Gestoras

¿Cómo afecta la subida de los tipos en los mercados de renta variable?

Por Domingo Torres, Responsable de distribución de Lazard Frères Gestion

Nos adentramos en 2016, un año cargado de movimientos en lo que a política monetaria se refiere. El crecimiento sostenido y la continua reducción de la tasa de desempleo van a permitir a la Reserva Federal de Estados Unidos continuar con la subida de sus tipos de interés. Pero ¿qué efectos tiene la subida de los tipos en los mercados de renta variable? Conviene distinguir tres situaciones posibles y tener en cuenta que cada una de ellas puede tener consecuencias diferentes sobre la renta variable:

  1. Un alza de los tipos largos (en función de las anticipaciones del mercado respecto del crecimiento y la inflación);
  2. Un alza de los tipos cortos (dependerá en mayor medida de las decisiones de los bancos centrales);
  3. Un incremento en la pendiente de la curva (que representa la diferencia entre ambos tipos).

Los efectos de una subida de los tipos sobre la renta variable son de dos tipos: el efecto más inmediato es el impacto sobre la valoración, el segundo es el impacto sobre los resultados causado por la subida del coste de financiación. El impacto será más o menos importante dependiendo de la situación del balance de la empresa.

En el caso de los valores llamados “de crecimiento”, la tasa de descuento elegida es extremadamente importante para calcular el valor razonable de tal perfil. Por contra, el nivel de tipos de interés no tiene tanto peso a la hora de determinar el valor razonable de aquellas empresas consideradas “cíclicas”.
 Dado que las perspectivas son más cíclicas y sensibles a la coyuntura económica, las empresas de este tipo serán evaluadas más bien teniendo en cuenta su capacidad de generar tesorería en un horizonte cercano.

En resumen, en un periodo de alza de tipos, los títulos de las empresas cuya actividad se beneficia de una buena coyuntura son mucho mejor valoradas y tienen tendencia a comportarse mejor que los valores denominados “de crecimiento”.

¿Cómo se comportarán los valores de alto rendimiento ante un alza de tipos?

El periodo que atravesamos desde 2011
 ha dado lugar a una situación única en la historia reciente, donde los rendimientos de la renta variable han pasado a ser superiores a los de la renta fija pública. Los inversores, en busca de rentabilidad, han tendido a favorecer a las empresas que reparten dividendos regulares y generosos, como, por ejemplo, las de los sectores de las infraestructuras, los seguros o incluso el sector inmobiliario. En un contexto de tensión sobre los tipos, estos valores serán probablemente objeto de tomas de beneficios.

Para concluir, el mercado de renta variable adoptará, en el caso de una reanudación de la subida de tipos de interés, un comportamiento muy diferente del que conocimos en 2008. En algunos casos, estos efectos irán en el mismo sentido, doblemente positivos o doblemente penalizadores, pero en otros se contrapondrán. Es el papel del analista financiero medir su amplitud y sacar las conclusiones pertinentes sobre la evolución bursátil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *