Oportunidades en deuda corporativa europea con Degroof Petercam AM

Gestoras
Deuda corporativa europea

La deuda corporativa europea es una opción atractiva para los inversores que buscan rendimientos dentro del universo de la renta fija gracias a varios factores. Estos activos cuentan con el apoyo tanto de la buena situación en que se encuentra la economía del Viejo Continente como del programa de compra de deuda corporativa (CSPP) del Banco Central Europeo. Además, se prevé que las tasas de impago de los emisores europeos sigan siendo bajas.

Las previsiones apuntan a que nos encontramos en una tendencia alcista, en la que aumentarán los diferenciales. No obstante, también se espera un incremento de la volatilidad cuando el BCE ponga fin a sus compras de deuda corporativa, previsiblemente en septiembre. Aunque Mario Draghi fue algo más agresivo en su comparecencia tras la reunión de marzo, creemos que el BCE continuará en su línea acomodaticia, ya que los datos apuntan a que la inflación se mantendrá en la misma tendencia y no veremos un repunte significativo de los precios en la zona euro.

Para aprovechar las oportunidades que presenta la inversión en deuda corporativa europea, en Degroof Petercam AM contamos con DPAM Bonds L Corporate EUR Opportunities, que invierte principalmente en deuda corporativa con grado de inversión emitida en euros. La cartera también incluye bonos con rating BB o BB+ y bonos de emisores no calificados por las agencias de rating. En el caso de estos títulos, nuestro equipo de expertos se encarga de realizar un análisis riguroso para identificar oportunidades en compañías de calidad con un modelo de negocio estable.

DPAM L Bonds Corporate EUR Opportunities tiene una rentabilidad media del 2,43% anual y del 1,36% a tres años anualizada. Nuestro proceso de inversión combina una visión bottom-up y top-down, aplicando siempre una gestión muy activa. La selección de los bonos se basa en un análisis en profundidad de las compañías a lo largo del ciclo. La generación de flujo de caja libre es muy importante y el riesgo de financiación es crucial a la hora de escoger las compañías.

Empleamos herramientas de gestión de riesgo para mantener un equilibrio en el perfil riesgo/retorno en el conjunto de la cartera. A la hora de configurar nuestra asignación, buscamos una diversificación muy amplia, por lo que el peso máximo que puede tener cada emisor está limitado en función de su calificación, con un máximo del 6% en el caso de los emisores con grado de inversión y del 3% para aquellos que pertenecen al segmento del high yield.

Marc Leemans, gestor de Degroof Petercam AM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *