Gestoras

Probable retraso del Brexit hasta marzo de 2020

brexit

El Reino Unido registró la mayor caída de PIB entre los grandes Estados miembros de la UE en el segundo trimestre. La economía se contrajo un 0,2% tras un primer trimestre razonablemente fuerte con un crecimiento del 0,5%. Como habíamos predicho, la acumulación de inventarios a principios de año antes de la fecha límite original del Brexit de marzo no pudo mantenerse. De hecho, los inventarios cayeron en el segundo trimestre, lo que provocó una importante ralentización de la actividad. Dado que el Gobierno aún tiene previsto abandonar la UE, es probable que los inventarios vuelvan a aumentar en el segundo semestre del año. Esto debería ser suficiente para evitar una recesión técnica.

Desde nuestra última actualización de previsiones, la ex primera ministra Theresa May fue reemplazada por Boris Johnson, más a favor de un Brexit duro. Su primera medida fue la selección de su nuevo gabinete de ministros, que se presuponen a favor de apoyar su estrategia de abandonar la UE el 31 de octubre de 2019, con o sin un acuerdo. Desde entonces, Johnson ha hecho de los preparativos para un Brexit sin acuerdo la máxima prioridad del gobierno. Ha enviado comunicaciones simbólicas a Bruselas y a otras capitales europeas para exigir cambios en el Acuerdo de Retirada. Sin embargo, el gobierno sabe que es poco probable que las demandas específicas hechas en torno a la llamada «barrera de contención irlandesa» sean fructíferas.

La caída precipitada de la libra sugiere que los inversores están descontando una mayor probabilidad de que el Reino Unido abandone la UE sin llegar a un acuerdo. Podemos medir la probabilidad de tal evento utilizando los mercados de apuestas. Según Betfair, desde nuestra última actualización de perspectivas, existe ahora una probabilidad muy alta de que el gobierno se enfrente a un segundo voto de confianza (89%). De hecho, se están celebrando conversaciones entre el Partido Laborista y otros partidos de la oposición y, según algunas informaciones, también con algunos rebeldes del propio Partido Conservador.

Si la oposición convoca una segunda votación después de las vacaciones de verano a principios de septiembre y tiene éxito, entonces habrá 14 días para que se forme una nueva coalición o para que el gobierno actual cambie su política para recuperar la confianza de la Cámara de los Comunes. A falta de estas opciones, se celebrarían elecciones generales, pero éstas podrían tener lugar después de la fecha límite del Brexit, el 31 de octubre. Esto significa que para que la oposición garantice un Brexit sin acuerdo, ambos deben ganar la votación, luego formar una coalición que dure lo suficiente para solicitar una prórroga de la UE o revocar el artículo 50.

Según los datos de apuestas de Betfair, el riesgo de un Brexit sin acuerdo ha aumentado, del 19% en mayo al 40% en agosto. Sin embargo, esto también sugiere que la mayoría de los participantes del mercado siguen sin contemplar un Brexit sin acuerdo como el resultado más probable en 2019. De hecho, existe una apuesta en Betfair en la que se plantea la cuestión de si el Reino Unido abandonará la UE el 31 de octubre o antes de esa fecha. La probabilidad de salir para Halloween es del 48%, por lo que se sigue dando más probabilidades a que haya un retraso.

Finalmente, la probabilidad de un segundo referéndum antes de 2020 ha bajado a sólo el 4%, mientras que la probabilidad de revocar el Artículo 50 ha bajado al 22%, según los datos de Betfair.

Las perspectivas para el Brexit siguen siendo muy inciertas, por lo que, al realizar nuestras previsiones de crecimiento, inflación y tipos de interés para Reino Unido, somos cautos. Anteriormente habíamos supuesto que el Reino Unido saldría el 31 de octubre de 2019 con un acuerdo para entrar en un período de transición. Ahora suponemos que se solicitará una prórroga hasta finales de marzo de 2020 para permitir que se trabaje más en el Acuerdo de Retirada. Prevemos que se llegará a un acuerdo que permita a Reino Unido entrar en un período de transición que probablemente durará hasta 2021.

Según las previsiones, esto significa que la debilidad de la inversión empresarial persistirá durante otros cinco meses. Es probable que el consumo de los hogares siga una tendencia sólida, pero con una mayor volatilidad a medida que los hogares aumenten y disminuyan sus inventarios antes y después de la fecha límite de octubre y después de la de marzo. En cuanto a los inventarios, es probable que las empresas y el gobierno sigan un patrón similar.

Nuestras previsiones para el crecimiento del PIB se han reducido del 1,4% al 1,1% en 2019 y del 1,4% al 1% en 2020.

Fuente: Schroders Economics Group. 19 de agosto de 2019. Previsión anterior de mayo de 2019

En cuanto a la inflación en el Reino Unido, hemos revisado nuestra previsión a la baja del 2% al 1,8% para 2019, y del 2,3% al 1,9% para 2020. La reducción de los precios del petróleo tiene por objeto reducir la inflación energética, mientras que un crecimiento más débil del PIB debería actuar como un freno a las presiones inflacionistas internas. La reciente debilidad de la libra esterlina contribuirá a reducir los factores de desinflación mencionados a corto plazo. Sin embargo, nuestra suposición de un Brexit con acuerdo en 2020 significa una apreciación de la libra esterlina, que finalizará en 2020 con un aumento de alrededor del 6% sobre una base comercial ponderada.

El Banco de Inglaterra espera a contar con más certeza sobre el Brexit

A pesar de la preocupación por la salud de la economía mundial y, de hecho, por los malos resultados del Reino Unido, el Banco de Inglaterra (BoE) se niega a cambiar su rumbo. El BoE continúa advirtiendo de la necesidad de elevar los tipos de interés gradualmente, especialmente a medida que la inflación salarial continúa acelerándose y el desempleo se mantiene cerca de los niveles más bajos desde la década de 1970.

Dado que nuestra previsión de referencia parte del supuesto de que el Brexit tendrá lugar a finales del primer trimestre del próximo año con un período de transición, suponemos que el BoE mantendrá su política sin cambios hasta entonces. Prevemos que el Banco eleve los tipos de interés al 1% en agosto de 2020 y permanecerá en espera durante el resto del año. Sin embargo, en un escenario sin acuerdo, esperamos que el Banco reduzca los tipos de interés hasta casi cero. Esperaría hasta que los datos empeoren primero para evitar acusaciones de causar pánico, pero finalmente intervendría para apoyar la demanda.

Entre tanto, los inversores están atentos a la posibilidad de que se produzca un voto de confianza en el gobierno y de que éste tenga éxito o no.

Autor: Azad Zangana, estratega senior para Europa de Schroders.


Información importante: Los puntos de vista y opiniones aquí contenidos son los de Keith Wade, Economista Jefe de Schroders, y no necesariamente representan puntos de vista expresados o reflejados en otras comunicaciones, estrategias o fondos de Schroders. Este material tiene la intención de ser sólo para fines informativos y no tiene la intención de ser material promocional en ningún sentido. El material no pretende ser una oferta o solicitud de compra o venta de ningún instrumento financiero. El material no tiene la intención de proporcionar y no se debe confiar en él para la contabilidad, asesoramiento jurídico o fiscal, o recomendaciones de inversión. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Las rentabilidades pasadas no son una guía para las rentabilidades futuras y es posible que no se repitan. El valor de las inversiones y los ingresos de las mismas pueden disminuir o aumentar, y los inversores pueden no recuperar las cantidades invertidas originalmente. Todas las inversiones implican riesgos, incluido el riesgo de una posible pérdida de capital. Se cree que la información aquí contenida es fiable, pero Schroders no garantiza su integridad o exactitud. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Los dictámenes de este documento incluyen algunos pronósticos. Creemos que estamos basando nuestras expectativas y creencias en suposiciones razonables dentro de los límites de lo que sabemos actualmente. Sin embargo, no hay garantía de que se vayan a realizar previsiones u opiniones. Estos puntos de vista y opiniones pueden cambiar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *