Diario

El futuro de la City, en el aire: la ciudad financiera londinense corre riesgo de fuga

El futuro de la City, en el aire. La ciudad financiera londinense corre riesgo de fuga

Un mes después de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, parece más que improbable que los británicos den marcha atrás en su proceso de desconexión. Esto ha producido una lucha sin cuartel por parte del resto de gobiernos de la Unión, que buscan atraer a su territorio la perla financiera de Londres, la City.

Candidatas a acoger la ciudad financiera

Solo dos semanas después del “brexit”, el primer ministro francés, Manuel Valls, concretó las ventajas fiscales que su Gobierno concederá a las sociedades y empleados que opten por trasladarse de Inglaterra a Francia. Y en este sentido Europa, desesperada por evitar que la dirigente nacionalista Marine Le Pen salga elegida en las elecciones francesas de 2017, lo vería con buenos ojos. Aunque la regulación francesa con respecto a las grandes empresas y empresas financieras es un punto negativo para que esto ocurra.

Amsterdam también es firme candidata. Su arquitectura, sus escuelas y su vida nocturna son puntos a favor para la capital holandesa, según el columnista financiero del New York Times James Stewart. Pero el límite a las bonificaciones del 20% del salario ha desanimado a varias firmas a moverse allí. No obstante, el Gobierno holandés ha reconocido haber tenido contactos con empresas financieras interesadas en mover su sede europea a la capital.

Por otro lado encontramos a Dublín. Se ha dado a conocer en los últimos años como un centro financiero “offshore” debido a sus bajos impuestos a sociedades y su Centro Internacional de Servicios Financieros. Es sede de la mitad de los 50 mejores bancos a nivel mundial. Además, hay que sumarles el idioma, que también otorgará puntos a esta candidatura.

En cuanto a España, las opciones que tiene son bastante escasas. El Gobierno está intentando llamar la atención de las grandes entidades prometiendo beneficios fiscales e infraestructura, pero parece ser que sus promesas están cayendo en saco roto. En la prensa internacional ni siquiera hablan de España como posible candidata a coger el relevo de Londres.

Por último, encontramos el hogar del BCE, Frankfurt. Se trata de la capital financiera alemana, y el hecho de ser la sede del BCE le ayudará a atraer más a bancos privados, sociedades de inversión o grupos de abogados. Además, el peso de Alemania dentro de la unión hace entrever que Frankfurt cuenta con muchas posibilidades. Desde mi punto de vista, la más clara candidata a llevarse el centro financiero.

Con todo esto, no cabe más que esperar y ver cómo se desarrolla la desconexión, y la repercusión que esta tendrá sobre la City y las grandes empresas que la forman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *