente en el campo de la inversión, las percepciones forman parte de la realidad. Muchos inversores consideran que los mercados emergentes entrañan más riesgo que los desarrollados y esto se debe en parte a la diferente percepción que se tiene sobre el gobierno corporativo entre las economías emergentes y las desarrolladas. De hecho, el Banco Mundial ha desarrollado seis indicadores que determinan atributos específicos del gobierno corporativo: contabilidad, estabilidad política, efectividad gubernamental, estado de derecho, calidad regulatoria y control de la corrupción.

Con independencia del indicador que se tenga en cuenta, la foto es casi siempre la misma: se considera que el gobierno corporativo es peor en los países emergentes que en los desarrollados. Para los inversores esto significa que existe una prima estructural en la oferta en la clase de activo. Para mostrar cómo funciona esto en la vida real, en la gráfica vemos el diferencial entre dos bonos con vencimiento similar: Telefónica Colombia y Telefónica España. Telefónica Colombia pertenece en un 70% a Telefónica España y un 30% al gobierno colombiano. Estos bonos se comportan de manera muy diferente en función de lo que ocurra en el mercado y la percepción que lo mueve.

Captura de pantalla 2018-03-19 a las 11.06.18

Por tanto, como se puede apreciar en este gráfico, los mercados emergentes nos ofrecerán un camino algo más volátil (percepción del gobierno corporativo), pero también una recompensa mayor en términos de diferenciales. Por ello, al final la cuestión se reduce a si se consigue o no un rendimiento suficiente invirtiendo en mercados emergentes. Esto depende de la tolerancia personal al riesgo y de la habilidad del gestor para elegir entre riesgos buenos y riesgos malos. Los que consigan hacerlo obtendrán suculentos retornos. Para los inversores que examinan en detalle las características específicas de un emisor corporativo, las fluctuaciones de precios ofrecen la oportunidad de generar ingresos no correlacionados con el mercado en general. Al adoptar un enfoque activo y bottom-up, los inversores conseguirán un impulso significativo a los rendimientos de la cartera y, por lo tanto, income.

Wouter Van Overfelt, gestor de fondos de renta fija emergente en Vontobel AM

El punto de vista de los estrategas

Gestoras
El punto de vista de los estrategas

Mayor volatilidad, pero los fundamentales se mantienen sólidos.

El excelente comienzo de año para los mercados de renta variable ha sido interrumpido de forma repentina por una importante corrección.

  1. Los orígenes de la ola de ventas dado que el último informe del mercado laboral de EE. UU. puso de manifiesto la vuelta de algunas presiones salariales, el temor a la inflación y la percepción de una Fed a la zaga se propagaron rápidamente en un mercado bursátil sobrecargado, causando una reacción desordenada, pues los factores técnicos del mercado provocaron importantes pérdidas. Esta mayor volatilidad podría durar un tiempo, pues supone un repunte probable desde los niveles deprimidos que hemos visto en los últimos años. Aunque de momento somos precavidos, creemos que los inversores deberían estar listos para aprovechar activamente las oportunidades que podría traer esta vuelta de la volatilidad (de manera compatible con una fase final del ciclo financiero).
  1. Los fundamentales siguen siendo favorables Los fundamentales macro y microeconómicos positivos no justifican el reciente movimiento del mercado. Llevábamos un tiempo esperando signos de inflación salarial por un tiempo y el hecho de que finalmente están surgiendo confirma nuestra perspectivas económicas positivas. Además, creemos que los temores a la inflación están fuera de lugar, ya que el efecto de la inflación salarial en la inflación subyacente es limitado. Aunque se confirma la mejora en el plano económico, la temporada global de publicación de beneficios es sólida de forma generalizada y coherente con nuestra opinión de que el ciclo de los beneficios por acción es clave para allanar el camino para que la renta variable siga ofreciendo rentabilidades. Por tanto, la solidez de los fundamentales permanece intacta.

 

Estrategia Cross Asset de Amundi.

 

https://www.amundi.es/

Un año de sorpresas en los mercados bursátiles europeos

Gestoras
Un año de sorpresas en los mercados bursátiles europeos

Consulte el glosario para conocer la explicación de los términos de inversión utilizados en este artículo.

Los mercados bursátiles europeos se comportaron bien en 2017, debido a que ha aumentado el optimismo sobre las perspectivas de la región. Richard Halle, gestor del M&G European Strategic Value Fund, cree que las perspectivas siguen siendo positivas, especialmente para los inversores centrados en encontrar compañías infravaloradas.

2017 fue en general un buen año para los inversores en acciones de compañías europeas. Los mercados bursátiles europeos registraron sólidas ganancias y han marcado niveles máximos desde 2015.

El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial.

Los mercados bursátiles europeos se comportaron bien en 2017

Captura de pantalla 2018-02-23 a las 11.02.13

Tenga en cuenta que las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

Puede que este resultado no fuera el esperado al principio del año, debido a la importante incertidumbre sobre los acontecimientos políticos previstos. Tras las sorpresas políticas de 2016 —sobre todo el voto favorable a la salida del Reino Unido de la Unión Europea y la elección de Donald Trump como presidente de EE. UU. —, se temía que los votantes de las diversas elecciones que iban a tener lugar en Europa rechazaran también el sistema.

Sin embargo, la contundente victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas alivió la preocupación sobre la senda política europea y sobre el futuro de la UE.

Al reducirse la percepción de los riesgos políticos, las alentadoras noticias tanto en el plano económico como en el corporativo contribuyeron también al optimismo de los inversores.

En los dos últimos años, la recuperación económica de la zona euro se ha afianzado de forma constante. La economía crece ahora a un ritmo de más del 2% anual y se espera que siga creciendo durante los próximos dos años, respaldada en gran medida por las políticas del Banco Central Europeo (BCE).

La fuerte expansión de Alemania, la mayor economía de la zona euro, ha dado un gran impulso a la recuperación de la región, pero afortunadamente el crecimiento se está produciendo en todo el continente. Francia, Italia y España están creciendo, mientras que las economías de Europa central, como la República Checa y Polonia, también están registrando una sólida trayectoria.

Otro factor importante de la mejora del contexto económico ha sido el mercado laboral. En octubre de 2017, la tasa de desempleo de la zona euro había caído a su nivel más bajo desde 2009.

Junto el repunte de la actividad económica, la confianza de los inversores también ha aumentado gracias a los prometedores resultados corporativos. Podría decirse que la situación económica favorable ha dado un impulso a los beneficios corporativos. En 2017, las compañías europeas aumentaron considerablemente sus beneficios, una tendencia que en general se espera que continúe el próximo año.

Aunque los precios de las acciones de muchas compañías europeas han subido este año, seguimos siendo optimistas acerca de las perspectivas de los mercados bursátiles europeos. En nuestra opinión, la combinación del mayor crecimiento económico y los mayores beneficios corporativos podría seguir elevando los precios de las acciones. En particular, creemos que pueden encontrarse oportunidades prometedoras entre las áreas con valoraciones más bajas del mercado.

Una importante tendencia que hemos visto recientemente entre los inversores ha sido la apuesta por compañías que se espera generen un crecimiento continuo y fiable de los ingresos (las denominadas acciones growth); las acciones de bienes de consumo básico han sido especialmente demandadas.

Ante la apuesta o fuerte demanda de los inversores de las economías más seguras, las acciones growth se han comportado de forma excelente recientemente. En nuestra opinión, muchas de ellas ahora parecen caras.

En cambio, los inversores han tendido a dejar de lado compañías que han atravesado dificultades o están en proceso de cambio, y cuyos beneficios futuros son menos previsibles. Estas compañías, denominadas acciones value, han quedado sumamente rezagadas desde la crisis financiera de 2008-2009. Creemos que, en muchos casos, esas acciones cotizan por debajo del valor real de la compañía.

Captura de pantalla 2018-02-23 a las 11.10.02

Fuente: Datastream, 30 de noviembre de 2017. Rentabilidades relativas calculadas en euros. MSCI Europe Value Index comparado con MSCI Europe Growth Index. Russell 1000 Value Index comparado con Russell 1000 Growth Index. Rentabilidades relativas geométricas.

Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

Dada esta diferencia de rentabilidad, creemos que los sectores más baratos del mercado de valores europeo ofrecen actualmente oportunidades atractivas para los inversores a largo plazo centrados en el valor.


 

El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

M&G Investment Funds están inscritos para su distribución pública en virtud del art. 15 de la Ley 35/2003 sobre instituciones de inversión colectiva del siguiente modo: M&G Investment Funds (7) nº de inscripción 541. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en alguno de los fondos mencionados en la presente. Las adquisiciones de un fondo deben basarse en el Folleto actual. La Escritura de Constitución, el Folleto, el Documento de Datos Fundamentales para el inversor (KIID), el Informe de Inversión anual o provisional y los Estados Financieros se pueden solicitar gratuitamente al DCA: M&G Securities Limited, Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido; o Allfunds Bank, Calle Estafeta, nº 6, Complejo Plaza de la Fuente, La Moraleja, 28109, Alcobendas, Madrid. Antes de efectuar su suscripción, debe leer el Folleto que incluye los riesgos de inversión relativos a estos fondos. La información que aquí se incluye no sustituye al asesoramiento independiente. Promoción financiera publicada por M&G International Investments Ltd. Domicilio social: Laurence Pountney Hill, Londres, EC4R 0HH, Reino Unido, autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en el Reino Unido y su sucursal M&G International Investments Ltd., Sucursal en España con domicilio social en Calle Fortuny, 6 – 4º A, 28010, Madrid inscrita en el Registro Mercantil de Madrid al Tomo 32.573, folio 30, hoja M-586297, inscripción 1ª con CIF W8264591B y con número de registro de la CNMV 79.

China inicia su nuevo año con un crecimiento fuerte

Gestoras
China inicia su nuevo año con un crecimiento fuerte

China inicia hoy su nuevo año lunar, el Año del Perro, inmersa en un proceso de transformación de su modelo económico donde los servicios y el consumo doméstico tienen un papel cada vez más decisivo. Esta transformación está dando sus frutos, como demuestran las cifras de crecimiento del país.

El crecimiento chino sorprendió favorablemente en el cuarto trimestre, volviendo a situarse estable en un 6,8% anual. Estos datos llevan al crecimiento en el conjunto del año 2017 al 6,9%, por encima del 6,7% de 2016. Este ritmo de expansión económica es un poco más elevado que el objetivo de crecimiento que había fijado el gobierno en “alrededor del 6,5%”. Además, es más elevado que las previsiones de los analistas y de las instituciones a principios del ejercicio.

En términos nominales, la aceleración del crecimiento es aún más significativa (11,3% en 2017 frente al 7,9% en 2016). Combinada con una desaceleración del crédito, ésta ha permitido frenar la subida del ratio deuda/PIB (256,4% del PIB en el tercer trimestre 2017 según el IIF).

Una interrupción de las contribuciones de crecimiento del PIB indica que el consumo ligeramente más débil y la inversión fueron amortizados por el comercio exterior.

Captura de pantalla 2018-02-19 a las 11.19.05

La buena sorpresa del dato de crecimiento en 2017 ha permitido a las autoridades reducir su apoyo a la economía. En hechos concretos, esto se traduce, entre otros, en una disminución del crédito, especialmente en el mercado inmobiliario, donde el impacto sobre la actividad queda pendiente de revisión.

El gobierno ha señalado claramente que la prioridad de este año estará orientada a la calidad del crecimiento, en lugar de la cantidad. El posicionamiento del cursor queda, no obstante, como una fuente de incertidumbre. Por ello, el anuncio del objetivo de crecimiento para 2018 que se hará en marzo supondrá un indicador significativo para la economía china y mundial.

Julien-Pierre Nouen, economista jefe de Lazard Frères Gestion

 


 

Acerca de Lazard Frères Gestion (a 31/12/2013) 

Lazard Frères Gestion es una entidad de gestión de activos francesa que pertenece al grupo Lazard fundado en 1848 en Nueva Orleans (representa en diciembre de 2013, 187.000 millones de dólares de activos gestionados en el mundo). La entidad cuenta con los medios y el alcance de un gran grupo internacional: cubre todo el espectro de activos, tiene presencia en las principales zonas geográficas y cuenta con un equipo de investigación a nivel mundial compuesto por más de 100 analistas especializados en la gestión de activos. Con más de un centenar de colaboradores, Lazard Frères Gestion gestiona en Paris 14.100 millones de euros por cuenta de inversores institucionales y privados. La gestión financiera y el asesoramiento sobre inversiones constituyen el corazón de su expertise.

Lazard_about

Los mercados emergentes se preparan para recoger el testigo

Gestoras
Los mercados emergentes se preparan para recoger el testigo

La tendencia desinflacionaria en los países emergentes impulsó el crecimiento relativo de estos mercados frente a los mercados desarrollados como el principal impulsor para los retornos de renta fija emergente en 2017, una situación que probablemente se dé la vuelta en 2018. Con el apoyo del crecimiento de los mercados desarrollados, el crecimiento de los mercados emergentes debería recoger el testigo este año y producir un entorno positivo para las divisas emergentes.

Los retornos fueron otra vez moderados en diciembre para la deuda de mercados emergentes. El índice Bloomberg Barclays Emerging Markets Local Currency Goverment aumentó 80 puntos básicos pero Sudáfrica avanzó un 15,2%, mientras que Argentina perdió un 8,2%. Esta dispersión en los retornos favoreció a las estrategias de gestión activa.

En el último mes del año tuvo lugar el desenlace de uno de los principales temas que han destacado en los mercados emergentes en 2017: la elección del líder del partido ANC en Sudáfrica. La incertidumbre sobre cómo se desarrollaría este proceso, combinada con el fin de la era política del presidente Zuma y el deterioro presupuestario, convirtió 2017 en una auténtica montaña rusa para los activos sudafricanos. Pero todo terminó bien con la victoria del rival de Zuma, Cyril Ramaphosa. El rand sudafricano repuntó mientras los rendimientos de los bonos se redujeron casi 100 puntos básicos.

Además, el peso argentino atravesó una mala racha debido a una serie de malas noticias que se sumaron a la debilidad habitual de final de año. El cambio en los objetivos de inflación y un posible impuesto a los beneficios obtenidos por los inversores extranjeros en bonos del Gobierno argentino no fueron bien recibidos por los mercados.

En este contexto, DPAM L Bond Emerging Markets Sustainable (clase F) avanzó un 1,16% en diciembre, cerró el año con un 3,29% y su rentabilidad anualizada a tres años se sitúa en el 5,1%. El rendimiento del fondo en diciembre estuvo en línea con la media de su categoría, mientras la rentabilidad en el año se situó en el primer decil. Sudáfrica y Chile contribuyeron significativamente al rendimiento en diciembre, así como Europa Central y del Este, especialmente Polonia y Croacia.

Durante el mes, el rendimiento total en deuda local correspondió al tipo de cambio. El crédito externo fue de nuevo débil en euros debido a la fortaleza de esta divisa. Desde una perspectiva regional y en euros, los mejores mercados locales fueron Sudáfrica y Chile, mientras que México y Argentina registraron los peores retornos.

Las valoraciones de la deuda emergente en divisa local siguen siendo atractivas en el horizonte a medio plazo pero en Degroof Petercam Asset Management mantenemos la cautela en el corto plazo, ya que la complacencia parece haberse establecido en algunos mercados. En este contexto, nuestra intención es mantener una asignación de cartera activamente defensiva y optimizar la contribución del riesgo a través de una mayor diversificación.

Carl Vermassen, gestor de Degroof Petercam AM

2018: turno en Europa de la normalización monetaria

Gestoras
2018, turno en Europa de la normalización monetaria

En 2012 Mario Draghi pronunció sus famosas palabras: “Haremos lo que sea necesario”, y casi nadie parecía aventurar que asistiríamos a un proceso continuado de políticas monetarias expansivas que se extendería hasta 2018.

Cinco años después de las palabras del Gobernador del BCE y tres después del inicio de la expansión monetaria en Europa, nos encontramos con una Zona Euro que crece por encima de su potencial a largo plazo, con la tasa de desempleo cayendo de manera sostenida desde 2013 y con el sentimiento económico en máximos de los de últimos diez años. Una combinación que, a priori, debería corresponderse con políticas monetarias menos expansivas.

La necesidad de políticas monetarias menos expansivas se asocia al término, ampliamente utilizado estos días, “Normalización monetaria”. Aunque algunas voces siguen defendiendo que los niveles de inflación no justifican la retirada de los estímulos, cuando miramos el cuadro macro europeo no parece que exista una correspondencia lógica que justifique unos tipos de interés en terreno negativo.

Quizás el debate debería centrarse en si los estándares de inflación que están manejando los Bancos Centrales se corresponden con una economía en la que la globalización, las fuentes alternativas de energía y la disrupción de la tecnología llevan los precios de bienes y salarios a la baja. En cualquier caso, inflaciones en el entorno del 1.5%, difícilmente casan con tipos a cinco años en negativo.

Dando por hecho que este proceso de normalización monetaria tendrá su inicio en 2018, nos surge una importante cuestión; ¿Están los mercados preparados para el inicio de este proceso? No tiene una respuesta fácil esta pregunta.

Si hablamos con una muestra de gestores/analistas/intermediarios y demás agentes del mercado, la gran mayoría apostará por el inicio de la retirada de estímulos en Europa. Sin embargo, las curvas europeas siguen moviéndose en terreno negativo.

Una de las múltiples razones que podemos encontrar es la presencia de un comprador final, el BCE, que sigue cumpliendo con su mandato de comprar 60.000 millones al mes. Pero no sólo es el BCE, la enorme liquidez existente se encuentra penalizada por las acciones del BCE (con su tipo de depósito en negativo) lo que obliga a esa liquidez a participar de la búsqueda de rentabilidad en un entorno de tipos negativos.

Otro efecto perverso del QE es la naturalidad con la que estamos asistiendo a estrechamientos de los diferenciales en los bonos de peor calidad crediticia. A la complacencia que solemos experimentar los inversores en climas como el actual tenemos que unir la búsqueda, a veces desesperada, de rentabilidad. Esto nos está llevando a minusvalorar ciertos riesgos que sólo parecen evidentes cuando el viento cambia de dirección.

Dada la asimetría existente entre los fundamentales y los tipos de interés, la vía más adecuada nos parece la de la prudencia. No nos cabe duda de que Draghi hará uso de su habilidad para dar al mercado mensajes positivos, pero cuando ocurra la normalización monetaria podemos asistir a importantes movimientos en los mercados de renta fija (lo que supondrá tipos más altos) y, quizás, el momento más adecuado para prepararnos para el futuro sea ahora.

David Ardura, Director de Gestión de Gesconsult.

https://www.gesconsult.com/

¿Continuará el escenario Goldilocks en los mercados financieros?

Gestoras
Continuará el escenario Goldilocks en los mercados financieros

Los principales indicadores económicos y las medidas de salud empresarial y de rentabilidad están mostrando una señal clara: todo apunta a que 2018 será un buen año para la economía global. Además, en una gran mayoría de los países desarrollados, no solo va a seguir desvaneciéndose el miedo a la deflación, sino que la inflación no está avanzando hasta situarse en niveles que preocuparían a los inversores.

Los mercados financieros ya recogieron en 2017 la recompensa de este escenario Goldilocks y ahí se encuentra la razón principal por la que nuestra visión se ha vuelto más cauta. Teniendo en cuenta que esperamos un aumento continuado en los beneficios empresariales y que las tasas de impago sigan siendo bajas en 2018, las condiciones son propicias para invertir en renta variable y deuda corporativa. Por otro lado, creemos que la perspectiva de un retorno del riesgo del tipo de interés es demasiado baja y hace necesario un enfoque más alerta con respecto a las valoraciones de los activos financieros.

Frente a este contexto, creemos que la inversión activa irá a más en 2018. Los inversores tendrán que ser muy selectivos. Los análisis en profundidad de cada país, sector y de las valoraciones de las acciones serán clave para forjar las convicciones de inversión. A pesar de la existencia de unas valoraciones elevadas, todavía es un buen momento para tener exposición a activos de riesgo. En relación a los mercados de renta variable, recomendamos centrarse en Europa continental y Japón, a expensas de Estados Unidos y los mercados emergentes, siempre monitorizando de cerca las valoraciones. Las fusiones y adquisiciones constituyen también una temática interesante. Las compañías están intentando aprovechar las condiciones favorables de financiación.

En el mercado de bonos, preferimos crédito corporativo a deuda de gobiernos. Mantenemos un enfoque defensivo respecto al riesgo de duración. Por encima de todo, gestionar la sensibilidad va a requerir un sesgo altamente técnico. Los bonos ligados a la inflación de Europa y Estados Unidos ofrecen un perfil de riesgo asimétrico que resulta atractivo. En el espacio de crédito, preferimos la deuda subordinada financiera. Si suben los tipos de interés, los bonos financieros deberían comportarse mejor que otros segmentos de bonos ya que la rentabilidad de los bancos (y en consecuencia su riesgo de crédito) va a mejorar.

 Philippe Uzan, Director de Inversiones en Edmond de Rothschild AM (France)


 

December 2016. Non-binding document. This document is for information only.

Edmond de Rothschild Fund Global Healthcare is a sub fund of the Luxembourg-regulated SICAV which is approved by the CSSF and approved for marketing in Austria, Belgium, Switzerland,Germany, Spain, France, UK, Italia and Luxembourg.

The fund managers may change during the product’s life. Edmond de Rothschild Fund SICAV CNMV number is n.229. For further details and information about the fund, consult the fund prospectus, bylaws and financial reports, all of which are available from any authorised distributor or from the CNMV.

The sub fund is a category 6 (over a scale from 1 to 7) or high risk/return fund profile which reflects its ability to be up to 110% exposed to equity markets. The risks described below are not exhaustive: it is the responsibility of investors to analyse each investment’s risk and to come to their own opinion: capital loss risk, equity risk, discretionary management risk, risk associated to small and mid-capitalizations, currency risk, interest rate risk, credit risk, risks associatedwith financial contract exposure and counterparty risk, risk linked to derivative products, risk associated with investments in the healthcare sector, risks associated with investing in emerging markets.

Disclaimer: Information on stocks may not in any way whatsoever be construed as an opinion of Edmond de Rothschild Asset Management (France) on future price trends in the said companies, nor, where applicable, on the likely price trend of the financial instruments that these companies might issue. Any information herein cannot be interpreted as a solicitation to buy or sell these stocks.

The data, comments and analysis in this bulletin reflect the opinion of Edmond de Rothschild Asset Management (France) and its affiliates with respect to the markets and their trends, their regulation and tax treatment, on the basis of its own expertise, economic analysis and information currently known to it. However, they shall not under any circumstances be construed as comprising any sort of undertaking or guarantee whatsoever on the part of Edmond de Rothschild Asset Management (France). Potential investors should consult their service provider or advisor and exercise their own judgement independently of Edmond de Rothschild Asset Management (France) on the risks inherent to each investment and its

suitability to their own personal and financial circumstances. To this end, investors must acquaint themselves with the key investor information document (KIID) that is provided before any subscription and available at http://funds.edram.com or on request from the head offices of Edmond de Rothschild Asset Management (France) and Edmond de Rothschild Asset Management (Luxembourg).

Perspectivas y oportunidades de inversión para 2018

Gestoras
Perspectivas y oportunidades de inversión en 2018

2018 será un buen año para los activos de riesgo, especialmente la renta variable, ya que continúa la recuperación económica mundial y no vemos riesgo de tensionamiento financiero en próximos meses. La clave económica a vigilar en este nuevo ejercicio será la evolución de la inflación y cómo reaccionarán los Bancos Centrales.

Desde Lazard Frères Gestion se muestran positivos con la dinámica económica mundial para 2018. Julien-Pierre Nouen, economista-jefe de la gestora francesa, destaca varios factores que justifican este razonamiento:

  • Crecimiento equilibrado: el déficit por cuenta corriente como porcentaje del PIB mundial ha descendido en los últimos años y creemos que la dinámica se puede mantener. La mayor parte de las principales potencias mundiales han incrementado su PIB, con algunas excepciones como China o Reino Unido, debido al cambio en su modelo de crecimiento y al Brexit, respectivamente. Sin embargo, en algunas economías, especialmente emergentes, el crecimiento has sido muy fuerte (India, Turquía, Indonesia, especialmente).
  • El ciclo económico global es positivo. Estamos muy focalizados en la economía estadounidense, ya que supone un indicador de si la economía global puede entrar en recesión o no. En este sentido, no vemos riesgo de recesión en los próximos 18 meses. El desempleo en EEUU está en niveles de final del ciclo, pero no observamos una aceleración de la inflación, lo que permite que la Fed suba algo los tipos, pero su política siga siendo muy acomodaticia. En el caso de que la inflación y los salarios se acelerasen y la Fed subiera los tipos más rápidamente, el final del ciclo actual sí se aceleraría. Consideramos que la reforma fiscal de Trump no tendrá mucho impacto en las rentas personales, pero la reducción de los impuestos a las empresas promoverá un aumento de la inversión y los inventarios empresariales. Con todo ello, el consenso piensa que el crecimiento de los EEUU en 2018 se situará en torno al 2,5%, si bien nosotros creemos que puede llegar al 3%, con la tasa de desempleo descendiendo a niveles de 1950.

No obstante, 2018 no estará exento de riesgos. Estos son los factores que Lazard Frères Gestion recomienda vigilar:

  • Procesos legislativos. A finales de año se celebrarán las elecciones de mediados de legislatura en EEUU y probablemente los Demócratas ganarán peso ante la pérdida de popularidad de Donald Trump. Además, en Europa conviene vigilar de cerca las elecciones en Italia, las cuales, podrían darán lugar a un Parlamento inestable y un juego de coaliciones.
  • China. El cambio de modelo productivo va en la buena dirección, pero aún le queda un largo camino por recorrer y el Gobierno tiene que acelerar las reformas para equilibrar el crecimiento, un crecimiento que creemos que mejorará en estos años, pues en 2021 el Partido Comunista celebrará su centenario y querrá presentar buenos resultados.
  • Aceleración de la inflación. Si la inflación se acelerase y los Bancos Centrales subieran tipos más rápido de lo que se descuenta actualmente, la volatilidad regresaría a los mercados, aunque no creemos que experimentasen un shock.

Oportunidades de inversión

Este entorno favorece a los activos de riesgo, especialmente la renta variable, mientras que la normalización de las políticas monetarias continuará pesando sobre los activos refugio.

Julien-Pierre Nouen comenta que “la renta variable de EEUU está bastante cara, pero se verá sostenida por el aumento de la recompra de acciones. Además, la reforma fiscal de Trump beneficiará a las compañías impulsando sus beneficios por acción. En la Eurozona probablemente tendremos sorpresas positivas en los beneficios empresariales, lo que apoyará el buen desempeño de la renta variable europea”.

Dentro del mercado de renta fija, François Lavier, gestor y analista de LFG, destaca la oportunidad de inversión en deuda híbrida financiera, “ya que ofrece rentabilidades atractivas comparado con otras emisiones de deuda; la regulación financiera más favorable está contribuyendo a mejorar las rentabilidades y limitar la volatilidad; los ratings de los bancos europeos están incrementándose; la normalización de la política monetaria del BCE tiene un impacto reducido sobre esta deuda”.

Lazard Fund Managers ofrece dos vehículos de inversión en deuda híbrida financiera, el fondo Lazard Credit y el fondo Lazard Capital.

 


Acerca de Lazard Frères Gestion (a 31/12/2013) 

Lazard Frères Gestion es una entidad de gestión de activos francesa que pertenece al grupo Lazard fundado en 1848 en Nueva Orleans (representa en diciembre de 2013, 187.000 millones de dólares de activos gestionados en el mundo). La entidad cuenta con los medios y el alcance de un gran grupo internacional: cubre todo el espectro de activos, tiene presencia en las principales zonas geográficas y cuenta con un equipo de investigación a nivel mundial compuesto por más de 100 analistas especializados en la gestión de activos. Con más de un centenar de colaboradores, Lazard Frères Gestion gestiona en Paris 14.100 millones de euros por cuenta de inversores institucionales y privados. La gestión financiera y el asesoramiento sobre inversiones constituyen el corazón de su expertise.

Lazard_about

 

 

 

 

Oportunidades de inversión en renta variable y fija para 2018

Gestoras
Oportunidades de inversión en renta variable y fija para 2018

Los activos financieros en general no están baratos, ni en relación con sus medias históricas, ni en términos absolutos. Por ello, creemos firmemente que la selección de activos será fundamental para generar rendimientos en los próximos años, a medida que se normalice el crecimiento mundial y que el “dinero fácil” de los rallies de mercado de los últimos años sea más difícil de conseguir.

En este escenario, vemos la renta fija como la clase de activo menos atractiva, con la excepción de la deuda de los mercados emergentes. Las valoraciones de las bolsas son altas, pero más atractivas que la deuda.

OPORTUNIDADES EN RENTA FIJA

Dentro de la renta fija, somos particularmente negativos en deuda soberana de los mercados desarrollados. En la zona del euro, por ejemplo, los rendimientos nominales son negativos en el 50% de los bonos de gobierno, lo que significa que, en muchos casos, se garantiza que los inversores perderán dinero al invertir en estos activos. En términos reales, una gran mayoría de la deuda pública de la zona euro tiene un rendimiento negativo. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. son más altos, pero eso se mide en comparación con una barra extraordinariamente baja. Con un IPC subyacente en EE.UU. oscilando entre 1.7% -2.3% en el último año, el rendimiento real de un bono del Tesoro a 10 años apenas ha sido positivo.

Nuestra visión negativa sobre la deuda soberana de los mercados desarrollados considera, no solo los rendimientos actuales, sino también nuestra expectativa de que el extremo largo de la curva se venderá durante los próximos 6 a 12 meses, a medida que el BCE reduzca las compras de activos, la Fed continúe normalizando su política y la economía mundial siga siendo resistente, elevando las expectativas de inflación y difuminando las preocupaciones negativas persistentes.

Mirando más allá de los mercados desarrollados, vemos que la deuda soberana de los mercados emergentes es particularmente atractiva con un rendimiento superior al 6%. A la luz de las reformas estructurales desde el “Taper Tantrum” de 2013, vemos sólidos rendimientos relativos y absolutos además de sus beneficios de diversificación.

OPORTUNIDADES EN RENTA VARIABLE

En el mercado de renta variable, las valoraciones presentan primas por encima de sus niveles históricos. Utilizando la relación entre la medina de los últimos 10 años / PER como punto de referencia para cada mercado, llegamos a las siguientes conclusiones:

  • El índice S&P 500 cotiza con una prima de 4 veces en relación con su promedio histórico. Esta valoración es incómoda, pero también creemos que EE.UU. todavía tiene opciones de seguir subiendo entre un 10% y un 15% con la reforma fiscal.
  • El índice MSCI Europe cotiza con una prima de 3,2x en relación con el promedio histórico. Vemos más espacio para la recuperación de beneficios que en los EE.UU., pero también reconocemos que las perspectivas de crecimiento futuro son menos convincentes, ya que Europa carece de una exposición significativa al sector de la tecnología, un impulsor clave de la innovación. La tecnología comprende el 24% del índice S&P 500 frente a solo el 5% del índice MSCI Europe.
  • El índice MSCI Emerging Markets cotiza con una prima de 2x, exigente, pero menos extrema, en relación con su promedio histórico. Vemos más beneficios al alza en los mercados emergentes, ya que los años de altos gastos de capital que deprimen los retornos ahora comienzan a generar rendimientos. El desafío con los mercados emergentes es que esta “etiqueta” se aplica a una amplia y diversa gama de economías y empresas.
  • El índice MSCI Japan es el único de los principales índices mundiales que no cotiza con una sustancial prima –sólo de 0.3x P / E mediana de 10 años-. Creemos que las empresas japonesas aún tienen un amplio margen para mejorar sus rendimientos, ya que el contexto macroeconómico ha mejorado y las reformas de gobierno corporativo de los últimos años han posicionado a muchas compañías para aumentar sus beneficios.

A pesar de las primas de valoración de estos mercados, seguimos siendo positivos con la renta variable debido a que los aumentos de beneficios probablemente excedan el 10% para todos los principales mercados en los próximos 12 meses.

Ron Temple, Director de Renta Variable de EEUU de Lazard Asset Management


Sobre Lazard Asset Management:

Lazard Asset Management (LAM), con sede en Nueva York, es una filial indirecta de Lazard Ltd (NYSE: LAZ). LAM ofrece una gama de productos de renta variable, de renta fija y de inversión alternativa en todo el mundo. Al 30 de junio de 2017, LAM y las compañías de administración de activos afiliadas en el Grupo Lazard, incluyendo LFG, gestionaron $ 226 mil millones en activos de clientes.

Información importante

Los puntos de vista y opiniones expresados en la fecha de publicación de este artículo son los de los equipos de renta variable y renta fija de mercados emergentes y no los de Lazard como empresa. Estos pueden no ser los que actualmente posee el autor o cualquier empresa de Lazard, y están sujetos a cambios en cualquier momento. Todos los datos contenidos en este documento provienen de Lazard Asset Management.

Lazard_about

Fintech: China apunta al futuro financiero tecnológico

Gestoras
Fintech, China apunta al futuro financiero tecnológico

La tecnología financiera está siendo ampliamente adoptada en China. La industria de gestión de patrimonios está creciendo rápidamente a través de las fintech y los sectores bancario, asegurador e inmobiliario se enfrentan a una disrupción. La tecnología de la información china se va a expandir tanto dentro como fuera de sus fronteras.

Siempre que voy a Pekín, me fijo en los vendedores callejeros que venden sus utensilios en las afueras de la Ciudad Prohibida. La comida normalmente cuesta dos yuanes, pero la última vez que estuve, me di cuenta de que las vendedoras estaban encantadas de cobrar a los clientes con sus teléfonos a través de la aplicación Alipay.

No sé qué hacen con las ganancias. Pero cada vez es más probable que los fondos hayan sido depositados en fondos del mercado monetario o en otros productos de gestión de patrimonios –todo ello con unos pocos toques en un smartphone-. Hoy en día, la mayor parte de la población de China recurre a la tecnología financiera (fintech).

La industria fintech de China ha llegado muy rápidamente. El pago online ofrece el mejor ejemplo. Estos días, si se quiere pedir algo de comer, se puede hacer el pedido y pagar desde el teléfono móvil, aparecer por el restaurante a la hora indicada y disfrutar de la cena, sin ni siquiera tocar dinero físico o un menú.

La industria china de pagos online ya representa a cerca del 50% (la mitad) de las transacciones globales. Alipay, operado por la división financiera de Alibaba, es el líder del mercado. Pero Tenpay de Tencent se ha puesto al día muy rápidamente. La genialidad de Tenpay fue permitir a los usuarios enviar hongbao electrónicos (los hongbao son los tradicionales sobres rojos que se entregan como regalo de Año Nuevo). En 2014 se enviaron cerca de 16 millones de hongbao online, alcanzando los mil millones en 2015. Esto ayudó a que la cuota de mercado de pagos online de Tenpay alcanzara el 40% en tan solo tres años. El veloz auge de Tenpay muestra que no deberíamos infravalorar a agentes de pagos más pequeños, por lo que podríamos encontrarnos con sorpresas en 2018.

Pero dentro de las fintech hay mucho más que pagos online. Los consumidores chinos usan el teléfono móvil cada vez más para pedir préstamos e invertir. Y junto a los préstamos entre particulares, están aterrizando ahora las finanzas entre empresas, con firmas fintech ofreciendo efectivo y gestión de liquidez para compañías y rellenando así la brecha dejadas por los precavidos bancos estatales. La integración entre los sistemas de pago online y los productos de gestión de patrimonios está aumentando, lo que explica que los vendedores ambulantes puedan transformar sus ganancias en inversiones a través del teléfono móvil.

Los productos de gestión de patrimonios deberían crecer rápidamente en 2018. El abanico de opciones de inversión online se está expandiendo y los consumidores están respondiendo con entusiasmo. Una quinta parte de los adultos de China todavía no tienen cuenta en el banco; con los rendimientos de los depósitos bancarios tan bajos y con un mercado de acciones A* notoriamente volátil, es muy probable que muchos se salten este paso y vayan directamente a la gestión de patrimonios.

Un factor que ha ayudado al veloz ascenso de las fintech en China es la amplitud de la penetración de los smartphones. Cerca de un 60% de la población de China tiene un smartphone: no necesariamente un Apple o un producto Android, pero sí modelos locales como Huawei, Xiaomi u Oppo. Pero aunque la posesión de smartphones en China está a la par con la de Alemania y es más elevada que la de Japón o Francia, todavía se encuentra por detrás de la surcoreana por un amplio margen. Mientras la posesión de smartphones sigue creciendo, lo seguirá haciendo el mercado para productos fintech.

Y en 2018, estos productos cubrirán una gama más amplia de servicios financieros. Las firmas fintech están buscando ahora no solo la disrupción de la banca, sino que también buscan competir con aseguradoras y compañías inmobiliarias. Alibaba se está expandiendo hacia el alquiler residencial, permitiendo a los consumidores realizar cada paso del proceso a través de las aplicaciones de la compañía. Mientras tanto, Tencent ha recibido la licencia para iniciar una compañía aseguradora.

La actitud de los consumidores está contribuyendo al ‘boom’ de las fintech. Las encuestas reflejan que los consumidores de China están más relajados con respecto al uso de información personal que sus pares occidentales. Esto facilita la monetización de información por compañías fintech, haciendo sus modelos de negocio más viables, especialmente cuando la fuerte competencia mantiene bajas las comisiones por transacciones.

Otro aspecto favorable es la capacidad disponible de crédito para nuevas firmas fintech. Una gran cantidad de compañías de capital riesgo están preparadas y dispuestas para invertir y la abundancia de liquidez implica que las startups pueden prosperar. Esto ha intensificado la competencia que dejará a los vencedores finales en gran estado de forma.

Esperamos que el entorno regulatorio siga siendo positivo en 2018. Aunque ha habido cierta intervención para acabar con las malas prácticas en los préstamos entre particulares, las autoridades chinas generalmente parecen contentas con permitir que se desarrolle la competencia en fintech, una actitud positiva que puede reflejar el liderazgo global de China en este campo.

Parece que el liderazgo global va a continuar. Los gigantes chinos de fintech ya se están expandiendo más allá de sus fronteras. Alibaba ha establecido ‘joint ventures’ en Hong Kong e Indonesia y está invirtiendo en India, Corea del Sur y Estados Unidos. También está estableciendo una academia de análisis global con laboratorios en Pekín, Hangzhou, Estados Unidos, Rusia, Israel y Singapur. Mientras tanto, Tencent ha invertido en comercio virtual de India y ha establecido acuerdos en Tailandia, Sudáfrica y Europa.

En el transcurso de 2018, vamos a asociar cada vez más las fintech a Pekín, Shenzhen o Hangzhou, y no tanto a Silicon Valley.

Brett Diment, director de Deuda Global de Mercados Emergente en Aberdeen Standard Investments

* Las acciones A son acciones de compañías con sede en China continental y se negocian en las bolsas de China, Shanghái y Shenzhen.

La tecnología y las «megatendencias»: factores determinantes de la rentabilidad de la renta variable estadounidense

Gestoras
Columbia Threadneedle

Desde el comienzo de la recuperación, la renta variable estadounidense ha registrado una rentabilidad superior a la de la renta variable mundial, ya que la economía estadounidense constituía inicialmente el único motor del crecimiento mundial: los países europeos lidiaban con la crisis de la zona euro. A medida que la economía estadounidense se recuperaba (impulsada por la recuperación del mercado de la vivienda, el resurgimiento del esquisto y la fortaleza financiera de los consumidores), también lo hacían los beneficios corporativos. Tras siete años de recuperación, la economía sigue creciendo a un ritmo discreto pero constante, sin ningún tipo de exuberancia que haga peligrar su camino. En la actualidad, los beneficios corporativos no solo se ven propulsados por un positivo entorno nacional, sino también por una recuperación sincronizada mundial que está avivando la demanda de bienes estadounidenses a escala internacional. Con un 35% estimado de beneficios procedentes del extranjero, el consenso estima que los beneficios estadounidenses crecerán un 10% tanto en 2017 como en 2018.

Megatendencias

El mayor crecimiento de los beneficios estará respaldado por las megatendencias seculares en la tecnología. Por ejemplo, el sector de los semiconductores (valorado en 350.000 millones de USD) experimentará, a buen seguro, una expansión de 2 o 3 veces la tasa de crecimiento del PIB mundial (frente al histórico dato de 1 vez), ya que los fabricantes de chips definen, y se benefician de, múltiples megatendencias en la tecnología y la sociedad. La economía está creando en la nube una enorme necesidad de adquirir, almacenar, comunicar y analizar datos de manera rentable, así como de convertir dicha información en ideas y acciones. Los semiconductores se hallan en una posición óptima para liderar estos cambios, impulsados por el ciclo virtuoso de la ley de Moore de «cada vez más barato, más rápido y más pequeño». Las tendencias de la informática en la nube, la inteligencia artificial, los juegos de azar, los coches conectados, la banda ancha móvil ilimitada y permanente, las redes inalámbricas 5G y el «Internet de billones de cosas» podrían, conjuntamente, ofrecer oportunidades palpables por valor de casi 100.000 millones de USD durante el próximo lustro. El crecimiento del sector tecnológico está superando al del índice S&P 500 en un 5% anual. No obstante, aunque es la industria tecnológica la que está expuesta principalmente a estas tendencias, todo el ecosistema saldrá beneficiado (por ejemplo, los REIT vinculados a los centros de datos, que crecerán y se expandirán con la demanda).

Valoraciones

Las valoraciones del sector tecnológico no se hallan en niveles extremos. El sector estadounidense de las TI todavía parece razonablemente valorado en términos del múltiplo de PER previsto en comparación con el mercado. Si partimos del ratio de precio/valor contable, el sector se antoja más caro, pero se podría cuestionar la relevancia del PER histórico como parámetro, dado que el sector en EE. UU. está cada vez más orientado al software y a los servicios. Además, en términos de la prima de riesgo de la renta variable, EE. UU. resulta interesante. Si bien en los diez últimos años la prima de riesgo histórica de la renta variable estadounidense ha superado la de otros mercados desarrollados, esto justifica probablemente la mayor prima de valoración del país norteamericano. A largo plazo, la prima de riesgo estadounidense y europea (excl. el Reino Unido) es aproximadamente la misma y supera la de Japón y del Reino Unido.

Reforma fiscal

EE. UU. tiene uno de los tipos federales del impuesto de sociedades más elevado del mundo (del 35%). Esto se debe, en parte, a la naturaleza cada vez más partidista de la política estadounidense en las últimas décadas, lo que dificultaba la aprobación de recortes del impuesto de sociedades en el Congreso cuando otros miembros de la OCDE reducían sus tipos impositivos. Si se gestiona con eficacia, la administración de Trump podrá forjar un consenso para mejorar la competitividad del impuesto de sociedades en EE. UU. por medio de recortes tributarios. En este caso, y como se observó en recientes fechas, muchas de las compañías que exhiben una mayor orientación hacia el mercado interno (y que exhibieron un mejor comportamiento inmediatamente después de las elecciones), se situarán a la cabeza del mercado. Entre dichas compañías se incluyen los bancos centrados en el mercado nacional, los valores industriales y de materiales y las pequeñas empresas que suelen estar sujetas a mayores tipos impositivos. Desde una óptica de estilo, realizaríamos una rotación desde los títulos de crecimiento y momentum hacia los títulos de valor.

Estimamos que el repunte de los beneficios derivado de las reformas fiscales, que oscila entre el 6% y el 10%, se traducirá en un crecimiento de los beneficios del 18% en el punto medio para las compañías del índice S&P si las reformas se materializasen en 2018. El PIB registraría un alza de entre el 0,2% y el 0,3%.

Resumen

Finalmente, deseamos hacer hincapié en que el entorno fundamental de la renta variable estadounidense goza de fortaleza, con o sin lo anteriormente expuesto, ya que el sólido crecimiento de los beneficios corporativos experimentado en 2017 tiene visos de continuar el próximo año a medida que repunte el crecimiento mundial, y apreciemos unas valoraciones razonables habida cuenta de las magníficas perspectivas de beneficios.

 

Nadia Grant

Directora de Renta Variable Estadounidense, EMEA

Si desea más información visite:

http://www.columbiathreadneedle.es/

 

Renta fija: mejor sin restricciones

Gestoras
Renta fija, mejor sin restricciones

El momentum en los retornos totales para los sectores tradicionales de bonos está perdiendo impulso pero este escenario no es un motivo para el pánico. La pregunta que debemos hacernos es si queremos buscar exposición a los sectores de bonos a escala global y aspirar a retornos totales más elevados. Una respuesta positiva va en paralelo con una asignación cambiante sin incrementar el perfil de riesgo. Esto es posible pero requiere que diversifiquemos en factores de riesgo independientes. La diversificación en sectores de bonos fuera de la zona euro con una exposición a factores de riesgo similares puede ofrecer mejores retornos pero también presenta un perfil de riesgo más elevado.

Nuestro escenario base contempla una normalización durante el próximo año o los próximos dos años en los bonos alemanes y estadounidenses a diez años. Asimismo, nuestro escenario de riesgo, nos prepara para un cambio en el mercado de deuda. En estas condiciones, los diferenciales de la deuda corporativa con grado de inversión y high yield sufrirán el pánico de los inversores minoristas en ETFs de crédito así como los movimientos de los inversores institucionales del crédito a la deuda soberana. El dólar podría recuperarse y actuar como un activo seguro.

La respuesta está en las estrategias de bonos sin restricciones, como DPAM L Bonds Universalis Unconstrained. Estas soluciones proporcionarán valor añadido en el horizonte a largo plazo pero pueden tener un impacto negativo en el corto plazo, ya que están expuestas a factores de riesgo de tipos, crédito y divisas relacionadas con el universo en el que invierten. Las estrategias globales sin restricciones son capaces de evitar la exposición continua a los factores de riesgo que determinan los retornos totales de los bonos.

En ocasiones, los mercados financieros se desvían de nuestro posicionamiento en escenarios base y de riesgo. En ese momento, es importante que nuestra asignación proteja el capital adecuadamente. Nuestras convicciones top-down están reflejadas a través de nuestra exposición a los principales factores de riesgo (tipos, crédito, divisas). Nuestra selección de títulos bottom-up genera carry, libera valor oculto y protege o genera ingresos. En esta situación, optamos por una construcción de cartera defensiva.

Nos encontramos en un momento sin precedentes de tipos de interés extremadamente bajos, junto con diferenciales bajos en grado de inversión y high yield. Los inversores deben considerar asignaciones más altas en estrategias sin restricciones con un control de riesgo probado. Bajo valoraciones normales del mercado en tipos y crédito, las estrategias sin restricciones tienen menos atractivo ya que la exposición beta normal a deuda soberana y crédito proporcionará buenos retornos totales. Pero una exposición equilibrada a los tipos, diferenciales de crédito y divisas puede proporcionar un retorno mayor ajustado al riesgo.

Peter de Coensel, CIO de Renta Fija de Degroof Petercam AM

2018: turno en Europa de la normalización monetaria

Gestoras
2018, turno en Europa de la normalización monetaria

En 2012 Mario Draghi pronunció sus famosas palabras: “Haremos lo que sea necesario” y casi nadie parecía aventurar que asistiríamos a un proceso continuado de políticas monetarias expansivas que se extendería hasta 2018. Cinco años después de las palabras del Gobernador del BCE y tres después del inicio de la expansión monetaria en Europa, nos encontramos con una Zona Euro que crece por encima de su potencial a largo plazo, con la tasa de desempleo cayendo de manera sostenida desde 2013 y con el sentimiento económico en máximos de los de últimos diez años. Una combinación que, a priori, debería corresponderse con políticas monetarias menos expansivas.

La necesidad de políticas monetarias menos expansivas se asocia al término, ampliamente utilizado estos días, “Normalización monetaria”.

Aunque algunas voces siguen defendiendo que los niveles de inflación no justifican la retirada de los estímulos, cuando miramos el cuadro macro europeo no parece que exista una correspondencia lógica que justifique unos tipos de interés en terreno negativo.

Quizás el debate debería centrarse en si los estándares de inflación que están manejando los Bancos Centrales se corresponden con una economía en la que la globalización, las fuentes alternativas de energía y la disrupción de la tecnología llevan los precios de bienes y salarios a la baja. En cualquier caso, inflaciones en el entorno del 1.5%, difícilmente casan con tipos a cinco años en negativo.

Dando por hecho que este proceso de normalización monetaria tendrá su inicio en 2018, nos surge una importante cuestión; ¿Están los mercados preparados para el inicio de este proceso?

No tiene una respuesta fácil esta pregunta.

Si hablamos con una muestra de gestores/analistas/intermediarios y demás agentes del mercado, la gran mayoría apostará por el inicio de la retirada de estímulos en Europa.

Sin embargo, las curvas europeas siguen moviéndose en terreno negativo.

Una de las múltiples razones que podemos encontrar es la presencia de un comprador final, el BCE, que sigue cumpliendo con su mandato de comprar 60.000 millones al mes. Pero no sólo es el BCE, la enorme liquidez existente se encuentra penalizada por las acciones del BCE (con su tipo de depósito en negativo) lo que obliga a esa liquidez a participar de la búsqueda de rentabilidad en un entorno de tipos negativos.

Otro efecto perverso del QE es la naturalidad con la que estamos asistiendo a estrechamientos de los diferenciales en los bonos de peor calidad crediticia. A la complacencia que solemos experimentar los inversores en climas como el actual tenemos que unir la búsqueda, a veces desesperada, de rentabilidad. Esto nos está llevando a minusvalorar ciertos riesgos que sólo parecen evidentes cuando el viento cambia de dirección.

Dada la asimetría existente entre los fundamentales y los tipos de interés, la vía más adecuada nos parece la de la prudencia. No nos cabe duda de que Draghi hará uso de su habilidad para dar al mercado mensajes positivos, pero cuando ocurra la normalización monetaria podemos asistir a importantes movimientos en los mercados de renta fija (lo que supondrá tipos más altos) y, quizás, el momento más adecuado para prepararnos para el futuro sea ahora.

 

Escrito por David Ardura, Director de Gestión.

 

Más información en: Gesconsult

¿Cuáles son los puntos clave de la reforma fiscal presentada en Estados Unidos?

Gestoras
Cuáles son los puntos clave de la reforma fiscal presentada en Estados Unidos

A pesar de que el Congreso aprobó el proyecto de ley de reforma fiscal en Estados Unidos el pasado jueves 16 de noviembre, no esperamos que el resultado final de la reforma impacte materialmente en las posiciones de nuestra cartera y su capacidad para suministrar retornos. Sin embargo, es cierto que parte de nuestras posiciones en cartera pueden beneficiarse al margen de los cambios legislativos.

El primer y más evidente punto clave es la reducción del Impuesto de Sociedades estructural. Aunque ha habido una gran negociación durante los últimos años, parece altamente probable que el tipo actual se situará en el 20%. ¿Tendrá esto un impacto tan grande en los mercados como pueden sugerir los titulares? No pensamos que vaya a ser así. Los inversores más astutos son conscientes de que el tipo fiscal efectivo, de media, ya se encuentra cerca del 20%, por lo que el efecto neto no es tan pronunciado como los inversores pueden pensar. Pero fijar un tipo estructural menor es importante a un plazo más largo para evitar que las compañías realicen manipulaciones para reducir su tipo fiscal efectivo hasta ese nivel.

En segundo lugar, el proyecto de reforma fiscal propone un límite a la deducibilidad de intereses empresariales del 30% del EBITDA (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización). El coste de la deuda es hoy en día exorbitantemente barato en comparación con el coste de la financiación de la renta variable. El límite a la deducibilidad de intereses presenta una solución a esta distorsión, que ha sido criticada por los inversores durante bastante tiempo. Además, podría ayudar a promover la estabilidad financiera a más largo plazo al limitar los incentivos a las compañías con un endeudamiento demasiado alto, lo que puede provocar mayor inestabilidad cuando las economías entran en recesión o crisis.

Tercero, el proyecto de reforma fiscal contempla un tipo fiscal menor para la repatriación de beneficios en el extranjero. Pensamos que la mayor parte del dinero terminará en los inversores bajo la forma de dividendos y recompras, más que a gastos de capital o planes de gasto en infraestructuras. Un sistema fiscal territorial incentivará a las compañías a llevar los beneficios de vuelta a Estados Unidos, impactando de esta manera positivamente en la economía.

¿Cuál es el impacto en las empresas cotizadas estadounidenses?

Aunque puede haber diversas interpretaciones de cómo podría impactar la reforma fiscal en diferentes compañías, pensamos que es algo muy sencillo. Los negocios domiciliados en Estados Unidos que generan una gran parte de sus ingresos en Estados Unidos, como los bancos estadounidenses con gran presencia doméstica, se beneficiarán del nuevo código fiscal. En el extremo opuesto, los minoristas con sede en Estados Unidos dominados por ventas en Estados Unidos también podrían beneficiarse. Desafortunadamente, estos negocios se enfrentan al mismo tiempo a otros desafíos significativos derivados de la amenaza del comercio online.

¿En qué elementos clave han de centrarse los inversores?

En este punto, diríamos que las expectativas del mercado están descontando cierto escepticismo de que se llegará a un acuerdo, algo que no es poco realista dadas las complejidades de la iniciativa. Gran parte de la apreciación del mercado de renta variable no ha sido resultado de la propuesta fiscal, sino que se ha debido más a la fortaleza económica fundamental subyacente y a la percepción de una desregulación empresarial. El riesgo para los inversores reside en la posibilidad de que el proyecto de reforma fiscal no se implemente, lo que indicaría una parálisis y desorden políticos mayores. Hablando coloquialmente, a los mercados no les gusta esto.

¿Quiénes serán los ganadores y perdedores si la bajada de impuestos a las empresas se retrasa hasta 2019?

Todo el mundo perdería si se da una patada hacia delante al proyecto de reforma fiscal. Sin embargo, pensamos que es improbable que esto ocurra y el nuevo código fiscal probablemente entrará en vigor en 2018. No olvidemos que un retraso tendría implicaciones negativas porque indicaría otras dificultades potenciales.

Como comentábamos al principio, teniendo en cuenta nuestra filosofía, nos centramos en buscar compañías de alta calidad con negocios estables y en crecimiento y que cuentan con altos retornos del capital invertido, balances consistentes, generación de flujos de caja libre y ventajas competitivas duraderas –la receta para un crecimiento de beneficios consistente y resistente. No pensamos que el resultado final de la legislación fiscal tenga un impacto material en nuestras carteras, aunque somos plenamente conscientes de los desarrollos a medida que se producen.

 

Matthew Benkendorf, CIO de la boutique Quality Growth de Vontobel Asset Management

Los dividendos mundiales se disparan y baten récords en 2017

Gestoras
Los dividendos mundiales se disparan y baten récords en 2017_Janus Henderson

Los dividendos globales repuntaron un 14,5% en tasa general, lo que supone, con diferencia, la mayor alza trimestral en más de tres años, impulsada por los dividendos extraordinarios. El crecimiento subyacente, que tiene en cuenta las fluctuaciones de los tipos de cambio, los dividendos extraordinarios y demás factores, se situó en el 8,4%, la mayor alza en casi dos años.

Hong Kong, Australia y Taiwán registraron nuevos récords trimestrales. El crecimiento de los repartos estadounidenses mantuvo su solidez, y los del Reino Unido repuntaron tras haber quedado rezagados frente a los de otras partes del mundo el año pasado. China, por su parte, experimentó su tercer año consecutivo de debilidad.

Aquí puedes encontrar el artículo completo:

https://www.janushenderson.com/espi/campaign/6?disablecache=true?utm_campaign=jhgdi&utm_medium=page_link&utm_source=feel_capital&utm_content=espi