Gestoras

Perspectivas económicas y financieras – Lazard

El contexto económico mundial augura buenas perspectivas para los activos de riesgo, aunque con algunas salvedades

Los mercados llevan varias semanas sometidos a una fuerte volatilidad. El motivo de la inquietud de los inversores se debe a los interrogantes que planean sobre el crecimiento mundial, y en particular sobre el de China, así como sobre la política monetaria estadounidense. En nuestra opinión, este clima de incertidumbre se explica por los cambios en la economía mundial a los cuales los mercados deben adaptarse. En un contexto marcado por el descenso del precio del petróleo y de otras materias primas, el crecimiento mundial debería volver a acelerarse progresivamente después de un primer semestre ambiguo. La mejora afectará principalmente a los países desarrollados y a los países emergentes consumidores de materias primas. Los tipos de interés deberían subir progresivamente, influenciados por la descontada subida de tipos de la Reserva Federal, pero esto no representa una amenaza para los mercados de renta variable. El contexto económico favorable en la zona euro debería continuar sosteniendo la rentabilidad de la renta variable de esta zona.

Un entorno propicio para la renta variable de la zona euro

La reaceleración del crecimiento mundial y el contexto de abundante liquidez deberían sostener los mercados de renta variable, ya que presentan una mayor perspectiva de rentabilidad respecto de otras clases de activos. La subida de los tipos no representa una amenaza para el mercado de renta variable estadounidense, que históricamente se ha apreciado en los ciclos anteriores de subidas de tipos de la Reserva Federal. Pero el elevado nivel del margen de las empresas estadounidenses reduce el potencial de sorpresas positivas. El contexto económico propicio de la zona euro debería continuar sosteniendo la rentabilidad de la renta variable de esa zona. El euro debería depreciarse marginalmente algo más frente al dólar y el apalancamiento operativo debería permitir asegurar un buen nivel de crecimiento de los beneficios. El mercado japonés ha acusado el alza del yen pero se beneficia todavía de una dinámica favorable. Hay que mantener cierta cautela respecto de los mercados emergentes, dado el contexto de bajada de precios de las materias primas y de subida de los tipos de interés en Estados Unidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *