La preocupación por la liquidez se ha reducido

Gestoras
liquidez

El repunte de los activos de riesgo continuó en febrero con poca convicción entre los inversores, a juzgar por las modestas entradas en el mercado de renta variable desde principios de año. Esto no es de extrañar, ya que, aparte de que los bancos centrales han vuelto a adoptar una postura neutral respecto a las subidas de los tipos de interés, los fundamentales no han cambiado radicalmente desde la caída producida en los mercados en el cuarto trimestre de 2018.

Como ya hemos señalado, estamos convencidos de que los bancos centrales desempeñaron un papel importante en la caída de los mercados de diciembre. Un enfoque más restrictivo de la gestión del balance por parte de la Reserva Federal y del BCE provocó una rápida contracción de la expansión de la liquidez en todo el mundo. Desde entonces, la preocupación por la liquidez ha desaparecido gracias a la decisión de la Reserva Federal de poner fin a los ajustes cuantitativos en un futuro próximo y a la posibilidad de que el BCE introduzca otra oleada de préstamos a largo plazo a través de su programa TLTRO.

Los inversores también están convencidos de que el ciclo de subida de tipos de la Reserva Federal ha finalizado y de que el BCE está muy lejos de su primer movimiento de endurecimiento monetario. En otras palabras, el repunte del mercado está justificado y el riesgo parece haber disminuido por el momento.

Los riesgos no se han eliminado

En la actualidad, la economía de EE.UU. sigue siendo fuerte y hay indicadores avanzados de que los préstamos a la economía y la inversión en infraestructura podrían ayudar a la economía de China a recuperarse gradualmente, y este es nuestro escenario económico preferido.

Aun así, la situación carece de una dirección firme para el momento y es poco probable que el rebote se refuerce significativamente si continúa. Las valoraciones han vuelto a la normalidad, pero persisten algunos riesgos. Los inversores habían sido muy pesimistas sobre las negociaciones comerciales, pero ahora se han vuelto muy optimistas tras los alentadores comentarios de Donald Trump y Xi Jinping; después de todo, a ambos les interesa encontrar una solución. Pero no debemos pasar por alto la complejidad de las cuestiones en juego ni la posibilidad de que sólo se pueda llegar a un acuerdo mínimo, dejando en el aire otras disputas.

No hay razones para sobreponderar la renta variable

Durante las próximas semanas, los mercados de las próximas semanas podrían mostrarse un poco más indecisos y no vemos ninguna razón para seguir sobreponderando la renta variable. Estamos reduciendo la exposición a la renta variable de los países emergentes. Estos ya han experimentado un aumento significativo de los flujos de inversores, hasta el punto de que no podemos dejar de preguntarnos si no han llegado a estar muy en línea con el consenso. También estamos aumentando las ponderaciones de los bonos de los países emergentes, que deberían seguir aumentando gracias a la neutralidad benévola de la Reserva Federal.

Seguimos infraponderando el dólar estadounidense, pero hemos aumentado un poco la exposición. El dólar se ha mantenido estable frente a otras divisas importantes, aunque lógicamente debería haber retrocedido tras el cambio de política monetaria de la Reserva Federal. Como esta relajación ha sido ahora descontada por los inversores, la presión a la baja sobre el dólar ha caído.

Autor: Benjamin Melman, CIO Asset Allocation and Sovereign Debt de Edmond de Rothschild AM (EdRAM)

 

El mercado yoyo de China

Gestoras
mercado

Pueden ser volátiles, pero las acciones clase A son la mejor herramienta para acceder al crecimiento estructural de la nación.

La decisión del MSCI de aumentar el peso de las acciones clase A de China podría ser trascendental. Después de todo, se trata de un mercado enorme, con unas 3.500 compañías y una capitalización de alrededor de 8,5 billones de dólares.

Pero para nosotros como selectores de compañías, la inclusión de MSCI no tiene una aplicación inmediata y práctica. Se trata de algo que no afecta a nuestra visión de si una compañía es buena o mala, y tampoco tenemos la necesidad de ajustar nuestras carteras. Tenemos una visión a largo plazo de lo que históricamente ha sido un mercado minorista muy volátil e impulsado por momentum.

Muchos inversores globales verán el mercado de valores de China como un caso perdido, independientemente de lo que haga MSCI. Tras haber caído más del 30% el año pasado, se ha recuperado con fuerza desde principios de 2019.

Después de todo, estamos ante un mercado ineficiente en el que el 80% del volumen procede de los inversores minoristas locales, es decir, un segmento que está más influido por los últimos titulares que por las perspectivas de beneficios de las compañías que forman parte del mercado de acciones clase A.

El año pasado, los inversores fueron bombardeados con noticias negativas acerca de la desaceleración del crecimiento económico de China, el aumento de las quiebras y los aranceles comerciales de los Estados Unidos. Todo esto minó la confianza y frenó los planes de gasto de las empresas.

Sin embargo, se trata de una aversión miope. Existen razones de peso para que los inversores internacionales vean este mercado de forma más favorable, especialmente a largo plazo.

Las autoridades chinas están orquestando esta ralentización para dar un giro a un crecimiento que ha sido impulsado por la deuda. Un movimiento orientado a salvaguardar su sistema financiero. Al mismo tiempo, están impulsando el incremento del consumo doméstico y de los servicios. Su objetivo es crear una economía más autosuficiente y sostenible. Esto es un buen augurio para la estabilidad futura.

En respuesta a los desafíos en el corto plazo, los legisladores han puesto en marcha medidas para estimular determinados ámbitos y están dispuestos a seguir recurriendo a los instrumentos monetarios y fiscales para ayudar a facilitar esta transición económica.

Pero los inversores globales deben tener en cuenta que ésta sigue siendo una economía que crece por encima del 6%, un nivel significativamente superior al de los mercados desarrollados. Las previsiones de ganancias del consenso para las acciones clase A en 2019 se sitúan en el 15%. Será difícil encontrar muchos mercados que ofrezcan un crecimiento de dos dígitos. Además, la corrección del mercado de 2018 ha impulsado una caída del ratio de precio en relación con los beneficios (PER).

Ciertamente, si el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, eleva aún más los aranceles comerciales, el crecimiento del PIB de China podría reducirse en un punto. Pero los impuestos reducen las ganancias de las empresas que se benefician de las cadenas de suministro mundiales, muchas de las cuales cotizan en las bolsas de valores de Estados Unidos. Sospechamos que esto fue uno de los factores que estuvo detrás de la caída del índice S&P500 en diciembre pasado.

Esto puede haber afectado al Presidente Trump, quien otorga una gran importancia al rendimiento del mercado de valores. También subraya un punto clave: redunda en interés de ambas partes encontrar una solución rápida a esta disputa. La retórica entre los dos países parece suavizarse ahora y esperamos que lleguen a un acuerdo en algún momento de este año. Es probable que cualquier acuerdo sea recibido positivamente por el mercado, lo que proporciona a las empresas una mayor claridad sobre sus perspectivas de ingresos y planes de gasto.

Diversificación de la cartera

Con el tiempo, el aumento de la ponderación en el índice MSCI tendrá un impacto. Se ha estimado que las acciones clase A podrían representar hasta el 20% de este índice tan seguido en un plazo de cinco años. Eso atraería capital de fondos institucionales extranjeros que lo seguirían en sus estrategias de gestión pasiva.

Se trata de dinero a largo plazo, que es más estable que los flujos que se mueven impulsados por el sentimiento que vemos hoy en día. Esta institucionalización del dinero expondrá a las empresas locales a estándares globales de responsabilidad y mejores prácticas. Algo que elevará los estándares de gobernanza y hará que el mercado sea más invertible. En nuestra opinión, las empresas bien gestionadas con una buena gestión del capital se convierten en mejores inversiones con el tiempo.

A medida que crece la representación de China en los índices de referencia mundiales, tener poca o ninguna exposición al mercado se convertirá cada vez más en una decisión activa. Es posible que los inversores globales ya estén invirtiendo en China a través del mercado más accesible, el de acciones clase H, caracterizado por el índice MSCI China Index. Normalmente, estas acciones cotizan en la bolsa de Hong Kong.

Sin embargo, sólo hay 256 acciones clase H, frente a las 3.500 acciones claseA. El mercado onshore de China tiene más del doble de la capacidad de mercado y 3-4 veces el volumen de negocio diario de Hong Kong. El mercado de acciones clase A también está más diversificado por sectores, mucho menos centrado en la tecnología, ya que los pesos pesados Tencent y Alibaba cotizan en el extranjero. Pero el sesgo interno del mercado ofrece acceso a empresas que simplemente no están disponibles en otros lugares.

Vemos que las acciones orientadas al consumidor son las que presentan mejores perspectivas de ganancias, ya que se benefician del crecimiento estructural de la nación. Después de todo, la clase media de China se está expandiendo rápidamente, con 380 millones de millennials que ganan y gastan más que sus padres en artículos de lujo, viajes y atención médica.

El mercado de acciones clase A tiene una correlación mucho más baja con los mercados globales que el MSCI China. Tiene diferentes catalizadores y, por lo tanto, tiende a resultar menos afectado por eventos externos. Como tal, la exposición a las acciones clase A puede aportar valiosos beneficios de diversificación a una cartera global.

Así que las noticias de esta semana podrían no suponer una revolución de la noche a la mañana, de la que algunos intentarán aprovecharse inevitablemente. Pero puede servir como un recordatorio útil de cómo se están desarrollando los mercados de capital chinos y tal vez induzca a los inversores a pensárselo dos veces antes de concluir que el mercado de acciones clase A del país generan más problemas de los que merecen la pena.

 

Autor: Nick Yeo, Head of equities para China de Aberdeen Standard Investments.

 

Entre el temor y la esperanza

Gestoras
mercados

Tras un año 2018 para olvidar, cabe señalar que, de momento, la recuperación espectacular de los activos de riesgo no ha venido acompañada de una mejora de los indicadores económicos. De hecho, la Comisión Europea acaba de revisar sus previsiones de crecimiento europeo del 1,9% al 1,3% para 2019. La desaceleración del crecimiento del comercio mundial y la incertidumbre provocada por el pulso entre Donald Trump y Xi Jinping ha frenado a la locomotora alemana, que a punto ha estado de entrar en recesión. Por su parte, China aún no ha adoptado medidas que puedan tranquilizar al mercado sobre la evolución de crecimiento y el impacto del cierre del Gobierno Federal siembra la confusión en la economía estadounidense.

En Estados Unidos, una de las principales conclusiones es que, si bien el impacto de las medidas fiscales de Trump se está desvaneciendo, el mercado laboral sigue igual de dinámico. En este sentido, los datos de enero han sido dispares, con un excelente informe de empleo, pero unos indicadores de confianza del consumo a la baja, afectados probablemente por el cierre del Gobierno federal. Además, la Fed dio un giro sorprendente al tomarse una pausa y mantenerse a la espera, lo que calmó los temores de los mercados sobre una inminente subida de tipos. No obstante, las subidas salariales de más del 3% podrían ser el factor de estímulo en el segundo semestre para una nueva subida de tipos. Por lo que respecta a las empresas, la temporada de resultados está sorprendiendo por la calidad y la magnitud de los beneficios.

En la zona euro, todos los países, excepto España, se han vuelto a debilitar y es que en el mes de enero el índice PMI compuesto de la zona euro (51) sitúa en el mejor de los casos el crecimiento anualizado en el 1%. Los índices de Francia e Italia, 48,2 y 48,8 respectivamente, muestran una contracción de la actividad durante el periodo. En Alemania, preocupan el alcance y la duración de la ralentización. La economía aún no ha empezado a estabilizarse, pero confiamos en la capacidad de la región para recuperarse. En este sentido, es probable que la actividad repunte, ya que la mayoría de los efectos no recurrentes están desapareciendo. Además, el conjunto de las políticas ha mejorado, con políticas expansivas que deberían incrementar en casi un 1% el poder adquisitivo de las familias francesas e italianas. Por su parte, el BCE perdió la oportunidad para subir los tipos y probablemente no modificará su política monetaria, lo que contribuye a la estabilidad de los mercados.

Por último, la actividad económica ha seguido cayendo en China durante el mes de enero y el último índice PMI de fabricación chino siguió decepcionando con un dato de 48,3. El sector de la construcción da escasas muestras de recuperación, si bien es cierto que tampoco empeora. En cuanto a las valoraciones de los mercados emergentes, se mantienen en mínimos históricos, con un perfil de riesgo rentabilidad especialmente atractivo en un contexto de estabilización macroeconómica. Además, la moderación de la Fed, el atractivo relativo y los flujos positivos dieron un impulso a todos los segmentos de los mercados emergentes globales.

¿Qué hacer en este contexto?

En el universo de renta variable seguimos siendo prudentes, ya que después de estos choques sísmicos suele haber nuevas sacudidas. Así pues, mantenemos un posicionamiento neutral en nuestras asignaciones a renta variable, con una sobreponderación de los sectores cíclicos como los valores tecnológicos o algunos valores petroleros, y una infraponderación del sector químico. Los niveles de las valoraciones no justifican una recogida de beneficios, sin embargo, la magnitud del repunte y la reducción de la volatilidad reactivan la adopción de medidas protectoras mediante opciones (puts). Además, apostamos por los mercados emergentes, siendo la única sobreponderación geográfica en nuestras carteras. Rusia, Turquía, Brasil… ¡Oportunidades no faltan! Solo prevemos una vuelta a la temática value si los tipos suben, pero de momento es un poco pronto para ello.

En el crédito, hemos detectado dos ejes, dependiendo del apetito de riesgo: los bonos de alto rendimiento a corto plazo con un tipo de rentabilidad superior al 2% y los fondos con fecha de vencimiento de bonos high yield con un rendimiento de casi el 6%.

Por último, el perfil de los convertibles refleja nuestro estado de ánimo del momento, es decir, poder beneficiarnos de las subidas del mercado, limitando el riesgo. Sus valoraciones son razonables, con una volatilidad implícita inferior al 30%, y el rendimiento actual, salvo el perfil de la acción, ha vuelto a casi cero. Por ese motivo, pensamos que es el momento de reforzar esta clase de activos.

 

Laurent Denize, Director de inversiones adjunto global de ODDO BHF AM

La tecnología conduce al sector logístico europeo a un punto de inflexión

Gestoras
sector logístico europeo

Un reciente estudio elaborado por Aberdeen Standard Investment y Transport Intelligence ha puesto de manifiesto que el sector logístico europeo, valorado en unos €870.000 millones*, está en la antesala de un cambio importante. Aunque la plantilla que trabaja en estas instalaciones sigue siendo vital, la tecnología está cambiando la naturaleza del trabajo, lo que tendrá implicaciones de gran alcance tanto para la industria como para los inversores inmobiliarios.

El 52% de las empresas del sector han invertido en tecnologías como el análisis de datos y el 32% está utilizando “el internet de las cosas”. La encuesta ha señalado que este sector podría estar en un punto de inflexion en términos de adopción de tecnología ya que solo un 10% ha invertido en robótica, aunque un 56% planea hacerlo en un futuro.

El estudio también sugiere que mientras que un 25% ya ha invertido en la automatización de los almacenes, un 43% más tiene intención de hacerlo en el futuro. De hecho, de acuerdo con el estudio, la tecnología de automatización ya es la característica más importante en las nuevas instalaciones.

Asimismo, el análisis también ha demostrado que la naturaleza del trabajo en esas instalaciones podría estar a punto de cambiar. Por el momento, 11 millones ** de personas trabajan en el sector de logística y transporte en Europa, la mayor parte ocupados en empleos de baja capacitación y muy manuales como la selección, clasificación y el traslado de mercancías. El tamaño de esa fuerza laboral podría reducirse, y un 47% de los participantes en este estudio respondieron que la automatización de los almacenes impactará en la cantidad de empleo que se necesita para hacer funcionar dichas instalaciones. El 42% y el 36% afirmaron que la robotización y el internet de las cosas, respectivamente, podrían impactar en sus necesidades de personal.

Sin embargo, el estudio también muestra que el empleo sigue siendo fundamental. Un 48% de los participantes afirmaron que el coste laboral es el más sensible y el 60% de las empresas están poniendo en marcha medidas para mejorar las condiciones de trabajo.

Conforme las instalaciones se vuelvan más sofisticadas, aumentará la necesidad de trabajadores más cualificados que sean capaces de gestionar y matener unos equipos cada vez más especializados. Esto puede explicar por qué los encuestados afirmaron que acceder a mano obra de bajo coste es para ellos relativamente menos importante. Cuando se les preguntó qué característica es la más importante para este tipo de instalaciones, la mano de obra poco cualificada ocupó el sexto lugar. Esto cambia drásticamente los criterios para elegir la localización, lo que podría tener un profundo impacto en el sector logístico.

La encuesta también ha indicado que el sector logístico europeo continuará creciendo en los próximos años, ya que un 34% de los participantes ha afirmado que no cuenta con capacidad suficiente para satisfacer la demanda de sus clientes en los próximos uno o dos años. Un 39% ha dicho que la falta de instalaciones logísticas eficientes y disponibles estaba dificultando el crecimiento de sus negocios.

 

Craig Wright, analista senior en Aberdeen Standard Investments ha comentado:

 “Esta encuesta ilustra claramente tanto el alcance como la naturaleza del crecimiento que probablemente veremos en esta industria en los próximos años”.

 “Nos acercamos a un punto de inflexión en el que la logística empieza a tener mucho menos que ver con almacenes que emplean a trabajadores poco cualificados y se refiere más a trabajadores altamente cualificados que trabajan con tecnología cada vez más sofisticada”.

“La ubicación ya es muy importante en términos de cercanía al transporte y los consumidores, y la encuesta lo ha puesto de manifiesto. Sin embargo, a medida que alcanzamos este punto de inflexión, garantizar que las empresas puedan acceder y retener a las personas con las habilidades necesarias para gestionar la tecnología definirá aún más lo que se considera una localización óptima”.

 “Esto tiene profundas implicaciones para las cadenas de suministro locales, regionales y globales. Pero también para los inversores inmobiliarios que están optando por la logística. Se va a generar claramente una mayor demada por espacios que puedan combinar la cercanía con los consumidores y los medios de transporte, además de ofrecer acceso a trabajadores altamente cualificados”.

 La proximidad a los consumidores y a la red de transporte se han situado en la segunda y tercera características más importantes que buscan los encuestados en una instalación logística.

El estudio ha sido fue realizado por Transport Intelligence para Aberdeen Standard Investments entre noviembre y diciembre de 2018 y se basa en las respuestas de 123 responsables de cadenas de suministro de 29 países europeos.

 

Caso de estudio

Amazon es pionera en el uso de robótica y vehículos de guiado automático (AGV) gracias a la adquisición en 2012 de la compañía de e-commerce Kiva Systems, entidad especializada en la producción de AGV que ayuda en el proceso de selección al acercar los estantes a los trabajadores encargados, algo que ha rebajado sus jornadas. Esto ha tenido un impacto significativo en términos de eficiencia en las instalaciones que ha adoptado la tecnología.

De acuerdo con un análisis de Deutsche Bank, las instalaciones de Amazon que usan AGV han sido capaces de reducir el tiempo que se tarda en enviar un pedido en un 75%, hasta 15 minutos. Además, el uso de estos robots ha resultado existoso a la hora de abordar uno de los principales problemas asociados al cumplimiento de las operaciones de e-commerce; el uso del espacio, algo que se ha debatido en profundidad en este informe.

Cada instalación equipada con AGV (solo algunas lo usan en la actualidad) ha mostrado la capacidad para almacenar un 50% más de inventario por metro cuadrado que las instalaciones convencionales de Amazon.

Estos avances, de forma conjunta, conllevan un tremendo ahorro de costes (una reducción de costes operativos del 20% en cada instalación) e implican una ventaja competitiva importante para Amazon.

 

Descarga de imágenes:

http://media.corporate-ir.net/media_files/IROL/17/176060/Oct18/Amazon%20Robotics%20Drive%20Unit.PNG

 

 Fin

* Según Transport Intelligence

**Según Eurostat – https://ec.europa.eu/urostat/statistics-explained/index.php/Transportation_and_storage_statistics_-_NACE_Rev._2#Sectoral_analysis

 

Información importante

El valor de las inversiones y los ingresos derivados de ellas pueden descender o aumentar y un inversor puede obtener menos de la cantidad invertida. Las rentabilidades pasadas no son un indicador de resultados futuros. El tratamiento fiscal depende de las circunstancias de cada inversor y puede cambiar en el futuro. Le recomendamos que busque asesoramiento financiero antes de tomar una decisión de inversión.

Aberdeen Standard Investment es una marca de los negocios de inversión de Aberdeen Asset Management y Standard Life Investments.

Lo anterior es estrictamente informativo y no debe ser considerado como una oferta, recomendación o petición para negociar en cualquier inversión o fondo y no constituye un análisis de inversión, recomendación de inversión o asesoría de inversión en ninguna jurisdicción. Cualquier investigación o análisis utilizado en la preparación de este documento ha sido obtenido por nosotros para nuestro propio uso, sin tener en cuenta los objetivos de inversión, situación financiera o necesidades particulares de cualquier inversión especifico y puede haber sido elaborado para nuestra propia finalidad. No se garantiza la exactitud, idoneidad o integridad de la información y materiales contenidos en este documento y se rechaza expresamente toda responsabilidad por errores u omisiones en la información y los materiales. Los lectores deben valorar la relevancia, exactitud e idoneidad de la información contenida en esta comunicación y deben llevar a cabo las investigaciones independientes que consideren necesarias o apropiadas para dicha valoración. Cualquier opinión o estimación contenida en esta comunicación está hecha de forma general. Ninguna información contenida en este documento constituye asesoría de inversión, fiscal, legal o de cualquier otro tipo o una invitación para solicitar títulos en ninguna jurisdicción en la que dicha oferta o invitación sea ilegal o en la que la persona que haga dicha oferta no esté cualificada para hacerla.

Emitido por Aberdeen Asset Managers Limited. Autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en Reino Unido. Domicilio social: 10 Queen’s Terrace, Aberdeen, AB10 1XL. Registrada en Escocia con el nº 108419.

 

 

¿Es posible que en las inversiones exista un equilibrio entre las decisiones racionales y las emocionales?

Gestoras
inversiones

Si se profundiza en la pregunta nos sorprenderemos de que en muchas ocasiones el inversor actúa por impulso o incluso por imitación a otros inversores, lo cual carece de cualquier pauta racional.

La naturaleza inconformista del ser humano hace que busque siempre el mejor escenario de juego y si el escenario son las finanzas el inversor se vuelve extremadamente inconformista para obtener lo mejor de sus inversiones cambiando de activos, de productos o incluso de comercializador si es necesario.

En este sentido lo más aconsejable antes de hacer cualquier movimiento en nuestra posición inversora es conocer bien el producto en el que estamos invertidos. En muchas ocasiones se actúa sin conocer en profundidad la inversión y sin pararse a pensar si verdaderamente se está haciendo lo correcto y la decisión es la adecuada.

Con el fin de centrar mas esta reflexión tomaremos como ejemplo un fondo de inversión y veremos los aspectos que se deben tener en cuenta antes de tomar alguna decisión.

Un primer análisis de nuestro fondo es preguntarnos por qué lo hemos elegido, cual es el histórico de rentabilidad del fondo y en resumen qué pensábamos esperar de él.

El siguiente paso en nuestro análisis debería ser ver como se sitúa nuestro fondo con el resto de fondos de su categoría y observar su evolución. Así, podremos saber si el comportamiento de nuestro fondo es un caso aislado o si por el contrario todos los fondos de la misma categoría que el nuestro corren la misma buena o mala fortuna según su rentabilidad.

Por otra parte, es recomendable que antes de contratar un fondo sepamos cual es el horizonte temporal medio recomendado para ese fondo en concreto e intentemos mantenerlo, esta información se puede consultar en el folleto del propio fondo.

Sabiendo el horizonte temporal que tiene nuestro fondo, una buena recomendación es no mirar a diario nuestra posición inversora. Si hacemos el símil con un activo inmobiliario como por ejemplo una vivienda, cuando el precio de la misma varía no se adopta la misma actitud que ante un fondo. Por un lado, no se consulta continuamente el valor (mirando por ejemplo a diario portales “on line” de venta de viviendas) y por otro lado tampoco se apresuran a realizar ninguna operación (compra o venta).

Si a pesar de llevar cabo nuestro análisis, nos siguen surgiendo dudas sobre nuestro fondo de inversión lo mejor es contactar con nuestro gestor de confianza para que nos explique qué está sucediendo en ese momento en concreto. Saber cuál es la rentabilidad de nuestro vehículo de inversión a varios plazos también nos puede ayudar; es posible que en estos momentos atraviese una época de rentabilidad negativa y sin embargo a 3, 5 o 10 años las rentabilidades sean muy buenas.

Llegados a este punto ya deberíamos contar con toda la información relevante para tomar la mejor decisión y sin embargo hay quien todavía actúa de manera impulsiva o por imitación. ¿Por qué sucede esto?

La explicación puede tener que ver con la vorágine en la que día a día estamos inmersos, corremos para casi todo y nuestro cerebro financiero no escapa fácilmente de esta carrera.

Emocionalmente necesitamos pararnos a reflexionar, comprender nuestro producto con toda la información que hemos recopilado y esperar para tomar una decisión acertada.

El mercado siempre tiene la habilidad de sorprendernos, buen ejemplo es lo sucedido con el Ibex el pasado mes de diciembre donde el selectivo se dejó un 5.92% de rentabilidad frente a la subida que lleva en enero de más del 6%. En este caso el inversor que haya sabido esperar y soportar la volatilidad que tuvo el mercado en los últimos meses del año ahora está beneficiándose de este repunte.

El escenario macroeconómico del momento también debemos analizarlo antes de juzgar al producto en el que estamos invertidos, un ejemplo lo tenemos en el 2018 donde gran parte de lo acontecido ha sido por un mercado que ha descontado con anticipación hechos adversos como la guerra comercial EEUU- China, el Brexit o la situación de Italia.

Reunir toda la información sobre nuestras inversiones puede parecer aburrido e incluso innecesario, pero será nuestra gran arma para evitar tomar decisiones con criterios impulsivos o de imitación. Como decía el célebre Benjamin Franklin “Invertir en conocimientos produce siempre los mejores beneficios”.

Autor: Sandra Fanega. Gestor de patrimonios de Gesconsult.

Más información: www.gesconsult.com

Un buen día para los datos estadounidenses y la dirección del mercado

Gestoras

El viernes será un gran día para la economía estadounidense. Las cifras del mercado laboral que se darán a conocer en forma de nóminas no agrícolas, desempleo y salarios por horas se conocerán a las 14:30h, seguidas 90 minutos más tarde por el Índice ISM manufacturero y los indicadores de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan. Todos estos son datos de gran importancia que tienen el potencial de cambiar la dirección del rally del que han disfrutado los mercados en lo que va de año. Tanto para bien como para mal. Nuestra visión de la corrección experimentada en el cuarto trimestre, particularmente en diciembre, es que se trató de una caída propia del ciclo más que del principio del final, pero la publicación de los datos del viernes tendrá una mucha importancia en cuanto a la dirección que tomen los mercados a partir de ahora.

El consumo estadounidense, que representa alrededor de dos tercios de la demanda agregada de la economía es el componente más importante del PIB del país, y actualmente está en una buena forma. Se trata de algo que Jerome Powell ha retirado en muchas ocasiones, al igual que Ben Bernanke y Janet Yellen, que hicieron referencia a él más de una vez en el foro de presidentes de la FED que ha tenido lugar el 4 de enero. La inflación sigue baja en el 1,9%, la inflación salarial está en máximos de los nueve últimos años, en el 3,2%, y las condiciones financieras siguen siendo decentes, aunque, por supuesto, observamos que se ajustaron en diciembre como resultado de la corrección de los mercados.

Esperamos algo de moderación en los datos del mercado laboral, después del dato extremadamente optimista que se conoció el mismo día que se celebraba ese foro tan importante de la FED. Es probable que las nóminas no agrícolas den apoyo al mercado, aunque no esperamos que se repita una creación de 312.000 empleos como la que vimos el mes pasado. Dado que la inflación sigue siendo baja, creemos que un promedio sin cambios en el crecimiento del salario por hora de alrededor del 3,2% sería el punto óptimo para los mercados; se trata de crecimiento real saludable, pero no suficiente como para crear efectos secundarios. Esto permitiría que la Fed siga siendo paciente con los tipos de interés, un ingrediente crucial en el poderoso rebote que hemos presenciado este año.

La confianza del consumidor está muy relacionada con el número de empleos disponibles y el salario asociado. En cualquier caso, en momentos de estrés de mercado, cuando cae la renta variable, la confianza de los consumidores suele caer con cierto retraso. Los números preliminares del dato del sentimiento de consumidor de la Universidad de Míchigan que se publicaron el 18 de enero, muestran una caída desde 98,3 hasta 90,7. La cifra definitiva se publicará el viernes y el consenso de Bloomberg espera una mejora sobre los datos preliminares. El rally se ha enfriado desde los momentos iniciales, pero realmente no hemos visto una reversión, solo un ritmo mucho más lento con menos volatilidad. Nuestra previsión es que el número podría ser un poco más alto que el que estima el consenso, dada la estabilidad que hemos visto en la segunda mitad del mes.

Por último, pero no por ello menos importante, también se conocerá ISM Manufacturero. Aunque el dato ab-soluto de 54,1 de diciembre no fue particularmente malo, hubo dos problemas en el informe que asustaron a los mercados. En primer lugar, la fuerte caída de la cifra revisada de 58.8 en noviembre fue la mayor en años. En segundo lugar, los detalles no eran alentadores. El nuevo componente de pedidos, se ve generalmente con un indicador adelantado del índice, se ubicó en 51,1, el número más bajo desde agosto de 2016. El consenso de Bloomberg para el dato absoluto de enero es de 54,0, prácticamente sin cambios frente a la cifra de diciembre. Si los datos como el ISM Manufacturo no se estabilizan, creemos que los activos de riesgo se lo tomarían negativamente. Una parte de las razones que apoyaron al rally fue la caída de las valoraciones en diciembre ya que los datos no eran realmente tan malos. Si este ya no es el caso, las valoraciones posteriores al rally pueden empezar a parecer caras.

En nuestra opinión, es necesaria la estabilización de la confianza del consumidor y de las cifras manufacture-ras para justificar el inicio de 2019. Estamos de acuerdo con Powell, Bernanke y Yellen: la economía de los EE. UU. se está desacelerando, pero todavía está en buena forma, liderada por el consumidor. Los merca-dos necesitan los datos del viernes para respaldar esta visión.

Autor: Felipe Villarroel, portfolio manager de TwentyFour AM (Vontobel AM).

¿Qué hacer en un entorno complejo como el actual?

Gestoras

El recién terminado 2018, no ha resultado un ejercicio cómodo para los ahorradores. Es difícil encontrar en la historia otro año como este, en el que prácticamente todas las clases de activos hayan generado rentabilidad negativa.

En este escenario no es difícil encontrar inversores que finalmente claudiquen y deshagan posiciones a la espera de tiempos mejores. Sin embargo, este comportamiento suele ser un error. La historia demuestra que esas ventas se hacen generalmente en los peores momentos y generando pérdidas significativas. A diferencia de lo que los manuales suelen indicar el inversor tiende a la venta cuando los mercados caen y comprar cuando los activos han subido.

Si bien, haber mantenido posiciones en cuentas a la vista o activos de renta fija a corto plazo ha resultado positivo en el último año, no se trata de una estrategia recomendable a largo plazo dado que el efecto de la inflación acaba suponiendo una pérdida de poder adquisitivo.

Estamos asistiendo a una fase de final de ciclo y algunos sectores del mercado avisan de una posible recesión, de ahí que podamos preguntarnos el porqué de seguir en activos de riesgo.

Aun asumiendo que a uno de los ciclos de crecimiento más largos de la historia pueda seguir una recesión, no es menos cierto que la misma podría tardar en llegar y que la duración y profundidad de la misma, es hoy por hoy imposible de determinar. Deshacer posiciones antes de tiempo y estar fuera del mercado puede suponer una eventual pérdida de rentabilidad.

No obstante debemos ser realistas y reconocer que el entorno es complejo, que es probable que las cosas sigan estando complicadas y que la volatilidad en los mercados permanezca e incluso aumente. En este difícil entorno es de vital importancia que el inversor reflexione sobre su perfil de riesgo y analice si su cartera es la adecuada en función de sus necesidades y edad. A partir de ahí la mejor solución es alargar el horizonte temporal de las inversiones.

Autor: Fonditel

www.Fonditel.es

Estrategias multifactoriales como solución para la diversificación de la cartera y la reducción del riesgo

Gestoras

En los últimos años los inversores institucionales han adaptado la asignación de activos a unas condiciones de mercado cambiantes. Los tipos de interés persistentemente bajos y la volatilidad de los mercados de renta variable han tenido un impacto en la evaluación de los riesgos asociados con las estrategias de inversión pasivas y de fundamentales. En este sentido, si bien las estrategias pasivas inevitablemente aumentan el riesgo en tiempos de creciente volatilidad de los mercados, para los gestores de activos que basan sus análisis en los fundamentales se ha convertido en un desafío cada vez mayor para superar constantemente sus índices de referencia. Aunque ambos enfoques continuarán teniendo su lugar en las carteras de inversores profesionales, es probable que el papel de las estrategias basadas en factores como un tercer pilar crezca para contribuir a generar un rendimiento superior constante y predecible.

Las estrategias de inversión basadas en factores se centran en las características de los activos que explican las diferencias en los rendimientos. Entre los factores que han demostrado conseguir una mayor rentabilidad ajustada al riesgo de la media del mercado se incluye el tamaño de la compañía, la valoración del mercado, las tendencias recientes de los precios de una acción (momentum) y los altos dividendos. A través de la selección de activos basados en estos factores, los inversores buscan superar a los mercados en el largo plazo. De esta manera, los gestores de activos que utilizan un enfoque basado en factores no se dejan guiar por su propia opinión ni por especulaciones de un stock específico, sino que sus decisiones de inversión siempre están basadas en hechos y datos cuantificables.

Las estrategias multifactoriales, que ODDO BHF Asset Management ha ofrecido con éxito durante más de 14 años, contribuyen a la diversificación de la cartera y, por lo tanto, a la reducción de riesgos. Sin embargo, para muchos inversores, esto plantea preguntas: ¿en qué factores debemos centrarnos? ¿Cómo de estables son las correlaciones negativas entre los diferentes factores? ¿Las estrategias factoriales pueden generar alfa de forma sostenible?

Un modelo sistemático de selección de valores en primer lugar debe identificar los factores que representan los estilos de inversión cuyo análisis sistemático ayuda a generar un desempeño activo positivo frente al mercado. Algunos factores que nos permiten determinar las acciones son el valor, cuando las acciones tienen precios fundamentalmente atractivos; el momentum, cuando presentan una trayectoria sólida de rendimiento a medio plazo; la revisión, acciones con tendencias positivas en previsiones de analistas; el crecimiento, acciones con buenos indicadores fundamentales de crecimiento; y el riesgo, las que presentan bajos indicadores de riesgo, tales como volatilidad y beta.

Cada factor está sustentado por varios indicadores que representan este estilo de inversión. El valor, la revisión y el crecimiento son factores fundamentales basados en indicadores como las ganancias corporativas o las previsiones de los analistas. Por su parte, el momentum y el riesgo son técnicos y se basan en el historial de precios de las acciones, mientras que el factor de valor toma en cuenta los múltiplos, como la relación precio / ganancias y el rendimiento del dividendo, entre otros. En este sentido, cuanto mayor es el número de indicadores analizados, más estable es el rendimiento del factor.

A la hora de invertir muchos inversores tienden a centrarse en ciertos factores. Por ejemplo, los enfoques de valor han sido durante mucho tiempo uno de los enfoques de inversión favoritos, a pesar de que esto requiere la aceptación de fases de bajo rendimiento significativo. Las carteras de estilo puro, como los denominados productos “smart-beta”, ofrecen un valor agregado solo a los inversores orientados a muy largo plazo, que están dispuestos a soportar largos periodos de debilidad.

Sin embargo, muchos inversores no están dispuestos a hacerlo y venden o reducen su exposición después de una fase de debilidad, perdiendo así el rally posterior. Este es un buen argumento para los enfoques de múltiples factores, que combinan varios de ellos. El factor “valor” invierte en acciones infravaloradas y, por lo tanto, también en “historias de cambio” que han sufrido grandes pérdidas. Por el contrario, la tendencia que sigue el factor “momentum” invierte en acciones que tienen un historial de rendimiento especialmente sólido. En consecuencia, los factores de “valor” y “momentum” seleccionan acciones más volátiles, y el factor de “riesgo” elige deliberadamente las acciones que son menos volátiles.

La variedad de factores se manifiesta matemáticamente en la baja o incluso negativa correlación de los rendimientos relativos de las carteras de factores. Siempre hay fases de mercado en las que un cierto estilo de inversión no funciona. Además, una cartera de un solo factor puede enfocarse muy de cerca en ciertos sectores al elegir una importante proporción de acciones del mismo sector, renunciando de esta manera a una correcta diversificación.

En definitiva, la combinación de varios factores puede reducir el riesgo de la cartera a través de la diversificación ya que cuando uno de los factores no funciona, otros factores pueden compensarlo. En particular, una combinación de factores fundamentales (valor, revisión y crecimiento) y técnicos (momentum y riesgo) ha demostrado ser ventajosa.

No obstante, a pesar de tener una larga experiencia en los mercados, ningún inversor profesional ha encontrado la piedra filosofal o la fórmula secreta para invertir en las acciones adecuadas para superar el mercado. Aun así, los modelos cuantitativos de selección de valores, a través de su enfoque sistemático, hacen posible identificar oportunidades de inversión prometedoras con un bajo riesgo, posicionarse activamente y tomar decisiones de inversión en el futuro, basadas exactamente en las mismas reglas.

AUTORES:

Ideas para alimentar el pensamiento

Gestoras

Todos somos conscientes, hasta cierto punto, de la importancia de la comida para la cultura asiática. De hecho, el primer contacto de muchos occidentales con la cultura china, india, tailandesa, coreana o vietnamita se hace a través de la cocina de otros países.

La comida es importante para muchos asiáticos. Se trata de una exportación cultural de éxito y una fuente de orgullo para la diáspora, probablemente la expresión más potente de esta “suave potencia” asiática. También es una medida de cómo ha mejorado la vida en las últimas tres décadas para aquellos que siempre se habían quedado detrás.

Los últimos desarrollos en los sectores de la alimentación y la agricultura son buenos ejemplos del efecto de la creación de riqueza y otras dinámicas como la urbanización. Estos conducen a una mayor demanda doméstica de cualquier cosa, desde automóviles hasta lavadoras. A este discurso se une la idea de que la gente se vuelve más exigente cuando tiene mayores ingresos.

Hace una generación, mucha de la gente que vivía en esta region hubiera sido feliz solo con tres comidas al día. Trágicamente, todavía hay mucha gente que pasa hambre en medio de una desigualdad de ingresos que puede ser más extrema de la que encontramos en el mundo desarrollado.

En cualquier caso, hay un número incontable de gente en Asia que ahora puede hacer su compra en el supermercado (tanto online como físico) en lugar de hacerlo en un mercado callejero, que consume más proteína y grasa en su dieta y, más recientemente, y que se hace preguntas sobre la comida que comen y la forma en la que se produce.

Por ejemplo, China es el cuarto mayor mercado de comida orgánica del mundo, un sector de alimentación envasada que está valorado en alrededor de 2.800 millones de dólares, y que se prevé que creza a una tasa anual del 14% hasta 2022.

La salud alimenticia es un asunto especialmente sensible en China. La aparición de escándalos de producción de alimentos implica que la creciente clase media china está a menudo dispuesta a pagar más por marcas, tanto extranjeras como domésticas. Cuando la confianza implica una prima, las empresas con un buen régimen medioambiental, social y de gobernanza suponen una clara ventaja.

Los gustos de los consumidores en cualquier lugar en Asia también están cambiando. Factores como un mejor acceso al conocimiento, los estilos sedentarios de vida y un aumento en los casos de obesidad infantil han forzado a la gente a pensar más cautelosamente acerca de la forma en la que comen. Como los consumidores asiáticos se han vuelto más sofisticados, muchos ya están demandando alternativas más saludables. Esto está impulsando el crecimiento en el mercado de aperitivos saludables que contengan menos grasas y azúcar.

La legislación también está jugando su papel. Algunos países asiáticos como Tailandia, India e Sri Lanka han introducido impuestos para reducer el contenido del azúcar en alimentación y bebidas, al modo de lo que ha ocurrido en Europa y Estados Unidos, mientras que Filipinas y Vietnam han presentado iniciativas para hacerlo. Ser “poco saludable” ahora conlleva un coste financiero inmediato.

La implicación para las compañías que los productos de eficacia comprobada que solían vender podrían haber dejado de ser tan populares. Los productores de alimentación y bebidas tendrán que innovar para seguir siendo relevantes en un mercado cambiante.

Esto se confirma por las conversaciones que tenemos con los equipos directivos derivadas de nuestro programa regular de visitas a empresas, gracias al que los gestores de fondos de ASI han realizaron 1.582 viajes a 862 empresas en la región de Asia Pacífico en 2017 y un número similar en el último año.

Por ejemplo, Hindustian Unilever en India produce una gama de productos “naturales” y de alimentación y cuidado personal que además están libres de químicos y conservantes. Esta serie crece dos veces y medio más rápido que la media de la compañía.

En Vietnam, una compañía llamada Dairy Products, más conocida como Vinamilk, está desarrollando granjas lácteas que producen leche orgánica, una decisión que responde a la demanda doméstica de productos premium.

También está creciendo el interés por vivir de forma más saludable. La región Asia Pacífico suponía en 2017 el 30% del mercado de “salud y bienestar”, que engloba súper alimentos, complementos y sueros, frente al 19% en 2007, según Oliver Wyman. El mercado global genera ventas por más de 700 millones de dólares.

La salud y el bienestar, los productos naturales y la salud alimenticia son tendencias de la industria que han pasado a ser importantes en los mercados asiáticos, como ya lo son en occidente. La comida dejó hace tiempo de ser algo que se usaba sólo para mantener a raya el hambre. Lo que incluye en la cesta de la compra un un número creciente de consumidores aquí refleja las mayores expectativas que conlleva una mayor riqueza y conocimiento

Hugh Young -Managing Director

—————————————————————————————————-

Si quiere acceder a más artículos e informes sobre mercados puede acudir a nuestra página Thinking Aloud en español.

El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden subir o bajar y los clientes pueden recibir menos de la cantidad invertida inicialmente.
Información importante

Sólo para inversores profesionales (en Suiza sólo para inversores cualificados) y asesores financieros-no para uso de inversores minoristas
Aberdeen Standard Investments es una marca del negocio de inversiones de Aberdeen Asset Management y Standard Life Investments. A menos que se indique otra cosa, este documento sólo hace referencia a productos de inversión, equipos, procesos y opiniones de Aberdeen Asset Management a la fecha de la publicación.

Datos de contacto
Si necesita información adicional, por favor visite aberdeenstandard.com para obtener detalles de su representante local de Aberdeen.
El documento anterior es estrictamente una propuesta informativa y no debería ser considerado una oferta, recomendación de inversión o solicitud para contratar o invertir en los fondos mencionados y no constituye un análisis de inversión como define la Directiva Europea 2003/125/EC. Aberdeen Asset Managers Limited (“Aberdeen”) no garantiza la precisión, adecuación e integridad de la información o integridad de la información o los materiales contenidos en documento y expresamente rechaza la responsabilidad por errores u omisiones en esta información o materiales.
Cualquier investigación o análisis utilizado por Aberdeen para la elaboración de este documento ha sido elaborado por Aberdeen para su propio uso y puede haber actuado en su propio beneficio. El resultado obtenido está disponible sólo de manera casual y no está garantizada la precisión de la información. Algunas de las informaciones de este documento pueden contener previsiones a futuro u otras declaraciones en relación a eventos futuros o evolución financiera futura de países, mercados o compañías. Estas valoraciones son sólo predicciones y los eventos actuales o resultados pueden diferir significativamente. Los lectores pueden realizar sus propias valoraciones de la relevancia, precisión o exactitud de la información contenida en este documento y hacer sus propios análisis independientes, que puedan considerar necesarios o apropiados para la oferta de dicho asesoramiento.
Cualquier opinión o estimación contenida en este documento está hecha sobre una base general y el lector no debe confiar como si fuera asesoramiento. Ni Aberdeen, ni ninguno de sus empleados, compañías asociadas al grupo o agentes ha expresado sus consideraciones ni han hecho ni ninguno de ellos un análisis de los objetivos de inversión, situación financiera o necesidades particulares del lector, cualquier persona concreta o grupo de personas. En consecuencia, no garantiza su adecuación y no acepta ninguna responsabilidad sobre las pérdidas derivadas tanto directa como indirectamente en los resultados del lector, persona o grupo de personas que actúen por cualquier información, opinión o estimación contenida en este documento. Aberdeen se reserva el derecho a realizar cambios y correcciones en la información de este documento sin previo aviso.

Este documento puede ser distribuido por las siguientes filiales de Aberdeen en los países relevantes:
Reino Unido, Noruega y países de la UE por Aberdeen Asset Managers Limited. Autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en Reino Unido.
Emitido en Suiza por Aberdeen Asset Managers Switzerland AG (“AAMS”). Registrado en Suiza con el número CHE-114.943.983. Oficina de registro Schweizergasse 14, 8001 Zurich. Autorizado por la Autoridad Supervisora de los Mercados Financieros de Suiza como distribuidor de planes de inversión colectiva.
Abu Dhabi Global Market (“ADGM”) por Aberdeen Asset Middle East Limited. Regulado por la ADMG Financial Services Regulatory Authority. Aberdeen Asset Middle East Limited cuenta con licencia FSRA Prudential Categoría 4, y tiene permitido ofrecer las siguientes actividades de servicios financieros en ADGM: (i) asesoramiento de inversiones o créditos y (ii) cerrar acuerdos de inversión.
La información de MSCI puede emplearse únicamente para uso interno, no puede ser reproducida o difundida de ninguna forma y no puede usarse como base para o como componente de ningún instrumento financiero o producto o índice. Ninguna información de MSCI está destinada a constituir un asesoramiento de inversión o recomendación para tomar (o dejar de tomar) cualquier decisión de inversión y no puede invocarse como tal. Los datos históricos y análisis no deberían tomarse como un indicador o garantía de ninguna rentabilidad futura, análisis, previsión o predicción. La información de MSCI se ofrece en un una base “como es” y el usuario de esta información asume el riesgo completo de cualquier uso que se haga de esta información. MSCI, cada uno de sus afiliados y cada persona envuelta en o relacionada con la recopilación, computación o creación de cualquier información MSCI (colectivamente, las partes “MSCI”) renuncian expresamente a todas las garantías (incluyendo sin limitación cualquier garantía de originalidad, exactitud, integridad, adecuación temporal, de no infracción, comercialización y adecuación para un propósito particular) con respecto a esta información. Sin limitar nada de lo anterior, en ninguna circunstancia ninguna parte de MSCI tendrá ninguna responsabilidad directa, indirecta, especial, incidental, punitiva, o como consecuencia (incluyendo, sin ninguna limitación, la pérdida de beneficios) o cualquier otro daño (www.msci.com).
Visítenos online
aberdeenstandard.com

 

¿Cabe esperar una recuperación de la deuda de los mercados emergentes en 2019?

Gestoras
mercados emergentes

Tras dos años de una rentabilidad estelar, 2018 ha sido un año difícil para la deuda de mercados emergentes anotándose rendimientos negativos todos los subsegmentos: deuda corporativa (-2,9%), deuda soberana en divisa fuerte (-6,5%) y divisa local (-8,3%) así como las divisas de países emergentes (-9,6%).

En 2019 podría no repetirse la lista de adversidades de 2018 (diferenciales de tipos de interés con respecto a EE. UU., fortaleza del dólar, guerra comercial, salidas de capital…), de modo que somos optimistas y también cautelosos en nuestras perspectivas para la deuda de mercados emergentes para el próximo año.

  • Creemos que la economía estadounidense va a seguir expandiéndose durante el primer semestre de 2019, y que se ralentizará durante el segundo semestre, a medida que se atenúen los efectos de los estímulos fiscales y los aranceles comerciales comiencen a hacer mella en la economía
  • La Fed continuará posiblemente con su política de
  • Es probable que el dólar estadounidense ceda parte de lo ganado en 2018 a medida que se acorte la divergencia entre el crecimiento estadounidense y el del resto del
  • El crecimiento de la zona euro se estabilizará o, por lo menos, no aumentará el deterioro de su diferencial con respecto al crecimiento estadounidense. Los riesgos aquí son mayoritariamente de orden político: resolución del brexit en marzo, planes fiscales de Italia a medio plazo, transición presidencial del BCE en el primer trimestre y finalmente las elecciones al parlamento europeo en
  • Continuará la desaceleración del crecimiento en China, superando apenas el 6% en 2019 frente al 6,5% de 2018. Si Estados Unidos impone un 25% de aranceles aduaneros a todas las importaciones de China, (504 bn $ en 2017), el crecimiento chino se vería reducido en un 1% aproximadamente. No obstante, contamos por ahora con la tregua de Buenos Aires. Además, de ser necesario, el gobierno chino no dudará en llevar a cabo más medidas fiscales de
  • Los precios de las materias primas, incluyendo el petróleo, se van a estabilizar en torno a los niveles actuales y se preparan para una recuperación de 0-10% en 2019, debido a la demanda resultante de los estímulos fiscales chinos y el restablecimiento de restricciones de
  • Las tensiones comerciales provocadas por la administración Trump son de difícil pronóstico en ausencia de una estrategia objetivo o de salida a largo plazo, si bien es posible que se reduzcan tras la pronunciada escalada en
  • En un entorno tan precario como el actual, los fundamentales de los mercados emergentes permanecen ampliamente estables. El crecimiento de los mismos se estabiliza en torno a su nivel de 2018, con una mayor dispersión entre Europa del Este/Central y Asia, que aminora la marcha, y Latinoamérica, que continua su recuperación. La inflación sigue siendo moderada debido a las brechas de producción y a las circunstancias desfavorables para el crecimiento. Los parámetros de sostenibilidad de la deuda de los mercados emergentes no plantean problemas de solvencia a corto plazo. Los niveles de deuda se han deteriorado desde la crisis financiera global, pero la deuda pública media de los mercados emergentes, del 51% del PIB, sigue siendo sustancialmente inferior al 100% del PIB homólogo para los mercados desarrollados. La deuda privada total de los mercados emergentes es elevada: en torno al 113% del PIB, pero, excluyendo China, la cifra se reduce sensiblmente hasta el 76% del PIB. En el caso de China y de su elevado nivel de deuda por parte del sector privado, se trata más bien de una cuestión de medio plazo que no va a resolverse en 2019.

Existen numerosos riesgos (los principales giran en torno al crecimiento EE. UU / China, a los tipos de interés en EE. UU. y a las perspectivas de las tensiones comerciales) y seguiremos observándolos de cerca.

La acumulación de adversidades para la deuda de mercados emergentes en 2018, impulsó las primas de riesgo tanto en divisa fuerte como local hasta colocarse en niveles atractivos.

En base a nuestras perspectivas moderadamente constructivas, pensamos que las valoraciones en divisa fuerte y local ofrecen puntos interesantes de entrada a la deuda de dichos países en ambas divisas mucho mejores que a finales de 2017; respaldadas por los análisis técnicos. En un horizonte temporal de un año, esperamos retornos medios de un dígito para la deuda tanto en divisa fuerte como local.

 


Acerca de CANDRIAM

 CANDRIAM es una sociedad de gestión de activos europea multiespecialista, presente en el mercado desde hace veinte años. Está formada por un equipo de más de 500 profesionales, quienes, a 30 de septiembre de 2018, gestionaban 121.000 millones de activos2. CANDRIAM cuenta con centros de gestión en Luxemburgo, Bruselas, París y Londres, cuenta con oficinas representativas en más de veinte países de Europa, Norteamérica y Oriente Medio. CANDRIAM propone soluciones de inversión en varias áreas fundamentales: renta fija, renta variable, estrategias de rentabilidad absoluta y asignación de activos. CANDRIAM es, además, pionera en inversión responsable y desde 1996 ha ido desarrollando una gama completa de soluciones innovadoras en todas las clases de activos.

Los tres eventos que marcarán lo que queda de año

Gestoras

La economía mundial se está desacelerando lentamente. Este movimiento, que se espera que continúe en esta parte final del año y durante la primera mitad de 2019, es el resultado de una importante expansión durante el 2017, más que por meros hechos específicos. Además, hay tres eventos que seguirán marcando los mercados financieros mundiales: la reunión de la OPEP en diciembre en Viena, el efecto en la política de Donald Trump del resultado de las elecciones de mitad de mandato y los avances sobre el Brexit.

Reunión de la OPEP

La próxima reunión de la OPEP se llevará a cabo en Viena el 6 de diciembre. La organización de países exportadores de petróleo está bajo presión debido a las turbulencias de los últimos meses en torno al precio del Brent. Hace unos dos años, la OPEP decidió limitar la producción. Sin embargo, la oferta global, apoyada por la producción de petróleo de esquisto americano, fue más que suficiente para satisfacer la baja demanda mundial. El acuerdo fue un éxito, en parte debido a la implosión de la producción venezolana y al empeoramiento de los problemas en Libia. Entre el acuerdo de noviembre de 2016 y septiembre de 2018, el precio del barril de petróleo se duplicó, de 40 a 80 dólares. En los últimos meses, el precio del petróleo ha descendido de nuevo. La importación de petróleo iraní por parte de algunos países, a pesar de las sanciones de Estados Unidos y el enfriamiento de la economía mundial, es una causa importante. Los países de la OPEP ahora se enfrentan a nuevos desafíos. Además, la reacción de importantes productores que no pertenecen a la OPEP, como Rusia y México, también será clave.

Trump y el nuevo Congreso 

El 6 de noviembre los estadounidenses volvieron a las urnas para elegir a los miembros de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado de los Estados Unidos. Además, en la mayoría de los estados, las elecciones de gobernadores se llevaron a cabo el mismo día. Estos comicios fueron una prueba para medir la popularidad de la política nacional de Trump. Su estrategia económica ha desempeñado un papel importante en la evolución de los tipos de interés de los Estados Unidos, el dólar y la bolsa. La pregunta ahora es hasta qué punto su política económica tendrá o no que lidiar con una Cámara de Representantes controlada por los demócratas. Por ello, no hay en la agenda medidas de estímulo fiscal adicionales. Sin embargo, todavía tiene un margen de maniobra considerable en su política comercial. Dado el impacto que las tensiones comerciales ya han tenido en los mercados financieros en el pasado, habrá que seguir de cerca sus decisiones en el ámbito comercial en los próximos dos años.

¿Se alcanzará un acuerdo sobre el Brexit antes de Navidad?

El escenario de “no acuerdo”, que prevalecerá si no se ratifica ningún pacto antes del 29 de marzo de 2019, dos años después del inicio del procedimiento, resuena cada vez con más fuerza. Sin embargo, todavía es posible que se alcance un acuerdo antes de final de año. Esto sería un gran alivio, especialmente para el Reino Unido, pero, aun así, muchos detalles deberán completarse más adelante. En resumen, la incertidumbre que rodea la evolución futura del Brexit seguirá siendo grande, con o sin acuerdo.

 

Autor: Michiel Verstrepen, Economist, Bank Degroof Petercam

 


Sobre Bank Degroof Petercam

Bank Degroof Petercam es una institución financiera independiente de referencia que ofrece sus servicios a inversores privados e institucionales, así como a organizaciones, desde 1871.

Con sede en Bruselas, emplea a 1.350 profesionales en las oficinas de Bélgica, Luxemburgo, Francia, España, Suiza, Países Bajos, Alemania e Italia.

Nuestros clientes se benefician de la mejor oferta posible gracias a una combinación única de banca privada, gestión de activos institucional, banca de inversión (corporate finance e intermediación financiera) y asset services. Gestionamos activos por valor de 50.000 millones de euros para inversores privados e institucionales.

Para invertir, comienza por mirarte al espejo

Gestoras
invertir

El ahorrador se enfrenta a un mundo cada vez más complejo en el que debe conocer y aprender nuevos conceptos, técnicas y metodologías que le proporcione esa educación financiera necesaria para poder participar de manera consciente en el mundo de las inversiones. Poder invertir siendo realmente consciente de dónde se invierte es importante y no tan habitual como pudiera parecer.

Conocernos honestamente como personas es una parte vital del proceso de inversión y ello implica reflexionar sobre nuestras expectativas y sobre nuestros miedos, determinando nuestro límite de tolerancia cuando las inversiones no van bien. Esto reducirá la posibilidad de que capitulemos en el momento equivocado y arruinemos así nuestra inversión.

Tendemos a subestimar las probabilidades de riesgo y a sobrestimar las probabilidades de éxito y esto no conduce a una toma de decisiones buena ni racional. A la hora de seleccionar una inversión siempre debemos considerar el llamado binomio rentabilidad/riesgo que podríamos resumir en:

  • A mayor riesgo que asumamos en una inversión, mayor deberá ser la rentabilidad esperada.
  • Con rentabilidades similares deberemos elegir aquella inversión con menor nivel de riesgo
  • Con niveles de riesgo similares la inversión elegida deberá ser la que ofrezca una  mayor rentabilidad.

Es de vital importancia considerar la psicología inversora a la hora de poder tomar buenas decisiones de inversión: nuestro nivel de ego o falta de sensatez puede hacer que asumamos riesgos no controlados y no acordes con nuestro propio perfil inversor. Cuando una inversión no te permite estar tranquilo, es que no se está realizando de manera adecuada, bien por la cantidad invertida o bien por el producto en el que te hayas inmerso.

 Captura de pantalla 2018-12-14 a las 11.27.52

 

Tendemos al sesgo de confirmación que se produce cuando en lugar de considerar objetivamente todas las evidencias existentes, decidimos inconscientemente otorgar más peso a aquella información que confirma nuestra creencia original, descartando aquellas evidencias que parezcan indicar lo contrario. De igual manera también ponemos de manifiesto lo que se conoce como sesgo retrospectivo, por el cual concedemos mayor importancia a experiencias recientes, dando menos peso a aquellas que han sucedido en momentos más lejanos en el tiempo.

Cuando comprendemos que una apuesta inversora ha salido mal debemos recapacitar y analizar la estrategia seguida y a partir de ahí discernir como hemos llegado a esa situación para aprender y “olvidar”, rediseñando de forma realista el futuro sin que el pasado sea una carga.

Por alguna extraña razón la aceptación de las pérdidas es algo que suele ir en contra de la naturaleza del inversor. Tendemos a mantener nuestras  inversiones que se han comportado mal con la falsa idea de que si no vendemos no perdemos, ignorando que nuestra decisión está basada en la emoción y no en la razón.

La última clave es que no existen recetas maravillosas. Como inversores debemos formarnos aprendiendo, leyendo y comparando y así, depositar nuestros ahorros en quien merece nuestra confianza. Llegados a este punto, creo que ya te puedes y debes preguntar… 

¿Qué nivel de riesgo estoy dispuesto a asumir? Haz click y empieza así a mirarte en el espejo.

Siete temáticas que marcan el futuro de la sociedad y la inversión

Gestoras
inversión

La nanotecnología, la ecología, el bienestar, la Generación Z, la sociedad digital, la industria 4.0 y la seguridad son las siete tendencias que marcan el futuro global y que, debido a su trascendencia, los inversores deberían tener en su radar.

Convencidos de la importancia de estas tendencias, tenemos el fondo DPAM Invest B Equities NEWGEMS Sustainable, que permite a los inversores obtener exposición a estas temáticas de forma sostenible invirtiendo en empresas disruptivas e innovadoras. A continuación, analizamos algunas de las compañías presentes en nuestra cartera y que se enmarcan dentro de cada una de estas grandes tendencias:

Nanotecnología: La tecnología tiende a ser cada vez más pequeña y precisa y está presente en múltiples sectores de nuestra sociedad, como en los smartphones, ordenadores portátiles, semiconductores, etc. Por ello, las empresas fabricantes de nanotecnología serán actores presentes en el futuro, como Infineon, especializada en fabricar seminconductores que se colocan, por ejemplo, en frenos de automóviles.

Ecología: consideramos que esta es una tendencia mundial de futuro, apoyada en la concienciación y el compromiso creciente de la sociedad y los gobiernos por el medio ambiente. La sociedad se preocupa cada vez más por reducir sus niveles de contaminación, lo que está potenciando sectores como los coches eléctricos, baterías, energías renovables. Dentro de este campo, destacamos el ejemplo de Tomra, una compañía líder en máquinas de reciclaje de plástico.

Bienestar: esta temática abarca soluciones para la salud y todo lo relacionado con el bienestar de los seres humanos y los animales. En este sentido, destacamos la oportunidad de inversión que nos brinda DialDoc, una aplicación para poner en contacto a médicos y pacientes a través de dispositivos móviles, sin necesidad de que los pacientes se desplacen a las consultas.

Generación Z. Una generación que es global, social-virtual y tecnológica. Es la generación más conectada, educada y sofisticada de la historia. Son los primeros en adoptar tendencias, en convertirse en los influencers de marcas, los impulsores de las redes sociales, los líderes de la cultura popular. Comprenden casi 2.000 millones de personas en todo el mundo, y no solo representan el futuro, sino que lo están creando. Vemos oportunidades de inversión en empresas como Sony, muy relacionadas con sus hábitos de consumo, como el juego online o la música en streaming.

E-society: basado en las nuevas prácticas de consumo de la sociedad y cómo los consumidores interactúan entre sí a través de las nuevas tecnologías. En este sentido, las empresas de comercio electrónico, digitalización y pago online desempeñan un papel clave. Ejemplo de ello es IQVIA, una compañía revolucionaria gracias a la combinación de los servicios de tecnologías de información de salud e investigación clínica.

Industria 4.0: se podría calificar como la nueva revolución industrial basada en la robótica, la automatización, el internet de las cosas y la inteligencia artificia. Fanuc es una corporación que ofrecen productos y servicios de automatización industrial tales como robots y sistemas de control numérico.

Seguridad: en un mundo cada vez más conectado, la seguridad adquiere un papel protagonista en nuestras vidas, sobre todo a la hora de proteger datos personales y empresariales. En este sentido, apostamos por Splunk, una compañía estadounidense que ha desarrollado la aplicación de protección de datos Varonis. También tenemos exposición a empresas especialistas en seguridad física, como Secom.

Las empresas mencionadas son ejemplos de nuestra filosofía de inversión basada en la aproximación multitemática, eligiendo sólo a actores ganadores, empresas innovadoras y disruptivas, que tengan una gestión activa, sostenibles y preferiblemente de mediana capitalización, poco conocidas. Esto nos ha llevado a obtener en el fondo un alpha del 10.88% frente al MSCI World.

Quirien Lemey, gestor de renta variable sostenible de Degroof Petercam AM

 


Sobre Bank Degroof Petercam

Bank Degroof Petercam es una institución financiera independiente de referencia que ofrece sus servicios a inversores privados e institucionales, así como a organizaciones, desde 1871.

Con sede en Bruselas, emplea a 1.350 profesionales en las oficinas de Bélgica, Luxemburgo, Francia, España, Suiza, Países Bajos, Alemania e Italia.

Nuestros clientes se benefician de la mejor oferta posible gracias a una combinación única de banca privada, gestión de activos institucional, banca de inversión (corporate finance e intermediación financiera) y asset services. Gestionamos activos por valor de 50.000 millones de euros para inversores privados e institucionales.

 

¿Dónde están las oportunidades de inversión a futuro?

Gestoras
oportunidades de inversión

Parte vital de todas las personas es tratar sus ahorros. Trabajamos porque el dinero es necesario para vivir. El ahorro nos da libertad y seguridad, y es precisamente ese ahorro lo que más tenemos que cuidar. ¿Cómo puede ser entonces que no eduquemos en cómo tratar ese dinero que ganamos?

Estamos acostumbrados a comparar cuando compramos cualquier cosa de nuestra vida cotidiana: un móvil, ropa e incluso un restaurante para cenar… Sin embargo, no lo hacemos cuando contratamos un fondo de inversión o un plan de pensiones, ¿Por qué? Probablemente por un problema de base, por una falta de educación financiera que permita tomar decisiones siendo conscientes de lo que se hace.

Normalmente a la hora de invertir, se miran rentabilidades  (enfocando generalmente de forma errónea el corto plazo) pero no se mira el riesgo, y ahí está el error. Debemos partir de la base de que no hay rentabilidad sin riesgo. El problema del riesgo es que, generalmente, solo se percibe cuando sucede. Para intentar comprender lo que va, o mejor dicho, lo que puede suceder en el futuro y evaluar así el riesgo, es bueno y necesario conocer el pasado. De hecho, casi todos los riesgos de los que hablamos a día de hoy, tienen su origen en la última década.

Captura de pantalla 2018-11-29 a las 18.46.22

Hace poco se ha cumplido el décimo aniversario de la caída de Lehman Brothers, quizás la pieza más mediática o comercial de todo lo que ha sido la crisis. Durante esta década, los Bancos, los Estados e incluso las familias han estado quebrados, ya que sus deudas valían más que sus activos a precios de mercado, lo que ha exigido unas políticas no convencionales por parte de los Bancos Centrales durante un periodo de tiempo muy largo.

Al final cuando la deuda apenas da rentabilidad y hay un intervencionismo relevante de los Bancos Centrales, , suceden dos cosas: no hay sensación de peligro (el riesgo) porque el Banco Central está siempre detrás para actuar si pasa algo, y los activos de riesgo suben significativamente porque en valor relativo tienen mucho más valor que la deuda (y además percibimos una sensación artificial de tranquilidad). Este largo proceso de tutela de los Bancos Centrales ha llevado a que la fase de recuperación de la economía haya sido la más larga de la historia y al mismo tiempo la más improductiva, produciéndose adicionalmente una mala distribución de la riqueza generada.

 

¿Qué grado de evolución a futuro podemos esperar de esta situación?

Oportunidades de inversión

La emocionalidad es consustancial al ser humano, y al igual que dirige muchas de nuestras actuaciones, también puede dirigir la toma de decisiones de inversión. Sin embargo, no suele ser lo más conveniente, y es algo de lo que tenemos que tomar conciencia para poder controlarlo. La adquisición de cultura financiera y el control de esta emocionalidad son claves para realizar inversiones adecuadas a nuestras necesidades y capacidades.

Asumir un poco de riesgo aún puede salir rentable, aún hay oportunidades, pero es importante que asumamos que, de cara a futuro, la rentabilidad que vamos a obtener por cada unidad de riesgo que asumamos va a ser cada vez menor. Además, probablemente en todos los tipos de activos. Cualquier inversor que quiera obtener los niveles de rentabilidad que ha obtenido en el pasado, va a tener que asumir mucho más riesgo y es probable que eso no le compense.

No debemos despreciar tener liquidez, aunque sea al 0% o un pequeño negativo, puede ser válido en las carteras e incluso ser de mucho valor de cara a futuro, ya que puede ser un activo que está esperando una oportunidad de inversión apropiada.

Si uno mira a largo plazo, y sin olvidar una adecuada diversificación, debe considerar la inversión temática, siendo conscientes de que hay una serie de tendencias cuyas expectativas de crecimiento son mejores que las de los índices globales.

En la última década hemos hablado de hombres ahora hablaremos de mujeres, hemos hablado de humanos ahora de robots, hemos hablado de ricos ahora de desigualdades…

Captura de pantalla 2018-11-29 a las 18.46.39

¿Quieres saber cuál es tu perfil de riesgo?: Haz click en la calculadora

Seis factores que pueden llevar al Brent por encima de 100 dólares el barril

Gestoras
brent

El descenso en el precio del petróleo en los últimos días ha sorprendido a los inversores, pese a que existen razones que justifican este movimiento. Fundamentalmente las caídas se han producido por el aumento de la producción, que ha provocado un fuerte aumento de las reservas.

En la caída del precio también ha influido el temor de los mercados a una posible desaceleración económica que podría deprimir la demanda en los próximos meses.

Nuestro escenario base es que los precios muevan en el rango de 65-85 dólares el barril en los próximos meses. Sin embargo, si se dan algunas circunstancias podríamos volver a ver cómo el barril de Brent alcanza de nuevo la cota de 100 dólares, un precio que muchos actores del mercado habían descartado como posibilidad para el futuro en los momentos en los que el barril llegó a bajar de los 20 dólares hace unos años.

Desde nuestro punto de vista hay seis factores que podrían situar el Brent por encima de ese umbral.

  1. Las refinerías están incrementando la producción después de un periodo de un mantenimiento intenso en los últimos meses, lo que incrementa la demanda de petróleo.
  2. Ahora que las elecciones de mitad de mandato han terminado, es probable que Trump ya no esté interesado en presionar a la OPEP para que produzca a la máxima capacidad y en un intento de que baje el precio de la gasolina. En cambio, podría adoptar una postura más dura sobre las sanciones a la exportación de Irán y restringir las exenciones temporales que obligarían a China, India y la UE a reducir significativamente las importaciones iraníes en los próximos 180 días. Bajo este escenario, las exportaciones de crudo iraní caerían en aproximadamente -1,5 millones de barriles al día, lo que reduciría la oferta mundial.
  3. Con la reciente corrección de precios y el debilitamiento de la presión para frenar esta evolución del petróleo, la OPEP podría comenzar a discutir las cuotas nuevamente en su próxima reunión del seis de diciembre.
  4. Aunque los datos de creación de empleo no agrícola superaron las expectativas en noviembre y las ganancias promedio por hora en los EE. UU. aumentaron en un 3,1% interanual, la Fed podría ver cómo la concurrencia de varios factores (un dólar más fuerte, el debilitando del crecimiento mundial y los precios del petróleo) se convierten en motivos convincentes para modificar su política monetaria y hacerla más agresiva. Un escenario de subidas de tipos menos pronunciadas es negativo para el dólar y, por lo tanto, positivas para los productos básicos denominados en dólares, como el petróleo.
  5. Una solución potencial de la disputa comercial entre Estados Unidos y China en la reunión del G20 de noviembre y la implementación de medidas anticíclicas por parte del gobierno chino para impulsar la economía del país podrían ser positivos para la demanda y los precios del petróleo crudo.
  6. A nivel global, hemos alcanzado mínimos históricos en la capacidad de reserva de crudo, lo que hace que sus precios sean muy sensibles a las interrupciones.

Según nuestros análisis, el barril de Brent podría alcanzar los 100 dólares durante 2019. Eso sí, esto sólo ocurriría si se produce una interrupción de entre 0,5-1 millones de barriles del suministro global, ya que la capacidad de reserva mínima no podría compensar esta brecha.

Autor: Jon Anderson, Head of Commodities de Vontobel AM

El big data más allá de las grandes tecnológicas

Gestoras
big data
  • Las valoraciones de las acciones tecnológicas siguen presionadas
  • La creación de valor del Big Data va más allá del sector tecnológico
  • Lograr una ventaja competitiva puede beneficiar a todos los segmentos económicos

 

RETOS VITALES EN TODOS LOS SECTORES

Las acciones tecnológicas líderes han atravesado un periodo agitado en las últimas semanas debido al registro de beneficios. Las constantes caídas en las tasas de interés de EE. UU. entre 2006 y 2016 alentaron a los inversores a pasar a las acciones de crecimiento en la búsqueda del rendimiento. Estas acciones ofrecieron la promesa de disrupción y los inversores se lanzaron a por ellas. La abundante liquidez resultante de las bajas tasas de interés ayudó a financiar su crecimiento y la tendencia se volvió autosuficiente. Sin embargo, las valoraciones actuales aún están presionadas, y algunas son extremadamente altas, por lo que la turbulencia del sector podría persistir. Sin embargo, hay más datos importantes que las acciones de los denominados GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon). El sector de big data es el nuevo oro negro del siglo XXI para todos los sectores, incluso los más tradicionales.

Hace solo unos años, la importancia estratégica de los datos estaba todavía muy subestimada por muchos actores económicos. Pero el progreso en el poder computacional, el aprendizaje automático y el aumento de la conectividad ha creado un nuevo El Dorado con innumerables aplicaciones. El camino trazado por Google y Facebook hace más de diez años está siendo recorrido por miles de empresas de nueva creación. Los actores más ágiles en sectores establecidos como seguros y automóviles les pisan los talones. Éxitos icónicos como la victoria de la inteligencia artificial de Google contra el campeón mundial del juego chino Go; el rápido progreso en las técnicas de reconocimiento facial y vocal, y la conducción autónoma han terminado por convencer a los observadores más escépticos.

Sin embargo, esta masa de datos carece de valor si no se puede analizar, una situación que prevalecía hace solo unos años. Hoy en día, cualquier empresa que sepa aprovechar estos datos puede obtener una ventaja competitiva al utilizar una gama más amplia de parámetros para tomar mejores decisiones, elevar el rendimiento actual a través de la optimización/ reducción de costes y las ganancias de productividad, así como crear nuevos productos mejor orientados. Invertir en big data ahora es esencial para las empresas que desean proteger y hacer crecer sus negocios y revolucionar sus modelos de desarrollo.

Los primeros en sumergirse en el mar de los datos fueron, como era de esperar, las empresas de tecnología. Grupos líderes como IBM, Cisco y Microsoft han estado invirtiendo masivamente en centros de datos y soluciones de análisis de IT. Entonces comenzaron a ofrecer nuevas soluciones a grandes sectores de la economía.

Pero más allá del sector tecnológico, el procesamiento de datos también ha tenido un impacto en sectores más tradicionales como la banca y los seguros, el mantenimiento industrial, la eficiencia energética, los automóviles y la salud.

CONSTRUIR UNA CARTERA EQUILIBRADA

Creemos que el Big Data se ha establecido como un elemento en la inversión estratégica por derecho propio. Los directivos con capacidad de decisión saben que es crucial tener el big data en mente a la hora modernizar sus negocios. Los inversores conocen mejor las acciones tecnológicas y, en particular, las empresas GAFA, por lo que, naturalmente, han invertido masivamente en ellas. Pero creemos que es más fácil encontrar oportunidades de inversión en otros segmentos como en los proveedores de infraestructuras, que facilitan el acceso a estos datos, así como los usuarios de datos, compañías no tecnológicas que explotan los datos para lograr una ventaja estratégica. Sus valoraciones medias son aún más razonables.

Para Edmond de Rothschild AM, un vehículo de inversión que con una estrategia disciplinada y realista en torno al big data debería proporcionar rendimientos superiores a largo plazo. Desde su lanzamiento, en agosto de 2015, el Edmond de Rothschild Fund Big Data ofrece a los inversores posiciones en empresas inmersas en la revolución del big data o que pueden aprovecharla para transformar su modelo de negocio. El fondo ha reportado un 42% desde su lanzamiento, superando al índice MSCI World (NR) en casi un 13%.

Las empresas seleccionadas se valoran utilizando un prisma de big data. El fondo adopta un enfoque dual para identificar la capacidad de beneficiarse de este elemento. Primero, un enfoque transversal ayuda a construir una cartera que no está compuesta exclusivamente por acciones tecnológicas. Al mismo tiempo, las compañías hacen uso de los datos, que ya han incorporado el big data a su modelo de negocio para obtener una ventaja competitiva, pueden representar hasta el 50% del fondo. Pero también adoptamos un enfoque pragmático al esforzarnos por centrarnos en los líderes del sector, ya sean empresas tecnológicas o no.

Creemos que el enfoque correcto es tener una visión selectiva al valorar estas empresas y evaluar los productos y soluciones que ofrecen. Nuestras habilidades de selección de valores son la principal fuente de valor agregado del fondo.

 


PRINCIPALES RIESGOS DE INVERSION

El fondo tiene una calificación de 6 en una escala de 7, un perfil de fondo de alto riesgo / rendimiento que refleja su capacidad de estar expuesto al 100% a los mercados de acciones. Los riesgos que se describen a continuación no son exhaustivos: es responsabilidad de los inversores analizar el riesgo de cada inversión y llegar a su propia opinión. Riesgo de pérdida de capital: el fondo no garantiza ni protege el capital invertido; por lo tanto, es posible que los inversores no recuperen el monto total de su capital inicial invertido, incluso si mantienen sus unidades durante el período de inversión recomendado. Riesgo de capital: los precios de las acciones pueden fluctuar en base a factores específicos de la empresa emisora, pero también pueden reaccionar a factores políticos y económicos externos. Riesgo de invertir en pequeñas y medianas empresas: estas acciones tienen flotadores libres más pequeños. Los movimientos del mercado son, por lo tanto, más pronunciados, tanto al alza como a la baja, y más rápidos que con las acciones de gran capitalización. El valor liquidativo del Subfondo puede, como resultado, ver cambios más rápidos y más amplios. Riesgo de tipo de cambio: el capital puede estar expuesto al riesgo de tipo de cambio cuando los valores o inversiones de los que está compuesto están denominados en una moneda diferente a la de la SICAV. Riesgo de concentración: las inversiones en ciertos sectores específicos de la economía pueden tener consecuencias negativas en caso de devaluación de los sectores afectados.

Noviembre de 2018. Este documento es emitido por Edmond de Rothschild Asset Management (Francia). Este documento no es vinculante y su contenido está diseñado exclusivamente con fines informativos. Queda estrictamente prohibida cualquier reproducción, alteración, divulgación o difusión de este material en su totalidad o en parte sin el consentimiento previo por escrito del Grupo Edmond de Rothschild. La información proporcionada en este documento no debe ser considerada como una oferta, un incentivo o una solicitud de negociación por parte de cualquier jurisdicción en la que sea ilegal o donde la persona que la proporcione no esté calificada para hacerlo. No tiene el propósito de constituir, y no debe interpretarse como asesoramiento legal, fiscal o de inversiones, ni como una recomendación para comprar, vender o continuar reteniendo ninguna inversión. EdRAM no asumirá ninguna responsabilidad por las decisiones de inversión basadas en este documento. Cualquier inversión implica riesgos específicos. Recomendamos a los inversores que garanticen la idoneidad y / o la adecuación de cualquier inversión a su situación individual, utilizando el asesoramiento independiente apropiado, cuando sea necesario. Además, los inversores deben leer el documento de información clave para el inversor (KIID) y / o cualquier otra documentación legal solicitada por la regulación local, que se proporciona antes de cualquier suscripción y que está disponible en www.edmond-de-rothschild.com en la sección “Centro del Fondo”, o previa solicitud de forma gratuita. «Edmond de Rothschild Asset Management» o «EdRAM» se refiere a la división de Asset Management del Grupo Edmond de Rothschild

 

 SOBRE EL GRUPO EDMOND DE ROTHSCHILD

Edmond de Rothschild es una ambiciosa casa de inversiones independiente de gestión familiar que se especializa en banca privada y gestión de activos, fundada sobre la idea de que la riqueza debe servir para construir el mañana. En todas sus actividades, el Grupo da prioridad a innovadoras estrategias e inversiones a largo plazo, ancladas en la economía real: infraestructura, salud, biotecnología, inversiones de impacto, etc. Fundado en 1953, el Grupo está dirigido desde 2015 por la baronesa Ariane de Rothschild, en calidad de presidenta del comité ejecutivo. A 31 de diciembre de 2017, el grupo contaba con 156.000 millones de euros en activos gestionados, 2.600 empleados y 27 sedes en el mundo. Asimismo se dedica a las actividades de corporate finance, private equity y administración de fondos.

 

Siga a Edmond de Rothschild en Twitter:

@EdeRothschild ó https://twitter.com/EdeRothschild

Los factores ESG, un remedio contra el populismo

Gestoras
populismo

Autor: Nicolas Forest, responsable de gestión de renta fija de Candriam Madrid.

Desde los años 30, nunca el mundo se había visto enfrentado a semejante auge del populismo. La crisis presupuestaria italiana de las últimas semanas no es ni un accidente ni una excepción; mal haría el inversor en subestimarla. A ocho meses de las elecciones europeas, los movimientos «populistas» viven un apogeo en Europa.

Agrupación Nacional y Francia Insumisa en Francia, La Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas en Italia, Alternativa para Alemania y Die Linke en Alemania, Ukip en el Reino Unido, Podemos en España, el PiS en Polonia, el Fidesz en Hungría, Syriza en Grecia, el FPO en Austria, el PVV en Países Bajos o Vlaams Belang en Bélgica son, todos ellos, partidos a las puertas del poder.

En Estados Unidos y Latinoamérica (como lo demuestra la reciente victoria de Jair Bolsonaro en Brasil), el populismo no deja de crecer. Según un estudio de Bloomberg1 , el 41 % del PIB de los países del G20 está hoy en manos de gobiernos populistas frente a solo un 4 % en 2007.

Según la agencia Freedom House, los derechos políticos y las libertades civiles sufrieron un fuerte deterioro en 2017. Volvemos a niveles de 2007. O, si sumamos el deterioro observado en 2018, a los que precedieron a la implosión del bloque soviético.

El populismo se ha vuelto popular. Se manifiesta en concreto en el cuestionamiento de la independencia de los bancos centrales, la crítica contra instituciones supranacionales y el auge del proteccionismo.

El gobierno de Trump brinda un perfecto ejemplo, como evidencian las críticas inéditas del presidente contra la Fed o la imposición de aranceles adicionales contra las mercancías procedentes de China. Pero si bien Donald Trump es un caso paradigmático del peligro populista que acecha las democracias, no es su causa. Solo es un síntoma, y su marcha —cuando concluya su mandato, o sus mandatos, o incluso antes, eso ya lo decidirá la Historia— no resolverá las causas, que son mucho más hondas.

Desigualdad

Según Oxfam, la desigualdad mundial ha crecido considerablemente durante la última década. No en vano, el 82 % de la riqueza creada el pasado año correspondió al 1 % más rico de la población mundial. Mientras que el número de multimillonarios experimentó su mayor alza de la historia en 2017, las clases medias y populares apenas experimentaron un escaso aumento de sus ingresos y los Estados tendieron a empobrecerse.

Pese a que la pobreza ha retrocedido en el mundo en líneas generales, la desigualdad ha aumentado considerablemente en la última década. La instauración de programas extraordinarios de compra de activos por los bancos centrales, ciertamente, ha salvado el sistema financiero, pero no ha corregido ni un ápice ese ascenso de la desigualdad, terreno abonado para los partidos populistas. Ahora que los mercados financieros vienen experimentando unos primeros signos de volatilidad en los últimos días, ¿cómo debe afrontar este contexto político el inversor en renta fija?

Impacto en la renta fija

En un momento en que muchos economistas debaten sobre el fin del ciclo estadounidense y una probable recesión, sería prudente preguntarse por el impacto del riesgo político —tan importante al menos como el económico— en los mercados y la economía. Para el inversor en renta fija, hay dos cuestiones cruciales para determinar los riesgos de su inversión.

En primer lugar, ¿podrá devolverle el dinero el emisor de la deuda (los Estados, en el caso que nos ocupa)? ¿Tendrá recursos suficientes? Y en segundo lugar, ¿tiene intención de hacerlo?.

La primera cuestión, obviamente, es el meollo del análisis de renta fija.

Matemáticamente, la capacidad de amortización se determina mediante el presupuesto primario, el crecimiento nominal y el coste de la deuda. Ahora bien, observamos que el populismo de nuestro tiempo fomenta la expansión presupuestaria.

En Estados Unidos, Italia o China, un movimiento masivo de gasto presupuestario está conduciendo a un desmán de los déficits. Este movimiento resulta inusual, más por la coyuntura que por su amplitud: para Estados Unidos, fomentar el gasto presupuestario con una tasa de desempleo tan baja (menos del 4 %) es un hecho inédito desde hace más de 50 años.

En cuanto a la salida de la austeridad para el gobierno italiano (cuyo endeudamiento ronda el 130 %), también es lo nunca visto desde la creación de la Unión Europea. Por lo tanto, el endeudamiento público dista de emprender una senda de disminución.

Cuando un país controla su moneda, siempre podrá amortizar su deuda tras una fuerte devaluación de su moneda. Pero hoy día esa solución resulta imposible para un país miembro de la zona euro como Italia.

La segunda cuestión es más complicada de tratar.

La voluntad que un Estado tenga de amortizar su deuda depende en gran medida de la calidad de su gobernanza y la capacidad para cumplir sus compromisos. El auge del populismo podría resquebrajar esa voluntad. La Historia nos enseña que el número de impagos estalló en Europa en los años 30 y 40, principalmente debido a cambios políticos. Así sucedió en Austria o Alemania con el advenimiento de los gobiernos fascistas. También en Rusia, donde en 1918 el gobierno bolchevique se negó (sin más ni más) a amortizar la deuda del régimen zarista. Más recientemente los desequilibrios financieros y una mala gobernanza han conducido a numerosos impagos en África y Latinoamérica.

Por consiguiente, la cuestión italiana es ante todo una cuestión de voluntad. ¿Quieren el gobierno y los italianos permanecer en la Unión Europea? Según un sondeo de Eurobarómetro / ASR solo el 30 % quiere salir de la Unión Europea, frente a menos del 10 % en Alemania. Parece poco, pero hay que recordar que según ciertos sondeos solo el 35 % de los británicos quería abandonar la UE en 2015. Al hilo de una nueva crisis financiera o una recesión, la adhesión de Italia podría resquebrajarse. Y ese es el discurso político al que habrá que permanecer atentos. Porque nos parece muy claro que la solvencia de Italia no resistiría una salida de la Unión Europea.

Para un inversor en renta fija, es más imprescindible hoy que nunca incorporar factores de gobernanza, sociales y ambientales en su análisis. Además del análisis de la sostenibilidad de la deuda, incorporamos a nuestro análisis el grado de corrupción de un país, el de libertad y el respeto a las libertades civiles, la independencia del banco central y el respeto a las instituciones. Para cumplir los objetivos establecidos por la ONU, es determinante analizar la protección social de un país o la distribución de su riqueza. Por último, los criterios medioambientales pesarán cada vez más en la deuda de los Estados. La gestión de los recursos naturales y de la contaminación son retos primordiales para los gobiernos. Todos los países, tanto los desarrollados como los emergentes, se ven confrontados a esos mismos desafíos.

Lamentablemente, el ascenso de la desigualdad, el auge del populismo, el deterioro de la gobernanza y los riesgos sistémicos que entraña el cambio climático acarrearán impagos en los próximos años. Por consiguiente, la incorporación de los criterios ESG en la gestión de la renta fija ya no es facultativa, sino una necesidad.

 


 

Acerca de CANDRIAM

CANDRIAM es una sociedad de gestión de activos europea multiespecialista, presente en el mercado desde hace veinte años. Está formada por un equipo de más de 500 profesionales, quienes, a 30 de septiembre de 2018, gestionaban 121.000 millones de activos2 . CANDRIAM cuenta con centros de gestión en Luxemburgo, Bruselas, París y Londres, cuenta con oficinas representativas en más de veinte países de Europa, Norteamérica y Oriente Medio. CANDRIAM propone soluciones de inversión en varias áreas fundamentales: renta fija, renta variable, estrategias de rentabilidad absoluta y asignación de activos. CANDRIAM es, además, pionera en inversión responsable y desde 1996 ha ido desarrollando una gama completa de soluciones innovadoras en todas las clases de activos.

CANDRIAM forma parte de New York Life. New York Life Investments3 clasificada entre las mayores gestoras de activos del mundo4 .

Puede consultar: www.candriam.com

“Los fundamentales de la economía española son buenos, especialmente en Madrid”

Gestoras
fundamentales de la economía española

Pierre Toussain, gestor de Oddo BHF Immobilier

Pierre Toussain se incorporó hace casi 8 años a Oddo BHF como Equity Fund Manager, donde hoy es gestor de Oddo BHF Immobilier y Oddo BHF Valeurs Rendement. Recientemente, Toussain visitó Madrid, donde identifica oportunidades de inversión en el sector inmobiliario, especialmente en el segmento de oficinas.

1. ¿Cuáles son las principales posiciones del fondo Oddo BHF Immobilier?

La filosofía de inversión del fondo es proporcionar un acceso diversificado al sector del inmobiliario cotizado en Europa con exposición a compañías que gestionan carteras de centros comerciales, oficinas o propiedades residenciales. Es un sector que creemos que tiene una buena visibilidad por su estructura de ingresos (alquileres a largo plazo). Oddo BHF Immobilier se centra en las compañías inmobiliarias zona euro (mínimo 80%), con la posibilidad de invertir hasta el 20% en compañías fuera de la zona euro. Utiliza un enfoque basado en la convicción y combina un enfoque top-down (análisis macroeconómico) con un enfoque bottom-up (de análisis fundamental) para seleccionar los mejores jugadores en todas las geografías y segmentos. Es decir, segmentos como oficinas, comercial, retail, logística, etc. Actualmente, Oddo BHF Immobilier tiene cuatro ideas de convicción que son residencial alemán, con un rendimiento muy bueno en lo que va de año pero todavía tiene espacio para un mayor crecimiento; las propiedades nicho (sector hotelero, sanidad, residencias de estudiantes, logística); oficinas francesas y rehabilitación de inmuebles.

2. ¿Han invertido en alguna compañía españolas

Tenemos algunas compañías españolas en nuestras carteras. Creemos que los fundamentales de la economía española son buenos, y especialmente en Madrid: crecimiento del PIB, creación de empleo… Nos gusta especialmente el segmento de oficinas en Madrid. El stock de oficinas en Madrid está anticuado, con la demanda excediendo a la oferta de oficinas (especialmente para las construcciones de primer nivel), y Madrid tiene un mercado laboral cualificado con un coste relativamente más bajo comparado con otras ciudades europeas. Creemos en la recuperación del mercado y todavía esperamos potencial al alza en los alquileres, especialmente en Madrid. Actualmente invertimos por ejemplo en Merlin Properties.

3. ¿Estáis interesados en el proyecto Gran París?

Actualmente estamos positivos en las oficinas francesas, que es una de nuestras temáticas clave, ya que vemos unas buenas previsiones para el crecimiento de los alquileres especialmente para las localizaciones donde la oferta futura seguirá siendo razonable. Icade, actualmente una posición en Oddo BHF Immobilier, es una compañía francesa que se beneficiará del proyecto Gran París. Este proyecto a largo plazo que reconfigurará completamente el entorno en términos de infraestructuras y transportes. También tendrá impacto en la actividad residencial, especialmente en el Norte y el Este de París en un primer momento, donde Icade está bien posicionado.

4. ¿Qué otros segmentos del mercado están explorando?

También hay muchas oportunidades fuera del inmobiliario común. Me refiero a las inversiones alternativas: logística, hoteles, residencias de estudiantes, sanidad… Tienen una característica común: todas ellas se benefician de una demanda estructural y se están beneficiando de rendimientos más elevados con unos fundamentales subyacentes fuertes. Actualmente representan gran parte de Oddo BHF Inmobilier, en torno al 15%.

5. ¿Qué tipo de inversores puede estar interesado en este tipo de fondos? ¿Son este tipo de fondos apropiados para el mercado inmobiliario actual?

Actualmente observamos algunas turbulencias en los mercados (guerra comercial, Italia, etc.) pero las compañías inmobiliarias son una clase de activo claramente defensiva. Esta estrategia distribuye un buen dividendo para los inversores que buscan rentas. El fondo tiene un rendimiento por dividendo en torno al 4% previsto para 2019. Además, los fundamentales de las compañías inmobiliarias han mejorado durante los últimos años, respaldadas de nuevo por los últimos resultados, que siguen siendo muy sólidos. Algo importante que tener en cuenta es que la valoración de riesgo de la cartera de inmobiliario cotizado es conservadora con un rendimiento medio de sus carteras cercano al 4,8%, lo que la hace menos cara que el mercado inmobiliario directo europeo, valorado al 4%. Para los inversores retail es una buena oportunidad para obtener rentas y para los inversores institucionales, en este contexto de mercado, es una clase de activo defensiva en su asignación. Actualmente somos optimistas sobre las perspectivas para el sector inmobiliario y vemos un aumento significativo del NAV para los dos próximos años. Creemos que los inversores deberían reconsiderar el sector como una oportunidad alternativa.