Gestoras

Qué nos deparará el 2016

Una vez pasados todos los eventos importantes de este mes de diciembre (discurso de Dragui sobre el QE en Europa, primera subida de tipos en USA y elecciones españolas), el panorama macro, geopolítico y de mercados se presenta con un alto grado de incertidumbre para el año 2016.

De entrada, y aunque las autoridades (políticas y monetarias) han tratado de transmitir tranquilidad y normalidad en todo el proceso de reconstrucción de las economías después de la gran recesión sufrida en el 2008-2009, la verdad es que todos tenemos la sensación de que algo no acaba de encajar en este mensaje tranquilizador. No entraré en el hecho de que Estados unidos y Europa están en fases diferentes de esta recuperación…..simplemente los americanos cogieron el toro por los cuernos antes que nosotros (como siempre) y decidieron hacer los diferentes programas de QE casi 5 años antes que nosotros, probablemente porque la FED tiene un mandato más amplio que el BCE . En cualquier caso, ellos tienen el mismo problema que Europa, ya que aunque decidieran pegar una patada hacia delante al problema, se lo van a acabar encontrando más tarde o más temprano. Y este no es otro que el excesivo apalancamiento que tiene el sistema y que como consecuencia estaremos limpiando durante bastante más tiempo. Las burbujas financieras tardan mucho en limpiarse (la de 1929 no se acabó de limpiar hasta 1952, con una guerra de por medio y los japoneses todavía están intentando salir de la suya de 1989 todavía). Está muy bien tratar de ayudar al crecimiento mediante políticas fiscales y monetarias expansivas, pero cuando arrastras una deuda (a todos los niveles descomunal) tan grande, el crecimiento se hace mucho más difícil. Yo siempre he pensado que la manera de solucionar el problema es hacer una quita generalizada del sistema, pero claro esto sería a costa de los ahorradores y pensionistas de los países desarrollados y fondos soberanos. Mientras eso no pase, tendremos que acostumbrarnos a vivir en una situación de economía asistida permanentemente y esperar a que pase el tiempo mientras vamos repagando poco a poco la deuda.

Más a corto plazo, el año 2016 se presenta rodeado de nubarrones de todo tipo. Geopolíticos (ISIS, Rusia, Venezuela), Riesgos macro, en la forma de dudas respecto a la fortaleza del crecimiento del GDP mundial (con China como gran incógnita), el petróleo y además ahora y para rematar un año muy complicado en España, con un panorama político tremendamente complicado y de difícil solución.

Por lo cual, me temo que al menos en  la primera parte del año, los activos de riesgo tendrán un entorno tremendamente difícil.

Alvaro Llanza Figueroa

Fidentiis Gestion

Gestor del Tordesillas FIL y IBERIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *