Fondos de inversión: ¿Debo recibir dividendos o debo reinvertirlos?

Diario, Finanzas personales
¿Debo recibir dividendos o debo reinvertirlos¿
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

Las acciones y los fondos de inversión realizan, en algunos casos, el pago de dividendos. Muchos inversores se preguntan qué es mejor, qué les conviene más: recibir el dinero o reinvertirlo.

En el caso de los fondos de inversión existen clases de acciones que automáticamente reinvierten estos dividendos sin que pase el dinero por las manos del partícipe.

Lo primero que debemos tener en cuenta es la fiscalidad: Los dividendos se consideran rendimientos de capital mobiliario y tributan entre el 19% y el 21% (Nota: La fiscalidad cambia constantemente y este número puede variar en los próximos años). Esto significa que cada vez que percibamos dividendos nos harán una retención sobre estos que variará entre el 19% y el 21%. En el caso de la reinversión, mientras sea automática y el dinero no pase por las manos del inversor, se tributará cuando se venda la acción o el fondo y se tomen los beneficios.

Veamos esto con un ejemplo:

Supongamos que tenemos una cantidad inicial de 10.000 € y recibimos cada año un 2% en concepto de dividendo, veamos qué pasa en la siguiente tabla si lo reinvertimos o si no lo hacemos:

Tabla

 

Vemos en la tabla que el primer año tenemos en la opción A (Reinvirtiendo Dividendos) 10.200 € invertidos y en la opción B (No reinvirtiendo) 10.000 € invertidos y 200 € en efectivo lo que hace un total de 10.200 €, por lo que no hay diferencia.

Sin embargo, si vemos qué pasa después de haber percibido el dividendo durante 10 años veremos que en la opción A (Reinvirtiendo) tenemos un total de 12.190 € y en la opción B (No Reinvirtiendo) un total de 12.000 €, lo que hace una diferencia del 1,58 %.

Cada año esta diferencia va aumentado y tras 20 años tendríamos en la opción A un total de 14.859 € y en la opción B un total de 14.000 €, un 6,14% más Reinvirtiendo los dividendos.

Esta diferencia se debe al interés compuesto, lo que permite que el dinero crezca exponencialmente con el paso del tiempo.

Por último, recordar que no hemos tenido en cuenta las posibles revalorizaciones derivadas de la inversión por lo que esta diferencia podría ser mayor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *