Gestoras

La inversión inmobiliaria más rentable: viviendas Passivhaus

Passivhaus

Passivhaus es un estándar de vivienda sostenible, lo que habitualmente se conoce como casa pasiva. Este tipo de inmuebles consiguen eficazmente reducir el consumo energético hasta casi al completo porque este tipo de vivienda consigue que no haya necesidad de calefacción ni aire acondicionado, pues gracias al correcto aislamiento no son apenas necesarias. Para la poca energía que se necesita, se puede contratar una tarifa de luz ecológica; es decir, aquellas que te garantizan que la cantidad de energía consumida procede de fuentes renovables.

¿Cuáles son las tarifas de luz más recomendables?

Para poder contratar la luz y el gas para tu vivienda, tienes que dirigirte a una comercializadora. La contratación es gratuita y sencilla de hacer. Una de las más importantes es Endesa, cuyas tarifas de luz y gas son muy variadas y se adaptan a todos los bolsillos. En este caso, para contratar cualquiera de las tarifas de Endesa, solo necesitarás ponerte en contacto con la comercializadora a través de las vías habituales: por teléfono, por internet o en cualquiera de las oficinas o puntos de servicio. Sin duda, la forma más rápida de contratar alguna de las tarifas de Endesa es a través de Internet, ya que se puede efectuar desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. Una de las tarifas ecológicas de esta compañía es la Tempo Verde, ideal para cargar tu coche eléctrico al mejor precio.

El gas natural es una fuente de energía que también se adapta perfectamente a las necesidades de una casa pasiva; y es que es mucho más segura y cómoda que, por ejemplo, el gas butano o propano. Naturgy (ex Gas Natural Fenosa) es una de las compañías más destacadas en el terreno del gas natural. Al igual que ocurre con la electricidad, puedes contratar el gas con Naturgy (ex Gas Natural Fenosa) por teléfono o por a través de la página web, así como en una oficina de la comercializadora. La antigua Fenosa opera tanto en el mercado regulado como en el libre; dependiendo de tu consumo, te interesará una u otra. Para no tener dudas, lo mejor es consultar con un comparador de gas natural para comprobar los precios de varias tarifas y así decidir en cuál vas a pagar menos.

¿Cuáles son las ventajas de una Passivhaus?

Lo más interesante de las Passivhaus es que no son un tipo de vivienda en concreto sino solo un estándar; es decir, no tienen un estilo característico sino que pueden tener un corte más tradicional o más moderno. Lo único que tienen que cumplir son una serie de características que permitan reducir el consumo eléctrico y eso se consigue con los materiales de construcción, la posición de la casa, la ubicación de las ventanas, etc. Por ejemplo, en las casas pasivas se toma muy en cuenta la posición en la que se construye la vivienda y el número de ventanas para así aprovechar la luz natural del sol.

En el aspecto energético, lo que se cuida mucho es que la temperatura interior se mantenga; de esta manera, el calor no se pierde durante el invierno ni entra durante el periodo estival. Esto permite que la calefacción ni el aire acondicionado se optimicen, y no es necesario que estén encendidos en todo momento, cosa que sí ocurre cuando un lugar no está correctamente aislado. Pero esto no solo se consigue gracias al aislamiento sino también gracias a la hermetización del aire y la ventilación mecánica con recuperación de calor. Puedes encontrar más información sobre ello aquí.

Dicho todo esto, gracias al ahorro que con ello supone esta reducción tan significativa en el consumo de electricidad y gas, lo cierto es que adquirir una Passivhaus es una inversión muy rentable. En primer lugar, porque las viviendas eficientes energéticamente tienen per sé un mayor valor en el mercado que las que no lo son; asimismo, gracias al ahorro que tendrás en los años venideros en tu factura de la luz, la compra se amortizará mucho antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *