La inflación y el descenso de las valoraciones

GestorasEtiquetas , ,
Logo Lonvia Capital

La inflación, hoy en día, se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los inversores. Un intenso debate que se ha visto reflejado en los recientes episodios de volatilidad en los mercados. No obstante, si profundizamos en la cuestión y vamos más allá, descubrimos que este fenómeno económico no siempre es negativo. De hecho, un poco de inflación en algunos casos puede resultar positivo, ya que implica que hay una mejoría de la actividad económica, del consumo y del empleo. De hecho, la inflación, siempre y cuando se mantenga dentro de una banda de fluctuación adecuada, posibilita el desarrollo económico y contribuye al bienestar de la economía. El problema radica, sin embargo, en establecer cuál ha de ser ese nivel de inflación adecuado que posibilite la estabilidad de precios.

Desde LONVIA Capital, nuestro principal driver de toma de decisiones se basa en el profundo análisis fundamental de modelos de negocios y en la selección de aquellos que logran cumplir con las características que hemos establecido y que se integren dentro de nuestro círculo virtuoso de crecimiento a través de una reinversión constante de sus beneficios netos o flujo de caja neto en tecnología, innovación, digitalización, I+D, talento humano, ampliación de su gama de oferta e internalización de sus ventas. En fin, que cuenten con fuertes drivers de crecimiento sostenible en el largo plazo para convertirse en los próximos campeones globales del mañana.

Dicho esto, dentro de nuestro proceso de análisis está incluida la modelización y valoración de la compañía, las cuales nos dan mucha información para incorporarla a nuestro proceso de toma de decisiones, aún si no es el factor más relevante que nos empuja a invertir o no en una compañía en particular. Dentro de este proceso, nos damos cuenta de que las valoraciones de muchos modelos de negocios están matemáticamente inflados por el simple hecho de descontar los flujos futuros o el crecimiento de los beneficios por acción entre una tasa libre de riesgo que a día de hoy sigue estando en terreno negativo o muy cercano a cero. Este fenómeno hace que, a través de un posible ajuste temporal de la tasa libre de riesgo por el efecto del aumento de la inflación durante los próximos meses, algunas valoraciones que vemos exorbitadas puedan tender a normalizarse y presentar mejores ratios en este sentido. Además, las compañías en las que estamos invertidos siguen presentando resultados y márgenes de crecimiento de beneficios extraordinarios, con lo cual el numerador de la formula sigue aumentando y con ello normalizándose su valoración.

Es por esto por lo que en el corto / medio plazo podríamos encontrarnos con que un aumento coyuntural de la inflación, debido a la reactivación del consumo y del turismo durante los meses festivos en Europa, podría traer como consecuencia un pequeño ajuste o normalización de la tasa libre de riesgo, lo cual impactaría de forma positiva en las compañías que hoy integran nuestras carteras. Mayores beneficios por acción divididos entre tipos normalizados, ese es el efecto comentado.

¿Aumento estructural o puntual?

Respecto a la situación financiera actual, existe un consenso del mercado que prevé que este posible auge de la inflación sea a priori puntual y moderado, pero no estructural. Esto conllevará a que muchas valoraciones que hoy están en máximos históricos se normalicen y tiendan a bajar por el efecto del incremento de la tasa libre de riesgo que se coloca en el denominador de la formula.

En este año de pandemia, el confinamiento ha obligado a los hogares a tener una tasa de ahorro forzada que se encuentra ahora, con la eliminación gradual de las medidas restrictivas, disponible para el consumo. Esta demanda va a estar muy por encima de la oferta (de los propios niveles de producción), ya que las empresas no han renovado su stock, no han llevado a cabo todavía inversiones, y puede incluso que se produzca una escasez en la cadena de suministros. Estas razones hacen que sea posible que, de manera puntual, pueda haber inflación, aunque se llegará finalmente a un equilibro en cuanto las empresas se pongan de nuevo a producir e invertir para satisfacer la demanda.

Francisco Rodríguez d’Achille

Socio y Director de Desarrollo de Negocio

Los desafíos de la ECONOMÍA DEL HIDRÓGENO según DPAM

GestorasEtiquetas , ,
Elecciones en EEUU

Para eliminar los combustibles fósiles y limitar el calentamiento global, la sociedad prevé un futuro en el que el hidrógeno verde se utilice por ejemplo como combustible para la calefacción, materia prima, solución de almacenamiento o para el transporte de energía a larga distancia.

La demanda de energía está aumentando, sobre todo en los países en desarrollo, y el hidrógeno verde puede ser una fuente de energía más limpia para el medio ambiente y contribuir a un futuro más sostenible.

Foto de perfil de Gerrit Dubois, especialista en inversión responsable de DPAM
Gerrit Dubois, especialista en inversión responsable de DPAM

En este podcast, Gerrit Dubois, especialista en inversión responsable de DPAM, explica todas las posibilidades que el hidrógeno puede ofrecer de cara a la transición energética. Está especializado en el pilar medioambiental ESG, una dimensión cada vez más relevante, en el contexto de la nueva taxonomía europea para las actividades sostenibles, muy centrada en el cambio climático y el impacto medioambiental.

¿Nos puedes explicar que es el hidrógeno y cuál es la razón de su creciente interés?

El hidrógeno es un elemento químico, uno de los más simples y abundantes en el universo. Actualmente, representa el 75% de los no metales y es uno de los elementos más ligeros de la tabla periódica. También tiene la capacidad de almacenarse y suministrar energía de combustión. Interesantemente, puede ser consumida en una celda de combustión y producir agua y electricidad. El hidrógeno no existe en la naturaleza como tal y debe ser producido por componentes que lo contengan. Estos pueden ser combustibles fósiles, gas natural u otros componentes como el agua.

Recordad la formula H2, como el agua que contiene 2 átomos de hidrógeno. Una vez producido, el hidrogeno tiene diversos usos y en diferentes industrias, desde el transporte de combustibles hasta la conservación de alimentos o la industria de los semiconductores.

Has mencionado que el hidrogeno no existe en la naturaleza como tal, ¿nos puedes dar más detalles de cómo se produce el hidrógeno?

Sabemos que el hidrogeno tiene que producirse de distintos compuestos que lo contengan. Basado en el tipo de compuesto y de proceso se pueden distinguir tres tipos de hidrógenos:

  1. En primer lugar, el hidrogeno gris que se produce por el combustible fósil. Por ejemplo, el gas natural.
  2. En segundo lugar, el hidrógeno azul, que es el hidrógeno gris combinado con carbón.
  3. Finalmente, el hidrógeno verde, que se produce de los electrolitos del agua que se usa en la energía renovable.

En este contexto, ¿cuál es el papel del hidrógeno en la transición energética?

Principalmente, el hidrogeno es utilizado en diferentes actividades, en especial en la producción de almacenamiento de alimento y no tanto en la de combustibles. El 98% de su producción es hidrogeno gris, lo que lo convierte en el más abundante con cerca de 2.3% de las emisiones globales.

Las compañías y los gobiernos alrededor del mundo se han puesto un ambicioso objetivo de disminuir las emisiones de gases invernadero. Para poder lograrlo deben producir más hidrógeno verde. Cuando analizamos el papel del hidrógeno verde en la transición energética, podemos destacar lo siguiente:

  1. En primer lugar, el hidrógeno verde resulta interesante en las industrias que no puedan tener la electrificación necesaria para su producción, como la industria del metal.
  2. En segundo lugar, es usado como una fuente para reemplazar el combustible fósil.
  3. En tercer lugar, puede ser utilizado como combustible de bajo costo en la industria del transporte.
  4. En cuarto lugar, el hidrogeno puede ser utilizado como un portador de energía, como una alternativa a las baterías.

Todas estas aplicaciones de bajo coste explican porque ha incrementado su interés especialmente para la transición energética.

¿Puede destacar los retos principales al desarrollo del hidrógeno verde?

La tecnología tiene un papel muy importante en el desarrollo del hidrógeno verde y existen diferentes técnicas para producirlo. Algunas de las nuevas técnicas no están tan desarrolladas ya que necesitan más investigación para su eficiencia. Sobre todo, los electrolizadores necesitan aumentar de 3 gigabytes a 900 gigabytes para que el hidrogeno verde sustituya el hidrógeno gris. El reto es grande. Además, necesitamos más energías renovables y a mejor precio. Es estimado que necesitamos un 30% más de lo existente.

Has mencionado los costes competitivos y las capacidades como retos principales. ¿Existen otros que valgan la pena mencionar?

Sí, la estructura para el almacenaje y transporte es un gran reto. El hidrógeno es extremadamente inflamable y requiere de compresión prioritaria cuando se transporta. Por ejemplo, todo el equipo de transporte del hidrógeno debe ser rediseñado para que sea más eficiente al igual que cuando se va a transportar gas natural. Todo esto toma tiempo, empezando con el desarrollo de los electrolizadores.

En resumen, el reto es enorme ya que no solo necesitamos descarbonizar el hidrógeno existente sino buscar nuevas usos e iniciativas para su transporte. El último gran reto es la regulación. Si se quiere generar hidrógeno verde a un coste competitivo, los precios del carbón deben disminuir para incentivar su consumo.

Por último, ¿qué posibilidades ofrece el hidrógeno al inversor?

Hay varias oportunidades de inversión con una amplia gama de industrias. Las estimaciones varían ya que el tamaño del mercado puede ampliarse hasta llegar a los 10 trillones de dólares para el 2050. Por supuesto, hay variables directas como los productores de electrolizadores o proveedores de equipos y, las industrias de gas dada su experiencia, con el manejo del hidrógeno. También hay beneficios indirectos, como por ejemplo el desarrollo de la energía renovable hasta los productores de electrolizadores.

Creemos que, para los inversores, en especial para los de renta variable, la cadena de valor puede llegar a ser interesante porque diversifica las carteras. Esto significa no solo enfocarse en la producción, sino en la manufactura de equipos, transporte y almacenamiento. Finalmente, para tener una mejor exposición a este mercado, los inversores en crédito también pueden tener oportunidades de inversión ya que vemos un incremento en los bonos verdes y bonos sostenibles con un enfoque verde y de bajas emisiones de carbono.

Insuficiente coordinación mundial para una recuperación firme

GestorasEtiquetas , , ,
Logo Edmond de Rothschild

La economista jefe del Grupo Edmond de Rothschild, la Dra. Mathilde Lemoine, ha publicado sus previsiones de crecimiento, inflación y tipos de cambio para 2021 y 2022. Los puntos clave son:
• Aunque el crecimiento está repuntando con fuerza con el fin de los confinamientos y el despliegue de las campañas de vacunación en los países desarrollados, Mathilde Lemoine está preocupada por el efecto combinado del resurgimiento de los casos de la COVID-19 en Asia y la insuficiente tasa de vacunación.
• Al contrario que algunas organizaciones internacionales, las previsiones de crecimiento mundial para 2021 se han revisado a la baja. Sin embargo, los países de la ASEAN, con un crecimiento decepcionante, podrían registrar un mayor repunte del crecimiento en 2022 en comparación con 2021.
• La economista jefe pide que el G20 se comprometa con la inmunidad de rebaño. De lo contrario, la recuperación del crecimiento mundial será más lenta de lo previsto y, sobre todo, más desigual.
• La rentabilidad superior de EE.UU. ha llevado al desorden de las estrategias de salida de las políticas monetarias. Este es el peor escenario para los inversores.

En su última publicación, la economista jefe del Grupo Edmond de Rothschild ha puesto de relieve la discrepancia entre los resultados superiores de Estados Unidos, la recuperación de la eurozona y el crecimiento asiático, que se está viendo mermado por las bajas tasas de vacunación y las continuas restricciones fronterizas. Según Mathilde Lemoine, el crecimiento mundial podría estar por debajo de las expectativas en 2021. Lemoine prevé un crecimiento mundial del 5,2% en 2021, suponiendo un compromiso del G20 para lograr la inmunidad de rebaño, y del 4,9% en 2022.
«Para lograr una recuperación económica mundial más coordinada, el G20 tendrá que comprometerse a buscar la inmunidad de rebaño. La falta de compromiso con la inmunidad de rebaño por parte de los jefes de estado y de gobierno es un revés para la recuperación económica mundial colectiva», afirma Mathilde Lemoine.

ANÁLISIS :

1. La recuperación está directamente correlacionada con el levantamiento de las restricciones sanitarias, que a su vez está influenciado por las tasas de vacunación. Sin embargo, el G20, que representa el 85% de la población mundial y dos tercios del crecimiento global, no ha conseguido llegar a un consenso sobre el objetivo de la inmunidad colectiva, que, según la fuente, requiere una tasa de vacunación del 70% al 80%. Según Mathilde Lemoine, la posición de la Unión Europea es insostenible. La UE quiere gestionar y decidir las dosis de vacunas que se envían a los países más pobres a través de la iniciativa COVAX que ayudó a crear. En consecuencia, la magnitud de la recuperación mundial sigue estando sujeta a un resurgimiento de la epidemia, que sigue pesando en las tendencias de las perspectivas de crecimiento.

2. El impulso de la recuperación seguirá variando entre Estados Unidos y la eurozona. En Estados Unidos, el plan de infraestructuras debería limitar los efectos negativos del fin de las ayudas a los hogares. En Europa, se espera que la aplicación del paquete de recuperación de la «Next Generation EU» genere 0,2 puntos más de crecimiento a finales de 2022. Sin embargo, la situación económica de la eurozona se basa en la inversión pública y privada y, por tanto, en la capacidad del BCE para mantener unas condiciones crediticias acomodaticias para las PYMES.

3. En Asia, mientras las economías del sudeste asiático sigan sujetas a las restricciones de la COVID-19, la disparidad de la recuperación socavará su solidez y no logrará borrar los impactos de la pandemia en el PIB per cápita. Los equipos de investigación prevén una aceleración del crecimiento en Asia y en los países de la ASEAN en 2022, tras un resurgimiento de la actividad más lento de lo previsto en 2021.

El carácter fragmentario de la recuperación, detallado en el documento adjunto, está generando disparidades en las políticas de salida del apoyo monetario aplicadas para hacer frente a la pandemia. Este es el peor escenario para los inversores y los gobiernos, que podrían así enfrentarse a la inestabilidad financiera a menos que se adopte un enfoque coordinado, similar al de la crisis financiera.

«Hoy en día, los inversores subestiman las consecuencias del cambio de paradigma de la Fed hacia un objetivo de inflación media», afirma Mathilde Lemoine. «Al redefinir su objetivo de inflación, el banco central estadounidense está obligando a los demás bancos centrales a establecer una posición de respuesta. Los europeos están perdiendo parte de la independencia monetaria establecida por la coordinación mundial de las directrices de política monetaria. Ante estas divergencias, el refuerzo de la coordinación mundial es la única manera de limitar la volatilidad y el aumento de la prima de riesgo».

A más largo plazo, Mathilde Lemoine sigue afirmando que la pandemia de la COVID-19 tendrá un impacto duradero en la oferta de trabajo. Los países que no apliquen políticas para evitar el deterioro de la calidad de la oferta de trabajo verán debilitada su capacidad de reembolso de la deuda pública. En este sentido, Europa está por detrás de los Estados Unidos de Joe Biden y de la China de Xi Jinping.

SOBRE EL GRUPO EDMOND DE ROTHSCHILD

Edmond de Rothschild es una casa de inversiones basada en convicciones y asentada sobre la idea de que la riqueza debe servir para construir el futuro. Edmond de Rothschild está especializada en banca privada y gestión de activos. Al servicio de tanto clientes internacionales, como familias, empresarios e inversores institucionales, el Grupo también cuenta con otras líneas de negocio, como Corporate Finance, Private Equity, Real Estate y Fund Services.

El carácter familiar de Edmond de Rothschild le garantiza la independencia necesaria para ofrecer estrategias audaces e inversiones a largo plazo, arraigadas en la economía real. Fundado en 1953, el Grupo cuenta hoy con CHF 168 000 millones en activos gestionados, 2500 empleados y 33 sedes en todo el mundo.

La inclinación de la Fed a endurecer su política es solo el principio

GestorasEtiquetas , ,
Logo Schroders

Keith Wade, economista jefe de Schroders

La última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto no supuso ningún cambio en la configuración de su política, pero sí una clara y, en nuestra opinión, oportuna inclinación hacia medidas más agresivas en el futuro.

Hubo pocos cambios en la declaración que la acompañó, salvo que la Reserva Federal (Fed) parece reconocer que los riesgos a la baja relacionados con el Covid se han reducido gracias al progreso del programa de vacunación. La declaración publicada tras la reunión de dos días del FOMC se centró en gran medida en las proyecciones económicas de la Fed y en el «dot plot», su gráfico que representa las expectativas para los tipos de interés previstas por 18 miembros del comité.

La mejora de las previsiones de crecimiento e inflación para este año no fue una sorpresa, pero el aumento del número de miembros del FOMC que prevén una subida de los tipos de interés para finales de 2023 sí cogió a los mercados por sorpresa.

La mediana de las previsiones de tipos para finales de 2023 subió al 0,625%. El consenso al inicio de la reunión era que no habría cambios respecto a los niveles actuales. También hubo un notable aumento en el número de miembros que esperan tipos más altos para finales de 2022, aunque la mediana se mantuvo sin cambios en este horizonte temporal.

En su conferencia de prensa, el presidente Powell reconoció que el comité estaba ahora «comenzando a hablar» sobre el tapering y «la posibilidad de que la inflación resulte ser más alta y duradera de lo que esperamos», dados los cuellos de botella que se están produciendo en la reapertura de la economía.

Las proyecciones de la Fed dejan claro que el repunte de la inflación se considera transitorio, pero se ha producido un cambio significativo en las expectativas para este año tras los últimos datos.

Estos movimientos acercan a la Fed a nuestras propias proyecciones, en las que prevemos que el banco central iniciará el tapering a finales de este año y subirá los tipos a finales de 2022. Nuestra opinión se basa en la fortaleza del crecimiento que probablemente veremos en el segundo y tercer trimestre de este año y en las perspectivas favorables que se mantienen. Esto significa que nos preocupa que la economía se dirija hacia una mayor inflación, incluso si el repunte actual resulta ser transitorio. Esperamos que las presiones inflacionistas disminuyan este año, pero que vuelvan a aumentar en 2022, a medida que se cierre la brecha de producción y se recaliente la economía. A la Fed le resultará difícil permanecer pasiva en este entorno y tendrá que actuar para evitar un aumento significativo de las expectativas de inflación que, por supuesto, alimentaría un incremento sostenido de la inflación a través de un mayor crecimiento de los salarios.

Información importante: Los puntos de vista y opiniones aquí contenidos son los Keith Wade, economista jefe de Schroders, y no necesariamente representan puntos de vista expresados o reflejados en otras comunicaciones, estrategias o fondos de Schroders. Este material tiene la intención de ser sólo para fines informativos y no tiene la intención de ser material promocional en ningún sentido. El material no pretende ser una oferta o solicitud de compra o venta de ningún instrumento financiero. El material no tiene la intención de proporcionar y no se debe confiar en él para la contabilidad, asesoramiento jurídico o fiscal, o recomendaciones de inversión. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Las rentabilidades pasadas no son una guía para las rentabilidades futuras y es posible que no se repitan. El valor de las inversiones y los ingresos de las mismas pueden disminuir o aumentar, y los inversores pueden no recuperar las cantidades invertidas originalmente. Todas las inversiones implican riesgos, incluido el riesgo de una posible pérdida de capital. Se cree que la información aquí contenida es fiable, pero Schroders no garantiza su integridad o exactitud. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Los dictámenes de este documento incluyen algunos pronósticos. Creemos que estamos basando nuestras expectativas y creencias en suposiciones razonables dentro de los límites de lo que sabemos actualmente. Sin embargo, no hay garantía de que se vayan a realizar previsiones u opiniones. Estos puntos de vista y opiniones pueden cambiar.