Finanzas personales: ¿En qué consiste la estrategia de inversión de retorno absoluto?

Finanzas personalesEtiquetas
finanzas-personales
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Contact us

Finanzas personales

Como es conocido, la generación de valor de una cartera depende sobre todo de dos parámetros: aquel derivado de la gestión realizada y que no está derivado directamente de la exposición a los mercados: alfa; y aquel derivado de la evolución de los mercados en los que invierta la cartera y conocido como exposición Beta.
Concretamente, el retorno absoluto recoge la idea de alfa. Podríamos definir una gestión de retorno absoluto como aquella que está dirigida a la consecución de una determinada rentabilidad positiva (por ejemplo Eonia + 2%), independientemente de la evolución de los mercados. En algunos casos, la obtención de esta rentabilidad está ligada a un determinado riesgo, que normalmente está definido en términos de volatilidad o VaR.
Las características reseñables de la gestión de valor absoluto son:

-Rentabilidad mínima objetivo, definida previamente.

-Rentabilidad no supeditada a la evolución de los mercados.

-El riesgo es medido en base a la potencialidad de los resultados.

-Los activos de inversión no están determinados (inviertes en lo que consideres acertado), se invierte en función de la oportunidad: búsqueda de valor (selección de activos, posiciones tanto largas -compras- como cortas -ventas-, realización de arbitrajes o falsos arbitrajes).

-El riesgo no viene dado por el inherente a una tipología de activos, sino por la estrategia que el gestor utiliza.

-Inversión alternativa, diversificadora, de carteras tradicionales.

Dentro de la gestión de valor absoluto el mercado ofrece diferentes posibilidades. Quizá las dos más conocidas y extendidas son la gestión alternativa y la gestión de hedge funds. La primera de ellas, gestión alternativa, tiene un perfil de riesgo bajo y sus dos características principales serían que: no suelen adoptar posiciones cortas y las carteras no presentan apalancamientos. Por el contrario, los hedge funds sí que adoptan posiciones cortas y sus carteras presentan apalancamientos. También es importante destacar que la mayoría de los hedge funds no cumplen la normativa UCITS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *